Número 145 - Enero de 2019
 
REPORTAJES
 

“Lo único que puede explotar el Kremlin de cara a su relación con EEUU es la afinidad personal de sus presidentes”

 
     
RUSIA: TURBULENCIAS EN LA TRANSICIÓN PENDIENTE  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

PUTIN NECESITA AGUAS TRANQUILAS PARA HACER UNA TRANSICIÓN QUE NADIE ES CAPAZ DE IMAGINAR TRAS SUS DOS DÉCADAS EN EL PODER. PERO LA DEMOCRACIA, INTERVENIDA POR EL ASFIXIANTE APARATO ESTATAL NO ENCUENTRA ALTERNATIVA.

   
   

TEXTO: XAVIER COLÁS (MOSCÚ)

El autor ruso Fiodor Dostoyevski escribió en su libro ‘El Idiota’ que “la falta de originalidad, desde tiempos inmemoriales, se ha considerado la cualidad más importante del hombre activo, eficiente y práctico”. Rusia quiere dejar la originalidad en la literatura, pero mantener la economía sin liberalizar, vigilada, basada en los hidrocarburos y tratando de recuperar a los socios de antaño enfrentándose a los enemigos de toda la vida.

Aunque la tarea es conocida, 2019 no será tan fácil. El presidente ruso, Vladimir Putin, de 66 años, que en 2018 logró revalidar el que en teoría debería ser su último mandato con un 76% de apoyos, debe capear ahora la vulnerable economía y el creciente descontento social por el endurecimiento de las condiciones de vida, sobre todo el alza en la edad de jubilación. La Unión Europea acaba de anunciar la prórroga de las sanciones económicas de la Unión Europea contra Rusia por otros seis meses. Durante los últimos cuatro años Estados Unidos, la UE y otros países, aprobaron varios paquetes de sanciones contra Rusia. Y los repetidos escándalos de injerencia en el exterior (el más grave, el envenenamiento del ex agente Skripal) junto a los nulos avances en Ucrania hacen difícil contemplar a corto plazo un levantamiento de los vetos mutuos.

Sanciones

Las medidas restrictivas se aplicaron por primera vez el 31 de julio de 2014 y fueron ampliadas en septiembre de ese año, en el contexto del conflicto en Donbás. Afectan a los sectores financiero, energético y de defensa, así como a los bienes de doble uso. Los rusos también lo han sufrido, aunque de momento en silencio. Moscú respondió a las sanciones con un embargo agroalimentario, ha subrayado en reiteradas ocasiones que no es parte del conflicto en Ucrania, pero sigue siendo la diana de las críticas por la situación en esa zona.

El deshielo con Washington, algo que algunos apuntaron con la elección de Donald Trump, tampoco parece producirse: Rusia y Estados Unidos no tienen hasta ahora programado ningún contacto directo para principios de 2019. Ambos han comenzado el año con nuevas tensiones a raíz de las recientes detenciones en Rusia de Paul Whelan, sospechoso de espionaje, y del ruso Dimitri Makárenko por parte de EEUU acusado de conspirar para exportar ilegalmente material de defensa. El caso tiene ecos de lo sucedido en julio de 2018 fue detenida en EEUU por presunto espionaje la ciudadana rusa María Bútina, que se declaró el mes pasado culpable del delito de conspirar contra EEUU, lo que le puede acarrear una condena de cinco años de prisión. Algunos políticos rusos sugirieron la posibilidad de su intercambio por Bútina. Y eso a pesar de que a mediados de diciembre, Putin negó que Moscú vaya a tomar represalias contra Washington según el principio de “ojo por ojo, diente por diente” por la detención de ciudadanos rusos en EEUU bajo acusaciones de espionaje.

Lo único que puede explotar el Kremlin de cara a su relación con EEUU es la afinidad personal de sus presidentes. Una química en la que todavía es posible creer a pesar de los contratiempos. En noviembre después de la cancelación de una reunión entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y el presidente estadounidense, Donald Trump, este último canceló otra reunión anteriormente programada con su homólogo ruso al margen de la cumbre del G-20.

Putin ha dicho reiteradamente que está dispuesto a reunirse con Trump y discutir los asuntos bilaterales e internacionales. 2019 empieza a la espera de poner fecha y lugar a esa cita. Ambos tendrán difícil encontrar territorio común en el ámbito energético. En 2018 EEUU se convirtió en el mayor productor de crudo, que sigue con un precio demasiado barato para las necesidades rusas. El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, cree que los precios del petróleo, que cayeron en más de un tercio el trimestre pasado, se estabilizarán en la primera mitad de 2019. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordó en diciembre con otros grandes productores -liderados por Rusia- reducir su bombeo combinado de crudo en 1,2 millones de barriles por día para frenar la caída en los precios de un hidrocarburo del que depende la capacidad de Rusia de cuadrar su presupuesto.

Bajo tierra

Las reducciones han empezado, en la práctica, este mes. Los analistas de la empresa JBC Energy dudan acerca de la eficacia del plan de la OPEP. En la primera parte del 2019, las extracciones de petróleo de la OPEP superarán en 760.000 barriles diarios la producción registrada en el mismo periodo de 2018, según su estimación para el ‘Wall Street Journal’. Carlos Taibo, profesor de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid, es autor de ‘La Rusia contemporánea y el mundo’ y recuerda que “en el sector del gas la presencia del Estado es sensiblemente mayor que en el del petróleo”, pero que en general “Rusia padece una delicada dependencia con respecto a sus exportaciones de energía”. Rusia tiene el 13% de las reservas mundiales de petróleo y un 45% de las de gas. Alemania e Italia son buenos clientes del gas que bombea Rusia y los bálticos y otros países del bloque socialista son casi completamente dependientes del gas ruso. Pero este vasallaje energético europeo es de doble sentido: el petróleo, el gas y el carbón suponen un 70% de las exportaciones rusas. Moscú necesita buenos clientes y precios altos para pagar su tránsito hacia la recuperación del lugar de potencia de primer orden. La liberalización de la economía apuntada hace años por el actual primer ministro, Dimitri Medvedev, no ha llegado y la energía rusa, que es el tesoro nacional, sigue en manos de un entramado de empresas (Gazprom, Rosneft, Transneft) que por un lado son privadas, pero por otro se encuentran controladas por el Gobierno.

Oriente es el nuevo horizonte en el plano de la energía y también en otros. El intercambio comercial de China con Rusia rebasó los 100.000 millones de dólares en 2018 por primera vez en la historia. La guerra comercial que ha empezado Trump contra Pekín coloca a Moscú en buena posición. Las exportaciones chinas a Rusia durante los primeros 11 meses de 2018 subieron un 12 %, ascendiendo a 43.400 millones de dólares. Las importaciones procedentes de Rusia se dispararon un 44,3%, llegando a 53.770 millones de dólares.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
CHINA: FELIZ (NO TAN) PRÓSPERO AÑO DEL CERDO
Nº 146 de 2 / 2019

LA GUERRA COMERCIAL CON ESTADOS UNIDOS PUEDE RESTAR OCHO DÉCIMAS AL PIB CHINO EN 2019, PERO PEKÍN PIENSA A LARGO PLAZO Y SIGUE GANANDO MÚSCULO EN INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA PARA ASEGURARSE NICHOS CLAVE.

 
ESTADOS UNIDOS: DE PIZZAS EL PADRINO A LA FED
Nº 146 de 2 / 2019

COMO CANDIDATO AL CONSEJO DE LA RESERVA FEDERAL, DONALD TRUMP PODRÍA PRESENTAR A HERMAN CAIN, UN EMPRESARIO PINTORESCO QUE ACUMULA VARIOS ESCÁNDALOS Y UN MUY CUESTIONADO BAGAJE ECONÓMICO.

 
REINO UNIDO: LAS EMPRESAS APRIETAN EL BOTÓN DEL PÁNICO
Nº 146 de 2 / 2019

LA INCERTIDUMBRE DEL BREXIT SE PROLONGA Y NO PARECE PROBABLE UNA SOLUCIÓN ANTES DEL DÍA D. EL RIESGO YA SE HACE DEMASIADO INTENSO PARA MUCHAS COMPAÑÍAS, QUE HAN EMPEZADO A ACELERAR SUS PLANES DE CONTINGENCIA.

 
ALEMANIA: ALTMAIER QUIERE MÁS GERMANY FIRST
Nº 146 de 2 / 2019

EL MINISTRO DE ECONOMÍA ABOGA POR UNA POLÍTICA INDUSTRIAL MÁS AGRESIVA -NO APLAUDIDA POR TODOS- PARA NO PERDER EL TREN DE LA GUERRA TECNOLÓGICA GLOBAL Y BLINDAR A CIERTAS EMPRESAS ALEMANAS DE LA INVERSIÓN CHINA.

 
UNIÓN EUROPEA: LA INDUSTRIA GRIPA LA ACTIVIDAD
Nº 146 de 2 / 2019

EL SECTOR MANUFACTURERO EUROPEO SE DESANGRA: EL PARÓN DE LOS FABRICANTES DE AUTOMÓVILES EN ALEMANIA CONDICIONA A TODA LA UE, QUE TAMPOCO SABE AYUDARSE DEL CONOCIMIENTO QUE GENERA PARA CRECER.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715