Número 148 - Abril de 2019
 
REPORTAJES
 

“La campaña no se ha centrado en la economía. No hay crisis y la derecha, con Guindos en el BCE, Rato en la cárcel... no tiene portavoces acreditados”

 
     
ESPAÑA: ESPERANDO AL PRÓXIMO GOBIERNO  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). LAS ENCUESTAS DICEN QUE LA VICTORIA ELECTORAL SERÁ DE PEDRO SÁNCHEZ PERO, SEA DE QUIEN SEA, EL PRÓXIMO GOBIERNO DEBERÁ PACTAR Y ENFRENTARSE A LA DESACELERACIÓN ECONÓMICA SINCRONIZADA QUE PREVÉ EL FMI.

   
   

A la hora de escribir esta crónica -lunes 8 de abril- tres encuestas publicadas hoy mismo -las del ABC, El Periódico de Cataluña y el Confidencial- son prácticamente coincidentes. Si no hay cambios en los veinte días que quedan para las elecciones, el PSOE será el primer partido con más de 130 escaños distanciando de largo al PP que quedaría entre 80 y 90.

No obstante, parece imposible que la derecha forme gobierno porque la horquilla de la suma de diputados del PP, C’s y Vox se sitúa entre 150 y 160 diputados sin ninguna posibilidad de encontrar un cuarto socio. Por el contrario, Pedro Sánchez podría ser investido con el apoyo de Podemos y del PNV necesitando, no en todas las horquillas, la abstención de ERC, pero no la de los diputados comandados por Puigdemont. También alternativamente con el apoyo de la cincuentena de diputados de C’s. Esto no quiere decir que la investidura vaya a ser fácil porque Podemos puede exigir la coalición -cosa a la que Sánchez parece reacio- y quizás Rivera tenga que flexibilizar su posición tras las municipales, autonómicas y europeas de final de mayo.

La investidura puede ser laboriosa, la hipótesis de tener que repetir elecciones (como en 2015) se aleja, pero el perfil del futuro gobierno no está claro. Si puede, Sánchez preferirá seguir con un gobierno socialista incorporando independientes de prestigio como ya hizo cuando formó gobierno tras la moción de censura con Grande Marlaska o Pedro Duque. Parecería que no debería haber inflexión política en el área económica -aunque quizás si de personas, ya que Nadia Calviño ha optado por no presentarse a diputada- y que, en todo caso, la deriva a la izquierda es muy improbable. Sí podría haberla hacia el centro si finalmente hay algún acuerdo del PSOE con C’s, tra las triple elección de mayo o tras el 28-A

Pactos pendientes

Parece que se puede apostar por una estabilidad mediana, ya que un gobierno en minoría, aunque sea superior a la actual, sigue teniendo que pactar muchas cosas. La diferencia principal -salvo pacto con Podemos- sería que en política económica el Gobierno podría pactar tanto a su izquierda (Podemos y ERC) como hacia el centro (PNV y C’s). Además, si Sánchez forma gobierno, la coincidencia programática y estratégica entre PP y C’s (echar al okupa de la Moncloa) es difícil que pueda continuar, lo que rebajaría tensión política y podría abrirse un camino hacia pactos más puntuales y variables.

La pregunta relevante es qué hará el próximo gobierno en economía. Curiosamente esta ha estado ausente de la campaña. Porque la economía española sigue creciendo (más que la europea) y creando empleo, porque la pérdida de fuerza de las exportaciones (a vigilar) ha sido compensada por una mayor demanda interna, porque el déficit publico del 2018 ha caído al 2,6% del PIB saliendo de la zona de vigilancia de la UE, porque la deuda pública ha bajado poco pero ha bajado, porque el más preocupante endeudamiento exterior ha bajado del 100% del PIB en el 2014 al 77% el año pasado, porque la prima de riesgo está algo por debajo de los 100 puntos básicos frente a los 250 de la italiana…

En este contexto de relativa tranquilidad a corto plazo -no a largo- plantear por la oposición un escenario catastrofista tiene poca credibilidad (especialmente si sus lideres están menos valorados en todas las encuestas que Sánchez). Por otra parte, los economistas consagrados del PP (Luis de Guindos, Cristóbal Montoro, los hermanos Nadal, incluso Fátima Bañez) han estado por distintos motivos apartados de la campaña y los nuevos (Daniel Lacalle) han mostrado inexperiencia política y han tenido que callarse. Por su parte, Garicano está concentrado en su campaña europea y algo distanciado de Rivera. Y la oposición tampoco ha querido insistir mucho en la rebaja de impuestos. Sabe que es algo popular entre su electorado, pero criticable -porque a corto aumenta el déficit- y porque la izquierda dice que así se deja sin recursos al Estado del bienestar. Por lo que sea, la campaña no se ha centrado en la economía. No hay crisis y la derecha, con Guindos en el BCE, Rato en la cárcel y Montoro desterrado por sorayista, no tiene portavoces acreditados.

Sánchez tampoco ha querido profundizar en los asuntos económicos. La economía tira y eso le permite prometer más gasto social, un aumento del salario mínimo (ya realizado) y más lucha contra la desigualdad, conceptos que tras la dureza de la pasada crisis y la devaluación salarial (por otra parte obligada) tienen amplia popularidad. Es un discurso electoralmente vencedor.

Pero es posible que la realidad de los próximos meses no sea tan placentera. Un asunto relevante es la reforma laboral (la de Zapatero, pero sobre todo la de Rajoy) que los sindicatos quieren eliminar. Pedro Sánchez ha prometido reformar la reforma laboral de Rajoy pero no lo ha hecho. Porque no tenía mayoría parlamentaria para ello (le habrían faltado los votos del PNV) y porque muchos economistas de su entorno dicen que se puede tocar algo, pero no mucho. Pedro Sánchez está lejos de Carlos Solchaga, pero la advertencia del exministro de Felipe González en Actualidad Económica, a favor de la primacía de los convenios de empresa sobre los sectoriales y de limitar la ultraactividad de los convenios, está ahí.

¿Qué hará en el futuro? Es muy posible que lo que ha hecho hasta el presente. Mantener la mejor relación posible con los sindicatos impulsando medidas sociales más populares -como el apoyo a los parados de más de 52 años o el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones- y hacer solo retoques a la reforma de Rajoy.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: 2019, ¿EL NUEVO 1999?
Nº 151 de 7 / 2019

ESTE AÑO ES PROBABLE QUE SE SUPERE EL RECORD DE SALIDAS A BOLSA DE 1999 ($107.900 MNS) AL MENOS EN TÉRMINOS NOMINALES ¿LES ESPERA A ESTAS COMPAÑÍAS EL MISMO FINAL CATASTRÓFICO QUE A LA MAYORÍA DE AQUELLAS?

 
REINO UNIDO: POR QUÉ JOHNSON NO SERÁ EL TRUMP DE EUROPA
Nº 151 de 7 / 2019

FAVORITO PARA SUCEDER A MAY AL FRENTE DEL PARTIDO CONSERVADOR Y DEL GOBIERNO BRITÁNICO, BORIS JOHNSON, BOJO, MUESTRA LA IMAGEN DE UN POLÍTICO SUPERFICIAL, INCONSTANTE E INCONTROLABLE, UN TRUMP BRITÁNICO. PERO NO ES EXACTAMENTE ASÍ.

 
ALEMANIA: JUEGOS DE PODER Y DINERO
Nº 151 de 7 / 2019

EL NOMBRAMIENTO DE VON DER LEYEN AL FRENTE DE LA COMISIÓN EUROPEA HA ENCOLERIZADO A LOS SOCIALDEMÓCRATAS ALEMANES, QUE ATRAVIESAN UNA CRISIS AÚN MÁS PROFUNDA QUE LA DE LA CDU, Y AMENAZAN CON ABANDONAR LA GRAN COALICIÓN.

 
UNIÓN EUROPEA: UN CAMBIO DE RITMO
Nº 151 de 7 / 2019

UNA LIBERAL ALEMANA PARA DIRIGIR LA COMISIÓN –VAN DER LEYEN, QUE HA ESTADO CON MERKEL EN TODOS SUS GABINETES– Y OLVIDARSE DE LOS SPITZENKANDIDATEN. Y OTRA LIBERAL, FRANCESA, PARA SUSTITUIR A DRAGHI.

 
ESPAÑA: ¿ES POSIBLE CRECER SIN ESTABILIDAD?
Nº 151 de 7 / 2019

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). DESAPARECIDA LA TRADICIONAL BISAGRA CATALANA, CONVERTIDA AL INDEPENDENTISMO, LA POSIBILIDAD DE OTRAS ELECCIONES ANTICIPADAS EN NOVIEMBRE EMPIEZA A DISPARAR LAS ALARMAS SOBRE LA CAPACIDAD DE PACTO DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS ESPAÑOLES.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715