Número 139 - Junio de 2018
 
REPORTAJES
 
¿Saben los líderes europeos el objetivo final que deben impulsar?    
     
ESCENARIOS DEL LIBRO BLANCO DE LA COMISIÓN (DE NUEVO)  
       
 
     
     
     

21 POLÍTICOS Y ECONOMISTAS ESPAÑOLES SUSCRIBEN UN DOCUMENTO QUE LLAMA A LA ACCIÓN POLÍTICA EN EUROPA, CON 10 PROPUESTAS PARA MEJORAR EL GOBIERNO DE LA EUROZONA. ALGUNAS, RELATIVAS A LA "OBRA EN CURSO" QUE ARRASTRA EL EUROGRUPO (FONDO DE GARANTÍA DE DEPÓSITOS, ASIMILACIÓN DE NORMATIVAS DE INSOLVENCIA, CALIFICACIÓN DE RIESGO DE LAS CARTERAS BANCARIAS DE DEUDA SOBERANA...) OTRAS VAN MÁS ALLÁ, A ESE HORIZONTE 2025 QUE HA PLANTEADO LA COMISIÓN EN EL 5º ESCENARIO DE SU LIBRO BLANCO, PARA "HACER MUCHO MÁS JUNTOS".

   
     
    Foto: Archivo RC  

TEXTO: LUIS MARTÍ

Veintiun políticos y economistas españoles han firmado un documento de análisis sobre el estado actual de la Unión Económica y Monetaria (UEM) y de recomendaciones para su mejora. El tratamiento de los temas complejos de la UEM no es en absoluto frecuente en nuestro entorno. Este documento recuerda la trabazón existente entre lo político y lo económico en el proyecto europeo en curso, y subraya que solamente la unión política puede permitir llevarlo a buen fin. El documento contiene dos partes, diagnóstico y recomendaciones, más un breve epílogo.

El diagnóstico

Puede condensarse, con fidelidad -creo- al pensamiento de los autores, en dos o tres párrafos.

1] Defectos de origen. La estructura original de la UEM no podía asegurar, desde luego, la supervivencia del proyecto. Como es bien sabido, los impulsores del proyecto de moneda única perseguían un objetivo político de trascendencia y en él volcaron todo su entusiasmo: aceptada la mayor –que Alemania renunciase a su preciada divisa a cambio de un proyecto monetario europeo sin precedentes– los demás aspectos “técnicos” relativos a funcionamiento de la zona euro y a la corrección de posibles crisis, en alguno, varios o todos los países miembro, quedaron abiertos al tratamiento casuístico, a relaciones de poder, y a improvisaciones de política económica que, en la práctica, se limitaban a descargar íntegramente sobre el país deudor la durísima carga de la llamada “devaluación interna”.

2] Respuestas casuistas. Las crisis llegaron, naturalmente. La eurozona tuvo que reaccionar improvisando paquetes de severas reglas correctoras. Una crisis importante, como la de Grecia, demostró la gravedad de esos defectos de origen. La UEM ha necesitado imponer siete años de austeridad en un pequeño país hasta que fueron apareciendo síntomas de recuperación. Sobre todo, estuvo ausente alguna prudente combinación dureza-incentivos para que el país hiciera suyo el proceso de recuperación (“ownership”), e introdujese reformas esenciales que promovieran su convergencia dentro de la eurozona.

3] Una estructura permanente. En definitiva, la eurozona necesita un marco de gobernanza mucho más integrador que el actual. Aunque los países miembro consiguieran un grado de convergencia económica “suficiente”, crisis asimétricas plantearían siempre un nuevo problema de gestión práctica: no hay bail-out posible [art 123 TFUE ]; ni caja de transferencias solidarias, ni un banco central que cubra una situación pasajera de iliquidez. Es necesaria una supervisión presupuestaria solvente, o un presupuesto común, gestionados desde instituciones políticas del eurogrupo. Y es fundamental impedir la reiteración de casos como el de Grecia en que un solo país acreedor marcaba los pasos e imponía las medidas.

Referencia: el quinto escenario

El documento se remite al Libro Blanco de la Comisión (marzo 2017) y, en particular, al quinto de los escenarios propuestos: Hacer Mucho Más Juntos, podíamos añadir “en todos los campos". Es el escenario en que la Comisión propone a los países compartir más poder, recursos y capacidad decisoria across the board y todo ello, con efectividad ya en 2025. La Comisión se concentraría especialmente en los países de la eurozona, pero afirmando que el beneficio percibido en estos países “sería también beneficio para todos”. No le cabe duda acerca de su propia capacidad gestora -decisiones más rápidas, cumplimiento más efectivo- pero, añade, ”algunos ” pueden considerar excesiva la transferencia de poder a la Comisión y suscitar problemas de rendición de cuentas [anotación sorprendente: la rendición de cuentas es un expediente democrático asociado al ejercicio de funciones públicas. ¿Acaso esperaba la Comisión un tratamiento de excepción?].

Las recomendaciones

Son diez, un conjunto algo heterogéneo de objetivos políticos mayores y temas corrientes de la agenda actual.

En modo reflexivo, la primera recomendación afirma que “la experiencia de la crisis demuestra …para que la UEM funcione con efectividad, es necesaria mayor unión política, fiscal, financiera y económica ….. equiparable al actual grado de integración monetaria”. Esta equiparación es clave : puesto que la soberanía monetaria se reconoció -desde el momento cero- en favor de un banco central, la analogía parece implicar la transferencia de responsabilidades (y de medios propios) en favor de la Comisión Europea, de modo tal que le permitan ejercer la dirección económica de la eurozona con las autoridades nacionales como ejecutoras.

Recomendaciones más concretas añaden detalles institucionales, como la figura de una autoridad fiscal central .que sería, simultáneamente, Commissioner for the Euro; la absorción del MEDE en la arquitectura comunitaria a través del Consejo de Estabilidad Fiscal Europea, que proporcionaría la base técnica para los programas de ajuste de paises en dificultades; el control de este Consejo por el Comité Euro del Parlamento Europeo; o el reparto de funciones entre el BCE y la autoridad fiscal central, para hacerse cargo, respectivamente, de un problema ocasional de iliquidez o de la insolvencia declarada de un país.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
¿REALMENTE HA TERMINADO LA CRISIS?
Nº 151 de 7 / 2019

LA DEUDA MUNDIAL SUPERA LOS $185 BNS. Y PARA KEYNES LA DEUDA EXCESIVA TIENE SOLO 3 SOLUCIONES: QUITAS (A COSTA DE LOS ACREEDORES); IMPUESTOS MONSTRUOSOS, QUE GENERARÍAN OTRA CRISIS... O INFLACIÓN.

 
INMIGRACIÓN Y CRECIMIENTO
Nº 151 de 7 / 2019

EN 2018 SE NECESITABAN $154 PARA COMPRAR EN EEUU LO QUE HACE 20 AÑOS SE COMPRABA POR 100. SIN EMBARGO,100 YENES DABAN EL MISMO PODER ADQUISITIVO EN 2018 QUE EN 1998... ASI QUE SI AJUSTAMOS LOS DATOS DEL CRECIMIENTO DEL PIB POR LA INFLACIÓN, PASANDO DEL PIB NOMINAL AL PIB REAL, LAS DIFERENCIAS DE CRECIMIENTO ENTRE LAS DISTINTAS ECONOMÍAS ANALIZADAS (EEUU, JAPÓN Y LOS 4 DE LA UME: ALEMANIA, FRANCIA, ITALIA Y ESPAÑA) SE ESTRECHAN. DE HECHO, EN ESTOS 20 AÑOS, ESPAÑA SE SITÚA COMO LA PRIMERA ECONOMÍA, SUPERANDO A EEUU. Y SI SE AJUSTA POR POBLACIÓN (PIB REAL PER CAPITA) EL DIFERENCIAL SE CONSOLIDA.

 
RECONSIDERANDO LOS LÍMITES DE LA POLÍTICA MONETARIA
Nº 151 de 7 / 2019

¿INSISTIR EN EL ERRROR? CUANDO EN LA EUROZONA NO SE DESCARTA LA POSIBILIDAD DE AHONDAR, AÚN MÁS, EN LA POLÍTICA DE TIPOS NEGATIVOS –UN TERRITORIO EN EL QUE NI LA FED NI EL BANCO DE JAPÓN HAN QUERIDO PROFUNDIZAR– EL AUTOR RECAPITULA SOBRE LA EFECTIVIDAD DEMOSTRADA EN ESTOS CINCO AÑOS DE EXPERIENCIA.

 
EL MIEDO ALEMÁN (A QUE LA SITUACIÓN SOLO PUEDA EMPEORAR)
Nº 150 de 6 / 2019

NUNCA LOS ALEMANES VIVIERON MEJOR, TAN SANOS, TAN RICOS... PERO LOS ROBOTS YA ESTÁN EN MÚNICH (BMW) Y EN INGOLSTADT (AUDI) Y ALEMANIA PERCIBE SU FUTURO ECONÓMICO COMO CADA VEZ MÁS INCIERTO MIENTRAS EL MIEDO COLECTIVO, INTRÍNSECO AL PUEBLO ALEMÁN, RESURGE CON FUERZA Y SE CUESTIONA EL PAPEL DEL ESTADO SOCIAL: "ME CAGO EN LA ECONOMÍA SI ÉSTA NO ES UN VEHÍCULO PARA AVANZAR EN LA SOCIEDAD" CLAMA LA HEREDERA DE GALLETAS BAHLSEN.

 
SI DICE EMERGENTES, EN REALIDAD DICE CHINA
Nº 150 de 6 / 2019

CHINA REPRESENTA HOY EL 75% DE LAS VENTAS DE AUTOMÓVILES DE LAS CUATRO GRANDES ZONAS EMERGENTES Y CONSUME UN 50% MÁS DE ENERGÍA QUE LAS OTRAS TRES –INDIA, ÁFRICA E IBEROAMÉRICA– JUNTAS.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715