Número 131 - Octubre de 2017
 
REPORTAJES
 
   
     
“ESPAÑA ESTÁ SIENDO MUY ACTIVA EN EL DESARROLLO DEL PLAN JUNCKER"  
       
 
     
     
     
ROMÁN ESCOLANO, VICEPRESIDENTE DEL BANCO EUROPEO DE INVERSIONES (BEI)
 

SE HA PASADO YA EL ECUADOR DEL PLAN JUNCKER, QUE CONCLUYE EN 2018, Y “EL SEGUNDO PAÍS MÁS BENEFICIADO, TRAS ITALIA, ES ESPAÑA, DONDE HAY YA 53 OPERACIONES CON 4.500 MILLONES DE FINANCIACIÓN DEL BANCO EUROPEO DE INVERSIONES QUE PERMITIRÁN MOVILIZAR MÁS DE 28.000 MILLONES DE INVERSIÓN TOTAL” EXPLICA ESCOLANO. SEGÚN EL ANÁLISIS DEL FMI, "EL 14% DE LA INVERSIÓN EN ESPAÑA HA SIDO DE ALGUNA MANERA VINCULADA AL PLAN JUNCKER".

   
    Foto: Jesús Umbría  

TEXTO: LUIS ALCAIDE

El Plan Juncker y el Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas, ¿son el mismo instrumento? ¿Cuáles son las diferencias, si las hay?

El Plan de Inversiones para Europa, el conocido como “Plan Juncker”, surge con la actual Comisión Europea en la primera mitad de 2015. Lo que pretende es catalizar nuevas inversiones en Europa valoradas en 315.000 millones de euros, a través de un instrumento como el llamado Fondo Europeo de Inversiones estratégicas –EFSI, en inglés– que aunque se llame Fondo es en realidad, jurídicamente, una garantía. Su nombre lleva a equívocos en prensa o incluso en intervenciones parlamentarias, ya que se interpreta como una réplica de los fondos estructurales o de cohesión, que sí son fondos presupuestarios. Esa garantía se otorga al Banco Europeo de Inversiones para cubrir las potenciales primeras pérdidas de una nueva cartera de inversiones, que deben originarse... El funcionamiento es el siguiente: el presupuesto comunitario da una garantía al BEI de 16.000 millones de euros. Esta debe permitir generar durante tres años –hasta 2018– 60.000 millones de euros en nuevas operaciones del BEI. Estos 60.000 millones en financiación apalancan hasta 315.000 millones de inversores privados. Por lo tanto, hay un doble efecto multiplicador desde la garantía presupuestaria hasta el total de la inversión movilizada.

¿Por qué se estima que estos 60.000M€ adicionales del BEI puedan catalizar la inversión privada?

Porque permiten al BEI asumir más riesgo de proyecto del habitual. Por ejemplo, en una estructura de ‘project finance’, el BEI con esta nueva garantía es capaz de tomar una posición más subordinada de la que hubiera tomado antes. Al hacer esto, mejora el atractivo para la financiación privada y facilita la inversión. El efecto multiplicador que se busca es nuevo, es una nueva forma de utilizar el dinero público. En lugar de usarlo como puro gasto, se utiliza como garantía de una cartera de préstamos del BEI con un volumen mucho más grande. Esta nueva cartera de 60.000 millones cuenta con una garantía adicional de 16.000 millones, lo que le otorga una protección bastante alta. Y esta absorción de mayor riesgo debe catalizar fondos adicionales, sobre todo en un momento en el que los mercados de capitales tienen niveles muy altos de liquidez. De alguna forma, sería equivalente a una estructura sintética de titulización, en la cual la parte de dinero público tomaría la primera pérdida o ‘equity’; la parte media o de ‘mezzanine’ la tomaría el BEI, y la parte más alta la ocuparía el sector privado.

¿Qué diferencia tendría esta garantía de 16.000M€ con una partida corriente en el gasto presupuestario?

La diferencia está en la forma en la que se apalancan los recursos públicos. Es un uso más eficiente del dinero público y con mucha mayor capacidad de dinamización del sector privado. En un momento de dificultades presupuestarias en Europa, no solo en los Estados miembros sino también en el presupuesto de la UE, la utilización de estos instrumentos financieros, apalancando financiación del sector privado es una forma prometedora de utilizar el gasto público, aprovechando muy en particular las capacidades del BEI.

¿Esto sería en el caso de un banco privado como una ampliación de capital, una cobertura inicial, una garantía para cubrir posibles contingencias?

Sin pretender ser muy preciso, se podría entender que esta garantía equivale a una ampliación de capital de carácter finalista. No es capital en sentido jurídico, pero en definitiva, tiene el mismo valor económico que el ‘equity’. Pero también es finalista, ya que el banco con esa garantía no puede hacer lo que quiera, sino que tiene que dirigirlo a proyectos con un perfil de riesgo y unas elegibilidades predeterminadas por el reglamento europeo y por el acuerdo entre la Comisión y el propio BEI. Pensemos en un ejemplo concreto, en un proyecto ferroviario. El BEI puede entrar en la financiación en la parte más baja de la estructura de financiación, tomando una posición subordinada, y facilitar que la banca privada estructure el resto, o que el cliente acuda al mercado de bonos para financiar el resto con mayor facilidad.

Además del EFSI hay dos organismos: el Centro Europeo de Asesoramiento para la Inversión y el Portal Europeo de Proyectos. También están el BEI y la Comisión Europea ¿Por dónde debe empezar el emprendedor o inversor para participar en el Plan Juncker?

La Comisión Europea crea este portal al servicio del inversor interesado, por lo que el acceso a la información es muy sencillo. Para conocer qué proyectos se pueden financiar y en qué condiciones, basta con hablar con los equipos tradicionales del BEI, con el canal de relación tradicional. No existe un canal separado para el plan Juncker o EFSI. Cualquier empresario que esté interesado no tiene más que llamar a la oficina del BEI en España y solicitar información.

¿Ese cliente potencial debe ir directamente al BEI o puede hacerlo a través de su banco?

Depende en definitiva del tamaño del proyecto. El BEI no es un banco comercial, ni aspira a serlo; es un banco “mayorista” por su propia naturaleza. No queremos sustituir el papel capilar de la banca comercial. Por este motivo, el tamaño mínimo de los proyectos que analizamos es de 25 millones, Y dado que el BEI solo financia como máximo el 50% del coste total, esto nos lleva a inversiones mínimas de 50 millones. Este listón queda muy alto para la PYME tradicional. Para operaciones más pequeñas recurrimos a entidades financieras. La forma en que una PYME pueda acceder a una posible financiación menor de esos 25 millones bajo EFSI es, por lo tanto, a través de los bancos. Por otra parte, EFSI nos ha abierto nuevas alternativas para trabajar con ellos. Además del fondeo tradicional, bajo el plan Juncker hay operaciones de compartición de riesgo que permiten que el riesgo de determinadas carteras se comparta entre el BEI y la entidad financiera, para las cuales estas operaciones suponen, además, un significativo ahorro de capital.

¿España participa activamente tanto en la financiación del BEI como en el Plan Juncker?

Espana está siendo muy activa en el desarrollo del Plan. Las operaciones en España han sido tradicionalmente innovadoras para el BEI. Aquí se han puesto en marcha productos e ideas que luego se han generalizado en el resto de la UE. Por ejemplo, con BBVA hemos hecho recientemente una estructura de titulización en la que el banco toma una parte intermedia de riesgo (mezzanine) que hubiera sido muy difícil de contemplar sin tener la garantía del plan Juncker. Esta estructura de titulización ha sido pionera y ha transmitido una señal interesante al mercado. En ese sentido, el BEI está innovando en España y aportando valor nuevo al mercado.

¿Ha existido algún intercambio de opiniones con los partidos políticos con respecto al plan Juncker o las inversiones en España?

El Plan Juncker se anuncia en la propia investidura del Presidente Juncker en 2014, tras las elecciones europeas. Y dicha investidura, a su vez, llega tras un acuerdo importante entre los dos principales partidos europeos, el Partido Popular Europeo y el Grupo Socialista que, en buena medida, se basó precisamente en el Plan de Inversiones en Europa. Otros grupos políticos importantes, por ejemplo ‘Los verdes’, también han compartido desde el principio una orientación general favorable al Plan de Inversiones.

¿Acuerdos en los Parlamentos Nacionales? ¿Ha habido alguna reacción negativa? ¿Hasta dónde ha llegado la discusión?

Los Parlamentos Nacionales han sido bastante activos en el escrutinio y el análisis de las inversiones. Recordemos que el Plan Juncker supone una forma distinta de utilizar los recursos públicos. No surge como un keynesianismo de nuevo cuño, al modo de hace veinte o treinta años, sino de una concepción distinta, que es la utilización de un dinero público cada vez más escaso, para catalizar la inversión privada. El gobierno español ha hecho saber por medio del Ministerio de Economía, en una nota de prensa del año 2016, que España quedó como segundo país en Europa en inversión financiada bajo el Plan Juncker. En financiación aprobada por el BEI justo después de Francia, con 3.200 millones de euros, y en financiación movilizada, donde se cuenta con toda la inversión privada que entra en los proyectos, tras Italia. La evolución del año 2016 fue claramente satisfactoria. España se colocó en el grupo de cabeza del Plan Juncker. Siempre hay que ser prudentes para 2017, pero creo que España volverá a estar en los primeros puestos. Claramente, la economía y la inversión españolas están mostrando fortaleza, los resultados empresariales están siendo buenos y el mundo corporativo español está capitalizándose y ganando músculo. Tenemos la impresión de que en los dos próximos años España va a estar entre los países líderes de esta iniciativa. El Plan ha pasado el ecuador en este año y ya se han utilizado el 58% de los fondos previstos. Como se sabe, se ha planteado superar los 315.000M€ y avanzar hasta 500.000M€. Esta propuesta está en discusión en el Parlamento Europeo. Se conoce como EFSI 2.0. Creo que el mismo consenso político que hubo en el 2015 está perfilándose en estos momentos para la ampliación del Plan. La impresión general es que el Plan está siendo satisfactorio y está ayudando. Si esto es así, se añadirían dos años más con el Plan ya avanzando a velocidad de crucero.

¿Está o no Alemania entre los objetivos del EFSI porque de alguna manera debería ser el gran motor gracias a sus abundantes recursos financieros y a sus deficientes infraestructuras?

Alemania es siempre un país absolutamente clave en cualquier iniciativa europea. La zona euro se está recuperando, con un crecimiento cercano al 2%, gracias a dos motores que son Alemania y España. Son los que están tirando de esta recuperación cíclica. Alemania tiene claramente margen para mejorar sus infraestructuras y hacer un esfuerzo inversor importante. La realidad es que es un beneficiario importante del Plan de Inversiones para Europa, también de financiación de nuevas infraestructuras, que en muchos casos son imprescindibles. Es una obviedad recordar que, desde el punto de vista geográfico, Alemania está en el centro de la UE, por lo cual una Europa integrada necesita infraestructuras, en particular a través de los corredores transeuropeos, de gran capacidad y de la mayor calidad posible. Pero déjeme insistir en que este Plan no debe verse como una contradicción con las políticas fiscales de estabilidad. Dentro del Plan Juncker es compatible una política fiscal orientada a la estabilidad con un apoyo a la inversión privada, a través de instrumentos financieros y de la actuación del BEI.

¿Puede tener el Brexit y la no participación británica algún tipo de repercusión restrictiva en el Presupuesto comunitario?

Los Estatutos del BEI son claros y la posición negociadora de la Unión Europea, que se ha hecho pública a través de Michel Barnier, también. Solo se puede ser accionista del BEI si se es Estado miembro de la UE. El Reino Unido ha sido durante mucho tiempo el cuarto receptor de financiación del BEI, con proyectos muy importantes y de gran visibilidad. La mejora de sus infraestructuras ha sido, en muchos casos, financiada por el Banco. El Reino Unido no tiene en este momento un instrumento de financiación similar y, aunque sea no bien conocido por la opinión pública, este será un efecto importante derivado del Brexit. Pero los 27 han dejado ya meridianamente claro, desde su reciente reunión en Bratislava, que la Unión Europea no va a reducir sus ambiciones, y el BEI es sin duda uno de los grandes éxitos del proceso de integración europea.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
“LA TRANSICIÓN TECNOLÓGICA SERÁ RÁPIDA Y NECESITAMOS REGLAS; NO PUEDEN DICTARLAS LAS GRANDES COMPAÑÍAS”
 
RICCARDO CRESCENZI, PROFESOR DE GEOGRAFÍA ECONÓMICA DE LA LONDON SCHOOL OF ECONOMICS
Nº 141 de 9 / 2018

VIVIMOS EN CIUDADES “EN LAS QUE LA INNOVACIÓN Y LA CONECTIVIDAD GLOBAL SON REQUISITOS IMPRESCINDIBLES PARA TRIUNFAR. PERO LOS RESPONSABLES DE LAS POLÍTICAS DEBERÍAN PARTIR DE UN DIAGNÓSTICO CUIDADOSO DE LAS FORTALEZAS Y DEBILIDADES DE LA ECONOMÍA LOCAL”, EXPLICÓ CRESCENZI EN MADRID, ADONDE VIAJÓ INVITADO POR LA FUNDACIÓN RAMÓN ARECES PARA EXPLICAR CUÁNTO DINERO PÚBLICO SE HA MALGASTADO YA, POR EJEMPLO, EN INTENTAR REPLICAR SILICON VALLEY.

 
“BLOCKCHAIN, UNA INFRAESTRUCTURA DESCENTRALIZADA, ES INTERESANTE. VEREMOS SI PUEDE MONETIZARSE”
 
NAN ZHANG, GESTORA DEL FONDO ROTSCHILD BIG DATA
Nº 141 de 9 / 2018

“MÁS DEL 80% DE LA POBLACIÓN MUNDIAL TIENE TELÉFONO MÓVIL, MÁS DE LOS QUE CUENTAN CON AGUA CORRIENTE, CUARTO DE BAÑO O ELECTRICIDAD. GENERAMOS DATOS CONSTANTEMENTE. PERO PARA NOSOTROS, QUE SOMOS INVERSORES RACIONALES, LO CRUCIAL ES SI ESTAMOS OBTENIENDO LOS BENEFICIOS DE ESO O SI LO ÚNICO QUE HACEMOS ES HABLAR Y MAREAR LA PERDIZ”, RESUME ZHANG MOSTRANDO DOS PANTALLAS LLENAS DE INFORMACIÓN EN TIEMPO REAL.

 
“LA ESTRATEGIA DE TRUMP FUNCIONARÁ SI EL MUNDO LE DEJA HACER Y NO SE REBELA”
 
GABRIEL FELBERMAYR, DIRECTOR DEL CENTRO DE ECONOMÍA EXTERIOR DEL INSTITUTO IFO DE MÚNICH
Nº 140 de 7 / 2018

“LA UE TIENE VENTAJA FRENTE A EEUU EN EL ÁMBITO DE LA OLD ECONOMY: COCHES, MAQUINARIA Y QUÍMICA. PERO EEUU TIENE VENTAJA EN LA LLAMADA NEW ECONOMY, EN LOS SERVICIOS DIGITALES, FINANCIEROS Y DE OCIO. ESA ES LA DIANA PARA LA UE. LA UE PODRÍA CEDER EN EL IMPUESTO DIGITAL Y EEUU EN EL ARANCEL A LOS AUTOMÓVILES, Y NEGOCIAR UN NUEVO ACUERDO BILATERAL”, EXPLICA FELBERMAYR, QUE EL AÑO PRÓXIMO SE HARÁ CARGO DEL INSTITUTO DE ECONOMÍA INTERNACIONAL DE KIEL.

 
“EN EL MEDIO Y LARGO PLAZO EL PRECIO DEL PETRÓLEO VOLVERÁ AL RANGO DE LOS 50-60 DÓLARES POR BARRIL”
 
ENRIQUE MARAZUELA, PRESIDENTE DE CFA SOCIETY SPAIN
Nº 140 de 7 / 2018

HACE 55 AÑOS, EN JUNIO DE 1963, SE CELEBRÓ EL PRIMER EXAMEN CFA (CHARTERED FINANCIAL ANALYST), UNA CERTIFICACIÓN QUE AVALA HOY A 150.000 TITULADOS EN TODO EL MUNDO. PARA EL ÚLTIMO EXAMEN, EL DEL PASADO MES DE JUNIO, SE REGISTRARON 227.000 CANDIDATOS, QUE ESTÁN HOY A LA ESPERA DE NOTA. “ES UN TÍTULO GLOBALMENTE RECONOCIDO, UNA CERTIFICACIÓN QUE PERMITE TRABAJAR EN CUALQUIER PAÍS DEL MUNDO”, EXPLICA MARAZUELA, DIRECTOR DE INVERSIONES DE BBVA BANCA PRIVADA.

 
“NO PODEMOS IGNORAR LA BAJADA MASIVA DE IMPUESTOS A LAS EMPRESAS EN EEUU NI LA REFORMA PREVISTA EN FRANCIA”
 
VOLKER WIELAND, MIEMBRO DEL “CONSEJO DE SABIOS” ALEMÁN Y DTOR. DEL INSTITUTO PARA LA ESTABILIDAD MONETARIA Y FINANCI
Nº 139 de 6 / 2018

“NUESTRA CONSTITUCIÓN DICE QUE TODOS LOS ESTADOS FEDERADOS DEBEN DISPONER DE UN NIVEL DE VIDA SIMILAR. POR ESO SE DA UNA GRAN REDISTRIBUCIÓN DE RECURSOS. Y ¿QUÉ OBSERVAMOS? PUES QUE LOS ESTADOS QUE RECIBEN DINERO DE LAS REGIONES MÁS RICAS NO CRECEN MÁS. TODO LO CONTRARIO, LA EXPERIENCIA ES QUE SE CONSOLIDAN LAS DIFERENCIAS ENTRE QUIENES PAGAN Y QUIENES RECIBEN. POR ESO ESTE SISTEMA NO FUNCIONARÍA EN EUROPA”.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715