Número 146 - Febrero de 2019
 
REPORTAJES
 

“El PMI del sector industrial europeo está estancado y a punto de contraerse, con las mayores caídas de nuevos pedidos en 5 años”

 
     
UNIÓN EUROPEA: LA INDUSTRIA GRIPA LA ACTIVIDAD  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

EL SECTOR MANUFACTURERO EUROPEO SE DESANGRA: EL PARÓN DE LOS FABRICANTES DE AUTOMÓVILES EN ALEMANIA CONDICIONA A TODA LA UE, QUE TAMPOCO SABE AYUDARSE DEL CONOCIMIENTO QUE GENERA PARA CRECER.

   
   

TEXTO: ALEXANDRE MATO (BRUSELAS)

Si había esperanzas de que la desaceleración a finales de 2018 fuese coyuntural y breve, los últimos datos macro las han barrido. Y si los temores apuntaban al impacto de las tensiones comerciales o de la incertidumbre sobre el Brexit en la industria, este sector empieza el año claramente tocado.

El ciclo es otro en Europa. El menor crecimiento a inicios de 2018 dejó pasado a la desaceleración evidente de la zona euro y algunos países, como Italia, han saltado a la recesión técnica tras dos trimestres de contracción o la rozan, en el caso de Alemania.

Analizando los componentes del PIB de la zona euro durante los últimos dos años se aprecia una tendencia en paralelo a la ralentización de la economía. Los picos de crecimiento intertrimestrales del 0,7% en 2017 coinciden con una elevada aportación de las exportaciones netas y la inversión empresarial.

La foto de 2018 fue totalmente diferente, con tasas menores, de cuatro a dos décimas, sostenidas por la demanda interna, especialmente el gasto de los hogares. La inversión en capital fijo se ha estancado y las exportaciones experimentaron un comportamiento errático, con un repunte en la primavera tras caídas iniciales y llegar planas al segundo semestre.

Las recientes Previsiones Económicas de Invierno de la Comisión reconocen que la actividad pierde impulso por el menor crecimiento del comercio global y las incertidumbres que se ciernen sobre él: “Sin embargo un número de factores domésticos han influido”. El contexto exterior explica el estancamiento, pero el viejo continente tiene problemas internos, empezando por su industria.

La debilidad de este sector afectó a la producción de diferentes industrias en todo el segundo semestre de 2018, insisten desde la Comisión, y el frenazo económico no se puede achacar solo a “un sector específico o a factores temporales”.

El problema de las automovilísticas

Las peticiones de las fábricas alemanas en diciembre cayeron un 1,6% mensual y, recientemente, Stefan Hauf de la Oficina Federal de Estadística alemana, Destatis, desvelaba que las causas del frenazo germano seguían activas al cierre del año y que irían en aumento en 2019, incidiendo en las malas previsiones para este ejercicio.

A finales de enero el PMI manufacturero mostró mínimos de 50 semanas en Alemania, mayores en Italia y también importantes en los Países Bajos o Austria. Los datos adelantados de la industria europea en su conjunto no apuntan a un arranque de 2019 esperanzador. El PMI del sector está estancado y a punto de entrar en contracción, con las mayores caídas en cinco años de los nuevos pedidos.

El sector manufacturero europeo se desangra por una “interrupción significativa durante el tercer trimestre, especialmente en Alemania, donde los fabricantes [de automóviles] han tenido problemas para obtener los certificados de los nuevos test de emisiones”, reconocen en la Comisión. El Dieselgate y la lucha contra el cambio climático emprendida por la UE están pasando factura.

El crecimiento de las ventas de automóviles prácticamente se paralizó en toda Europa el año pasado, con poco más de 15 millones de nuevos vehículos registrados. Si en países como España las ventas crecieron modestamente, en Alemania, Reino Unido o Italia cayeron. Erick Jonnaert, secretario general de la asociación europea de fabricantes de automóviles, explica que para el sector “claramente ha sido un año algo desafiante por el Brexit, por la incertidumbre que generan algunas amenazas comerciales desde EEUU y, por supuesto, por algunas noticias malas en China”. De nuevo aparece el contexto internacional como fuente de tensiones en una industria que representa el 7% del PIB comunitario, donde trabajan más de 13 millones de personas y que aporta el 11% del total del empleo manufacturero.

El escenario podría ser peor ante un Brexit sin acuerdo porque “nuestra cadena de montaje está plenamente integrada, incluyendo a proveedores o industria complementaria”, reconoce Jonnaert, “somos posiblemente uno de los pocos sectores que ha aprovechado al completo las ventajas del mercado único. Y hemos anticipado grandes interrupciones ante un no deal.

Si el mercado único potencia la actividad económica al reducir trabas burocráticas, favorecer el libre flujo de mercancías y homogeneizar productos, también contagia las enfermedades. Lo hizo el euro, mercado único monetario, en los peores momentos de la crisis de deuda, propagando el riesgo soberano entre los periféricos. Ahora, las tensiones internacionales que afectan a los centros industriales parecen propagarse.

Está ocurriendo en Italia, ya que “la ralentización más marcada de importantes socios comerciales va presumiblemente a tener efectos colaterales en la producción manufacturera” o en los Países Bajos donde “se espera una caída en el crecimiento de la inversión empresarial, en línea con la menor expansión económica y el incremento de la incertidumbre”. En España, la actividad intertrimestral de la industria ha sufrido su peor dato en cinco años.

Europa no crea Silicon Valleys

“La industria europea parte de una posición de fuerza, pero se encuentra con dificultades” en la globalización, opina Arancha González, directora ejecutiva del International Trade Center, una agencia de Naciones Unidas y la OMC especializada en comercio y desarrollo. González cita “la increíble cantidad de conocimiento que se genera en Europa. Con el 7% de población mundial, Europa genera un 20% del conocimiento nuevo en el mundo [como las patentes], pero hay mucha dificultad para traducirlo en innovación y aún más para convertir esta en crecimiento”.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: EN TODO CASO, MÁS EMPLEO
Nº 149 de 5 / 2019

TRAS 9 AÑOS Y 11 MESES CRECIENDO LA TASA DE PARO CAE AL 3,6%. DESDE 1969 NO SE REGISTRABA UNA TASA SEMEJANTE, PERO ENTONCES SOLO EL 4% DE LOS VARONES EN EDAD DE TRABAJAR ESTABA FUERA DE LA POBLACIÓN ACTIVA. HOY SON EL 11%.

 
REINO UNIDO: UNA SITUACIÓN INSOSTENIBLE
Nº 149 de 5 / 2019

LAS ENCUESTAS DAN GANADOR AL PARTIDO BREXIT DE FARAGE EN LAS EUROPEAS DEL 23 DE MAYO, CON CASI UN 30% DEL VOTO, PERO TAMBIÉN MUESTRAN UN REDUCIDO Y UNIFORME AUMENTO DE LOS PARTIDARIOS DE SEGUIR EN LA UNIÓN.

 
EN ALEMANIA SE VEN CONTRA LAS CUERDAS
Nº 149 de 5 / 2019

MUCHOS DE LOS GRANDES SECTORES DE LA INDUSTRIA ALEMANA NO SABEN SI SUPERARAN LA DIGITALIZACIÓN Y SE SIENTEN CONTRA LAS CUERDAS. POR EL ATAQUE SUTIL DE CHINA Y POR EL BASTANTE MÁS DIRECTO DEL PRESIDENTE TRUMP.

 
UNIÓN EUROPEA: COMPETENCIA EN LA SUCESIÓN
Nº 149 de 5 / 2019

APPLE, GOOGLE, AMAZON, BMW, IKEA... CUENTAN LOS DÍAS PARA EL FIN DEL MANDATO VESTAGER, LA COMISARIA DE COMPETENCIA, CUYA LABOR EN PRO DE LOS CONSUMIDORES Y CONTRA LOS PRIVILEGIOS TRIBUTARIOS DEJA IMPRONTA EN BRUSELAS.

 
ESPAÑA: MÚSICA INQUIETA “MA NON TROPPO”
Nº 149 de 5 / 2019

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). LA ECONOMÍA ESPAÑOLA CRECE MÁS DE LO PREVISTO Y YA NO ESTÁ SOMETIDA A LA VIGILANCIA ESPECIAL DE BRUSELAS, PERO PREOCUPAN TANTO LA DESACELERACIÓN COMO QUE LA GOBERNABILIDAD DEPENDA DE UN PACTO CON PODEMOS.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715