Número 126 - Abril de 2017
 
REPORTAJES
 

“Mientras la política económica de Trump no va a ningún lado (virtualmente se aplica la de Obama), la Fed habla ya de vender sus bonos”

 
     
ESTADOS UNIDOS: EL MILAGRO DE LOS PRECIOS Y LOS PECES  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

PESE A LO CAÓTICO DE LA ADMINISTRACIÓN TRUMP, LOS PRECIOS HAN ALCANZADO EL OBJETIVO DE LA FED. EL ‘TAPERING’ SE ANUNCIA COMPLICADO PORQUE SI EL BANCO NO ANDA CON CUIDADO PUEDE DISPARAR LOS TIPOS MÁS DE LO NECESARIO

   
   

TEXTO: PABLO PARDO (WASHINGTON)

Desde el 20 de enero, la mayor economía del planeta vive en un estado de April Fool’s Day [equivalente a los Santos Inocentes] permanente, gracias a un presidente capaz de pasarse tres horas un lunes por la mañana viendo el programa de televisión ‘Fox and Friends’, y tuiteando al respecto. Aunque en materia de inocentadas, nadie lo hizo mejor que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, conocido hace apenas siete años como ‘el rey de los desahucios’ por su modelo de gestión del banco californiano IndyMac. Mnuchin dijo que Trump “tiene unos genes perfectos”.

Obamanomics

Lo que revela la afirmación de Mnuchin, sobre todo, es el caos del Gobierno de Donald Trump. Un caos que también se extiende a la política económica. Hasta el punto de que, hasta la fecha, EEUU no la ha cambiado. Obamanomics sigue funcionando a pleno rendimiento. El deflactor del consumo privado alcanzó el 2,1% en tasa interanual en febrero, según los datos oficies difundidos el 31 de marzo.

Es la primera vez en cinco años que ese indicador llega al 2%. Y eso es importante, porque el objetivo de inflación de la Reserva Federal es el 2% en el medio plazo. Pero no el 2% del IPC, sino del deflactor del consumo privado. Eso significa que los precios han alcanzado el objetivo de la Fed. Así que no es de extrañar que tres días después el banco central adelantara la idea de que a finales de año va a empezar a vender los más de dos billones de dólares que ha acumulado en la sucesiva oleada de ‘relajaciones cuantitativas’ desde 2008. La llegada del 2% al deflactor supone que la economía estadounidense está, verdaderamente, normalizada. Posiblemente gracias a Trump porque no ha hecho nada aparte de eliminar regulaciones en medio ambiente. Una medida que no va a tener impacto económico porque va a ser llevada a los tribunales de inmediato y porque el principal sector beneficiado, el de la explotación de carbón para generación eléctrica, está en una crisis estructural por la automatización y el ‘boom’ del ‘fracking’ y la perforación horizontal de hidrocarburos.

Mientras la política económica de Trump no va hacia ningún lado, la Reserva Federal ya ha empezado a lanzar el mensaje sobre la venta de sus bonos. Va a ser una operación complicada, porque si la Fed no anda con cuidado puede disparar los tipos de interés más de lo necesario. Su complejidad será mayor porque la operación va a ser diseñada por Janet Yellen, la primera demócrata en dirigir el banco central desde 1986, pero quien va a ponerla en práctica será su sucesor. Y es que desde que la independencia del banco central estadounidense se convirtió en un elemento importante de la política económica, con la presidencia de Jimmy Carter, los presidentes estadounidenses han permitido a los presidentes de la Fed ser reelegidos una vez, aunque no sean de su partido.

Reagan lo hizo con el demócrata Paul Volcker, y Clinton y Obama, con el republicano Ben Bernanke. Evidentemente, esas lindezas no casan bien con Donald Trump, que ya ha manifestado por activa y por pasiva su intención de reemplazar a Yellen con un republicano. Y, posiblemente, con un republicano sin experiencia en política monetaria, sino, más bien, empresarial. Esa es la apuesta del Nobel Robert Schiller, de la Universidad de Yale, y autor del famoso Índice Case-Schiller sobre el precio de la vivienda en EEUU.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: EL MISTERIO DE LA INFLACIÓN
Nº 129 de 7 / 2017

LA CURVA DE PHILLIPS, QUE ESTABLECE LA RELACIÓN ENTRE INFLACIÓN Y EMPLEO, PARECE QUE NO FUNCIONA. LA ACTIVIDAD NO TIRA DE LOS PRECIOS, LO QUE SUPONE UN PROBLEMA TREMENDO PARA LA POLÍTICA MONETARIA Y LA FED.

 
REINO UNIDO: HASTA QUE EL BREXIT NOS SEPARE
Nº 129 de 7 / 2017

UNA A UNA, LAS CIFRAS VAN DANDO LA ESPALDA A LA ECONOMÍA BRITÁNICA. LA ÚNICA EXPLICACIÓN ES EL BREXIT, ASÍ QUE EL MUNDO EMPRESARIAL Y FINANCIERO EMPIEZA A URNIRSE PARA ROGARLE AL GOBIERNO QUE LO APLIQUE LO MÁS TARDE POSIBLE.

 
ALEMANIA: EL MILAGRO ECONÓMICO NO BASTA
Nº 129 de 7 / 2017

EL EUROBONO NO CONVENCE A BERLÍN. LA APUESTA MAYORITARIA AQUÍ SON LOS “BONOS EUROPEOS DE SEGURIDAD”: UNA AGENCIA EUROPEA DE DEUDA COMPRARÍA DEUDAS SOBERANAS, HASTA UN LÍMITE, Y PARA ELLO EMITIRÍA DOS TIPOS DE INSTRUMENTOS.

 
UNIÓN EUROPEA: CUANDO EL REY SOL ABRIÓ LOS CAJONES
Nº 129 de 7 / 2017

LAS PROPUESTAS DE MACRON -UN MINISTRO DE FINANZAS EUROPEO Y UN PRESUPUESTO PARA LA ZONA EURO- SON LAS MISMAS QUE HACE CINCO AÑOS FORMULÓ HOLLANDE, PERO AHORA ALEMANIA SÍ ACEPTA ESTUDIARLAS.

 
ESPAÑA: EL RIESGO DE PEDIR PERAS AL OLMO
Nº 129 de 7 / 2017

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). BAJAR IMPUESTOS CON UNA DEUDA DEL 99% DEL PIB, UN AGUJERO EN LA SEGURIDAD SOCIAL Y PERSPECTIVAS DE QUE EL BCE SUBA LOS TIPOS ES UNA IRRESPONSABILIDAD: SE LANZA EL MENSAJE DE QUE PODEMOS PERMITÍRNOSLO

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715