Número 139 - Junio de 2018
 
REPORTAJES
 
   
     
“EL PROBLEMA ES CUANDO EL RESTO DEL MUNDO COMIENZA A ABANDONAR LA IDEA DEL LIBRE COMERCIO”  
       
 
     
     
     
CHRISTOFER FJELLNER, MIEMBRO DE LA COMISIÓN DE COMERCIO INTERNACIONAL DEL PARLAMENTO EUROPEO
 

“TRUMP NO ESTÁ NEGOCIANDO DE MANERA BILATERAL, ESTÁ AMENAZANDO A TODO EL MUNDO Y EXIGIÉNDOLES QUE VAYAN A WASHINGTON A MENDIGAR EXENCIONES. POR DESGRACIA LE HA IDO BASTANTE BIEN. CHINA COMIENZA A IMPORTAR MÁS PRODUCTOS DE EEUU, POR DECISIÓN POLÍTICA, ASÍ QUE IMPORTARÁ MENOS DE EUROPA; LA OPCIÓN ES FRAGMENTARSE, Y DEJAR QUE LAS REGLAS DE LA OMC SE DESMORONEN, O UNIRSE Y DEFENDER EL LIBRE COMERCIO”

   
    Foto: Archivo RC  

TEXTO: ANA FUENTES

Llevo los últimos 14 años trabajando en política comercial y durante los primeros 13 a pocos le importaba lo que hacía. De repente el comercio internacional está en boca de todos. Todo el mundo habla de política comercial: por el Brexit, China, Trump, la crisis del acero...”, dice uno de los europarlamentarios más jóvenes y, según sus homólogos, uno de los mayores defensores del liberalismo en la Unión.

Acaban de entrar en vigor las nuevas normas de defensa comercial de la UE, con reglas antidumping y antisubvenciones actualizadas por primera vez en 15 años. Brevemente, ¿qué cambia?

Podríamos decir que éstas son las nuevas reglas que Europa va a poder usar para impedir a empresas y a otros países realizar dumping en el mercado europeo. Dumping en este contexto se define como vender más barato que en su propio mercado. Pero tenga en cuenta que eso es legal en Europa. España, y mi país, Suecia, lo hacen continuamente. Si tenemos la posibilidad de venderle cualquier producto a China posiblemente lo venderemos más barato allí que en nuestros países de origen.

El segundo punto interesante son las subvenciones. Y el tercero, las salvaguardas. Si en un mercado se produce un repunte temporal en las importaciones, un auge imprevisto y que podría resultar amenazante de una manera u otra, puede usar instrumentos de defensa comercial. Por ejemplo, ahora se ha usado en el contexto de los aranceles estadounidenses al acero. El acero que se suponía iba a ir a EEUU pero nunca llegó a EEUU, y volvió a Europa en su lugar, crea un aumento en las importaciones en Europa. Y en ese caso podemos usar salvaguardas. Con esta nueva legislación se introducen cambios en la llamada «regla del derecho inferior», para imponer en algunos casos, derechos más elevados. Por ejemplo, en casos antidumping relativos a las importaciones de productos fabricados con materias primas y energía suministradas a un precio artificialmente bajo. También aumenta la previsibilidad.

Usted era la cabeza visible de ese informe pero finalmente votó en contra. Una práctica que desde fuera suena contradictoria, pero que es habitual en un parlamento de 27 países. ¿Le parecía descafeinado el texto?

Sí, pero probablemente se me quedaba corto por razones opuestas a las de otros europarlamentarios que querían mayor protección. El problema de la protección comercial en general es que siempre hay una parte que gana y otra que pierde en Europa. Los que pagan por la imposición de aranceles –importadores, consumidores– es decir, los que cargan con el peso de esta legislación, creen que hemos ido demasiado lejos. Así que estas normas son un compromiso entre las dos perspectivas europeas: los productores y los importadores. Los que quieren asegurarse la posiblidad de acceder a las cadenas de suministro globales y beneficiarse de la globalización frente a los que quieren poder proteger su producción. No vamos muy lejos en ninguna dirección, pero hay que decir que es la primera reforma de los instrumentos de defensa comercial en muchos años.

¿Existe algo en lo que todos los socios europeos salgan ganando por igual?

Sí, se aligeran los procesos. De 15 a 13 meses y en algunos casos, menos. En medidas provisionales, de 8 a 6 meses. Si tomamos la amenaza de EEUU de aranceles a los coches, por ejemplo: mucha gente dice que no pasa nada porque aún no ha ocurrido. El problema no es que pase o no, es que la amenaza está ahí. ¿Quién querría hoy ponerse a construir coches para mandar a EEUU si sabe que pueden costar un 25% más cuando lleguen a su destino?

¿Qué le parece la estrategia de Trump de abandonar los tratados multilaterales y ponerse a negociar con cada interlocutor?

Es que no está negociando de manera bilateral, está amenazando a todo el mundo y exigiéndoles que vayan a Washington a mendigar exenciones. Por desgracia le ha ido bastante bien. El peligro de eso desde una perspectiva europea es que la política comercial empiece a acordarse en el plano diplomático en vez de en el mercado a través de la competencia y las reglas normales. Hoy China promete exportar su acero a EEUU y comienza a importar más productos de allí, y lo hace por decisión política, no dejando que el mercado decida. Y si los chinos empiezan a importar más de EEUU, lo harán menos de Europa.

Europa está condicionada por dos flancos complejos: Trump y Pekín. ¿Cómo lidiar con ellos?

Es una pregunta gigantesca. Por un lado nos surgen muchas oportunidades como consecuencia de que EEUU haya abandonado el liderazgo del comercio internacional. Yo siempre estuve muy a favor de que la UE negociara con los japoneses un acuerdo de libre comercio, pero sinceramente nunca pensé que fuera a ocurrir pronto. Todo el mundo sabe lo notoriamente complicado que resulta Japón. Pero cuando EEUU se retiró del TPP lo primero que ocurrió es que Tokio mostró un interés inédito por firmar un TLC con su segundo mayor mercado. Con México ocurrió otro tanto: el TLC fue rápido y muy bueno. No creo que lo hubiera sido tanto si no llega a ocurrir el desmantelamiento del TLCAN [Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que mantienen EEUU, Canadá, y México y que ahora, a instancias de Trump, está siendo renegociado]. Europa tiene una ventana de oportunidad y la estamos aprovechando. Si tenemos que ser críticos, es cierto que casi todos los éxitos que hemos cosechado en política comercial podrían estar conectados de una manera u otra con la retirada de EEUU. El problema es que si pasa algo en el mundo la Unión Europea y Estados Unidos tienen que mostrar liderazgo conjunto. Y eso no está siendo posible tal y como estamos viendo en cantidad de negociaciones plurilaterales... por ejemplo, el Acuerdo sobre el Comercio de Servicios (TiSA) o cuando esperábamos liberalizar los productos repetuosos con el medio ambiente y no pasó nada.

En el caso de China, las empresas europeas llevan años quejándose de las dificultades para hacer negocios allí. ¿Por qué ahora se ha convertido en un tema prioritario?

Sí, este tema lleva en la agenda mucho tiempo. La diferencia hoy es que, como dice, se ha vuelto una prioridad en política comercial. Aunque todo sea dicho, la política comercial nunca ha sido una prioridad para los gobernantes europeos. Quizás ahora hemos alcanzado una masa crítica. Siempre hemos tenido grandes problemas para entrar en el mercado chino, pero la importancia de ese mercado se ha disparado. Es el más grande para la mayoría de las grandes empresas en Europa. Aunque existe una diferencia entre quejarse por los problemas para acceder a su mercado y las tendencias proteccionistas de algunos países europeos que necesitan cerrar nuestros mercados por la amenaza competitiva china. Yo eso no lo veo.

Masa crítica... y que cada vez más hay más inversión china en sectores estratégicos europeos, ¿no? En Portugal el 25% de la red de transporte eléctrico y las mayores aseguradoras, entre otros, están en manos de empresas chinas. Pero parece que los europeos no se ponen de acuerdo en decidir qué es estratégico.

Es muy complicado definir lo que es un activo estratégico desde un punto de vista político. Obviamente porque lo que puede ser interés comercial estratégico para una empresa no tiene por qué ser una cuestión de seguridad nacional, por ejemplo. En Suecia el tema de los puertos y las infraestructuras de telecomunicaciones han suscitado un debate tremendo. Ese es un tema de seguridad nacional y de defensa. Pero al mismo tiempo en determinados lugares en Francia quizá la gente señalaría la comida y la cultura como intereses estratégicos. A menudo se trata de algo entremezclado. Así que antes de nada hemos de ponernos de acuerdo en qué queremos decir con interés estratégico, porque como dice, en eso no estamos teniendo demasiado éxito.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
“EN REINO UNIDO TENEMOS UN GOBIERNO INCOMPETENTE, INCAPAZ DE CONSTRUIR CONSENSOS EN UN PAÍS TAN DIVIDIDO”
 
AFUA HIRSCH, AUTORA DE ‘BRIT(ISH): ON RACE, IDENTITY AND BELONGING’
Nº 143 de 11 / 2018

“POR PRIMERA VEZ HAY UNA VERDADERA POSIBILIDAD DE UN SEGUNDO REFERÉNDUM PORQUE NADIE SABÍA REALMENTE POR LO QUE ESTABA VOTANDO EN EL PRIMERO. LA MAYORÍA ELIGIÓ SALIR DE LA UE, PERO NADIE SABE EN QUÉ TÉRMINOS, SI QUIEREN PERMANECER EN EL MERCADO ÚNICO, CONSEGUIR UN ACUERDO SOBRE LA UNIÓN ADUANERA O SI REALMENTE ESTÁN DISPUESTOS A ABANDONAR LA UE SIN NINGÚN ACUERDO. YA SOLO ESO JUSTIFICA DAR UNA NUEVA OPORTUNIDAD A LA GENTE”.

 
“NADIE CREE YA EN LA RONDA DE DOHA, EL PROCESO DE NEGOCIACIÓN MULTILATERAL EN LA OMC SE HA TERMINADO”
 
J. ROBERT BASEDOW, PROFESOR DE ECONOMÍA POLÍTICA INTERNACIONAL EN LA LSE
Nº 143 de 11 / 2018

“TAL VEZ LA SOLUCIÓN SEA TENER UNOS 40 O 50 ESTADOS ACORDANDO, POR EJEMPLO, REGLAS COMUNES SOBRE EL COMERCIO ELECTRÓNICO. Y QUE TODOS LOS INTERESADOS PUEDAN SUMARSE. A DIFERENCIA DE LOS ACUERDOS COMERCIALES, A LOS QUE NO SE PUEDE OPTAR COMO PARTE INTERESADA –O SEA, SI LA UE CONCLUYE UN TLC CON CANADÁ, ISRAEL NO PUEDE DECIDIR SER PARTE”, EXPLICA BASEDOW, INVITADO A MADRID POR LA FUNDACIÓN RAMÓN ARECES.

 
“LA GRAN CUESTIÓN ES: ¿CUÁNTO DEBE PAGAR LA EUROPA DEL NORTE A LA EUROPA DEL SUR?”
 
MADELEINE ALBRIGHT, AUTORA DE “FASCISMO, UNA AMENAZA”
Nº 142 de 10 / 2014

ALBRIGHT SABE DE FASCISMO. SU VERDADERO NOMBRE ES MARIE JANA KORBELOVÁ. NACIÓ EN CHECOSLOVAQUIA Y DOS DOCENAS DE SUS FAMILIARES FUERON ASESINADOS EN LOS CAMPOS DE EXTERMINIO NAZIS POR SER JUDÍOS. LA PROPIA ALBRIGHT, REFUGIADA CON SUS PADRES EN REINO UNIDO, PRIMERO, Y EN EEUU, DESPUÉS, Y CRIADA COMO CATÓLICA, NO CONOCIÓ SU VERDADERA IDENTIDAD HASTA QUE EN 1997 EL WASHINGTON POST PUBLICÓ UNA DETALLADA INVESTIGACIÓN SOBRE SUS ORÍGENES.

 
“NADA BENEFICIA MÁS A LA HUMANIDAD QUE UN MERCADO GLOBAL, REDUCE LA POBREZA”
 
ÁNGEL DURÁNDEZ, CONSEJERO DE REPSOL Y PROSEGUR
Nº 142 de 10 / 2018

"LOS PAÍSES PRODUCTORES YA SE ENCARGAN DE IMPONER CARGAS FISCALES MUY CONSIDERABLES A LA PRODUCCIÓN DEL PETRÓLEO, BÁSICAMENTE PORQUE ALGUNOS DE ELLOS SOLO VIVEN DEL PETRÓLEO... ES UNA PARADOJA: POR UN LADO, ES UNA BENDICIÓN QUE TE HA LLOVIDO DEL CIELO –EL CONTAR CON GRANDES RESERVAS– PERO TE HACE TAN DEPENDIENTE DE LAS OSCILACIONES DEL MERCADO MUNDIAL QUE PUEDE SER ENORMEMENTE PENALIZADOR. Y EJEMPLOS EXISTEN VARIOS EN ESTOS MOMENTOS".

 
“LA TRANSICIÓN TECNOLÓGICA SERÁ RÁPIDA Y NECESITAMOS REGLAS; NO PUEDEN DICTARLAS LAS GRANDES COMPAÑÍAS”
 
RICCARDO CRESCENZI, PROFESOR DE GEOGRAFÍA ECONÓMICA DE LA LONDON SCHOOL OF ECONOMICS
Nº 141 de 9 / 2018

VIVIMOS EN CIUDADES “EN LAS QUE LA INNOVACIÓN Y LA CONECTIVIDAD GLOBAL SON REQUISITOS IMPRESCINDIBLES PARA TRIUNFAR. PERO LOS RESPONSABLES DE LAS POLÍTICAS DEBERÍAN PARTIR DE UN DIAGNÓSTICO CUIDADOSO DE LAS FORTALEZAS Y DEBILIDADES DE LA ECONOMÍA LOCAL”, EXPLICÓ CRESCENZI EN MADRID, ADONDE VIAJÓ INVITADO POR LA FUNDACIÓN RAMÓN ARECES PARA EXPLICAR CUÁNTO DINERO PÚBLICO SE HA MALGASTADO YA, POR EJEMPLO, EN INTENTAR REPLICAR SILICON VALLEY.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715