Número 148 - Abril de 2019
 
REPORTAJES
 
“En el caso del exceso de liquidez en la UEM (1,83 bn) el importe en intereses cobrado en estos momentos por el BCE es algo superior a los 7.000 millones. Pero la clave es cómo reaccione el euribor”    
     
EUROPA Y LA JAPONIZACIÓN ECONÓMICA  
       
 
     
     
     

CUANDO EL BCE ANUNCIÓ COMPENSACIONES A LA BANCA POR EL RETRASO EN LA SUBIDA DE TIPOS, TODAS LAS MIRADAS SE DIRIGIERON A JAPÓN, AUTÉNTICO LABORATORIO DE POLÍTICA MONETARIA. EL PROBLEMA ES QUE EN LA EUROZONA HAY PAÍSES COMO ESPAÑA QUE NECESITARÍAN TIPOS DEL 1% Y OTROS, COMO ITALIA, QUE LOS NECESITARÍAN NEGATIVOS.

   
     
    Foto: Archivo RC  

TEXTO JOSÉ RAMÓN DÍEZ GUIJARRO (BANKIA ESTUDIOS)

La reducción significativa del crecimiento potencial, la caída del tipo de interés natural, hasta niveles próximos a cero o negativos en algunos países, y el agotamiento de los grados de libertad de los instrumentos convencionales de política monetaria (tipos oficiales cercanos a cero) son algunas de las características que han presidido el comportamiento de la economía japonesa desde hace casi treinta años, tras la explosión de una doble burbuja (bolsa y vivienda) a finales de la década de los 80.

Las erróneas respuestas de política económica, el retraso en el saneamiento de las entidades financieras y un acelerado declive demográfico terminaron enquistando los problemas, haciendo entrar al país en una espiral deflacionista de la que a duras penas está comenzando a salir casi tres décadas después.

Las lecciones japonesas

Este proceso, con muchas de las características de un estancamiento secular, se inició cuando la mayoría de economías OCDE todavía estaban haciendo la digestión de la estanflación de los 70 y, por tanto, constituyó, en su momento, una anomalía económica que ha recibido el nombre de japonización. Japón se ha convertido en un laboratorio del que se han extraído lecciones para las autoridades económicas de países que en algún momento han estado en riesgo de experimentar un fenómeno parecido.

Sin ir más lejos, en la última semana de marzo conocíamos que el BCE se está planteando compensar a los bancos ante un escenario de retraso en la normalización de la política monetaria y todas las miradas se han dirigido a Japón que, en vez de penalizar todo el exceso de liquidez de las entidades financieras, lo tiene segmentado en tres niveles: un primer tramo con remuneración del +0,1%, un segundo al que se le aplica un tipo del 0% y un tercero con una penalización del -0,1%. En el caso del exceso de liquidez en la UEM (1,83 billones), el importe en intereses cobrado en estos momentos por el BCE es algo superior a los 7.000 millones. Parece un importe elevado, pero la clave es cómo reaccionen los tipos euribor ante un anuncio de ese tipo. Si como ha sucedido esta semana, los mercados piensan que esta medida vendrá acompañada de un nuevo retraso en el momento de subida de los tipos de interés, la reacción a la baja de los tipos monetarios compensará en buena parte el efecto positivo de la bajada de la penalización del exceso de liquidez depositado en el BCE. Más efectivo sería retornar a la simetría en el corredor de tipos de interés del BCE, situando la facilidad de depósito en el -0,25%, lo que probablemente llevaría al euribor a 12 meses (principal referencia para el sistema financiero europeo) levemente por encima del 0%.

De hecho, una de las grandes diferencias entre lo ocurrido en Japón en las tres últimas décadas y la situación actual en Europa es que el BCE, siguiendo la estela de la FED de Bernanke, ha sido mucho más proactivo en los últimos años que el Banco de Japón en la década de los 90. El objetivo ha sido evitar el riesgo de deflación que, en un contexto con tipos de interés naturales cercanos a cero (o negativos, como en Japón), limita de forma definitiva la capacidad de respuesta de la política monetaria. Un tipo de interés natural o de equilibrio es el tipo de interés real coherente con una situación de pleno empleo (Summers), aquel que garantiza que el PIB es igual a su nivel natural, bajo la hipótesis de precios flexibles, o el que iguala el ahorro a la inversión en una economía. El problema estriba en que es una variable no observable y, por tanto, hay que estimarla a través de modelos económicos, lo que puede conllevar resultados diferentes. En general, las estimaciones más recientes reflejan niveles en mínimos históricos y, sobre todo, una tendencia a la baja muy marcada desde la década de los 80. Los factores detrás de esta tendencia de caída de los tipos naturales serían: bajada de la productividad, envejecimiento de la población, aumento de la desigualdad, desapalancamiento de los agentes después de una crisis financiera (recesión de balances), etc. Es decir, en ese reducido tipo de interés natural se resumirían buena parte de los problemas económicos que afrontan nuestras sociedades. La duda es si estamos ante un fenómeno reversible (antes o después se producirá una corrección al alza) o estos bajos tipos naturales han llegado para quedarse (hipótesis de estancamiento secular).

La temible deflación

En una lectura de política monetaria, los bancos centrales, teóricamente deberían situar los tipos de interés reales por debajo de los naturales para intentar impulsar a las economías (política monetaria expansiva) y a la inversa cuando se intenta frenar la actividad (política monetaria contractiva). El problema es que la deflación hace imposible situar los tipos reales por debajo de los naturales, teniendo en cuenta el límite cero para la remuneración de los depósitos, dificultando y retrasando la salida de la crisis, como ha ocurrido en Japón en las últimas décadas. Este problema ha obligado al BoJ a expandir su balance, hasta representar un 100% del PIB (40% en Europa).

Afortunadamente, en la UEM, con la excepción de algunos momentos en la segunda parte de 2014, cuando la expectativa de inflación cotizada por el bono alemán a 5 años llegó a situarse en zona negativa, este riesgo parece mucho más contenido. Por tanto, esa sería la principal diferencia entre la situación de la economía europea y la japonesa.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
EL MIEDO ALEMÁN (A QUE LA SITUACIÓN SOLO PUEDA EMPEORAR)
Nº 150 de 6 / 2019

NUNCA LOS ALEMANES VIVIERON MEJOR, TAN SANOS, TAN RICOS... PERO LOS ROBOTS YA ESTÁN EN MÚNICH (BMW) Y EN INGOLSTADT (AUDI) Y ALEMANIA PERCIBE SU FUTURO ECONÓMICO COMO CADA VEZ MÁS INCIERTO MIENTRAS EL MIEDO COLECTIVO, INTRÍNSECO AL PUEBLO ALEMÁN, RESURGE CON FUERZA Y SE CUESTIONA EL PAPEL DEL ESTADO SOCIAL: "ME CAGO EN LA ECONOMÍA SI ÉSTA NO ES UN VEHÍCULO PARA AVANZAR EN LA SOCIEDAD" CLAMA LA HEREDERA DE GALLETAS BAHLSEN.

 
SI DICE EMERGENTES, EN REALIDAD DICE CHINA
Nº 150 de 6 / 2019

CHINA REPRESENTA HOY EL 75% DE LAS VENTAS DE AUTOMÓVILES DE LAS CUATRO GRANDES ZONAS EMERGENTES Y CONSUME UN 50% MÁS DE ENERGÍA QUE LAS OTRAS TRES –INDIA, ÁFRICA E IBEROAMÉRICA– JUNTAS.

 
EEUU: ENTRE EL APOYO A LA FED Y EL CHOQUE COMERCIAL
Nº 150 de 6 / 2019

LA OCDE ESTIMA EN UN -0,2% DEL PIB, EN EEUU, Y EN UN -0,3% EN CHINA, EL COSTE EN CRECIMIENTO DEL RECRUDECIMIENTO DE SUS TENSIONES COMERCIALES. PERO EL RESTO DEL MUNDO PAGA TAMBIÉN LA FACTURA: SI LA INVERSIÓN EN CAPITAL FIJO DE LOS PAÍSES DEL G20 CRECÍA AL 5% A PRINCIPIOS DE 2018, AL CERRAR EL AÑO EL RITMO –EXCLUYENDO CHINA Y ARABIA SAUDÍ– HABÍA CAÍDO A LA MITAD.

 
ISRAEL: EL "DEAL OF THE CENTURY"
Nº 149 de 5 / 2019

CUANDO A PRIMEROS DE JUNIO CONCLUYA EL RAMADÁN PODRÍA CONOCERSE AL FIN EL PLAN DE TRUMP PARA ORIENTE MEDIO. LA ALIANZA ENTRE ESTADOS UNIDOS E ISRAEL PARECE INQUEBRANTABLE Y TRUMP YA AVANZÓ QUE SU PROPUESTA DESBORDARÍA, INCLUSO, LAS EXPECTATIVAS DE LOS PROPIOS ISRAELITAS. TRAS HABER ACEPTADO LA CAPITALIDAD DE JERUSALÉN O SU SOBERANÍA SOBRE LOS ALTOS DEL GOLÁN, EL PLANTEAMIENTO NO DEJA DE CREAR ALARMA EN LA ZONA, DONDE OTROS PODEROSOS ACTORES -CON RUSIA A LA CABEZA–TAMBIÉN MUEVEN SUS PEONES.

 
¿DESIGUALDAD? EL PROBLEMA DE ESPAÑA ES EL PARO
Nº 149 de 5 / 2019

“UN PARO QUE, AUN EN EL MEJOR MOMENTO, DOBLA LA MEDIA EUROPEA Y CUYA CAUSA ÚLTIMA ES INSTITUCIONAL, ASÍ QUE NO SERÁ FÁCIL CORREGIRLO, EN UN PAÍS TAN ENCANTADO DE HABERSE CONOCIDO EN SUS DEFICIENCIAS ESTRUCTURALES”.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715