Número 154 - Noviembre de 2019
 
REPORTAJES
 

“Se está pensando el asalto a la Casa Blanca. Para lograr la alcadía de Nueva York se gastó $270 millones y su 88% de Bloomberg vale 53.000”

 
     
EEUU: EL REINADO DEL PRIVATE EQUITY  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

CON TIPOS TAN BAJOS, COMPRAR Y REESTRUCTURAR EMPRESAS ES UNA FORMA DE OBTENER PLUSVALÍAS. Y LAS QUE OFRECEN CIFRAS A LA BAJA PERO BUENOS ACTIVOS (INMOBILIARIOS, POR EJEMPLO) SON MUY APETECIBLES PARA LOS PRIVATE EQUITY.

   
   

TEXTO: PABLO PARDO (WASHINGTON)

“¿Por qué usted solo roba bancos?” “Porque es donde hay dinero”. La anécdota, apócrifa, refiere una presunta conversación entre un periodista y Willie Sutton, el ladrón de bancos más famoso de Estados Unidos. Lo más probable es que no sea cierta. Pero es casi una frase hecha en este país. Una frase que ahora está empezando a no ser cierta. De acuerdo, los bancos siguen siendo los que más dinero tienen. Pero su preponderancia en el sistema financiero se está viendo reducido por otro tipo de instituciones financieras: los fondos privados, lo que normalmente se llaman private equities y venture capital (aunque, para los puristas, los dos tipos son, en realidad, private equity).

En el mundo posterior a la crisis de 2008, los fondos de private equity se han convertido en los principales actores de Wall Street. Las razones son variadas. Por un lado, las sucesivas oleadas de relajación cuantitativa (o sea, de compra de activos por la Reserva Federal) han reducido la volatilidad del mercado y hecho más difícil la vida a los hedge funds long-short. Pero es que precisamente, en un mundo de tipos cero, o muy cerca de cero, es muy difícil lograr rentabilidad. Así que las estrategias de los private equity de comprar empresas y reestructurarlas es una vía para conseguir plusvalías.

A eso hay que sumar la disrupción que cada vez más industrias sufren debido a la llegada de internet. Primero fue el “media Apocalypse” (“el Apocalipsis de los medios”), cuando el público descubrió que tenía información gratis (y a menudo más acorde con sus sesgos ideológicos) en Internet. Ahora estamos en el “retail Apocalypse” (“el Apocalipsis del comercio minorista”), causado por Amazon y del que, hasta la fecha, solo se está salvando Wal-Mart, la única empresa del sector capaz de hacer la transición a internet. Y las compañías con cifras de negocio a la baja pero que todavía cuentan con activos importantes – por ejemplo, inmobiliarios, en el caso de la prensa y de las grandes superficies – son blancos muy apetecibles para fondos de private equity.

OPV catastróficas

Todos esto hace que los fondos de private equity se hayan convertido en los grandes actores de Wall Street en 2019. Y además porque el dinero se va a ellos. Según la Reserva Federal, en Estados Unidos el 1% de la población más rico tenía en el segundo trimestre del año 35,4 billones de dólares en activos; el 50% restante, tenía 36,9 billones. En otras palabras: el archifamoso 1% es ahora tan rico como todos los demás ricos y como toda la clase media. Esos HNWI (high net worth individuals, o individuos de renta neta alta, que es como se califica a las personas que tienen como mínimo un millón de dólares en activos financieros líquidos o en cash) son los clientes ideales de vehículos de inversión como los private equity, en los que en muchos casos la cantidad mínima para invertir es 5 millones de dólares.

La proliferación de los private equity ha transformado al mercado financiero estadounidense. Hoy ya no es necesario que una empresa nueva salga a Bolsa. En 2018, los fondos de capital-riesgo (venture capital o, por sus siglas, VC) inyectaron en empresas de biotecnología y alta tecnología 130.900 millones de dólares. Eso es casi tres veces la cifra de todo el capital levantado por todas las OPVs en EEUU.

De hecho, la hiperabundancia de fondos de private equity es, según algunos, la razón de las catastróficas OPVs de estrellas de la talla de Uber, Lyft, Peloton, y Slack, y de la hecatombe de WeWork: hay tanta liquidez que se está inyectando dinero sin control, y las empresas no salen a bolsa para financiarse, sino, simplemente, para que sus fundadores y directivos puedan hacer caja. Los primeros fondos en haber entrado en esas compañías tienen, en cualquier caso, sus plusvalías garantizadas, por más que el precio de la acción nunca recupere el de la salida al parqué. Los fondos que entraron muy tarde siempre podrán resarcirse con cualquier otra inversión.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: LÁGRIMAS DE MULTIMILLONARIOS
Nº 155 de 12 / 2019

MÁS QUE DIFERENCIAS POLÍTICAS, EN LA LARGA CAMPAÑA QUE PRECEDE A LAS PRESIDENCIALES DEL AÑO PRÓXIMO SE DESTILA ODIO. LA RETÓRICA GUERRACIVILISTA DE LA PRIMERA POTENCIA MUNDIAL ES AVASALLADORA.

 
REINO UNIDO: SEGUIR EN LA ENCRUCIJADA
Nº 155 de 12 / 2019

PRONOSTICAR LA VICTORIA CONSERVADORA NO ERA DIFÍCIL PERO SÍ IMAGINAR UNAS ELECCIONES CON TANTAS Y TAN IMPORTANTES CONSECUENCIAS: BREXIT, REFERÉNDUMS, RELACIONES POLÍTICAS Y COMERCIALES CON LA UNIÓN EUROPEA...

 
ALEMANIA SE REESTRUCTURA
Nº 155 de 12 / 2019

EL MUNDO CAMBIA DEMASIADO DEPRISA PARA EL GUSTO DE ALEMANIA, QUE BUSCA SIEMPRE LO SEGURO, EN LO ECONÓMICO Y EN LO POLÍTICO. ASÍ QUE A LOS CAMBIOS ECONÓMICOS LES SUCEDEN LOS POLÍTICOS, AHORA EN EL PARTIDO SOCIALDEMÓCRATA.

 
UNIÓN EUROPEA: 100 DÍAS QUE MARCARÁN EL FUTURO
Nº 155 de 12 / 2019

“EL SECRETO DE LA FELICIDAD ES LA LIBERTAD, EL SECRETO DE LA LIBERTAD ES EL CORAJE. TENGAMOS TODOS CORAJE. SEAMOS CREATIVOS EN LA UNIÓN EUROPEA” SENTENCIÓ VON DER LEYEN, CITANDO A TUCÍDIDES, AL PRESENTAR SU “GREEN DEAL” PARA EUROPA.

 
ESPAÑA: DESACELERACIÓN DE LA DESACELERACIÓN
Nº 155 de 12 / 2019

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). AUNQUE EL PACTO DEL PSOE Y UP CON EL APOYO DEL PNV Y LA ABSTENCIÓN DEL PNV Y DE ERC CONSIGA SACAR ADELANTE LA INVESTIDURA, GOBERNAR SERÁ MUY COMPLICADO. Y SI ERC NO SE ASBTIENE EL FUTURO PUEDE SER AÚN MÁS COMPLEJO.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715