Número 145 - Enero de 2019
 
REPORTAJES
 
“La agrupación de trabajadores de la CDU dice que esos estímulos deben emplearse en mejorar la pensión pública. El SPD habla de “un favor a los ricos”, sus antiguos compañeros de BlackRock”    
     
AHORRADORES POR CONVICCIÓN  
       
 
     
     
     

UNO DE LOS CANDIDATOS PARA SUSTITUIR A MERKEL PROPUSO INCENTIVAR FISCALMENTE LA INVERSIÓN EN ACCIONES, COMO COMPLEMENTO DE LA PENSIÓN PÚBLICA. LA IDEA COSECHÓ ESCASOS APOYOS EN UN PAÍS CON UNA TASA DE AHORRO DEL 10% PERO UNA ENORME AVERSIÓN AL RIESGO, DONDE LA RENTA VARIABLE PARECE RESERVADA A LAS RENTAS MÁS ALTAS.

   
     
    Foto: Archivo RC  

TEXTO: LUIS MARTÍ

Alemania es país de ahorradores: sus ciudadanos conservan el 10,6% de la renta disponible después de satisfacer sus necesidades de consumo, según datos de la OCDE de 2015. No se trata aquí y ahora de exaltar la virtud de la frugalidad colectiva ni de subrayar comparaciones con respecto a países de vocación decididamente consumista. Algunos, como España (4%) o Italia (0,7%), menos prósperos que Alemania, otros tanto o más, como Reino Unido (tasa bajísima) o EEUU (4,1%). El caso es que el ciudadano que controla con rigor su gasto en consumo, no puede soslayar un problema enrevesado. De sus ingresos, abonados en una cuenta bancaria, o recibidos en metálico, quedará un resto no aplicado al consumo que puede conservarse en la misma cuenta bancaria receptora de los ingresos o en algún rincón poco accesible a curiosos o malhechores, o bien constituyendo algún paquete de activos financieros que genere una rentabilidad con la que pueda complementarse la futura pensión. Ya sabemos que este último proceso no es trivial. Exige tomar decisiones que conllevan un riesgo de pérdida total o parcial: las decisiones, por tanto, deben apoyarse en información solvente aunque, por supuesto, nunca pueda eliminarse totalmente el posible riesgo. La peculiar idiosincrasia del sujeto económico alemán da cierto interés práctico a estas divagaciones.

Ahorrando (y pagando) en billetes

Es una vieja práctica: conservar el ahorro en fajos de billetes del banco central. Todavía frecuente en el caso de Alemania. Sus ciudadanos valoran el billete en mano, de modo que -aviso para navegantes- antes de entrar en establecimientos alemanes pequeños o medianos, el viajero confiado en su colección de tarjetas de crédito conviene que compruebe si el establecimiento va a admitirle alguna.

Esta revista ya ha comentado con generalidad la evolución de las preferencias por determinados medios de pago. Suecia es el caso de un país en que la supresión pura y simple del papel moneda se debate públicamente. Es un hecho que su población, adicta a la oferta de medios de pago digitales, escatima el empleo del billete incluso para compras menores. Por su parte, un billonario austríaco, Markus Braun, ha lanzado con notable éxito una plataforma de pagos digital, cotizada en el DAX tecnológico como Wirecard AG, y personalmente no tiene reparo en pronunciarse rotundamente por la supresión radical del papel moneda. El profesor Kenneth Rogoff argumenta en su conocido libro ‘The Curse of Cash’ en favor de la eliminación, al menos, de las altas denominaciones, empleadas raramente como medio de pago pero utilísimas para canalizar operaciones al margen de la ley: un buen ejemplo, citado en múltiples ocasiones, es el de los billetes de $100, que suponen casi el 80% del papel moneda emitido en EEUU, y que en sus dos terceras partes “circula” fuera del país emisor.

La particular sensibilidad del ciudadano alemán hacia los datos personales explica probablemente su apego por el empleo de medios de pago o de atesoramiento que no dejan rastro alguno. Es curioso observar un pequeño debate que cada año reaparece cuando los medios alemanes publican el dato actualizado del número de cajeros automáticos disponibles en el país. El número se reduce paulatinamente, pero no deja de soliviantar a muchos lectores, e incluso a analistas que debieran adoptar otra perspectiva: todos creen leer en los datos publicados parte de algún oculto programa del sector bancario que persigue la eliminación del papel moneda. De lo que se trata más bien es de la tendencia de los bancos a racionalizar el número de cajeros y reducir así su coste operativo, pero sorprende el poco valor que reconocen los ciudadanos de un país avanzado al hecho de que la manipulación necesaria de papel moneda y el mantenimiento de la red de cajeros generan un coste que los bancos tratan de racionalizar.

Aquí no se trata solamente de tomar posición ante el concreto problema de supresión del billete, que en todo caso para el profesor Rogoff y otros especialistas, se limitaría a las denominaciones superiores. Es un problema complejo, como pone de relieve la permanente polémica en Suecia, y sobre todo, la agresiva propuesta de eliminación total (que deja en el aire una cuestión realmente grave). Como reconoce uno de los proponentes más activos de la eliminación, Bjorn Eriksson, el progreso acelerado de la economía digital permite sostener con plena eficacia los complejísimos sistemas de liquidación de transacciones que son esenciales para el funcionamiento de una economía de mercado, pero no puede garantizar la inmunidad frente a ciberataques capaces de bloquear durante horas o días la vida económica de un país. Eriksson fue director de Interpol y conoce bien la diferencia entre la criminalidad común y el terrorismo informático lanzado quizá a iniciativa o con la anuencia de alguna potencia exterior.

Y ahorrando con precauciones

Tiene que ser dura la labor de los vendedores de corte anglosajón cuando pretenden convencer a ciudadanos alemanes, personas cultas, profesionales, muchos con experiencia internacional y capacidad económica, del atractivo de toda una panoplia de fondos de inversión en activos de cualquier país, y descubren que muchos interlocutores viven un mundo de colocaciones locales sumamente simples: depósitos bancarios, o en cuentas asociadas a paquetes de Bunds (deuda pública alemana), o en algún plan de pensión oficial, o directamente en aportaciones a alguno de los sólidos aseguradores alemanes que operan el ramo vida. Es muy probable que en la conversación no llegue siquiera a abrirse paso un capítulo dedicado a las “acciones”.

Un episodio reciente de política alemana ilustra la desconfianza que suscita la simple mención de posibles inversiones en “acciones”. Hacia finales de 2018 se produjo la renuncia de la canciller Merkel a la dirección de su partido la CDU, e inmediatamente se inició el proceso de nombramiento por elección de un sucesor/a. Como se suponía, el primer candidato fue una figura política conocida en el Sarre, Annegret Kramp-Karrenbauer, a quien la Canciller había llamado unos meses antes para cubrir un puesto de su confianza. Otro candidato, ambicioso, con apoyos limitados, fue el ministro de sanidad, Jens Spahn, y un tercero fue un antiguo político cristiano-demócrata, Friedrich Merz, apartado de la política activa desde 2009, pero con amplísima experiencia financiera en el sector privado, y un bagaje económico y europeísta que justificaba los apoyos ofrecidos a su candidatura desde el mundo de los negocios o por políticos destacados de CDU, como Oettinger y Schäuble.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ECUADOR Y LOS EFECTOS, DE MOMENTO BENEFICIOSOS, DE SU DOLARIZACIÓN
Nº 153 de 10 / 2019

LA SUBIDA DEL PETRÓLEO DISPARÓ EL COSTE DEL SUBSIDIO A LOS COMBUSTIBLES (LOS MÁS BARATOS DEL CONTINENTE) CUYO FIN SE ACORDÓ CON EL FMI EN MARZO, DENTRO DE UN PROGRAMA DE AYUDA POR $4.200 M. EL "PAQUETAZO" HA DISPARADO LAS PROTESTAS -"SI SUBE LA GASOLINA, SUBE TODO"- EN UN PAÍS SIN DESEMPLEO, SIN INFLACIÓN, PERO CUYA RENTA NO ALCANZA LOS $5.400 PER CAPITA.

 
LA UNIÓN AÚN NO HACE LA FUERZA
Nº 153 de 10 / 2019

APROVECHANDO EL IMPASSE QUE SUFRE LA INTEGRACIÓN CONTINENTAL, LA EDITORIAL DEUSTO SOLICITÓ A VARIOS POLÍTICOS Y ECONOMISTAS ESPAÑOLES UNAS LÍNEAS SOBRE SU VISIÓN DE ESE PROYECTO A MEDIO HACER QUE ES HOY LA UNIÓN EUROPEA. SE ANALIZAN AQUÍ ALGUNAS DE SUS REFLEXIONES –RECOGIDAS EN EL LIBRO "LA UNIÓN HACE LA FUERZA"– EN EL CONVENCIMIENTO DEL AUTOR DE QUE "DEBERÍAN SERVIR DE BASE FIRME PARA DEFINIR NUESTRAS LÍNEAS DE TRABAJO EN LAS INSTITUCIONES EUROPEAS".

 
PETRÓLEO: DUEÑOS Y EXPLOTADORES
Nº 152 de 9 / 2019

EL GIRO EN LA ESCALADA DE TENSIÓN ENTRE LOS EEUU E IRÁN, PROPICIADO POR MACRON Y EL ÚLTIMO G7, ABRE UNA VÍA AL REENCUENTRO ENTRE LA JOVEN POTENCIA Y EL RÉGIMEN DE LOS AYATOLÁS, QUE PONE TAMBIÉN SUS CONDICIONES PARA SENTARSE A HABLAR, DE NUEVO, DE UN ASUNTO QUE ESTABA CERRADO. EL AUTOR PONE EN PERSPECTIVA ESTE DESENCUENTRO Y LA VERGONZOSA TRAYECTORIA QUE LAS VIEJAS POTENCIAS EUROPEAS, PRIMERO, Y LOS EEUU DESPUÉS, HAN PROTAGONIZADO EN ORIENTE MEDIO. UN FRENTE SIEMPRE CALIENTE EN EL QUE OCCIDENTE HA BUSCADO ASEGURARSE EL SUMINISTRO DE PETRÓLEO POR TODOS, POR CUALQUIER MEDIO.

 
QUÉ ENTENDEMOS, Y QUÉ DEBE ENTENDERSE, POR INNOVACIÓN
Nº 152 de 9 / 2019

HAY ALGUNAS IDEAS ERRÓNEAS SOBRE INNOVACIÓN; EN ESPAÑA PARTICULARMENTE. NO SE TRATA DE AUMENTAR CONOCIMIENTOS, SINO DE APLICAR IDEAS NUEVAS Y FRUCTÍFERAS EN TODO EL PROCESO PRODUCTIVO.

 
SOMBRAS EUROPEAS: COMERCIO Y SECTOR AUTOMOVILÍSTICO
Nº 152 de 9 / 2019

EL COMERCIO MUNDIAL SE HABRÍA ESTANCADO EN EL PRIMER SEMESTRE, UN PROBLEMA GRAVE PARA UNA ALEMANIA Y UNA EUROPA ORIENTADAS A LA EXPORTACIÓN (VER INFORME) Y QUE PUEDE EMPEORAR SI NO HAY ACUERDO CON TRUMP ANTES DE NOVIEMBRE. ASÍ QUE MERKEL NEGOCIA PARA DEFENDER AL AUTOMÓVIL GERMANO MIENTRAS MACRON VIGILA QUE EL ACUERDO NO SEA A COSTA DEL SECTOR AGRÍCOLA.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715