Número 141 - Septiembre de 2018
 
REPORTAJES
 

Fannie Mae y Freddie Mac, las dos titulizadoras que compran el 96% de las hipotecas que se generan, siguen en manos del Estado

 
     
ESTADOS UNIDOS: A PUNTO DE REPETIR LOS ERRORES DEL PASADO  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

DIEZ AÑOS DESPUÉS DE LA CAÍDA DE LEHMAN, TRUMP -QUE ESTE MES CIERRA EL EJERCICIO FISCAL DE EEUU CON EL DÉFICIT CRECIENDO AL 20%– PARECE EMPEÑADO EN DESMANTELAR BUENA PARTE DE LA REGULACIÓN FINANCIERA QUE SE HABÍA CONSTRUÍDO.

   
   

TEXTO: PABLO PARDO (WASHINGTON)

En 2008, a una persona que pidiera un crédito hipotecario en EEUU apenas se le exigía nada. Eran los famosos créditos Ninja (‘No Income, No Job, No Assets’). Hoy, en EEUU, firmar una hipoteca requiere como mínimo que el comprador estampe sus firma 33 veces, más unas 6 ó 7 más en las que tiene que poner sus iniciales en casillas especialmente diseñadas para ello. Es solo uno de los cambios que ha experimentado la primera potencia mundial desde que hace una década quebró Lehman Brothers.

Aunque el aniversario de la mayor quiebra de la Historia ha sido empleado para repetir hasta la saciedad en que nada ha cambiado en esta década (uno de los que más claro lo ha dicho es el columnista de FT Martin Wolf que, curiosamente, en 2008 puso a la eurozona como ejemplo de área monetaria de la que EEUU debería haber aprendido a hacer las cosas), lo cierto es que el marco regulatorio y operativo del sector financiero estadounidense sí que ha sido transformado. Y en pocas áreas ese cambio es más evidente que en la financiación de la compra de vivienda. El precio de las casas ha subido en promedio un 75% en EEUU. Pero eso se debe a la caída de la construcción, no a un aumento desaforado de la demanda. Porque para muchos estadounidenses, comprarse una casa es, simplemente, imposible. Desde la recesión, el salario medio estadounidense ha crecido en términos reales un 5%. Y en la actualidad, está cayendo, porque la inflación sube más que la retribución laboral. Si en 2009 nada menos que el 22% de los trabajadores no llegaban con sus sueldos a superar el nivel de la pobreza, en 2018 el porcentaje es del 24%. La proliferación de la ‘gig economy’ (o sea, la ‘economía de los bolos’), ejemplificada en Uber y Airbnb solo refleja la necesidad de los consumidores de encontrar nuevas fuentes de ingresos. En 2018, el pleno empleo no garantiza salarios altos.

Retórica del libre mercado

Que comprar una casa sea algo inalcanzable es también un reflejo del colapso de las aspiraciones de las clases medias de EEUU, que pese a su retórica de libre mercado, tiene uno de los mercados inmobiliarios más intervenidos que se pueden imaginar, precisamente para mantener esa ficción de movilidad social que representa comprarse una casa. Una semana antes de que Lehman quebrara, el Estado nacionalizó Fannie Mae y Freddie Mac, dos empresas titulizadoras de hipotecas que actuaban como un virtual duopolio y con una garantía implícita del Gobierno. Hoy, ambas empresas siguen en manos del Estado. Es como si en España los bancos vendieran todas las hipotecas que generan al Estado, que a su vez se encarga de empaquetarlas en títulos y de venderlas a terceros. En EEUU, el Estado compra el 96% de todas las hipotecas que se generan.

Pero lo más paradójico es cómo está celebrando EEUU el décimo aniversario de Lehman: con una desregulación creciente. Nunca quedó tan claro que la memoria humana es frágil, sobre todo a la hora de limitar el riesgo. El Gobierno Trump no solo ha iniciado un progresivo proceso de flexibilización de las normas impuestas por la Ley Dodd-Frank de 2010 para regular el sector financiero, sino que ha colocado a Jay Powell, el presidente más débil de la Reserva Federal en cuatro décadas. Trump va a celebrar los diez años de la quiebra de Lehman con un déficit público que, en el ejercicio de 2018, que acaba el día 30, habrá subido al menos en un 21% como consecuencia de su bajada de impuestos a las rentas más altas y a los estados que votan republicano.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: ¿SE AGOTARÁ LA RECUPERACIÓN?
Nº 143 de 11 / 2018

LA VICTORIA DEMÓCRATA PODRÍA LANZAR UN PLAN DE INFRAESTRUCTURAS QUE SOLUCIONE LO QUE EN EEUU ES UN PROBLEMA ESTRUCTURAL Y ESTIRE TODAVÍA MÁS UNA EXPANSIÓN QUE ESTÁ A PUNTO DE BATIR RÉCORDS DE DURACIÓN.

 
REINO UNIDO: EL MONSTRUO DE LA CITY
Nº 143 de 11 / 2018

EL MERCADO DE PRÉSTAMOS APALANCADOS HA LLEGADO AL BILLÓN DE EUROS, -SUPERA AL DE LAS SUBPRIME EN EEUU-, Y MÁS DEL 75% CARECE DE PROTECCIÓN. CUANDO CAMBIE EL CICLO, EL INVERSOR ESTARÁ MÁS DESNUDO QUE NUNCA.

 
ALEMANIA: MALAS NOTICIAS DESDE BERLÍN
Nº 143 de 11 / 2018

RESPONSABILIDAD Y SOLIDARIDAD SON LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA, DECÍA ANGELA MERKEL, QUE HA VISTO CÓMO SU PERFIL CONSECUENTE NO HA COTIZADO EN LAS URNAS. NO SE PRESENTARÁ DE NUEVO, Y EUROPA LO LAMENTARÁ.

 
UNIÓN EUROPEA: ITALIA Y LA MALA DIGESTIÓN DE EUROFONDOS
Nº 143 de 11 / 2018

ROMA Y BRUSELAS VIVEN UNA PERMANENTE DISPUTA POR LOS PRESUPUESTOS 2019, EXACERBADA POR LAS MENTIRAS DE LA COALICIÓN POPULISTA ITALIANA. LOS DIRIGENTES COMUNTARIOS CONTRAATACAN CON LAS CIFRAS EN LA MANO.

 
ESPAÑA: CUANDO EL SUPREMO AÑADE DESCONFIANZA
Nº 143 de 11 / 2018

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). ESPAÑA LLEVA CASI TRES AÑOS SIN UN GOBIERNO CON MAYORÍA PARLAMENTARIA. UN TIEMPO EN QUE LA CRISPACIÓN NO HA DEJADO DE CRECER. LA AUSENCIA DE UN GOBIERNO CON LA AUTORIDAD SUFICIENTE EMPIEZA A SER TÓXICA.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715