Número 142 - Octubre de 2018
 
REPORTAJES
 
Juncker, presidente saliente de la Comisión, abandona la exigencia de mayor soberanía financiera    
     
FORCEJEOS DENTRO DE LA UNIÓN EUROPEA  
       
 
     
     
     

EN SU ÚLTIMO DISCURSO SOBRE EL ESTADO DE LA UNIÓN, EL PRESIDENTE DE LA COMISIÓN PARECE HABERSE OLVIDADO DE LAS AMBICIOSAS REFORMAS INSTITUCIONALES QUE DEFENDÍA SIN DESMAYO DESDE 2015, Y QUE LA LLEGADA DE UN EUROPEÍSTA ENTUSIASTA A LA PRESIDENCIA FRANCESA, MACRON, HABÍAN ALENTADO. LOS PROBLEMAS DEL GOBIERNO MERKEL EN ALEMANIA -Y LA EMERGENCIA DE NUEVOS FRENTES INTERNOS, EN HUNGRÍA O EN ITALIA– PARECEN HABER DEJADO EN SUSPENSO TODA LA AGENDA DE REFORMAS.

   
     
    Foto: Archivo RC  

TEXTO: LUIS MARTÍ

El discurso sobre el estado de la UE, el último de su presidencia, según él mismo, fue pronunciado por el presidente Juncker ante el Parlamento Europeo el 15 de septiembre. Daba así cumplimiento al acuerdo interinstitucional de 2010, por el cual el presidente de la Comisión debe proponer a debate, antes de la apertura del año parlamentario, el programa de trabajo para el ejercicio entrante y las prioridades de años sucesivos. Cabe suponer, por tanto, que la secuencia de intervenciones anuales mantendrá un cierto hilo de continuidad en la exposición de muchos temas cuya ejecución exige varios años.

El discurso de septiembre pasado presenta una peculiaridad, porque el presidente de la Comisión ha planteado y replanteado insistentemente una serie de cuestiones institucionales críticas desde 2015, que, sin embargo, parecen haberse esfumado totalmente tres años después. Lo que encontramos es discontinuidad. Sus causas son intrigantes y merecen alguna indagación.

Junio de 2015: un informe beligerante

No fue simplemente un informe del presidente de la Comisión -Juncker- sino también de los otros cuatro presidentes de instituciones comunitarias: Parlamento, Consejo, Eurogrupo, y Banco Central. Concentrando su atención en la unión monetaria (UEM), proponen profundizar de momento la capacidad de los instrumentos disponibles, completarlos después al servicio de la necesaria convergencia entre países miembro, y concluir estableciendo definitivamente la unión fiscal y aproximando la UEM a una unión política. Los presidentes no dudaron en asignar tiempos a fines: hasta mediados de 2017 para la “profundización”, en aquel momento valoración y concreción de nuevas medidas, pero en 2025 “a lo más tardar”, misión cubierta. No fue un informe de circunstancias, ciertamente, sino una propuesta ambiciosísima de objetivos a la clase política europea.

El profesor Begg (LSE), analista conocido en este entorno, comentó muy positivamente el documento, pero anticipaba, “el deseo de introducir aún más cambios [en la UEM] es limitado en muchos gobiernos nacionales”...

Marzo de 2017: Libro Blanco sobre el futuro de Europa

Firmado por el presidente Juncker, este excelente documento de reflexión propone cinco diferentes combinaciones de tareas para el quehacer de la Comisión en 2025: es el mismo año objetivo que propone el documento anterior, aunque este libro blanco pretende abarcar la UE en conjunto y no solo el área monetaria. Como ya se comentó en estas páginas, el documento tiene sumo interés. La reflexión en forma de escenarios alternativos para la actividad de la Comisión es afortunada: muchos ciudadanos europeos preferirían redefinir el área de actuación de la Comisión habida cuenta de experiencias confusas con el principio de subsidiariedad y de una atmósfera política muy cambiante en Europa.

Poco se ha sabido acerca de esta serie de propuestas alternativas. El presidente Juncker prometía que en su discurso sobre el Estado de la Unión avanzaría este proceso de reflexión “con vistas a unas primeras conclusiones en el Consejo Europeo de diciembre 2017… un plan de acción estaría ya en marcha con tiempo antes de las elecciones parlamentarias de 2019”.

Mayo de 2017: profundizar en la UEM -reflexión a fondo

Presentado por el vicepresidente Dombrovskis y el Comisario Moscovici, tiene poco (nada) que ver con el anterior. Cuando apenas habíamos comenzado a debatir sobre el potencial e implicaciones financieras de cada escenario, surge otro documento reformista que recupera el calendario de aspiraciones políticas que los presidentes habían circulado un par de años antes.

Hasta 2019, debiera recibir impulso la unión bancaria, y debieran estudiarse las fórmulas definitivas para constituir un fondo común de garantía de depósitos y dar concreción a un activo financiero, europeo y plenamente “seguro”. También propone definir una función de estabilización fiscal, que hiciera frente a necesidades financieras provocadas en algún miembro a consecuencia de shocks asimétricos.

Aparte de cuestiones más técnicas o institucionales, los autores proponen el período 2020-25 para culminar los pasos tentativos anteriores. Debiera entrar en funciones el fondo de garantía, iniciarse la transición hacia el activo financiero común, y paralelamente, modificar el tratamiento regulatorio de las carteras bancarias de títulos soberanos. La función de estabilización podría estructurarse aprovechando funciones y recursos del actual ESM, que pasaría a regirse por la legislación comunitaria y en algún momento se consagraría como Fondo Monetario Europeo.

Septiembre de 2017: el Estado de la Unión

Al grito de “viento en las velas”, Juncker indicaba que Europa vivía ya su quinto año consecutivo de recuperación, mejorando incluso a EEUU, y resumió las prioridades institucionales para el ejercicio entrante.

El presidente recordó que el ejercicio de los escenarios pretendía ser un ejercicio democrático - “el futuro de Europa no puede decidirse por decreto”- que se había debatido en más de 2.000 actos públicos. Llegaba el momento de pasar a la acción desde la reflexión. Y Juncker daba el paso, anunciando que él aportaba un sexto escenario, basado en su “amor por Europa”, y erigido sobre los valores fundamentales que deben unir a los europeos: la libertad, la igualdad, la primacía del derecho.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
INCÓMODAS COINCIDENCIAS
Nº 143 de 11 / 2018

"LAS PREVISIONES DE RODRIK SOBRE LOS EFECTOS DE LA GLOBALIZACIÓN EN UN PAÍS AVANZADO –SOBRE TODO EN EL EMPLEO– PARECEN HABERSE CUMPLIDO; ESE HA SIDO EL CALDO DE CULTIVO PARA EL SURGIMIENTO DE TRUMP Y EL VIRAJE EN LA POLÍTICA COMERCIAL DE LA PRIMERA POTENCIA MUNDIAL".

 
Y MÁS DEUDA, PARA SUBIR LA PENSIÓN
Nº 143 de 11 / 2018

SUPRIMIR LA REFORMA DE 2013, ROMPER CON LAS BASES DE SOSTENIBILIDAD E IR A UNA REVALORIZACIÓN CON EL IPC, SOLO PUEDE AGRAVAR EL PROBLEMA DE UN ESTADO QUE YA TIENDE AL DÉFICIT Y A LA DEUDA.

 
BOLSA EUROPEA VS. AMERICANA
Nº 143 de 11 / 2018

"EL MAL COMPORTAMIENTO DE LOS BANCOS EUROPEOS (QUE SUFRIERON LA CRISIS FINANCIERA COMO LOS AMERICANOS PERO QUE, A DIFERENCIA DE AQUELLOS, NO SE HAN RECUPERADO TODAVÍA), Y EL BAJO PESO DEL SECTOR TECNOLÓGICO EN EL EURO STOXX –FRENTE A LA IMPORTANCIA DEL MISMO EN EL S&P500– EXPLICAN EL COMPORTAMIENTO DIFERENCIAL DE AMBAS BOLSAS DESDE 2011, CUANDO SE PUSO EN DUDA LA SUBSISTENCIA DEL EURO. PERO EL EURO ESTÁ PARA QUEDARSE, LOS TIPOS SUBIRÁN, LOS BANCOS GANARÁN DINERO Y FINALMENTE, SUBIRÁN EN BOLSA COMO LO HAN HECHO LOS AMERICANOS CUANDO LOS TIPOS HAN SUBIDO".

 
ESPAÑA: PREPARAR EL FUTURO
Nº 142 de 10 / 2018

ESPAÑA NO CRECIÓ AL 3 Y AL 2,7% APUNTADOS EN LOS DOS PRIMEROS TRIMESTRES DEL AÑO, LO HIZO AL 2,8 Y AL 2,5%; Y CAMBIAN DE SIGNO, A LA BAJA, LAS REVISIONES SOBRE EL CRECIMIENTO ESPERADO PARA ÉSTE Y EL PRÓXIMO AÑO, ASÍ QUE SE IMPONE APROVECHAR EL CRECIMIENTO PARA HACER LAS REFORMAS Y LOS AJUSTES FISCALES PENDIENTES.

 
RÉCORD HISTÓRICO DE FUSIONES
Nº 142 de 10 / 2018

EN EL PRIMER SEMESTRE SE ANUNCIARON 16.000 OPERACIONES DE M&A POR $2,72 TRILLONES, Y DE MOMENTO SE MANTIENE EL RITMO, QUE SEGÚN LOS ANALISTAS, SÍ, ACABARÁ POR EXTENDERSE A LA BOLSA ESPAÑOLA.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715