Número 154 - Noviembre de 2019
 
REPORTAJES
 
"El Gobierno de Sánchez ha acreditado esa política clientelar designando inmediatamente a militantes leales para ocupar cargos institucionales para los que carecen de idoneidad"    
     
TRAS TRES LEGISLATURAS FRUSTRADAS LLEGA OTRA AVERIADA  
       
 
     
     
     

"EL MULTIPARTIDISMO ESTÁ FRACASANDO ANTES DE DAR FRUTOS. ENTENDERSE, TRANSIGIR, PACTAR, NO ES LA NORMA, AL CONTRARIO, SE PONE EL ÉNFASIS EN CONFRONTAR, RECTIFICAR Y DESCALIFICAR. LA POLÍTICA ESPAÑOLA SE DESLIZA ASÍ HACIA UNA ZONA MOVEDIZA, CON TENDENCIA A LA PROVISIONALIDAD. CON LÍDERES MEDIOCRES, POCO CAPACES PARA AFRONTAR LOS RETOS QUE TENEMOS POR DELANTE".

   
     
    Foto: Archivo RC  

TEXTO: FERNANDO G. URBANEJA

Desde 2016, como consecuencia de la Gran recesión y del agotamiento de los partidos tradicionales de Gobierno desde 1977, la política española se ha entregado a una fase de provisionalidad e inestabilidad, de multipartidismo, que exige a los líderes políticos habilidades para consensuar, para armar gobiernos de coalición de dos o más partidos, bien sea para lograr una investidura o para componer gabinetes y programas multipartidistas.

Si el bipartidismo duró casi cuarenta años con un más que razonable desempeño, el multipartidismo está fracasando antes de dar frutos. El bipartidismo se sustentó al comienzo de la Transición y de la democracia constitucional en el “consenso” entre las fuerzas políticas, jalonado por los sucesivos Pactos de la Moncloa (1977), de la Constitución (1978); para la integración en Europa (1985) y el Pacto de Toledo para las pensiones (1995). De entonces acá los consensos se han debilitado, aunque no han faltado barruntos de pactos de Estado lábiles contra el terrorismo o por el autonomismo más o menos federalista o para estrategias frente a la recesión. Pero todos estos han sido pactos blandos, de poco recorrido. Entenderse, transigir, pactar no es lo norma, por el contrario el énfasis está en confrontar, rectificar, descalificar. Decayó la cultura del consenso y los partidos viejos y nuevos y sus líderes, que no vivieron la Transición, han optado por estrategias unilaterales y parciales con poca eficacia.

Desde 2015 aparecen partidos nuevos, jóvenes, con vocación de superar a los viejos; pero se han hecho viejos en pocos años. Los partidos, viejos y nuevos, se blindan internamente y utilizan desvergonzadamente el poder del que disponen para ocupar todo el espacio del Estado con políticas clientelares que rozan la ilegalidad. El gobierno de Pedro Sánchez ha acreditado esa política clientelar designando inmediatamente a militantes leales para ocupar cargos institucionales para los que carecen de idoneidad. La colonización de los poderes del Estado y la tolerancia con la corrupción han sido factores críticos para la desafección del electorado. Y los nuevos partidos no han respondido a la expectativas de renovación deslizándose hacia los “malos usos” antes incluso de llegar al poder. Como ejemplo sirve el comentario en público de Errejón (dirigente entonces de Unidos Podemos) invitando a sus cofrades a ocupar las instituciones para que cuando perdieran unas elecciones tuvieran plataformas institucionales de retirada donde pasar el invierno.

Aparece la extrema derecha

El hecho diferencial y novedoso de las últimas elecciones es la aparición de un partido a la derecha, similar a los que ocupan ese espacio político en otros países europeos con marcado carácter populista y derechista. Vox, una escisión del Partido Popular, preñado de nacionalismo excluyente, azuzado por el independentismo catalán, y por políticas sectoriales de la izquierda que tienen que ver con la figura de Franco y otras reivindicaciones muy sectoriales, aparece en la nueva legislatura con un 15% de votos y escaños (52), como tercer grupo parlamentario que está contra todos los demás y muestra resistencia radical a consensos y pactos. Con 52 diputados pueden practicar políticas obstruccionistas con pocas posibilidades de éxito final pero que complicarán la vida parlamentaria. Será un grupo ruidoso, descarado, muy populista, como para traer de cabeza a cualquier gobierno débil.

Si para los socialistas Vox parecía una baza para restar espacio y aire a su competidor tradicional (el PP), para la derecha suponía un riesgo que no quisieron afrontar. Hoy, tanto el PP como Ciudadanos, andan preguntándose a quien se le ocurrió la convocatoria de la manifestación de la plaza de Colón, con foto de los dirigentes de los tres partidos; se peguntan también quién sostuvo que una alianza blanda con VOX, de apoyo parlamentario aunque no de gobierno, en Andalucía, Madrid y Murcia, no conllevaría un coste electoral. Manuel Valls lo advirtió, pero le excluyeron en vez de hacerle caso.

Vox ha arañado votos a todos los partidos, incluido el socialista, porque ha expuesto una interpretación simple, torticera, populista de los problemas y de las soluciones que no va a poner en práctica. El debate de candidatos en las televisiones (diez millones de audiencia) o antes un espacio como el “hormiguero” (cuatro millones de espectadores permitieron al líder de Vox vender su mercancía sin resistencia, sin que nadie rebatiera los datos y las interpretaciones.

Vox no va a ser un partido de gobierno, pero si una máquina de captar votos. En el PP entienden ahora que VOX no será un socio fácil, además saben que su precio ha subido mucho. Empiezan a entender que una actitud ambigua ante VOX facilitó el trasvase de votos de la derecha al nuevo partido, ya que iban a servir, mejor apoyar al nuevo para aguijonear al viejo que les había decepcionado. Si hubiera estado claro que votar a VOX perjudicaba al PP muchos hubieran pensado dos veces su voto.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ALEMANIA: UN VIEJO SOCIALISMO EN EBULLICIÓN
Nº 156 de 1 / 2020

LOS NUEVOS LÍDERES DEL SPD PLANTEARON A SUS BASES UN GIRO A LA IZQUIERDA: DEROGAR LA NORMATIVA LABORAL DE SCHRÖDER INCLUIDA EN EL PAQUETE LLAMADO HARTZ IV, ELEVAR EL SALARIO MÍNIMO (PRINCIPIO YA INCORPORADO EN LOS CONTRATOS DE COALICIÓN), ELIMINAR LA RIGUROSA REGLA FISCAL DEL “FRENO A LA DEUDA”, QUE SE INCORPORÓ AL TEXTO CONSTITUCIONAL EN 2009, Y AL TIEMPO RENUNCIAR AL RIGUROSO EQUILIBRIO PRESUPUESTARIO DEL “CERO NEGRO”, EL SCHWARZE NULL QUE EL MINISTRO SOCIALISTA SCHOLZ HA APLICADO CON LA MISMA CONTUNDENCIA QUE SU ANTECESOR DEMOCRISTIANO, SCHAUBLE.

 
EL DESPLAZAMIENTO DE LO REAL A LO FINANCIERO
Nº 156 de 1 / 2020

EL PESO DEL SECTOR FINANCIERO EN EL PIB DE LOS EEUU SE HA MULTIPLICADO POR 4 DESDE 1950. PERO ENTONCES LAS FINANZAS PROVEÍAN FONDOS PARA LA INVERSIÓN A LARGO PLAZO MIENTRAS QUE AHORA TODO ES CORTO PLAZO.

 
DUDAS CON LA NIIF 16
Nº 156 de 1 / 2020

EL CAMBIO EN LA REGULACIÓN DE LOS ARRENDAMIENTOS, QUE OBLIGA A REFLEJAR COMO UN PASIVO EL VALOR ACTUAL DE LOS PAGOS FUTUROS, ALTERA SUSTANCIALMENTE LAS CUENTAS DE MUCHAS COTIZADAS, LAS OBLIGADAS A APLICAR ESTA NORMA, QUE ACABA CON LA DISTINCIÓN ENTRE ARRENDAMIENTOS FINANCIEROS Y OPERATIVOS... EN LAS CUENTAS DEL ARRENDATARIO PERO NO EN LAS DEL ARRENDADOR.

 
ALEMANIA: INCERTIDUMBRES POLÍTICAS
Nº 155 de 12 / 2019

"EL PRESIDENTE STEINMAIER Y EL EX PRESIDENTE GAUK HAN RECOMENDADO PÚBLICAMENTE A LA CDU QUE NEGOCIE CON DIE LINKE, LA IZQUIERDA, EL GOBIERNO DE TURINGIA. LA RÁPIDA CARRERA DE AFD PARECE JUSTIFICAR LA RECOMENDACIÓN, REALMENTE EXCEPCIONAL, EN APOYO DE UN PACTO DE GOBIERNO ENTRE GRUPOS OPUESTOS PERO LIMPIAMENTE DEMOCRÁTICOS".

 
EL DINERO VUELVE A ENTRAR EN LAS BOLSAS EUROPEAS
Nº 155 de 12 / 2019

DESDE MEDIADOS DE OCTUBRE, Y DESPUÉS DE 80 SEMANAS DE SALIDAS NETAS (A UN RTIMO DE -2.500 MILLONES DE EUROS POR SEMANA) LA RENTA VARIABLE EUROPEA VUELVE A REGISTRAR ENTRADAS DE FONDOS, A UN RITMO DE +2.400 MILLONES DE EUROS SEMANALES. UN CAMBIO DE TENDENCIA QUE HA PROPICIADO LOS RECIENTES MÁXIMOS DE ALGUNAS BOLSAS EUROPEAS.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715