Número 158 - Enero de 2020
 
REPORTAJES
 

“Letonia y Lituania insisten en que los pagos directos a los productores enmascaran una realidad, que los receptores son los propietarios de las tierras, no los agricultores”

 
     
UNIÓN EUROPEA: LA VIEJA TRADICIÓN DE BLOQUEAR PRESUPUESTOS  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

“TODO EL MUNDO VA A PERDER, PORQUE LONDRES DEJA DE CONTRIBUIR CON 14.000 MN DE EUROS AL AÑO” SE DECÍA. Y TODO EL MUNDO PERDIÓ, AL MENOS EN ESTE PRIMER COMBATE ENTRE LOS “THE FRUGAL FOUR” Y LOS “AMIGOS DE LA COHESIÓN”.

   
   

TEXTO: ALEXANDRE MATO (BRUSELAS)

Era un jueves de finales de enero, y los jefes de Estado y Gobierno de la UE se reunían en Bruselas convocados por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una cumbre extraordinaria para pactar los próximos presupuestos comunitarios, destinados al periodo 2021-2027.

Las diferencias entre dos bloques de países eran tantas que el optimismo de Michel, después de varios días de contactos bilaterales con los líderes europeos, era infundado. Las delegaciones diplomáticas presentes en Bruselas sabían que la Cumbre terminaría sin acuerdo, en el mejor de los escenarios con un acercamiento de posturas que no revelase la enorme brecha de intereses nacionales.

“Todo el mundo va a perder porque Reino Unido deja de contribuir” con cerca de 14.000 millones de euros anuales, lamentaba en los días previos a la reunión un alto diplomático de un Estado miembro, presente en las negociaciones internas sobre el presupuesto comunitario. Y todo el mundo perdió, porque la cumbre fue un fracaso y los próximos presupuestos de la UE siguen sin acordarse.

Durante las dos jornadas en las que discurrió la reunión en Bruselas, dos grupos de Estados Miembros se enfrentaron a cara de perro. De un lado, los conocidos como “The Frugal Four”, los cuatro frugales que integran Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia, partidarios de gastar menos ante la pérdida de los recursos británicos y firmes defensores de un vuelco en el presupuesto europeo, para reducir drásticamente las partidas agrícolas, de desarrollo regional y cohesión y, así, volcar más recursos en digitalización y programas de innovación, lucha contra el cambio climático o protección de las fronteras.

En el bando opositor, los autoproclamados como “Amigos de la Cohesión”, un conjunto variopinto de 16 países entre los que están España, Italia, Grecia y Portugal, como representantes de la Europa del Sur, y la gran mayoría de los nuevos socios comunitarios, desde Hungría y Polonia, Bulgaria o Malta, a las tres repúblicas bálticas.

Austeros versus derrochadores

Dos citas preparatorias de cara a la cumbre fallida sobre los presupuestos de la UE simbolizan y resumen las posiciones de partida que mantuvieron, y mantienen, estos dos grupos de países.

Los frugales, contribuyentes netos anuales a las arcas comunitarios y los que más aportan tras Alemania, Francia e Italia, mantuvieron una videoconferencia para unificar su postura y diseñar su estrategia. “Nos mantenemos totalmente unidos de cara a las próximas negociaciones sobre el marco financiero plurianual”, escribió después del encuentro el primer ministro neerlandés, Mark Rutte.

Nada de viajes, de reuniones con protocolo, grupos diplomáticos o despliegues de seguridad. Había que dar ejemplo de ahorro ya que su posición es limitar el presupuesto de la UE al 1% de la Renta Nacional Bruta de la UE. Otro de sus representantes, el canciller austríaco, Sebastian Kurz, sigue manteniendo su veto a cualquier acuerdo que se desvíe de esa cifra.

Los defensores de las políticas de cohesión son, excepto Italia, países beneficiarios netos anuales de las arcas comunitarias, es decir, reciben más fondos de Bruselas que sus contribuciones a la hucha común. Sus líderes sí se reunieron en Portugal, en un encuentro político con toda su fanfarria.

Sus reclamaciones son mantener las ayudas de la PAC, divididas en dos pilares, y también las partidas de los fondos estructurales. Además, quieren aumentar la cuantía del presupuesto plurianual de la UE, lo que les vincula con el borrador de la anterior Comisión Europea, elaborado por la actual vicepresidenta española de Economía, Nadia Calviño, cuando era directora general de Presupuestos de la UE. Esas cuentas llevaban el presupuesto hasta el 1,11% de la Renta Nacional Bruta comunitaria, un porcentaje que hoy en día parece inalcanzable. La propuesta que en su momento realizó el Parlamento Europeo, del 1,3%, es un brindis al sol.

Los números sobre los que no hubo acuerdo en la Cumbre Europea pero que son la base de trabajo de las capitales europeas salen del borrador presupuestario planteado por Charles Michel y su equipo, que lleva hasta el 1,074% de la Renta Nacional Bruta el importe total para los siete años del Marco Financiero Plurianual. Ese porcentaje equivale a superar ligeramente el billón de euros. De ahí la reacción airada del presidente de la Eurocámara, David Sassoli, ante la cita en Bruselas. “Nos faltan 230.000 millones de euros”, exigió Sassoli, al tiempo que amenazó con bloquear un posible acuerdo en esos términos. Antes de que este conflicto institucional fuese posible, tanto los amigos de la cohesión como los cuatro frugales rechazaron las cuentas de Michel.

Recortes en cohesión y agricultura

El marco presupuestario de Charles Michel abarca siete capítulos. El segundo afecta al desarrollo económico y territorial, que podríamos sintetizar como fondos estructurales, y recibiría 380.000 millones de euros; el tercer capítulo se centra en modernizar y hacer sostenible la agricultura y la pesca, además de “promover la protección medioambiental y de la biodiversidad”, con 355.000 millones. Su principal partida es la PAC, la Política Agraria Común, con algo más del 70% de esos fondos.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: LA OPORTUNIDAD ¿PERDIDA? DEL COVID-19
Nº 158 de 3 / 2020

EL ESTADO DEL BIENESTAR DE EEUU ES GRANDE. NO TANTO COMO EL EUROPEO PERO SÍ MAYOR QUE EL JAPONÉS. PERO SUS RESULTADOS SON CATASTRÓFICOS Y LA CRISIS DEL COVID-19 VA A PONER DE MANIFIESTO LAS INCONGRUENCIAS DE SU SISTEMA SANITARIO.

 
REINO UNIDO: NEGOCIAR A LA VEZ CON LA UNIÓN Y CON EEUU
Nº 158 de 3 / 2020

EL 2 DE MARZO, EL GOBIERNO BRITÁNICO INICIÓ SUS NEGOCIACIONES PARA UN ACUERDO DE LIBRE COMERCIO CON LA UNIÓN EUROPEA Y ESTABLECIÓ SUS OBJETIVOS PARA UN ACUERDO CON LOS EEUU. UNA ESTRATEGIA QUE DEJA PERPLEJOS A LOS ANALISTAS.

 
ALEMANIA: TURBULENCIAS AL FINAL DE LA ERA MERKEL
Nº 158 de 3 / 2020

MERTZ, LASCHET O RÖTTGEN. LA LUCHA POR SUCEDER A LA DIMITIDA AKK –Y EN ÚLTIMA INSTANCIA A MERKEL, COMO CANDIDATA DE LA CDU– MUESTRA LA DIVISIÓN DEL PARTIDO. UNOS QUIEREN SEGUIR SU ESTELA, OTROS VIRAR A LA DERECHA PARA RECUPERAR VOTOS DE AFD.

 
ESPAÑA: EL CORONAVIRUS LO INVADE TODO
Nº 158 de 3 / 2020

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). EL CRECIMIENTO SERÁ INFERIOR AL PREVISTO HACE POCO Y SE EXTIENDE EL MIEDO A UNA NUEVA RECESIÓN MUNDIAL. PARA SORTEARLA, LA OCDE RECOMIENDA UTILIZAR EL GASTO PÚBLICO, Y LA UNIÓN EUROPEA PARECE DISPUESTA A SEGUIR EL CONSEJO.

 
ESTADOS UNIDOS: LAS OLVIDADAS VIRTUDES DE LA SIMPLICIDAD
Nº 157 de 2 / 2020

774 INSTITUCIONES EDUCATIVAS, PÚBLICAS Y PRIVADAS, QUE GESTIONAN CASI $640.000 MNS OBTUVIERON EN LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS UNA RENTABILIDAD MEDIA DEL 8,4%. EL PROBLEMA ES QUE EL S&P500 CASI DOBLÓ ESE RESULTADO (14,7%).

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - C/ San Hermenegildo 31 - 2º Dch. 28015 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715