Número 135 - Febrero de 2018
 
REPORTAJES
 

“No es casualidad que la plataforma industria 4.0 en Alemania dependa de dos ministerios, Economía y Educación, y aglutine a sindicatos, científicos...”

 
     
ALEMANIA: EL MILAGRO QUIERE CONSOLIDARSE  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

Con pleno empleo y margen para invertir en educación e infraestructuras, Berlín huye de la autocomplacencia y trata de conjugar globalización y digitalización, consciente de los efectos colaterales de ambas.

   
   

TEXTO: LIDIA CONDE (FRÁNCFORT)

La próxima crisis financiera se avecina. Eso es seguro. “Cuando toda la gente está satisfecha es cuando hay que ponerse nervioso”, dijo David Rubenstein, cofundador del private equity Carlyle Group en el Foro de Davos. Vivir con miedo. Los tiempos son desalentadores. Las grandes ciudades están a rebosar y sus alquileres, por las nubes, los empleados poco cualificados se sienten amenazados ante el futuro del trabajo, y la economía intercomunicada globalmente avanza, con sus nuevas tecnologías e industrias, de una forma rasante. “Ante eso la política responde muy lentamente, presa del ideal del Estado nacional soberano. De cosmopolitismo apenas se habla. Los nacionalistas atraen masas y los populistas azuzan contra emigrantes y judíos”, escribe la autora Kia Vahland en el diario muniqués Süddeutsche Zeitung. También a Alemania le está costando reaccionar a los cambios sociales que se avecinan, pero la gran coalición en torno a Merkel promete ocuparse de los grandes temas actuales: impuestos, sistema social, reto digital y Europa. Pues aunque confía en que el país seguirá creciendo, aparecen viejos y nuevos obstáculos para la estabilidad financiera y política global.

Inseguridad

Mientras a Rubenstein le preocupan las gigantescas deudas en manos públicas, el economista estadounidense Kenneth Rogoff apuntó en el foro económico suizo su desconfianza por el rally bursátil provocado, sobre todo, por los bajos tipos de interés. “No sabemos qué pasará cuando suban los tipos”. Por su parte, los políticos y los ejecutivos alemanes expresaron la inseguridad que genera en la economía y en la sociedad el futuro de la digitalización, la cuarta revolución industrial, la introducción de las tecnologías digitales en los procesos productivos de las fábricas, mediante sensores y sistemas de información. La llamada Industria 4.0 – concepto manejado por primera vez en la Feria de Hannover en 2011 por los economistas Kagermann, Lukas y Wahlster, quienes entregaron al Gobierno alemán un proyecto estratégico para transformar la producción industrial– implica una revolución técnica que ya se ha puesto en marcha y que cambiará la economía y la vida. Y ello en un mundo con frentes de todo tipo, en el que habrá nuevas crisis y disonancias. En cualquier caso, el nuevo gobierno de Angela Merkel, física de formación, quiere responder al reto de la fábrica inteligente, en el que sistemas inteligentes permitirán una fabricación informatizada con todos los procesos interconectados. No por casualidad la plataforma Industria 4.0 forma parte en Alemania de dos ministerios, el de Economía y de Educación, y tiene como objetivo avanzar hacia el futuro de trabajo, pero buscando el diálogo y el consenso de los sindicatos, la economía alemana, las empresas, la ciencia y la política. Se trata de ganar el futuro, transformando los procesos productivos y haciéndolos más eficientes. Porque la industria 4.0 supondrá una mayor competitividad para la economía alemana. Y ello en un momento de globalización en retroceso.

Alemania apuesta por ello. No están satisfechos con la economía, a pesar de sus resultados brillantes. El mundo de la empresa cuenta con futuras turbulencias financieras y problemas sociolaborales (¿a quiénes sustituirán los robots?) y se preparan para el futuro. Para montar el coche eléctrico se necesitan muchos menos mecánicos que para montar vehículos con motor de combustión. El cambio de tecnología transformará las fábricas, que requerirán nuevas cualificaciones profesionales, nuevas tareas y nuevas formas de trabajo.

"Surge un nuevo reto social”, dice Kerstin Andreae, portavoz de economía de Los Verdes y hasta ahora vicepresidenta de su grupo parlamentario. “¿Qué problemas nacerán para los trabajadores y para la industria y cómo conseguimos que la gente se cualifique para seguir trabajando?” Para Andreae, asistimos a dos megatendencias: el cambio digital y la escasez de recursos, lo que a su vez exige cambios en los procesos de producción. Por ello, cree que el “trabajo 4.0” podría beneficiar a su partido: “No se nos acaba el trabajo, pero será otro trabajo”. En cualquier caso el futuro laboral será una pieza fundamental en el nuevo programa del partido. “Por ahora tenemos más preguntas que respuestas, como por ejemplo cuál será el sueldo mínimo cuando los trabajadores digitales ofrezcan sus servicios en todo el mundo o cómo regular la jornada laboral cuando la competencia internacional opera 24 horas al día, cómo encontraremos el equilibrio entre autodeterminación e intereses empresariales.” Y qué pasará con los sistemas sociales.

Respuesta política

Alemania se prepara para la revolución del siglo XXI. Y el reto político en este momento es qué perfil deben adoptar los partidos coaligados en el Gobierno para responder desde la política a esa demanda en un país en el que por ahora no se registra la crisis del eje izquierda-derecha, pero sí la amenaza populista. Angela Merkel ha demostrado hasta ahora capacidad para adaptarse y su disposición a defender sus ideales del Estado social de derecho, incluso en contra de las fuerzas más conservadoras de su propio partido, como se vio en su decisión a favor de abrir las puertas a los refugiados. Son precisamente los temas de política económica los que más fricciones han ocasionado en las negociaciones de coalición de los dos grandes partidos alemanes. Situado en el espacio ideológico del centro (tirando a centroderecha en lo económico, aunque no neoliberal, y a centroizquierda en lo social), la CDU de Merkel no quiere reducir la flexibilidad de la jornada laboral ni cambiar los contratos temporales. Situado a su izquierda el partido socialdemócrata de Martin Schulz, de anclaje social y liberal, critica que en 2017 el 45% de los nuevos contratos no fueran indefinidos.

Un ejemplo de las contradicciones en este momento de cambio es Siemens, que pretende liquidar un par de miles de puestos de trabajo en sus plantas de energía y turbinas cuando el consorcio registra beneficios récord. Tampoco hay que olvidar que C&A va a pasar a manos de inversores chinos, un consorcio tecnológico cierra aquí sus plantas para fabricar robots fuera de Alemania; los sindicatos piden reducir la semana laboral; los alquileres no dejan de subir; y las emisiones nefastas para el clima, también. Cerstin Gammelin, de Südeutsche Zeitung, opina que son positivas las propuestas de la nueva coalición para invertir en mejorar la formación, impulsar las perspectivas laborales de las mujeres, y apoyar más a las familias y los trabajadores de ingresos bajos. Pero según Gammelin falta un concepto claro, una pieza para configurar el futuro ante el avance de la digitalización. “¿Qué pasará con la gente que se quede sin un puesto de trabajo?”

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: ¿SE AGOTARÁ LA RECUPERACIÓN?
Nº 143 de 11 / 2018

LA VICTORIA DEMÓCRATA PODRÍA LANZAR UN PLAN DE INFRAESTRUCTURAS QUE SOLUCIONE LO QUE EN EEUU ES UN PROBLEMA ESTRUCTURAL Y ESTIRE TODAVÍA MÁS UNA EXPANSIÓN QUE ESTÁ A PUNTO DE BATIR RÉCORDS DE DURACIÓN.

 
REINO UNIDO: EL MONSTRUO DE LA CITY
Nº 143 de 11 / 2018

EL MERCADO DE PRÉSTAMOS APALANCADOS HA LLEGADO AL BILLÓN DE EUROS, -SUPERA AL DE LAS SUBPRIME EN EEUU-, Y MÁS DEL 75% CARECE DE PROTECCIÓN. CUANDO CAMBIE EL CICLO, EL INVERSOR ESTARÁ MÁS DESNUDO QUE NUNCA.

 
ALEMANIA: MALAS NOTICIAS DESDE BERLÍN
Nº 143 de 11 / 2018

RESPONSABILIDAD Y SOLIDARIDAD SON LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA, DECÍA ANGELA MERKEL, QUE HA VISTO CÓMO SU PERFIL CONSECUENTE NO HA COTIZADO EN LAS URNAS. NO SE PRESENTARÁ DE NUEVO, Y EUROPA LO LAMENTARÁ.

 
UNIÓN EUROPEA: ITALIA Y LA MALA DIGESTIÓN DE EUROFONDOS
Nº 143 de 11 / 2018

ROMA Y BRUSELAS VIVEN UNA PERMANENTE DISPUTA POR LOS PRESUPUESTOS 2019, EXACERBADA POR LAS MENTIRAS DE LA COALICIÓN POPULISTA ITALIANA. LOS DIRIGENTES COMUNTARIOS CONTRAATACAN CON LAS CIFRAS EN LA MANO.

 
ESPAÑA: CUANDO EL SUPREMO AÑADE DESCONFIANZA
Nº 143 de 11 / 2018

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). ESPAÑA LLEVA CASI TRES AÑOS SIN UN GOBIERNO CON MAYORÍA PARLAMENTARIA. UN TIEMPO EN QUE LA CRISPACIÓN NO HA DEJADO DE CRECER. LA AUSENCIA DE UN GOBIERNO CON LA AUTORIDAD SUFICIENTE EMPIEZA A SER TÓXICA.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715