Número 156 - Enero de 2020
 
REPORTAJES
 

“En la bolsa de Londres, 28 empresas cotizadas fueron adquiridas por fondos de private equity el año pasado, por € 25.000 mns.”

 
     
ESTADOS UNIDOS: LOS MÁXIMOS DE UNA BOLSA MENGUANTE  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

EN EEUU EL NÚMERO DE COTIZADAS HA CAÍDO A LA MITAD EN LAS ÚLTIMAS DOS DÉCADAS. EN UN MUNDO EN EL QUE SOBRA LA LIQUIDEZ NO HAY POR QUÉ SUFRIR LA ANGUSTIA DE TENER QUE PROVEER DE RESULTADOS TRIMESTRALES AL MERCADO.

   
   

TEXTO: PABLO PARDO (WASHINGTON)

Una de las consecuencias del mundo de liquidez interminable en el que vivimos parece ser el hecho de que cada vez hay menos empresas que cotizan en bolsa. Evidentemente, no es algo que se deba solo a la posibilidad de financiarse sin recurrir a mercados públicos. También hay elementos regulatorios. Y dinámicas del propio mercado. Pero esa santísima trinidad está reduciendo poco a poco la renta variable.

Al mismo tiempo, el hecho de que las bolsas sean cada día menos atractivas está haciendo que cambien, empezando por las OPVs, que hasta hace poco eran poco menos que la entrada en la mayoría de edad de las empresas y ahora están empezando a convertirse casi un capricho. Un capricho para el que los directivos no siempre están preparados, como dejó claro el desastre de WeWork.

En los países anglosajones, donde los mercados financieros – tanto de renta fija como de renta variable – han tenido históricamente más importancia que en los de ‘capitalismo continental europeo’, la tendencia es evidente. En Estados Unidos, el número de empresas cotizadas ha caído a la mitad en las últimas dos décadas. En el segundo mayor mercado de renta variable del mundo, Londres, 28 empresas cotizadas fueron adquiridas en 2019 por fondos de private equity que pagaron un total de 21.100 millones de libras (casi 25.000 millones de euros) por ellas. En 2018, solo habían sido 20 empresas, por valor de 9.900 millones de libras.

Y nadie duda de que la tendencia va a continuar, con o sin Brexit, con o sin Trump (y en ese último apartado, aquí va una apuesta para el futuro: dentro de un año estaremos hablando de la segunda ceremonia de jura del cargo del presidente de Estados Unidos).

En un mundo en el que sobra liquidez, no hay ninguna razón para tener que cumplir todos los trámites burocráticos que implica cotizar en bolsa, por no hablar de la angustia existencial de tener que proveer de resultados trimestrales a un mercado que mira con lupa hasta la última letra de cada comunicado, y en el que cualquier fondo activista puede amargar la vida de un consejo de administración.

Batallas corporativas

El mejor ejemplo se produjo en diciembre, cuando la empresa de fotocopiadoras Xerox abandonó su proyectada fusión con la japonesa Fuji y, en su lugar, lanzó una oferta sobre su rival HP, a pesar de que esta última valía casi tres veces más que ella. Carl Icahn, que tiene el 10,6% del capital de Xerox y el 4,24% de HP, es el principal promotor de la idea. Y, fiel a su estilo (a fin de cuentas, es amigo personal de Donald Trump) no ha escatimado sangre para tratar de lograr la fusión, lo que ha incluido forzar el cese del consejero delegado de Xerox, Jeff Jacobson, y su sustitución por Steve Brandowczak.

Solo con esa batalla corporativa queda claro que el deseo de los directivos de librarse de los Carl Icahn del mundo es algo muy comprensible. Sobre todo porque el fondo de Icahn no cotiza, y, por tanto, no tiene que dar explicaciones a nadie. Lo mismo que la family office – y antes el hedge fund – de George Soros, con el que el multimillonario estadounidense ha apoyado la expansión de la democracia (y, a menudo, de la socialdemocracia) en todo el mundo. Una tarea que ahora se ha visto contrarrestada por otros ‘hedgies’, como Robert Mercer, John Paulson, o el propio Icahn, que se han convertido en los mayores apoyos financieros de Donald Trump, el hombre que ha prometido a la clase obrera que va a liquidar a las élites. Ninguno de ellos tiene accionistas quisquillosos, ni necesidades de entregar información cada trimestre o cada año.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: LAS OLVIDADAS VIRTUDES DE LA SIMPLICIDAD
Nº 157 de 2 / 2020

774 INSTITUCIONES EDUCATIVAS, PÚBLICAS Y PRIVADAS, QUE GESTIONAN CASI $640.000 MNS OBTUVIERON EN LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS UNA RENTABILIDAD MEDIA DEL 8,4%. EL PROBLEMA ES QUE EL S&P500 CASI DOBLÓ ESE RESULTADO (14,7%).

 
REINO UNIDO: BORIS Y EL ONE NATION CONSERVATIVE
Nº 157 de 2 / 2020

TAN PRONTO COMO GANÓ LAS ELECCIONES DEL 12 DE DICIEMBRE, EL PRIMER MINISTRO REITERÓ SU DESEO DE ESTABLECER UN CONSERVADURISMO CON TINTES SOCIALES QUE ATRAIGA AL MAYOR NÚMERO DE PERSONAS. ¿A QUÉ SE REFIERE EXACTAMENTE?

 
ALEMANIA, HOY, DEPENDE DE CHINA
Nº 157 de 2 / 2020

ESTE SERÁ EL TERCER AÑO QUE CAIGA LA PRODUCCIÓN MUNDIAL DE VEHÍCULOS, Y 1/3 DE LAS VENTAS DE LOS FABRICANTES ALEMANES DEPENDE DE CHINA, CUYO CRECIMIENTO SE FRENA. LA INDUSTRIA CALCULA PERDER LA MITAD DE LOS 850.000 EMPLEOS ACTUALES EN 10 AÑOS.

 
UNIÓN EUROPEA: UN 5G TODAVÍA AL RALENTÍ
Nº 157 de 2 / 2020

EN EEUU, QATAR O COREA DEL SUR EL 5G ES YA UNA REALIDAD. MIENTRAS, LA UE AÚN SE PLANTEA CÓMO HACER LAS INVERSIONES NECESARIAS -ESTIMADAS EN €60.000 M– PARA EL DESARROLLO DE LA RED DE RADIO VINCULADA A SU DESARROLLO.

 
ESPAÑA: SÁNCHEZ INICIA CON BUEN PIE SUS GRANDES DESAFÍOS
Nº 157 de 2 / 2020

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). EL PACTO SOBRE EL SMI Y EL RELATIVO ÉXITO DEL VIAJE A CATALUNYA HAN DADO AIRE AL NUEVO GOBIERNO, ALGO EN PRECARIO MIENTRAS NO SE APRUEBEN LOS PRESUPUESTOS, LO QUE DEPENDE DE UNA ERC PENDIENTE DE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES CATALANAS.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - C/ San Hermenegildo 31 - 2º Dch. 28015 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715