Número 153 - Octubre de 2019
 
REPORTAJES
 

“El índice de confianza del consumidor (entre 0 y 200, y por debajo de 100 indica pesimismo) estaba en junio en 102,3 y ha ido descendiendo hasta el 80,7 en setiembre”

 
     
ESPAÑA: ENFRIAMIENTO E INCÓGNITAS POLÍTICAS  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). LA ECONOMÍA SE DESACELERA, CON EL RIESGO AÑADIDO DE QUE NO SE RESUELVA LA INESTABILIDAD GUBERNAMENTAL, LARGA Y CADA VEZ MÁS ALARMANTE. QUIZÁS EL DATO MÁS ALENTADOR, DE CARA A LA INVESTIDURA, SEA EL CAMBIO DE ACENTO DE C’S Y PP.

   
   

El verano no le ha sentado bien a la economía. La progresiva concreción de medidas que apuntan a un retorno a la tentación proteccionista ya se está trasladando a los datos económicos de muchos países y disparando el nerviosismo en los mercados financieros. En este contexto preocupante, los bancos centrales insisten -el último, el BCE pero ahora no sin reacciones contrarias de los gobernadores de Alemania, Holanda, Austria, e incluso Francia– en una política monetaria ultraexpansiva (bajos tipos de interés y compra de activos) que creen necesaria para impedir la recesión, aunque saben que su eficacia práctica ya es menor y que también tiene efectos colaterales negativos.

La Unión Europea vive amenazada por la incertidumbre -política y económica- de un cada vez más posible Brexit sin acuerdo el 31 de octubre. Además, la economía alemana -afectada por el menor crecimiento del comercio internacional- y la italiana, están al borde de la recesión. Y aunque la española y, en menor grado, la francesa siguen tirando, la preocupación se incrementa. En España la revisión a la baja del crecimiento en el segundo trimestre (del 0,5% al 0,4%), seguida de la del primero (del optimista 0,7% al 0,5%) y un menor ritmo en la creación de empleo han removido también las previsiones y el clima económico.

De corregir, a la baja

El Banco de España ha rebajado la tasa de crecimiento de este año del 2,4% al 2% y la ministra de Economía, Nadia Calviño, que antes de verano hablaba de corregir al alza la previsión del Gobierno del 2,2%, acaba de admitir que la revisión, en las perspectivas presupuestarias que debe enviar a Bruselas el 15 de octubre, puede ser a la baja. La realidad es que el crecimiento actual (segundo trimestre del 2019 sobre el mismo del año anterior) está ya en el 2%. Y es difícil que pueda incrementarse en la segunda parte del año.

El dato optimista es que la economía sigue creciendo por la buena marcha de las exportaciones -pese a la contracción del comercio internacional- lo que aminora los efectos del frenazo del consumo, debido a la recuperación de la tasa de ahorro, que puede obedecer tanto a una mayor inquietud ante el futuro como a que ha disminuido la demanda embalsada por la última crisis. El buen dato del sector exterior también sirve de contrapeso a los malos indicadores de la inversión y de la industria. La realidad es que, mientras el muy apreciado índice PMI del sector servicios sigue por encima -aunque desacelerándose- del punto medio del 50, el de la industria manufacturera lleva ya dos semestres apuntando contracción.

Por otra parte, la recuperación de la tasa de ahorro -ahora en el 8,7% de la renta disponible cuando llegó a caer hasta el 5%- es un buen dato a medio y largo plazo, pero a corto implica una reducción del consumo que tiene efectos negativos sobre la coyuntura.

Este enfriamiento -que la mayoría de los analistas no cree que deba llevar, al menos a corto plazo, a una recesión- preocupa especialmente por la inestabilidad política que impera desde finales del 2015 pese a la celebración en este periodo de tres elecciones generales. Hasta ahora, en pleno ciclo alcista, no había tenido consecuencias apreciables, pero es dudoso que pase lo mismo cuando la economía mundial ha iniciado el ciclo bajista y cuando se ha confirmado la obligada repetición de elecciones generales -por la incapacidad de la clase política de alcanzar pactos de gobernabilidad- para el próximo 10 de noviembre. Y previsiblemente estaremos con un gobierno en funciones hasta diciembre o primeros del 2020. En este momento la ausencia ya de un gobierno con plenos poderes es muy negativa. Y lo sería todavía más si tras las elecciones del 10 de noviembre se reprodujera la incapacidad de pacto. Entraríamos en zona de alto riesgo.

¿Un cierto bipartidismo?

De momento el clima del país se ha ensombrecido, lo que no puede tener ninguna influencia positiva. Así el Índice de Confianza del Consumidor, que oscila entre 0 y 200 y por debajo de 100 indica pesimismo, estaba en el mes de junio en zona confortable (102,3) y ha ido descendiendo de forma constante y con cierta intensidad hasta situarse en setiembre en un pesimista de 80,7. ¿Cómo puede afectar este dato a las próximas elecciones? A favor de la oposición, fundamentalmente del PP, si se le atribuye la culpa al actual gobierno y se expande un sentimiento de protesta. Por el contrario, a favor del PSOE, si el gobierno actual aparece como el más capacitado para afrontar la crisis. Lo que sí parece es que los nuevos partidos -que han demostrado no estar a la altura desde las elecciones de abril- no podrán generar ninguna sensación de seguridad y pueden ser castigados. ¿Vamos hacia un retorno de cierto bipartidismo? La economía española dependerá, pues, mucho del resultado electoral. Habrá que ver, pero a 7 de octubre y en base a las encuestas publicadas -la última la de El Periódico de Cataluña del domingo 6- el PSOE volvería a ganar las elecciones con un número de diputados similar al actual, el PP subiría una treintena de diputados, C´s podría perder la mitad de sus escaños y Podemos tendería a la baja por la irrupción de Errejón, que además pondría de manifiesto la incapacidad de pacto de Pablo Iglesias.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: LOS MÁXIMOS DE UNA BOLSA MENGUANTE
Nº 156 de 1 / 2020

EN EEUU EL NÚMERO DE COTIZADAS HA CAÍDO A LA MITAD EN LAS ÚLTIMAS DOS DÉCADAS. EN UN MUNDO EN EL QUE SOBRA LA LIQUIDEZ NO HAY POR QUÉ SUFRIR LA ANGUSTIA DE TENER QUE PROVEER DE RESULTADOS TRIMESTRALES AL MERCADO.

 
REINO UNIDO: EL FUTURO EN MANOS DE JOHNSON
Nº 156 de 1 / 2020

GRACIAS A SU AMPLIA MAYORÍA, EL PRIMER MINISTRO CONSERVADOR CONCRETARÁ EL BREXIT EL 31 DE ENERO. EN TODO CASO ¿QUÉ PRETENDE HACER CON EL PAÍS ? ¿Y CON LA RELACIÓN ENTRE REINO UNIDO Y LA UNIÓN EUROPEA?

 
ALEMANIA: 2020, CAMBIO DE PARADIGMA
Nº 156 de 1 / 2020

EL PASADO FUE EL SEXTO AÑO CONSECUTIVO CON SUPERÁVIT EN LAS ARCAS PÚBLICAS, PERO QUE EL ESTADO TENGA DINERO NO SIGNIFICA QUE NO TENGA PROBLEMAS, Y EL CÓMO AFRONTARLOS DIVIDE AL PAÍS; TAMBIÉN AL “CONSEJO DE SABIOS” QUE ASESORA AL GOBIERNO.

 
UNIÓN EUROPEA: FRANCIA INICIA LA BATALLA DE LAS PENSIONES
Nº 156 de 1 / 2020

MACRON PLANTEA UNA JUBILACIÓN SEMEJANTE A LA QUE FUNCIONA EN ALEMANIA DESDE 2001, Y PONER FIN A LAS 42 MODALIDADES EXISTENTES, PERO DESPUÉS DE UN MES DE HUELGAS YA HA RETIRADO LA PROPUESTA DE RETRASARLA A LOS 64 AÑOS.

 
ESPAÑA: COALICIÓN SÍ, PERO SOLO UN PRESIDENTE
Nº 156 de 1 / 2020

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). LA SORPRESA DE LA ENTRADA DE ESCRIVÁ ES EL CLAVO QUE REMACHA LA VOLUNTAD DE PEDRO SÁNCHEZ DE NO SEPARARSE DE EUROPA: TANTA ORTODOXIA COMO SEA NECESARIA Y TANTOS AVANCES SOCIALES COMO ECONÓMICAMENTE SEAN POSIBLES.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715