Número 153 - Octubre de 2019
 
REPORTAJES
 

“Triunfamos con la unión monetaria pero fracasamos con la unión económica, que habría incluido esa unión del mercado de capitales” dice Steinbrück

 
     
UNIÓN EUROPEA: LA UNIÓN DEL MERCADO DE CAPITALES, ESTANCADA  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

EN LA ÚLTIMA DÉCADA LOS MERCADOS DE CAPITALES ESTADOUNIDENSES HAN CRECIDO, EN RELACIÓN AL PIB, MIENTRAS QUE EN LOS ESTADOS MIEMBROS DE LA UE SE HAN REDUCIDO. EL PROYECTO DE CAPITAL MARKETS UNION ESTÁ VARADO.

   
   

TEXTO: ALEXANDRE MATO (BRUSELAS)

El 15 de julio de 2014, el Presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, anunciaba el lanzamiento de una Unión del Mercado de Capitales que “debería completar las nuevas reglas para los bancos” con el objetivo de “reducir el coste de aumentar capital, especialmente para las Pymes, y ayudar a reducir nuestra alta dependencia de los fondos de bancos”.

La función de la CMU es sencilla: facilitar que los hogares, las start-ups y pequeñas empresas, los negocios y proyectos que desarrollan, no dependan exclusivamente del dinero de los bancos en forma de créditos para poder crecer. Que puedan atraer dinero de inversores privados, los ‘angel investors’, que les prestan dinero sin intereses, a cambio de una parte de sus acciones o de recuperar su inversión sin contraprestación, por filantropía, o que sean capaces de emitir títulos para respaldar su expansión en mercados financieros líquidos, no solo en la bolsa.

Europa mira con envidia a Estados Unidos. Un informe del think tank New Financial señala que “los mercados de capitales en la UE están solo desarrollados una tercera parte que los de Estados Unidos” y que en la última década esta divergencia ha aumentado, fruto principalmente de los desequilibrios macro y financieros producidos por la crisis. “Mientras los mercados de capitales en los Estados Unidos han crecido en relación al PIB en la última década, han caído en un 80% en los Estados Miembros de la UE”, alerta New Financial.

Juncker y su equipo detectaron este problema en 2014. Sus cálculos hablaban que las empresas de tamaño medio estadounidense recibían cinco veces más financiación de los mercados de capital que las europeas. Y un retroceso significativo de los mercados de capitales, de 20 puntos, entre 2007 y 2013 por mor de la crisis.

Un año después lanzar su plan estrella, el ejecutivo comunitario adoptaba un plan de acción para esa Capital Markets Union (CMU) con una lista de treinta medidas para establecer los pilares de un mercado de capitales integrado para 2019. Pese a estar pilotado inicialmente por el Comisario británico y luego por el Vicepresidente de la Comisión, Valdis Dombrovskis, uno de los hombres fuertes del equipo Juncker, el calendario no se ha cumplido y el proyecto está estancado.

Escasos avances

“El problema no es la hoja de ruta, es cómo convertirla en acciones políticas”, señala Peer Steinbrück, el que fue ministro de Finanzas durante el primer gobierno Merkel, antiguo líder de los socialdemócratas alemanes.

Ha habido avances, sí, como la reducción y simplificación de los requisitos para los ‘prospectus’, los documentos legales que las empresas que quieren emitir nuevo capital mediante ofertas públicas o que tienen títulos cotizando en los mercados deben ofrecer a sus inversores, con las líneas de su negocio, sus cuentas, la estructura accionarial o los títulos que se emitan o ya cotizan.

Bruselas, en alianza con los Estados Miembros, también ha reducido los niveles de capital que las aseguradoras deben mantener ante su exposición a proyectos de infraestructuras. El objetivo es canalizar fondos del sector financiero hacia un sector que, según los cálculos de Bruselas, necesita de 600.000 millones de euros solo en el transporte hasta 2030 para atender las necesidades de ciudadanos y empresas.

Estamos ante “un proyecto crucial para Europa”, replica el ex vicepresidente del BCE, Vítor Constâncio, que desde su experiencia declara que la Unión del Mercado de Capitales “es importante para la correcta transmisión de la política monetaria, para que sea más rápida y eficiente”. Pero, a juicio del portugués, “la cuestión de la integración financiera en la UE es un proyecto que empezó hace muchos años y ha llevado demasiado tiempo conseguir algo que realmente sea significativo”.

La Comisión Europea también ha potenciado las competencias de la Autoridad Bancaria Europea para combatir el blanqueo de dinero a escala comunitaria, en bancos que ofrecen sus servicios en diferentes jurisdicciones. O creado un marco regulador común para los bonos garantizados emitidos por bancos y destinados a inversores particulares para la obtención de créditos. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y proyectos estrella como el lanzamiento de productos de pensiones privados paneuropeos siguen enfangados en la maraña institucional comunitaria, las reticencias de legisladores y las prioridades de los Estados Miembros. La Unión del Mercado de Capitales está estancada, incluso muerta.

“Triunfamos al crear una unión monetaria, pero tenemos que reconocer que fracasamos al crear una unión económica, que habría incluido una unión del mercado de capitales”, reconoce Steinbrück sobre las imperfecciones de la integración económica europea.

El torpedo del Brexit

Steinbruck cree que Europa afronta en medio del divorcio británico “un cambio global dramático de sus posiciones económicas, financieras, políticas y tecnológicas. Y se enfrenta a una cuestión crítica, ¿cómo mantener su modelo social, económico y de bienestar?” La respuesta a este desafío existencial sería una mayor integración europea y “sin duda, eso incluye el establecimiento de una unión del mercado de capitales”, concluye el ex ministro germano.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: LA OPORTUNIDAD ¿PERDIDA? DEL COVID-19
Nº 158 de 3 / 2020

EL ESTADO DEL BIENESTAR DE EEUU ES GRANDE. NO TANTO COMO EL EUROPEO PERO SÍ MAYOR QUE EL JAPONÉS. PERO SUS RESULTADOS SON CATASTRÓFICOS Y LA CRISIS DEL COVID-19 VA A PONER DE MANIFIESTO LAS INCONGRUENCIAS DE SU SISTEMA SANITARIO.

 
REINO UNIDO: NEGOCIAR A LA VEZ CON LA UNIÓN Y CON EEUU
Nº 158 de 3 / 2020

EL 2 DE MARZO, EL GOBIERNO BRITÁNICO INICIÓ SUS NEGOCIACIONES PARA UN ACUERDO DE LIBRE COMERCIO CON LA UNIÓN EUROPEA Y ESTABLECIÓ SUS OBJETIVOS PARA UN ACUERDO CON LOS EEUU. UNA ESTRATEGIA QUE DEJA PERPLEJOS A LOS ANALISTAS.

 
ALEMANIA: TURBULENCIAS AL FINAL DE LA ERA MERKEL
Nº 158 de 3 / 2020

MERTZ, LASCHET O RÖTTGEN. LA LUCHA POR SUCEDER A LA DIMITIDA AKK –Y EN ÚLTIMA INSTANCIA A MERKEL, COMO CANDIDATA DE LA CDU– MUESTRA LA DIVISIÓN DEL PARTIDO. UNOS QUIEREN SEGUIR SU ESTELA, OTROS VIRAR A LA DERECHA PARA RECUPERAR VOTOS DE AFD.

 
UNIÓN EUROPEA: LA VIEJA TRADICIÓN DE BLOQUEAR PRESUPUESTOS
Nº 158 de 1 / 2020

“TODO EL MUNDO VA A PERDER, PORQUE LONDRES DEJA DE CONTRIBUIR CON 14.000 MN DE EUROS AL AÑO” SE DECÍA. Y TODO EL MUNDO PERDIÓ, AL MENOS EN ESTE PRIMER COMBATE ENTRE LOS “THE FRUGAL FOUR” Y LOS “AMIGOS DE LA COHESIÓN”.

 
ESPAÑA: EL CORONAVIRUS LO INVADE TODO
Nº 158 de 3 / 2020

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). EL CRECIMIENTO SERÁ INFERIOR AL PREVISTO HACE POCO Y SE EXTIENDE EL MIEDO A UNA NUEVA RECESIÓN MUNDIAL. PARA SORTEARLA, LA OCDE RECOMIENDA UTILIZAR EL GASTO PÚBLICO, Y LA UNIÓN EUROPEA PARECE DISPUESTA A SEGUIR EL CONSEJO.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - C/ San Hermenegildo 31 - 2º Dch. 28015 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715