Número 157 - Febrero de 2020
 
REPORTAJES
 

“Yale batió al SP500 durante dos décadas. En el periodo 2009-2019, sin embargo, la rentabilidad media es del 11,1%”

 
     
ESTADOS UNIDOS: LAS OLVIDADAS VIRTUDES DE LA SIMPLICIDAD  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

774 INSTITUCIONES EDUCATIVAS, PÚBLICAS Y PRIVADAS, QUE GESTIONAN CASI $640.000 MNS OBTUVIERON EN LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS UNA RENTABILIDAD MEDIA DEL 8,4%. EL PROBLEMA ES QUE EL S&P500 CASI DOBLÓ ESE RESULTADO (14,7%).

   
   

TEXTO: PABLO PARDO (WASHINGTON)

Vivimos en un mundo de especialización. Y de esoterismo. Eso se puede aplicar a todo. Desde el periodismo hasta las finanzas, pasando, obviamente, por la ciencia. Cuanto más complicado es algo, más serio es. Y eso, evidentemente, se aplica a las finanzas. Y ¿qué pasa cuando se juntan finanzas con ciencia? Que salen los famosos endowment de las universidades de Estados Unidos. Un endowment es el patrimonio de esas instituciones.

Son, literalmente, fondos de inversión, que a menudo actúan como fondos de fondos, y que se encuentran entre los mayores clientes de los hedge funds, los private equity y el capital-riesgo. Y no son pequeños. El mayor de todos, que es el de Harvard, tenía el año pasado un valor de 40.900 millones de dólares (37.244 millones de euros). El de Yale pasa de los 30.000 millones de dólares, y los de Stanford y Princeton exceden los 25.000 millones. Incluso las universidades públicas los tienen. El de la Universidad de California pasa de los 11.000 millones; el de la Universidad texana A&M sobrepasa los 13.000; y el de la Universidad de Texas ascendía el año pasado a 30.958 millones de dólares (28.190 millones de euros).

Esos fondos llegan a cubrir hasta el 20% de los gastos de las instituciones académicas, y suelen ser gestionados como fondos privados. Mohamed El-Erian, eterno candidato a dirigir el FMI, ex ‘número dos’ de la mayor gestora de bonos del mundo, PIMCO (a su vez, parte del gigante alemán de los seguros Allianz) labró gran parte de su carrera como gestor del fondo de Harvard. El endowment de Yale ha sido considerado una de las instituciones financieras más innovadoras del mundo. Su director desde hace 35 años, David Swesden, es uno de los mayores financieros de Estados Unidos, hasta el punto de ser el coautor de un exitoso sistema de inversión: el “modelo Swesden-Takahashi”.

Y, sin embargo, esos días gloriosos de los endowments han tocado a su fin. Les ha sucedido exactamente lo mismo que a las instituciones financieras a las que alimentaron: los hedge funds. En un mundo sin volatilidad, de tipos negativos o cero, ¿para qué hace falta una estrategia?

Las inversiones “alternativas”

Las cifras de la National Association of College and University Business Offices (que podría traducirse por algo como Asociación Nacional de Oficinas de Negocios de Universidades) son reveladoras. En los 10 años que van del 30 de junio de 2009 al 30 de junio de 2019, los casi 640.000 millones de dólares (más de 582.000 millones de euros) de los ‘endowments’ de las 774 instituciones educativas privadas y públicas del país que forman parte de esa organización se apreciaron una media anual del 8.4%. Es una cifra considerable. Hasta que se compara con la apreciación anual del S&P500 en ese mismo periodo: un 14,7%.

¿Qué ha pasado? ¿Cómo es posible que algunas de las instituciones financieras mejor gestionadas del mundo apenas hayan alcanzado una revalorización equivalente a la mitad de la del índice general de las grandes empresas?

La respuesta es simple: los endowments no han invertido en fondos cotizados, ni en acciones. En vez de eso, lo han hecho en las grandes instituciones financieras no reguladas. Y el resultado de éstas ha sido terrible. Lo simple está de moda en Wall Street. Vale más comprar acciones sin más que meterse en tratos con estrategias sofisticadas. En los últimos dos años, los endowments han tenido entre el 53% y el 54% de su capital invertido en esas instituciones financieras “alternativas” – como se las llama en Estados Unidos – y menos del 15% en renta variable. El resultado es que se han perdido gran parte del mercado alcista.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
EEUU: LAS DISTORSIONES DEL CORONAVIRUS
Nº 162 de 7 / 2020

TEXTO: PABLO PARDO (WASHINGTON). “SI LA VACUNA EN CIERNES DE MODERNA PUEDE LLEGAR A PREVENIR EL CORONAVIRUS Y EL FUTURO ES BRILLANTE –DEBE SER A LO QUE APUESTA EL MERCADO, QUE HA TRIPLICADO EL VALOR DE LA COMPAÑÍA– ¿POR QUÉ SUS DIRECTIVOS ESTÁN VENDIENDO ACCIONES?”

 
REINO UNIDO: JOHNSON EN EL PAPEL DE FRANKLIN D. ROOSEVELT
Nº 162 de 7 / 2020

TEXTO: TRISTÁN DE BOURBON (LONDRES). DESPUÉS DE COMPARARSE CON WINSTON CHURCHILL, EL PRIMER MINISTRO BRITÁNICO SE VE AHORA EN LOS ZAPATOS DEL LEGENDARIO PRESIDENTE AMERICANO, QUE EN 1933 PUSO EN MARCHA EL NEW DEAL PARA IMPULSAR LA ECONOMÍA AMERICANA.

 
ALEMANIA: MÁS EUROPEA QUE NUNCA, PRESIDE LA UE
Nº 162 de 7 / 2020

TEXTO: LIDIA CONDE (FRÁNCFORT). “NO PODÍAMOS ESPERAR HASTA ALCANZAR UN ACUERDO DE CAMBIO DE TRATADOS, HABÍA QUE REACCIONAR RÁPIDAMENTE A LA EPIDEMIA” RECONOCE MERKEL, PARA QUIEN “LA RECETA ES QUE TODOS LLEVEN BIEN SUS CUENTAS AL TIEMPO QUE CRECE LA CONVERGENCIA”.

 
UE: EL EUROGRUPO DE LOS NUEVOS HANSEÁTICOS
Nº 162 de 7 / 2020

TEXTO: ALEXANDRE MATO (BRUSELAS). UN GRUPO DE DIEZ SOCIOS COMUNITARIOS QUE NO REPRESENTA MÁS DEL 20% DEL PIB DE LA ZONA HA IMPUESTO A SU CANDIDATO AL EUROGRUPO, QUE REPRESENTA “LA MÍNIMA VOLUNTAD DE INTEGRACIÓN, MUTUALIZACIÓN Y ARMONIZACIÓN FISCALES”.

 
ESPAÑA: ¿QUÉ PASA SIN NADIA CALVIÑO?
Nº 162 de 7 / 2020

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). LA DERROTA EN EL EUROGRUPO INDICA QUE ESPAÑA NO GANA PESO EN EUROPA, PERO TENDRÁ ESCASA REPERCUSIÓN EN LA POLÍTICA ECONÓMICA, QUE SIGUE NECESITADA DE UN PRESUPUESTO PARA RECABAR LAS AYUDAS EUROPEAS.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - C/ San Hermenegildo 31 - 2º Dch. 28015 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715