Número 147 - Marzo de 2019
 
REPORTAJES
 

“Si en una fase de prosperidad ha crecido la polarización política, ¿qué pasará cuando se desate la próxima crisis económica?”

 
     
ALEMANIA: GOLPE DE TIMÓN SOCIAL  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

ALEMANIA VIVE SU AUGE ECONÓMICO MÁS LARGO DESDE 1945, CON UN PORCENTAJE DE OCUPACIÓN RÉCORD. PERO SE ENFRENTA A UNA BRECHA SOCIAL PROFUNDA, YA QUE UNO DE CADA CUATRO EMPLEOS ES PRECARIO.

   
   

TEXTO: LIDIA CONDE (FRÁNCFORT)

Sabéis que tras el Brexit estaréis peor que antes?, pregunto a los británicos... Sí, pero a cambio recuperaremos nuestro país, me contestan”. De tales emociones habla Dennis Snower, el investigador que asesora a los Estados del G20, en una entrevista concedida en febrero al diario muniqués Süddeutsche Zeitung. En las funciones matemáticas para Economía no aparecen las emociones, por eso los economistas no entienden por qué los británicos quieren el Brexit, los estadounidenses votan a Trump y, los alemanes, a los xenófobos del partido Alternativa por Alemania (AfD). Según Snower, los políticos han ignorado las necesidades emocionales de los ciudadanos en un momento histórico en el que desaparece el vínculo sentido por el consenso social surgido tras las guerras del siglo pasado y en un momento de estancamiento económico y fuerte inseguridad por el cambio tecnológico.

Dice Snower: “La clase media americana no notó el boom, pero el 1% más rico, sí. Cuando el ascenso social es posible, la gente suele tolerar la desigualdad. Ahora la permeabilidad desaparece y los ciudadanos no tenemos la sensación de que a nuestros hijos les irá mejor que a nosotros”. Por otro lado, la respuesta política no es tan fácil. Y menos desde Berlín. “En Alemania se registra ya un importante redistribución de los ingresos”. De ahí el fortísimo debate actual sobre el futuro del Estado Social. ¿Habría que repartir todavía más? Para Snower, director del Instituto de Economía Mundial de Kiel, habría que barajar medidas poco convencionales como la del presidente Bill Clinton en los 90, que motivaba al trabajo a la población menos favorecida. Lo peor es mentir a la población, como Trump, diciéndole que su trabajo se va a China. “Trump no les dice que el avance tecnológico destruye empleo y que los consorcios de Silicon Valley de California les quitan el trabajo”, advierte.

La respuesta de los socialdemócratas alemanes (SPD) a este debate es un golpe de timón en política social para endulzar las reformas del mercado laboral y los recortes introducidos por el excanciller Gerhard Schröder (SPD) con el fin de restringir las posiblidades de vivir del Estado social sin esforzarse por trabajar y crear empleo. En 2005 había aquí 5 millones de parados y, con su Agenda 2010, Schröder quiso mover a la gente. Hoy hay casi pleno empleo, pero también descontento social (muchos ganan demasiado poco), por lo que el SPD propone dar ahora marcha atrás en el programa de reformas para recuperar el voto socialdemócrata, que ha pasado del 40% habitual al 20,5% en las generales de 2017. Y hoy solo cuenta con el 15% de intención de voto”.

Hacia más polarización

A pesar de que el país va bien, el indicador de confianza del sector empresarial ha bajado ahora al nivel más bajo desde diciembre de 2014. Las razones son varias: el Brexit, que amenaza el sector industrial y las exportaciones; las tensiones comerciales, y la incógnita china. Al sector del automóvil, que ya sufre por los escándalos y las normativas sobre emisiones contaminantes, solo le faltaría que EE UU elevara los aranceles a los coches europeos. Y en la incógnita china hay que tener cada vez más en cuenta que China compite ahora con Alemania en tecnología punta y en puestos de trabajo altamente cualificados, por lo que se registrará una espiral salarial hacia abajo. Y ello en un momento de creciente robotización, que amenaza el 18% de los puestos de trabajo y cambiará el futuro laboral de otro 36% en Alemania.

“Vamos hacia una mayor polarización”, anuncia Henrik Müller, del semanario Der Spiegel. Según el periodista, se equivocan quienes piensan que la anunciada apuesta del SPD por mayor Estado Social y la de la CDU de Merkel por una política industrial que se defienda del avance chino y de la economía de datos estadounidense y por una política que acoja menos refugiados callarán los populismos. “Pues las razones del auge de los movimientos populistas siguen ahí. Las económicas y las comunicativas”. También Berlín teme que en los próximos años las democracias occidentales sufran más dosis de populismo. De ahí su decidida apuesta por más Europa. Si en una fase de prosperidad ha aumentado la polarización política, ¿qué pasará cuando se desate la próxima crisis económica? La receta de Müller, reducir la contribución a la seguridad social de los sueldos bajos y medios e invertir, invertir, invertir. En ciencia, tecnología y formación.

Y en la gente, reclama Frank Bsirske. Para el presidente del sindicato Verdi es intolerable que en un país rico como Alemania haya tanta gente al límite de la pobreza. Sí, la economía alemana va bien, dice en unas declaraciones a Consejeros. “Se trata del auge más largo desde 1945. Con un porcentaje de ocupación récord. Por otro lado, el país está socialmente dividido. Tenemos el sector de baja remuneración más grande de Europa. Uno de cada cuatro puestos de trabajo es precario. Por eso, en el futuro millones de trabajadores cobrarán una miseria de jubilación. Los últimos Gobiernos no han conseguido acoplar el avance económico y social”.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: WALL STREET Y LAS PRIMARIAS DEMÓCRATAS
Nº 153 de 1 / 2019

ENTRE LOS CANDIDATOS DEMÓCRATAS PARA ENFRENTARSE A TRUMP EL AÑO PRÓXIMO SE DESTACA EL EX VICEPRESIDENTE BIDEN (ENTRE EL 25 Y EL 30% DE LOS APOYOS) MIENTRAS WALL STREET LE PONE LA PROA A SANDERS Y A WARREN.

 
REINO UNIDO: POR QUÉ EL BREXIT TIENE QUE OCURRIR
Nº 153 de 10 / 2019

LA ECONOMÍA Y LA SOCIEDAD BRITÁNICAS ESTÁN PADECIENDO LA INCERTIDUMBRE QUE RODEA AL BREXIT. SOLAMENTE RESPETAR EL RESULTADO DEL REFERÉNDUM A TRAVÉS DE UN BREXIT SUAVE PODRÍA TRANQUILIZAR AL REINO UNIDO.

 
ALEMANIA: ¿SALVAMOS EL CLIMA O LA ECONOMÍA?
Nº 153 de 10 / 2019

EL GOBIERNO DE MERKEL ESTÁ DE ACUERDO EN AUMENTAR LA INVERSIÓN EN I+D Y EN POLÍTICA CLIMÁTICA, PERO SIN ENDEUDARSE MÁS. TAMPOCO LOS EXPERTOS VEN LA NECESIDAD DE LANZAR UN FUERTE PAQUETE DE ESTÍMULOS FISCALES, POR AHORA.

 
UNIÓN EUROPEA: LA UNIÓN DEL MERCADO DE CAPITALES, ESTANCADA
Nº 153 de 10 / 2019

EN LA ÚLTIMA DÉCADA LOS MERCADOS DE CAPITALES ESTADOUNIDENSES HAN CRECIDO, EN RELACIÓN AL PIB, MIENTRAS QUE EN LOS ESTADOS MIEMBROS DE LA UE SE HAN REDUCIDO. EL PROYECTO DE CAPITAL MARKETS UNION ESTÁ VARADO.

 
ESPAÑA: ENFRIAMIENTO E INCÓGNITAS POLÍTICAS
Nº 153 de 10 / 2019

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). LA ECONOMÍA SE DESACELERA, CON EL RIESGO AÑADIDO DE QUE NO SE RESUELVA LA INESTABILIDAD GUBERNAMENTAL, LARGA Y CADA VEZ MÁS ALARMANTE. QUIZÁS EL DATO MÁS ALENTADOR, DE CARA A LA INVESTIDURA, SEA EL CAMBIO DE ACENTO DE C’S Y PP.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715