Número 138 - Mayo de 2018
 
REPORTAJES
 

“El Brexit provoca un agujero anual en la Unión de unos €13.000M, así que Bruselas sacó la tijera para recortar algunas partidas”

 
     
UNIÓN EUROPEA: LOS PRESUPUESTOS DE LA DISCORDIA  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

LAS CUENTAS PARA 2021-2027, YA SIN REINO UNIDO, PROVOCAN EL RECHAZO DE CONTRIBUYENTES NETOS COMO HOLANDA, QUE SE NIEGA A PAGAR MÁS. OTROS COMO HUNGRÍA AMENAZAN CON BLOQUEAR LA PARTIDA PARA GESTIÓN MIGRATORIA.

   
   

TEXTO: ALEXANDRE MATO (BRUSELAS)

Será la batalla política más importante dentro de la UE durante el próximo año, amén de las negociaciones del Brexit. Ponga un pastel de más de un billón de euros delante de los gobiernos europeos con dinero para agricultura, carreteras, campos de renovables o programas para costear la llegada de inmigrantes y siéntese a ver unas negociaciones entre cuchilladas. Eso es lo que acaba de hacer la Comisión Europea con el proyecto del Marco Financiero Plurianual de la UE, el presupuesto comunitario, para el periodo 2021-2027.

La UE contará para ese ciclo presupuestario con 1,279 billones a repartir entre fondos agrícolas, de cohesión y regionales, programas de I+D, para renovables o el programa Erasmus de los estudiantes. El próximo presupuesto será el primero en la historia comunitaria sin Reino Unido. El Brexit deja un agujero anual cercano a los 13.000 millones de euros, 90.000 millones en todo el ciclo. Son menos los contribuyentes, así que Bruselas saca la tijera para recortar en partidas carismáticas que hasta ahora absorbían el 40% de los fondos.

El proyecto de Juncker, presidente de la Comisión, y el Comisario responsable de las cuentas, Günther Oettinger, incluye recortes del 5% en los fondos de la Política Agrícola y Marítima, incluida una reducción del 4% en los pagos directos a agricultores y ganaderos, y del 7% para el Desarrollo Regional y de Cohesión. A cambio, hay “prioridades nuevas y reforzadas para una Unión a 27”, como I+D y digitalización, para la política migratoria y fronteriza o los mayores fondos para los jóvenes. En total, 114.000 millones de euros en nuevas inversiones.

El gasto total de la UE equivaldrá al 1,114% de su Producto Nacional Bruto, lo que exigirá a contribuyentes netos como Austria, Dinamarca, Suecia o Países Bajos más aportaciones. Países como España, Portugal o Italia podrían perder gran parte o todos sus fondos estructurales. Suecia, por ejemplo, pagaría a las arcas comunitarias hasta un 35% más en el periodo 2021-2027 comparado con el actual marco financiero 2014-2020. “No podemos aceptarlo, es una propuesta no razonable”, aseguró su ministra de Finanzas, Magdalena Andersson. “Suecia ha aportado una enorme cantidad, en parte como contribuyente neto de la UE y porque hemos asumido una responsabilidad desproporcionada por la crisis de refugiados”. El primer incremento del presupuesto comunitario desde 2013 también fue rechazado por el primer ministro neerlandés, Mark Rutte. “Esta propuesta no es un resultado aceptable”, dijo, “deja a los Países Bajos pagando una parte demasiado grande de la factura. Una UE más pequeña como resultado del Brexit debería también significar un presupuesto más pequeño”.

La Comisión propone casi triplicar hasta los 33.000 millones de euros los fondos para la gestión fronteriza y la política migratoria común y, así, tener operativos los 10.000 agentes del cacareado Cuerpo Europeo de Guardias Fronterizos que lidiarán con eventuales crisis de refugiados. Engordar esta partida es una de las causas del mayor presupuesto y genera el rechazo de varias capitales. El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, amenaza con vetar el proyecto. “Si los húngaros no están de acuerdo, no habrá ningún presupuesto con una partida migratoria”, reaccionó rápidamente Orban, firme opositor de la recepción de refugiados. Polacos o checos están en el mismo barco. Todas las recientes crisis europeas se juntan en la batalla presupuestaria.

Los fondos de la vieja Europa

Los recortes de Juncker y Oettinger no compensan incrementos como los 27.000 millones de euros para Seguridad y Defensa. La Política Agraria y la de Cohesión se mantienen como grandes destinatarios del presupuesto europeo.

La partida agrícola será de 372.000 millones de euros y, aunque lenta pero inexorablemente, ha ido perdiendo importancia desde los años 80, cuando suponía casi el 60% de todo el presupuesto; seguirá recibiendo un 30% de los fondos europeos. Aparece la nueva realidad económica de un continente cada vez menos dependiente del sector primario -la agricultura apenas aporta 400.000 millones a un PIB comunitario de 14 billones- y que necesita competir en conocimiento e innovación en un mundo digital, pero el medio rural es un gran ganador en las cuentas públicas comunitarias porque Francia, España e Italia son sus grandes beneficiados y cuentan con el apoyo de otros socios como Irlanda o las Repúblicas Bálticas. El ministro francés de Agricultura, Stéphane Travert, calificó de “inaceptable” el recorte general del 5% en los fondos agrícolas, una “bajada drástica, masiva y ciega”.

El área de Cohesión y Valores es la mayor partida presupuestaria con 442.000 millones de euros, pero sufre importantes recortes y la letra pequeña esconde sorpresas interesantes. Habrá un 7% menos de fondos estructurales, los distribuidos entre las regiones de la UE según su renta per cápita, un instrumento para reducir la brecha entre zonas ricas y pobres, y pierden importancia en favor de nuevas inversiones. “No es una masacre”, intentó aclarar Juncker ante el temor en muchas capitales. En el último lustro los nuevos socios comunitarios, los países del este, han sido sus grandes receptores. El 60% de la inversión pública en Polonia y el 55% de la húngara entre 2015 y 2017 llegó desde esta partida comunitaria, según datos de la propia Comisión.

La clave en esta gran porción del pastel presupuestario es la inclusión de toda la financiación de la UEM, la Unión Económica y Monetaria, con 100.000 millones de euros para el “fortalecido y reestructurado” Fondo Social Europeo con el que apoyar el empleo juvenil, la formación y reciclaje laboral de trabajadores o la reducción de la pobreza, y otros 25.000 millones de euros para un instrumento que ayude a las reformas económicas de los países. Además, se cuela bajo el tapete, fuera de partidas pero dentro del Marco Financiero Plurianual, un fondo específico contra cualquier crisis. Objeto de deseo de París, visto con recelo por Berlín.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: ESPERANDO EL IMPEACHMENT
Nº 142 de 10 / 2018

Oiremos hablar mucho del voto de no confianza a Trump antes de las elecciones de noviembre, pero la opción de impeachment es remota: su respaldo entre los votantes republicanos es del 90%, más que a Reagan.

 
RUSIA: OLVIDAR EL DÓLAR, CABALGAR EN EL PETRÓLEO
Nº 142 de 10 / 2018

MUY TOCADA POR LAS SANCIONES ESTADOUNIDENSES, RUSIA SE HA EMBARCADO EN UN PLAN DE DESDOLARIZACIÓN HASTA 2024 Y NO DESCARTA PAGAR EN EUROS A LOS SOCIOS DE LA UE. PERO LA VOLATILIDAD DEL RUBLO EMPAÑA LA HOJA DE RUTA.

 
REINO UNIDO: EL BIG BANG DE LA VIVIENDA SOCIAL
Nº 142 de 10 / 2018

EN UN INTENTO DE MOSTRAR CONFIANZA ECONÓMICA, THERESA MAY PERMITIRÁ A LOS AYUNTAMIENTOS ENDEUDARSE MÁS PARA CONSTRUIR VIVIENDAS. AUNQUE LOS INVERSORES AÚN NO TIENEN CLARO SI COMPARTEN ESA DULCE VISIÓN POST-BREXIT.

 
ALEMANIA: EL CRASH, ¿CUÁNDO?
Nº 142 de 10 / 2018

EXPERTOS ALEMANES REPUTADOS COMO DIRK MÜLLER NO DUDAN DE QUE SE AVECINA UNA NUEVA CRISIS, MUCHO MÁS PROFUNDA QUE LA ANTERIOR. EN VEZ DE ALIMENTAR LA DEUDA APUNTAN A UNA GLOBALIZACIÓN SOSTENIBLE... Y CONTENIDA.

 
UNIÓN EUROPEA: MAKE THE EURO GREAT (AGAIN?)
Nº 142 de 10 / 2018

JUNCKER SE DESPIDIÓ CON UN DISCURSO CENTRADO EN FORTALECER LA MONEDA ÚNICA -YA QUE NO HA LOGRADO FINIQUITAR TEMAS COMO LA UNIÓN DEL MERCADO DE CAPITALES-, ALGO QUE EN SEGUNDA DERIVADA BENEFICIA A PUTIN.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715