Número 158 - Marzo de 2020
 
REPORTAJES
 
   
     
¿QUIÉN TEME A ESTE GOBIERNO?      
       
 
  Foto: Archivo RC  
   
   
JUAN PEDRO MARÍN ARRESE, ECONOMISTA
 

"PESE AL ORIGEN DE RADICAL EXTREMISMO DE ALGUNOS INTEGRANTES, EJECUTA EN LO ESENCIAL UNA MODERADA POLÍTICA DE CORTE SOCIALDEMÓCRATA. AL MENOS EN LO TOCANTE A LAS COSAS DE COMER".

 
   

Probablemente el propio Presidente encabece la lista de quienes sientan recelo por la incorporación de Podemos al Ejecutivo, como demuestran las cautelas y cortafuegos aplicados para transformar el Consejo de Ministros en un espacio lo más aséptico posible. El comedido comportamiento de sus socios hasta la fecha, le permite conciliar el sueño sin el temor que manifestara en su día. Mayores quebraderos de cabeza le ha provocado su Ministro de confianza con su desafortunado relato por entregas del recibimiento a Delsy Rodríguez. Más razones para preocuparse tiene una oposición incapaz, de momento, de hincar el diente a un Ejecutivo que pese al origen de radical extremismo que adorna a algunos de sus integrantes, ejecuta en lo esencial una moderada política de corte socialdemócrata. Al menos en lo tocante a las cosas de comer, que es lo que cuenta en política. Ni siquiera la mesa de diálogo con los separatistas traslada especial turbación entre la ciudadanía. Mayor desasosiego y sensación de impotencia generaba el espectáculo de los insumisos desbordando, a su antojo, a las fuerzas del orden.

Pedro Sánchez sabe bien que la prioridad para una gobernación mínimamente estable consiste en evitar que le estalle el conflicto catalán. No dispone de medios eficaces para afrontarlo y apelar a recursos extremos tan sólo conduciría a enquistar el problema, amplificando su impacto. Cuenta con la inestimable ayuda de la profunda división visible en el campo independentista. Entre los partidarios de forzar la máquina, promoviendo la agitación permanente, y los más pragmáticos que prefieren madurar el proceso hasta que adquiera en el futuro una masa crítica que lo convierta en imparable a sus ojos. La coincidencia con ERC en la necesidad de adormecer las discrepancias en una mesa de diálogo sin salida, permite a Sánchez salvar el trance aun a cambio de concesiones nada inocuas. No resulta baladí prestarse a parlamentar de igual a igual sobre temas como el derecho a la autodeterminación o la amnistía, en un reconocimiento implícito a su carácter negociable, aunque se niegue en rotundo la voluntad de hacerlo. Las cancillerías habrán tomado buena nota de esta predisposición que bien poco refuerza nuestra posición en caso de necesidad. Bien mirado, la medida encubierta de gracia, diluyendo el delito de sedición en el código penal, adquiere menor trascendencia. También, menor efecto práctico, por lo que se observa.

Esta convergencia de intereses permite a Pedro Sánchez contemplar una gobernación sin excesivos sobresaltos, al menos de momento. Sobre todo, si ERC culmina con éxito su objetivo de alzarse con el poder en Cataluña, pasando de pasajero en vagones de segunda a conducir la máquina. No es del todo seguro que lo consiga, especialmente si el retraso en las elecciones deja en evidencia el vacío del diálogo, erigido en su mascarón de proa en estos comicios. Sea como sea, resulta difícil imaginar qué ganaría forzando una caída del actual Gobierno. Algo que sólo podría instrumentar mediante un prolongado asedio, contando con una rendición por lenta asfixia presupuestaria. Hipótesis bien poco verosímil ante la probada capacidad de aguante de este Ejecutivo dotado de suficientes víveres, procedan de cosecha propia o ajena. Todo apunta a una aprobación de los presupuestos en el próximo año. Resulta sintomático el inusual gesto de adoptar al alimón los techos de gasto del presente ejercicio y del venidero. Suficiente gasolina para recorrer un buen trecho de la legislatura. En el peor de los escenarios, las cuentas de Montoro, actualizando epígrafes como las pensiones o los sueldos de los funcionarios, cubren sobradamente el expediente. Es más. Permiten cerrar la ventanilla del dinero sin más explicaciones, al tiempo que no cierran la puerta a los gastos que se desea promover. Todo un antídoto frente a la avalancha de reivindicaciones alimentadas por las promesas de un programa expansionista de gobierno. De momento, el retraso en las cuentas frena esta deriva. No cabe tampoco esperar incurrir en alegrías durante bastantes años venideros.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
CUANDO EN REALIDAD NADIE QUIERE IR A ABILENE
 
CARLOS BALADO, DIRECTOR GENERAL DE EUROCOFIN
Nº 162 de 7 / 2020
LA INCLINACIÓN A NO IR CONTRA LA TENDENCIA DEL GRUPO ES UNA REGLA, Y NO UNA EXCEPCIÓN, CUANDO EL GRUPO DEBE DECIDIR DE FORMA COLEGIADA. Y LOS CONSEJEROS DEBEN SER CONSCIENTES
 
SALIR DEL HOYO
 
ENRIQUE BADÍA Y LIBERAL, ENSAYISTA
Nº 162 de 7 / 2020
"SE PERCIBE LA TENTACIÓN DE FIJAR OBJETIVOS GRANDILOCUENTES, DE REDISEÑAR EL PAÍS, EN VEZ DE PRIORIZAR LA PRESERVACIÓN Y LA RÁPIDA RECUPERACIÓN DE LA VELOCIDAD DE CRUCERO PERDIDA"
 
FALTA UN PLAN ESTRUCTURADO DE ESTÍMULOS A LA ACTIVIDAD
 
JUAN PEDRO MARÍN ARRESE, ECONOMISTA
Nº 162 de 7 / 2020
PRECISAMOS UNA HOJA DE RUTA. NOS ESPERAN MESES DE TRAVESÍA DEL DESIERTO Y TODO SE FÍA AL MANÁ DE BRUSELAS, MIENTRAS LOS SINDICATOS PIDEN UNA REINDUSTRIALIZACIÓN A GOLPE DE BOE
 
5G: ¿OPORTUNIDADES DE INVERSIÓN REALES O EXAGERADAS?
 
ANDY BUDDEN, DIRECTOR DE INVERSIONES DE CAPITAL GROUP
Nº 161 de 6 / 2020

LOS PROVEEDORES DE REDES DEBERÁN REALIZAR UNA ENORME INVERSIÓN, ASÍ QUE EMPRESAS COMO ASML, SAMSUNG O EQUINIX PARECEN MEJOR POSICIONADAS PARA BENEFICIARSE DE LA MAYOR CONCECTIVIDAD DEL 5G

 
LA RECONSTRUCCIÓN DE LA ECONOMÍA
 
JUAN PEDRO MARÍN ARRESE, ECONOMISTA
Nº 161 de 6 / 2020

"FRENTE AL IMPACTO SOCIAL DE LA CRISIS, EL MEJOR ANTÍDOTO ES EL EMPLEO, QUE DEPENDERÁ DE LA CAPACIDAD DE LAS EMPRESAS PARA CAPEARLA. Y AHÍ LOS PASOS HAN SIDO BIEN MODESTOS"

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - C/ San Hermenegildo 31 - 2º Dch. 28015 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715