Número 142 - Octubre de 2018
 
REPORTAJES
 

Juncker deja una Comisión incapaz de concluir en 2019 iniciativas políticas como la Unión del Mercado de Capitales o el Mercado Único Digital

 
     
UNIÓN EUROPEA: MAKE THE EURO GREAT (AGAIN?)  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

JUNCKER SE DESPIDIÓ CON UN DISCURSO CENTRADO EN FORTALECER LA MONEDA ÚNICA -YA QUE NO HA LOGRADO FINIQUITAR TEMAS COMO LA UNIÓN DEL MERCADO DE CAPITALES-, ALGO QUE EN SEGUNDA DERIVADA BENEFICIA A PUTIN.

   
   

TEXTO: ALEXANDRE MATO (BRUSELAS)

El presidente de la Comisión Europea sorprendió durante su Discurso sobre el Estado de la Unión con una propuesta que endulzó su falta de ambición política ante el Parlamento Europeo. Para finales de año, “la Comisión presentará una iniciativa para fortalecer el papel internacional del euro, y convertirlo en la fuerza de protección y unión que se concibió”, anunció Jean Claude Juncker en Estrasburgo.

Su iniciativa de “garantizar que nuestra moneda única hable con mayor firmeza y con una sola voz” compensó casi una hora de naftalina. Empezó hablando la Guerra Mundial de 1914-1918, tan lejano para millones de europeos; repasó las grandes cifras macro para justificar la recuperación y a las iniciativas políticas que, como la Unión del Mercado de Capitales o el Mercado Único Digital, su Comisión será incapaz de concluir en 2019. Su propuesta, atrevida, plantea muchos interrogantes: ¿Responde solo a intereses comerciales y económicos? ¿Lanza una guerra geopolítica soterrada?

La moneda única europea superó suspeores momentos entre 2010 y 2012, cuando la crisis de la deuda soberana amenazó con romper la zona euro al llevar al abismo del rescate a Grecia, Irlanda, Portugal y Chipre, mientras España necesitaba uno indirecto de 40.000 millones de euros para sus bancos. La bancarrota de cualquiera habría significado el fin del euro. Está por ver si habría ocurrido en 2015 con un Grexit.

Con 20 años de edad, el euro es la moneda única de 19 países, de sus 340 millones de ciudadanos y de las instituciones comunitarias. Su expansión va paralela a la equiparación de la UE con Europa y a las tesis que defiende la Comisión Juncker: hay muchas monedas en Europa, pero la única europea es el euro. Un planteamiento que respondería a la pregunta del chauvinismo continental del luxemburgués y que entronca con su visión política, un panfederalismo europeo. De hecho, fuera de la UE, Andorra, Ciudad del Vaticano, Mónaco y San Marino utilizan el euro como su divisa gracias a acuerdos con Bruselas, que hace la vista gorda en el uso unilateral por parte de Montenegro y Kosovo.

Rumanía y Croacia, socios comunitarios, llaman a la puerta de la eurozona. Según la Comisión, el euro es la segunda divisa del planeta por utilización, detrás del dólar, y otros “60 países tienen vinculadas a ella sus monedas de una manera u otra”. El euro se ha convertido en la segunda moneda de reserva y la segunda más negociada del planeta. Y, sin embargo, parece que en Bruselas no las tienen todas consigo. “Deberíamos afrontar el papel internacional del euro. Debemos hacer más”.

Los nuevos (viejos) problemas del euro

Juncker apuntaba al Brexit y a las recientes disputas comerciales con los Estados Unidos de Donald Trump como dos focos de tensión, endógena y exógena, para la economía y la resistencia de la eurozona, pero sus palabras han sido sobrepasadas por el desafío del déficit italiano.

Tras apreciarse un 14% en 2017 frente al dólar, este año no pintaba tan positivo para la divisa europea por la divergencia en la política monetaria a ambos lados del Atlántico. A comienzos de año, Mario Draghi todavía reconocía que “la reciente volatilidad en los tipos de cambio” representaba “una fuente de incertidumbre” que vigilar por “sus posibles implicaciones en la previsión a medio plazo para la estabilidad de precios”. En pocas semanas, el euro se había apreciado un 5% frente al dólar, encareciendo las exportaciones europeas y abaratando importaciones.

Pasados los meses, los temores por las diferentes velocidades entre bancos centrales se materializaron. En agosto, el dólar tocó máximos de 14 meses frente a una cesta de divisas y poco antes los analistas de Bank of America Merril Lynch alertaron “del contraste entre fuertes pedidos exportadores en un dólar débil y débiles peticiones exportadores en un euro fuerte”. Concluían “que la apreciación del euro el año pasado había comenzado a frenarse”. Los datos macro contribuyen a esta tendencia: el consumo en Estados Unidos crece a ritmos sostenidos, igual que la inversión empresarial y también la renta disponible, mientras en la eurozona el comercio minorista o la producción industrial caen.

Y así llegamos a la crisis del déficit italiano. Las bolsas europeas y el euro sufren y el bono italiano a diez años tocó máximos de cuatro años y medio tras el anuncio de Roma de elevar el déficit al 2,4% al menos en 2019. Entre los argumentos para incumplir los objetivos del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que París también elevará su déficit en 2019, hasta el 2,8%, por un menor crecimiento y las rebajas fiscales a empresas y familias. “Sería mucho más efectivo para fortalecer el valor del euro a medio y largo plazo, que la UE y los Estados Miembros de la eurozona ofreciesen señales más fuertes para recortar el gasto público”, explica para Consejeros Matthias Bauer, del European Centre for International Political Economy. Apunta a la necesaria “reducción de deuda pública en Italia y en otros países incumplidores a nivel presupuestario”.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
RUSIA: TURBULENCIAS EN LA TRANSICIÓN PENDIENTE
Nº 145 de 1 / 2019

PUTIN NECESITA AGUAS TRANQUILAS PARA HACER UNA TRANSICIÓN QUE NADIE ES CAPAZ DE IMAGINAR TRAS SUS DOS DÉCADAS EN EL PODER. PERO LA DEMOCRACIA, INTERVENIDA POR EL ASFIXIANTE APARATO ESTATAL NO ENCUENTRA ALTERNATIVA.

 
REINO UNIDO: PREPARATIVOS EN EL CASO DE BREXIT DURO
Nº 145 de 1 / 2019

REINO UNIDO SE PREPARA PARA UNA SALIDA DE LA UNIÓN EUROPEA SIN ACUERDO CON LOS VEINTISIETE. UNA PERSPECTIVA QUE ATERRA A LAS EMPRESAS, QUE APOYAN EL ACUERDO NEGOCIADO POR LA PRIMERA MINISTRA THERESA MAY.

 
ALEMANIA: SE ESPERA UN AÑO RÉCORD EN EMPLEO
Nº 145 de 1 / 2019

EN 10 AÑOS EL PAÍS HA PASADO DE UN 8,6% DE PARO AL 3,1%, INCLUSO FALTA MANO DE OBRA CUALIFICADA. Y LOS CIUDADADANOS SE MUESTRAN MÁS CONTENTOS QUE NUNCA CON SU CALIDAD DE VIDA.

 
UNIÓN EUROPEA: 2019, AÑO CERO
Nº 145 de 1 / 2019

BRUSELAS SE JUEGA MUCHO EN LAS ELECCIONES DE MAYO. LAS NEGOCIACIONES DEL BREXIT HAN ENSEÑADO A LOS EUROESCÉPTICOS QUE ES MEJOR NO MARCHARSE DE LA UE, SINO PARASITARLA. TOCA CONTENERLOS Y ACOMODAR AL RESTO.

 
ESPAÑA: 2019, UN AÑO MUY INCIERTO
Nº 145 de 1 / 2019

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). ¿INESTABILIDAD EN ESPAÑA, CON UN PANORAMA INTERNACIONAL INCIERTO... LO CIERTO ES QUE EL PARO EN LA UE CAE POR PRIMERA VEZ DESDE LA CRISIS POR DEBAJO DEL 8% Y QUE EN ESPAÑA EL NÚMERO DE AFILIADOS A LA SS RECOBRA LOS NIVELES PREVIOS A 2008.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715