Número 160 - Mayo de 2020
 
REPORTAJES
 
   
     
“TODA MEDIDA DE IMPULSO ECONÓMICO DEBE HABLARSE CON CEOE Y CON CEPYME”  
       
 
     
     
     
PILAR GONZÁLEZ DE FRUTOS
 

“ES IMPERATIVO EVITAR QUE UN PROBLEMA DE LIQUIDEZ PUNTUAL SE LLEVE POR DELANTE EMPRESAS Y PUESTOS DE TRABAJO. HAY QUE PROTEGER A LAS EMPRESAS. HAY QUE PROTEGER EL EMPLEO”, SUBRAYA PILAR GONZÁLEZ DE FRUTOS, PARA QUIEN “LA CLAVE DE TODA RECUPERACIÓN RESIDIRÁ EN UN DIÁLOGO SOCIAL DIRECTO E INCLUSIVO”. SUBRAYA QUE EN EL ÁMBITO INTERNACIONAL “NO SE DEBERÍAN PONER EN CUESTIÓN LOS ACUERDOS DE LIBRE COMERCIO NI LOS PROCESOS DE INTEGRACIÓN REGIONAL QUE HAN TRAÍDO UN BIENESTAR PALPABLE A CIENTOS DE MILLONES DE PERSONAS EN TODO EL PLANETA”.

   
    Foto: Archivo RC

TEXTO: MANUEL MORENO CAPA

En pleno estado de alarma, no nos queda más remedio que comenzar hablando del TEMA, con mayúsculas, que está cambiándolo todo. ¿Cuál cree que será la mutación más importante que deje el coronavirus en nuestro mundo?

Es imposible de predecir. Lo que sí está claro es que la actual pandemia está poniendo a prueba una serie de cosas que dábamos por sentadas, cuando la realidad es que no. La crisis sanitaria está afectando a nuestras estructuras sociales, económicas, políticas… y las tensiones se hacen sentir desde el ámbito doméstico hasta el mundo de las relaciones internacionales. Será muy importante la forma en que las instituciones encaucen la situación y me refiero a todos los niveles: local, regional, estatal y supranacional.

¿Cómo mutará la economía?

La globalización ha facilitado el tránsito de personas, servicios, mercancías y capitales por el mundo. Todo esto ha sido posible gracias a los acuerdos de libre comercio y los procesos de integración regional, del que la Unión Europea es, probablemente, el caso de éxito más claro. Estos acuerdos han sido tremendamente positivos para la humanidad en su conjunto. Pero si viajan las personas, con ellas pueden desplazarse las enfermedades. El coronavirus ha abierto aquí un nuevo capítulo de trabajo que, probablemente, no había sido abordado apropiadamente en los grandes foros multilaterales. Una enfermedad no debería parar la economía mundial, pero lo ha logrado. Ante esto hay que tener una respuesta. Pero no se debería poner en cuestión, a raíz de la actual pandemia, la existencia de los acuerdos de libre comercio ni los procesos de integración regional que, insisto, han sido beneficiosos para la humanidad y han traído un bienestar palpable a cientos de millones de personas en todo el planeta durante las últimas tres décadas. Lo que hace la pandemia es obligar a los Estados y demás actores sociales, entre los que nos encontramos las empresas, a definir protocolos y soluciones para afrontar situaciones similares en el futuro de la forma más llevadera posible.

¿A qué cambio radical se enfrenta el mundo de la empresa?

Las medidas de control a los contactos entre personas impuestas por los Gobiernos han supuesto la paralización de numerosas actividades. Sin embargo, al mismo tiempo, han demostrado la capacidad de mantener el servicio en muchos otros sectores, entre los que se encuentra, por cierto, el seguro. A principios de abril aparecía un artículo en un diario nacional donde se ponía de relevancia la importancia de la digitalización en esta crisis sanitaria mundial. En este artículo se reflexionaba sobre cuál hubiera sido el impacto sobre la vida de las personas y la marcha económica de un confinamiento de estas características si, en lugar de en 2020, el estado de alarma se hubiera declarado en España en los años noventa. Es decir, antes de la generalización de internet. Ciertamente, muchas cosas habrían sido bien distintas. Muchos sectores han seguido activos gracias a la digitalización. Está claro que el proceso de digitalización se ahondará en el ámbito de la empresa. De eso no me cabe duda.

¿Y en el sector asegurador?

El sector asegurador ha sido uno de los identificados como esenciales por parte del Gobierno español. Me siento orgullosa de que la industria a la que pertenezco haya podido seguir prestando servicio a la ciudadanía en estas dificilísimas circunstancias. Por supuesto que se han producido incidencias, como en absolutamente todas las facetas de lo que eran nuestras vidas hasta hace solo unas semanas, pero no me cabe ninguna duda de que el rendimiento global del seguro ha sido positivo. Esta crisis sanitaria ha demostrado que las fortísimas inversiones en tecnología por parte de las aseguradoras tenían su razón de ser. Los clientes han seguido en contacto con sus aseguradoras. Han podido hacer sus gestiones. Han podido pedir apoyo ante cualquier eventualidad. Y el seguro ha estado ahí para atenderles. Todo esto ha sido posible, no lo olvidemos, gracias a una decidida apuesta por la digitalización en el ámbito asegurador.

El virus ha llegado cuando las aseguradoras españolas cuentan con un espectacular margen de solvencia, un colchón de 32.959 millones de euros para afrontar los efectos de la pandemia en su negocio… ¿Qué factores han permitido construir semejante volumen de recursos?

El seguro es, por definición, un negocio conservador. Las aseguradoras solemos crecer menos en los tiempos de bonanza, pero también capeamos mejor las crisis. Esto es algo que no me canso de repetir. Cuando uno gestiona una aseguradora, lo hace con unos criterios de prudencia muy altos en mente. Pero es que, como gestionamos recursos de terceros, somos una actividad supervisada y nuestros supervisores nos marcan unas pautas de comportamiento ciertamente exigentes. En Europa operamos desde hace algunos años con un sistema de evaluación de riesgos y cálculo de los requisitos de capital muy trabajado. Se llama Solvencia II. Y esto es lo que nos ha permitido acumular ese colchón de recursos para hacer frente a momentos como el actual.

¿Y qué le va a permitir hacer al sector? Además de para afrontar el desafío, podría servir para eventuales operaciones de compra…

Ahora las prioridades son encauzar el negocio tras el paso de la pandemia. Si vienen o no operaciones detrás, eso dependerá de la situación en que nos encontremos.

¿Está de acuerdo en que el impacto de la pandemia en el PIB podría ser superior a los dos dígitos este año? ¿Hasta dónde llegará la destrucción de empresas y de empleo?Diversos organismos e instituciones de prestigio están lanzando previsiones en los últimos días, pero está claro que todas apuntan en la misma dirección. La paralización de la actividad social y económica tendrá...

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
“HAY YA 36 SENTENCIAS FIRMES SOBRE LA RESPONSABILIDAD PENAL DE LAS PERSONAS JURÍDICAS”
 
ESTHER GIMÉNEZ-SALINAS
Nº 162 de 7 / 2020

“LA IMPLANTACIÓN DE LA RSC DENTRO DE LAS EMPRESAS Y LAS CORPORACIONES ES UNA GARANTÍA DE QUE O BIEN NO HABRÁ RESPONSABILIDAD PENAL CORPORATIVA O BIEN ÉSTA SE ATENUARÁ... SI DEMUESTRA UNA PRÁCTICA DILIGENTE, EXHAUSTIVA Y CONTINUADA EN SUS PROCEDIMIENTOS QUE HA TENIDO COMO OBJETIVO, PRECISAMENTE, QUE LA CORPORACIÓN NO SEA UTILIZADA PARA REALIZAR UN DELITO. ASÍ QUE LAS EMPRESAS NO SOLO TIENEN QUE CENTRAR SUS PRÁCTICAS DE RSC HACIA FUERA, SINO QUE TAMBIÉN TIENEN QUE HACERLO HACIA DENTRO, EN LAS DOS DIRECCIONES. DEBE SER UNA RSC INTEGRAL”.

 
“NO IMAGINO CÓMO HUBIERA SIDO ENFRENTAR ESTA SITUACIÓN SIN EL APOYO DE LA UE”
 
ANTONIO ORTEGA
Nº 161 de 6 / 2020

“CUANDO NOS ESTAMOS ENFRENTANDO A LA PEOR CRISIS ECONÓMICA QUE HEMOS VIVIDO, CUALQUIER INTENTO DE COORDINACIÓN QUE NOS AYUDE A UNA SALIDA MÁS RÁPIDA ES INDISPENSABLE. NO HACE FALTA PACTAR TODO EN UN PRIMER MOMENTO. SE PUEDEN IR CONSIGUIENDO ACUERDOS PUNTUALES EN LOS QUE, ASEGURANDO QUE NADIE SE QUEDE ATRÁS, LA EMPRESA JUEGUE UN PAPEL FUNDAMENTAL.PORQUE SIN EMPRESAS NO HAY SALIDA” EXPLICA ORTEGA. “SI SOMOS CAPACES DE MANTENER FUERTES A LAS EMPRESAS, QUE SON LAS GENERADORAS DE EMPLEO, LA SALIDA SERÁ MÁS RÁPIDA”.

 
“MUCHAS EMPRESAS ESTÁN DANDO LECCIONES DE CÓMO COMPORTARSE”
 
CRISTINA GARMENDIA
Nº 159 de 4 / 2020

“ESTA CRISIS NOS OBLIGA A DECIDIR SIN DEMORA SOBRE SEGURIDAD SANITARIA, PERO ADEMÁS ACELERARÁ ALGUNAS OTRAS TRANSICIONES EN LAS QUE YA ESTÁBAMOS INMERSOS, COMO EL SALTO DE LO ANALÓGICO A LO DIGITAL, DE LO MATERIAL A LO INTANGIBLE O DEL MODELO TRADICIONAL DE PRODUCCIÓN Y CONSUMO LINEAL HACIA UNA ECONOMÍA CIRCULAR”, SUBRAYA GARMENDIA. “OJALÁ APRENDAMOS DE ESTA SITUACIÓN A VALORAR DE UNA VEZ Y PARA SIEMPRE LA IMPORTANCIA DE INVERTIR EN CONOCIMIENTO. ES LA ÚNICA FORMA DE GARANTIZARNOS EL MEJOR FUTURO POSIBLE”

 
“EL SISTEMA JURÍDICO Y ECONÓMICO MUNDIAL ESTÁ SESGADO EN FAVOR DEL CAPITAL”
 
JOSEPH STIGLITZ
Nº 158 de 3 / 2020

"OBSERVE, POR EJEMPLO, EL CASO DEL PRIVATE EQUITY: LOS FONDOS CARGAN EN MUCHOS CASOS A LAS EMPRESAS CON DEUDAS INMENSAS QUE ÉSTAS NO PUEDEN PAGAR, PERO QUE LES AYUDAN A DESGRAVAR A ELLOS. DESPUÉS, AL MENOS EN ESTADOS UNIDOS, LITERALMENTE SAQUEAN LOS PLANES DE PENSIONES DE ESAS MISMAS EMPRESAS. Y, FINALMENTE, LAS LLEVAN A LA SUSPENSIÓN DE PAGOS. TODO ESE PROCESO IMPLICA TRASPASAR LOS COSTES AL FACTOR TRABAJO, Y LOS BENEFICIOS AL FACTOR CAPITAL. ES POR RAZONES ASÍ POR LAS QUE HACE FALTA LO QUE YO DENOMINO UN CAPITALISMO PROGRESISTA".

 
“LAS ‘ACCIONES DE LEALTAD’ DIFICULTAN UNA OPA Y RESTAN ATRACTIVO A UNA COMPAÑÍA”
 
MARÍA ROTONDO
Nº 157 de 2 / 2020

“LAS ‘ACCIONES DE LEALTAD’, AL OTORGAR MÁS VOTO TRAS DOS AÑOS DE PERMANENCIA, REFUERZAN LA POSICIÓN DEL ACCIONISTA MAYORITARIO Y PRODUCEN UN GAP ENTRE SU COMPROMISO ECONÓMICO Y SU PODER DE VOTO... HABRÍA QUE PONER LIMITACIONES, QUE SEA UNA DECISIÓN ANTERIOR A LA SALIDA A BOLSA, O ALGÚN SISTEMA PARA EVITAR QUE POR MOTIVOS TÁCTICOS –DE TOMAS DE CONTROL O ACCIONES DE DEFENSA– SE UTILICE ESTE MECANISMO. PORQUE INCREMENTAR EL PESO DEL VOTO DEL ACCIONISTA MAYORITARIO CON ACCIONES DE LEALTAD PUEDE DIFICULTAR UNA OPA Y RESTAR ATRACTIVO A ESE VALOR”.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - C/ San Hermenegildo 31 - 2º Dch. 28015 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715