Número 153 - Octubre de 2019
 
REPORTAJES
 
Reino Unido era un contrapeso liberal efectivo al estatismo franco alemán    
     
LA UNIÓN AÚN NO HACE LA FUERZA  
       
 
     
     
     

APROVECHANDO EL IMPASSE QUE SUFRE LA INTEGRACIÓN CONTINENTAL, LA EDITORIAL DEUSTO SOLICITÓ A VARIOS POLÍTICOS Y ECONOMISTAS ESPAÑOLES UNAS LÍNEAS SOBRE SU VISIÓN DE ESE PROYECTO A MEDIO HACER QUE ES HOY LA UNIÓN EUROPEA. SE ANALIZAN AQUÍ ALGUNAS DE SUS REFLEXIONES –RECOGIDAS EN EL LIBRO "LA UNIÓN HACE LA FUERZA"– EN EL CONVENCIMIENTO DEL AUTOR DE QUE "DEBERÍAN SERVIR DE BASE FIRME PARA DEFINIR NUESTRAS LÍNEAS DE TRABAJO EN LAS INSTITUCIONES EUROPEAS".

   
     
    Foto: Archivo RC  

TEXTO LUIS MARTÍ

La nueva presidenta de la Comisión europea, Ursula von der Leyen, tiene ante sí una formidable tarea de autoafirmación frente a un Parlamento dividido, y de puesta en orden de diversos temas críticos cuyos expedientes deja abiertos el equipo anterior. Aunque desde esta revista no han faltado críticas a la gestión personal del presidente Juncker, conviene recordar que la labor de una Comisión Europea está muy condicionada por el uso o abuso que hace cada país miembro de las normas de procedimiento que establece el Tratado para la toma de decisiones por el Consejo. La falta de progreso hacia objetivos tan importantes como la unión bancaria, por ejemplo, en absoluto puede achacarse a la Comisión sino al retraimiento político de algunos países miembro.

Un repaso de la mayor parte de esos temas crítico se encuentra en la excelente colección de ensayos publicada hace unos meses por Deusto, bajo el título “La Unión hace la fuerza-Europa ante los desafíos del siglo XXI”. En general, son serias reflexiones de economistas y políticos españoles que debieran servir de base firme para definir nuestras líneas de trabajo en las instituciones. Aquí solamente pueden comentarse algunos de los ensayos. Todos merecen leerse con atención.

Política exterior (Josep Piqué)

Es evidente que la UE tiene que dar cabida a relaciones bilaterales “tradicionales” que aporten algunos de sus miembros, generalmente por causas históricas o de algún pasado colonial superado. Pero lo verdaderamente importante es poder conseguir que todos los miembros cierren filas ante problemas internacionales trascendentales, y compartan el mismo criterio y unidad de acción frente a cuestiones tan graves como el expansionismo naval chino, la deforestación en la Amazonía, un acuerdo nuclear con Irán o la permanente inestabilidad política en el Próximo oriente. En otras palabras, la UE solamente podrá desempeñar algún papel como “gran potencia”, si el conjunto del bloque se identifica con una política internacional uniforme y previsible, y dispone de los recursos necesarios para hacerla efectiva. El presidente Macron es quien con mayor vehemencia –ya desde su discurso en La Sorbona, septiembre 2017– defiende el concepto de una “Europa soberana” y trata de compartirlo con el gobierno de Merkel. Sin éxito, hay que decirlo, porque la política exterior alemana adolece de prudencia extrema y desde luego, no contempla escenarios susceptibles de exponer su potente industria automovilística a roces con as autoridades norteamericanas o chinas. En algunas áreas, como la del cambio climático, se han conseguido planteamientos unificados, que ahora tendrá que asegurar y ampliar el Alto representante español. En todo caso, faltará durante años una capacidad militar disuasoria basada en la puesta en común de fuerzas armadas nacionales: razón de más para compartir en el mapamundi espacios de afirmación europea.

Aisladamente, ningún país miembro, ni siquiera Alemania o Francia, pueden aspirar a desempeñar el papel de “gran potencia”. Como recuerda Josep Piqué con sorna, la UE da cabida hoy a dos grupos de países, los que tienen conciencia de que su tamaño los hace políticamente insignificantes en el mundo, y varios países importantes, de mayor dimensión, pero aspirantes en vano a que el resto del mundo los considere como “gran potencia”. La renuencia a dar pasos hacia un concepto de soberanía “europea” como propone la Francia actual, encierra desde luego el peligro de una interpretación política susceptible de reflejar las estrechas convicciones nacionalistas que descaradamente, con matices diversos, hacen suyos los programas del populismo. Aunque resulte muy difícil quemar etapas hacia un proyecto europeo avanzado, es apremiante afrontar visiones populistas que pretenden minar el espíritu liberal con que nació la comunidad europea y que seguimos considerando esencial para ampliar su horizonte.

En España se produjo cierta confusión acerca de las funciones de nuestro Alto Representante, cargo de gran relevancia política a disposición de España, una vez que Francia, Alemania y la misma Italia habían cubierto el BCE, la presidencia de la Comisión y el Parlamento Europeo. El procedimiento de elección es específico, porque el Alto Representante (y Vicepresidente de la Comisión) es elegido directamente por mayoría cualificada del Consejo Europeo (Tratado art. 18.1). Las funciones del Alto Representante serán las mismas que han ejercido sus dos predecesoras, asuntos exteriores, política de seguridad y defensa (ibid 18.2). Quien siga estos temas sabe perfectamente la importancia que tiene para la UE un puesto que debe conciliar diferentes visiones políticas para presentar ante el resto del mundo un bloque coherente de intereses que refleje el peso de la UE como una “gran potencia” en el mundo. Hace falta una notable personalidad negociadora para conseguir este aglutinante político y las instituciones europeas han colocado a una figura que reúne amplísima experiencia económica y política.

(Defectuosa) gestión de una crisis (Gonzalo García Andrés)

Su análisis es excelente para comprender las serias insuficiencias de origen y funcionamiento de la unión monetaria europea Merecen tenerse en cuenta sus comentarios prácticos acerca de la política y economía italiana –que siguen siendo valiosos después del inesperado cambio de guardia en agosto–, así como sobre el gran paso pendiente en la eurozona, una unión fiscal, paso de gran trascendencia, puesto que implica compartir o transferir competencias presupuestarias desde parlamentos nacionales al parlamento europeo. Muchos economistas y políticos europeos, y por supuesto, la Comisión, reclaman este paso, por encima de dificultades institucionales que no pueden ocultarse. Pero “hablar” del tema, tarea que ha consumido muchas horas de trabajo preparatorio y de sesiones formales, no tiene hoy por hoy implicaciones serias. La iniciativa seria no figura todavía en la agenda política de la eurozona, aunque el presidente Macron nunca olvide suscitarla en sus bilaterales con el gobierno alemán.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
UN “PRIVILEGIO EXORBITANTE”
Nº 158 de 3 / 2020

“CUANDO EEUU DECIDE UNILATERALMENTE APLICAR UNAS SANCIONES ESPERA QUE SUS ‘ALIADOS’ SE ABSTENGAN DE REALIZAR LAS OPERACIONES QUE HA DECIDIDO PROHIBIR. LA UE TIENE NORMAS QUE IMPIDEN A SUS EMPRESAS ACATAR ESAS PROHIBICIONES, PERO ANTE EL MIEDO A LAS ‘SANCIONES SECUNDARIAS’, ÉSTAS OPTAN POR CEDER; ACABA DE OCURRIR CON EL PROYECTO NORD STREAM 2".

 
¿REVALORIZACIONES HISTÓRICAS?
Nº 158 de 3 / 2020

“ENJUICIAR LO CARA O BARATA QUE ESTÁ UNA BOLSA POR SU EVOLUCIÓN PASADA PUEDE SER MUY TRAMPOSO”. LA REVALORIZACIÓN DE LA AMERICANA DESDE EL 2010 ES GRANDE. NO TANTO SI LA ANALIZAMOS DESDE EL 2000.

 
LOS ERRORES DEL REINO UNIDO
Nº 158 de 3 / 2020

PRIMERO, SE EROSIONÓ EL GRAN PILAR DEL DINAMISMO ECONÓMICO BRITÁNICO EN FORMA DE CERTIDUMBRE DE LAS REGLAS DE JUEGO, EN CONCRETO, DE LAS REFERIDAS A LAS RELACIONES CON LOS SOCIOS EUROPEOS, Y, AHORA, SE TRATA DE LIMITAR EL NECESARIO FLUJO DE TRABAJADORES HACIA EL PAÍS. LOS ERRORES SE ACUMULAN EN LONDRES Y LO PREOCUPANTE ES QUE ESTOS SON DE GRAN IMPORTANCIA... EN LOS PRÓXIMOS MESES DICE QUERER CERRAR UN ACUERDO DE LIBRE COMERCIO CON LA UE, PERO MANTENIENDO TOTAL SOBERANÍA REGULATORIA; UNA PROPUESTA INASUMIBLE PARA BRUSELAS, EQUIVALENTE A DEJAR VÍA LIBRE A UNA POSIBLE COMPETENCIA DESLEAL DEL REINO UNIDO, QUE ABRIRÍA LA PUERTA A UN PELIGROSO PROCESO DE DESLOCALIZACIÓN PARA LA UE.

 
ORIENTE MEDIO, UNA CRISIS PERMANENTE
Nº 157 de 2 / 2020

NINGUNA DE LAS RAZONES ADUCIDAS POR TRUMP PARA RETIRAR A EEUU DEL ACUERDO DE VIENA TENÍA EL MENOR FUNDAMENTO, PERO ÉL INSISTE EN PRESIONAR A LOS PAÍSES EUROPEOS PARA QUE DENUNCIEN TAMBIÉN EL ACUERDO, CON IDEA DE NEGOCIAR “OTRO MEJOR”, MIENTRAS SE CONVIERTE EN UN AUTÉNTICO AGENTE PROVOCADOR -CON ATENTADOS COMO EL DEL 3 DE ENERO CONTRA SOLEIMANI- Y REFUERZA EL ESQUEMA DE SANCIONES CONTRA EL RÉGIMEN IRANÍ, QUE INSTA A EUROPA A QUE RECUPERE SU LIBERTAD DE ACCIÓN.

 
¿ACCIONISTAS O PRESTAMISTAS?
Nº 157 de 2 / 2020

EL S&P500 DA UNA RENTABILIDAD POR DIVIDENDO DEL 1,8% FRENTE AL 3,2% DEL EUROSTOXX. PERO LA TIR DE LOS BONOS USA ESTÁ EN EL 3% Y LA DE LOS EUROPEOS, QUE ESTUVO EN EL 5% EN 2011, HA CAÍDO AHORA AL 0,5%.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - C/ San Hermenegildo 31 - 2º Dch. 28015 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715