Número 156 - Enero de 2020
 
REPORTAJES
 
“Sin embargo, si se trata de un arrendamiento operativo, el arrendador mantiene el activo en su balance y reconoce los cobros como ingresos. Así que los tratamientos contables de arrendador y arrendatario no son simétricos”    
     
DUDAS CON LA NIIF 16  
       
 
     
     
     

EL CAMBIO EN LA REGULACIÓN DE LOS ARRENDAMIENTOS, QUE OBLIGA A REFLEJAR COMO UN PASIVO EL VALOR ACTUAL DE LOS PAGOS FUTUROS, ALTERA SUSTANCIALMENTE LAS CUENTAS DE MUCHAS COTIZADAS, LAS OBLIGADAS A APLICAR ESTA NORMA, QUE ACABA CON LA DISTINCIÓN ENTRE ARRENDAMIENTOS FINANCIEROS Y OPERATIVOS... EN LAS CUENTAS DEL ARRENDATARIO PERO NO EN LAS DEL ARRENDADOR.

   
     
    Foto: Archivo RC  

TEXTO: LEANDRO CAÑIBANO Y FELIPE HERRANZ UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MADRID Y AECA (ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE CONTABILIDAD Y ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS)

La Norma Internacional de Información Financiera sobre Arrendamientos (NIIF 16)1 , emitida por el IASB, ha entrado en vigor el 1 de enero de 2019, no exenta de diversas controversias. En España es de aplicación a los estados financieros consolidados de las empresas que cotizan en Bolsa y a todos los estados financieros de las entidades de crédito2.

El principal cambio que presenta esta norma respecto a su predecesora en la regulación de arrendamientos, la Norma Internacional de Contabilidad número 17, se refiere a la presentación de estas operaciones en los estados financieros del arrendatario, sustituyendo el criterio de distinguir los arrendamientos financieros y los operativos, por un modelo único con el esquema contable que previamente existía para los arrendamientos financieros, es decir, reconocimiento de un activo por el derecho de uso y un pasivo por el valor actual de los pagos futuros.

Sin embargo, para el arrendador, se mantienen las diferencias entre arrendamiento financiero y arrendamiento operativo, en línea con la NIC 17. Si se trata de un arrendamiento financiero, básicamente, el arrendador da de baja el activo arrendado y reconoce un activo financiero; es decir, aplica el mismo criterio que el arrendatario, desde el punto de vista de la contraparte. Sin embargo, si se trata de un arrendamiento operativo, mantiene el activo arrendado en su balance, siguiendo con su amortización, y reconoce los cobros del arrendamiento como ingresos. Es decir, en los arrendamientos operativos, los tratamientos contables del arrendador y del arrendatario no son simétricos.

Para su correcta aplicación, la NIIF 16 incluye criterios para identificar si el contrato contiene realmente un arrendamiento y, en caso positivo, a los efectos de su tratamiento por parte del arrendador, si es de tipo financiero u operativo.

¿Contiene el contrato un arrendamiento o se trata de un servicio?

Resumidamente, se tratará de un arrendamiento y, por lo tanto, estará sujeto a lo establecido por la NIIF 16 si se dan simultáneamente las siguientes condiciones:

– Existe un activo identificado.

– El arrendatario tiene derecho, esencialmente, a todos los beneficios económicos del uso del activo.

– El arrendatario tiene derecho a dar instrucciones sobre el uso del activo o a explotar el activo durante todo el período contratado sin que el arrendador tenga derecho a modificarlo, o bien el arrendatario haya diseñado el activo de manera tal que queda predeterminado su uso.

Si no se dan estas condiciones, el contrato no contendría un arrendamiento regulado por la NIIF 16 y debería presentarse en los estados financieros del arrendador y del arrendatario de acuerdo con otra norma aplicable. Frecuentemente, cuando un contrato no cumple las condiciones citadas, se trata de una prestación de servicios, regulados principalmente por la NIIF 15. Ingresos ordinarios procedentes de contratos con clientes.

No obstante, la norma prevé la posibilidad de que nos encontremos con un contrato que incluye, simultáneamente, arrendamiento y prestación de servicios. En estos casos, la empresa debe separar ambos componentes de la forma más precisa posible, para aplicarles la normativa correspondiente a cada uno de ellos; salvo que la empresa opte por la simplificación que contempla la norma consistente en tratar el contrato en su conjunto como de arrendamiento3. También establece la norma que pueden quedar fuera de su alcance aquellos contratos de arrendamiento de escaso valor (no superior a 5.000 $) o de corto plazo.

¿Se trata de un arrendamiento financiero u operativo?

A los efectos del arrendador, una vez establecido que se trata de un arrendamiento, es necesario dilucidar si es financiero u operativo. El criterio general es que se considera arrendamiento financiero cuando se transfieren sustancialmente al arrendatario todos los riesgos y beneficios inherentes a la propiedad del activo, siendo operativo si no se dan estas circunstancias. Asimismo, destaca la norma que esta clasificación debe basarse en la sustancia económica de la transacción más que en la forma del contrato.

La norma ofrece algunos ejemplos de situaciones en las que se puede deducir que se trata de un arrendamiento financiero. Entre ellas:

– Al final del contrato, el arrendador adquiere la propiedad del activo.

– La opción de compra (generalmente la última cuota del arrendamiento) es suficientemente baja -comparada con el valor razonable del activo subyacente en la fecha de la opción- para considerar razonablemente cierto, desde el inicio del contrato, que se ejercitará la opción de compra por parte del arrendatario.

– La duración del contrato de arrendamiento cubre la mayor parte de la vida útil del activo subyacente, aunque no se transmita la propiedad de dicho activo.

– El valor actual de los pagos futuros, al inicio del contrato igualan, al menos sustancialmente, el valor razonable del activo subyacente.

– El activo subyacente tiene tales características que únicamente puede ser utilizado por el arrendatario, salvo que se realicen modificaciones importantes.

1 Se señala el nombre completo de la norma la primera vez que se menciona.

2 De acuerdo con el proyecto existente del ICAC, no está prevista su incorporación por el momento al PGC.

3 No permite la NIIF 16 que se trate en su conjunto como prestación de servicios.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ORIENTE MEDIO, UNA CRISIS PERMANENTE
Nº 157 de 2 / 2020

NINGUNA DE LAS RAZONES ADUCIDAS POR TRUMP PARA RETIRAR A EEUU DEL ACUERDO DE VIENA TENÍA EL MENOR FUNDAMENTO, PERO ÉL INSISTE EN PRESIONAR A LOS PAÍSES EUROPEOS PARA QUE DENUNCIEN TAMBIÉN EL ACUERDO, CON IDEA DE NEGOCIAR “OTRO MEJOR”, MIENTRAS SE CONVIERTE EN UN AUTÉNTICO AGENTE PROVOCADOR -CON ATENTADOS COMO EL DEL 3 DE ENERO CONTRA SOLEIMANI- Y REFUERZA EL ESQUEMA DE SANCIONES CONTRA EL RÉGIMEN IRANÍ, QUE INSTA A EUROPA A QUE RECUPERE SU LIBERTAD DE ACCIÓN.

 
¿ACCIONISTAS O PRESTAMISTAS?
Nº 157 de 2 / 2020

EL S&P500 DA UNA RENTABILIDAD POR DIVIDENDO DEL 1,8% FRENTE AL 3,2% DEL EUROSTOXX. PERO LA TIR DE LOS BONOS USA ESTÁ EN EL 3% Y LA DE LOS EUROPEOS, QUE ESTUVO EN EL 5% EN 2011, HA CAÍDO AHORA AL 0,5%.

 
DEL RELATO A LA REALIDAD: LA AGENDA LABORAL DEL GOBIERNO SÁNCHEZ-IGLESIAS
Nº 157 de 2 / 2020

"DE LA DEROGACIÓN DE LA REFORMA LABORAL, A PALO SECO, SE PASÓ A LA SUPRESIÓN DE LOS ASPECTOS 'MÁS LESIVOS' , SIN CONCRETARLOS. SE TRATA DE REFORZAR EL PODER SINDICAL Y LIMITAR LAS FACULTADES DE LOS EMPRESARIOS, LO QUE DESALENTARÁ LA CREACIÓN DE EMPLEO, QUE SE DESACELERA CON EL PASO DE LOS MESES Y LA DISMINUCIÓN DEL CRECIMIENTO".

 
ALEMANIA: UN VIEJO SOCIALISMO EN EBULLICIÓN
Nº 156 de 1 / 2020

LOS NUEVOS LÍDERES DEL SPD PLANTEARON A SUS BASES UN GIRO A LA IZQUIERDA: DEROGAR LA NORMATIVA LABORAL DE SCHRÖDER INCLUIDA EN EL PAQUETE LLAMADO HARTZ IV, ELEVAR EL SALARIO MÍNIMO (PRINCIPIO YA INCORPORADO EN LOS CONTRATOS DE COALICIÓN), ELIMINAR LA RIGUROSA REGLA FISCAL DEL “FRENO A LA DEUDA”, QUE SE INCORPORÓ AL TEXTO CONSTITUCIONAL EN 2009, Y AL TIEMPO RENUNCIAR AL RIGUROSO EQUILIBRIO PRESUPUESTARIO DEL “CERO NEGRO”, EL SCHWARZE NULL QUE EL MINISTRO SOCIALISTA SCHOLZ HA APLICADO CON LA MISMA CONTUNDENCIA QUE SU ANTECESOR DEMOCRISTIANO, SCHAUBLE.

 
EL DESPLAZAMIENTO DE LO REAL A LO FINANCIERO
Nº 156 de 1 / 2020

EL PESO DEL SECTOR FINANCIERO EN EL PIB DE LOS EEUU SE HA MULTIPLICADO POR 4 DESDE 1950. PERO ENTONCES LAS FINANZAS PROVEÍAN FONDOS PARA LA INVERSIÓN A LARGO PLAZO MIENTRAS QUE AHORA TODO ES CORTO PLAZO.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - C/ San Hermenegildo 31 - 2º Dch. 28015 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715