Número 147 - Marzo de 2019
 
REPORTAJES
 
   
     
"NO CREO QUE LA MEDIA DE NINGÚN SECTOR PUEDA PRODUCIR ALFA"  
       
 
     
     
     
RAY DALIO
 

MUCHOS CONSIDERAN QUE SU HEDGE FUND, BRIDGEWATER, ES UNA SECTA. UNA SECTA EN LA QUE EL GURÚ ES EL FUNDADOR, RAY DALIO. AHORA ESTÁ PARCIALMENTE RETIRADO DE LA PRIMERA LÍNEA DE LA GESTIÓN DEL FONDO Y SE DEDICA A DIFUNDIR SUS IDEAS SOBRE EL MUNDO, LA VIDA Y LOS MERCADOS. UNAS IDEAS QUE PLASMA, CON TOQUES AUTOBIOGRÁFICOS, EN LAS 608 PÁGINAS DE SU BEST-SELLER "PRINCIPIOS". AFIRMA TAJANTEMENTE QUE NO ES FÁCIL COMPARAR UN HEDGE FUND CON OTRO, YA QUE NO TODOS ESTOS PRODUCTOS PUEDEN "PRODUCIR ALFA", ES DECIR, LOGRAR UNA RENTABILIDAD SUPERIOR A LA DE SU ÍNDICE DE REFERENCIA. Y OPINA QUE, ANALIZANDO EN CONJUNTO 2019 Y 2020, HAY UN CINCUENTA POR CIENTO DE POSIBILIDADES DE RECESIÓN.

   
    Foto: Archivo RC

TEXTO: PABLO PARDO (WASHINGTON)

Probablemente, si Ray Dalio no hubiera ganado una fortuna que hoy la revista Forbes estima en 18.600 millones de dólares, nadie haría caso a esos“Principios” de su libro. Pero Dalio siempre puede argumentar, como el cardenal Cisneros: “Estos son mis poderes”. En su caso, los que le dan el haber fundado y dirigido el hedge fund de más éxito de la historia de esos vehículos de inversión, que acaban de cumplir 70 años desde que Alfred Winslow Jones –ex voluntario en tareas humanitarias en la Guerra Civil de España– fundó el primero.

En tres décadas, el fondo estrella de Bridgewater, Pure Alpha, ha logrado un retorno medio del 12%. En 2018, un año en el que el hedge fund medio perdió alrededor de un 3% de valor, y que cerró con un retroceso anual del 7% en el índice Standard and Poor’s, el Pure Alpha se apreció un 14,6%, eso sí, antes de comisiones.

Dalio presume de haber inventado un modelo de gestión basado en la transparencia radical. Para sus críticos, no es más que culto a la personalidad (a la suya) y un clima híper competitivo (incluso para los parámetros de los hedge funds) disimulado por palabras grandilocuentes. La transparencia radical, dicen esos apóstatas, no parece haber funcionado en los dos casos de acoso sexual que ha tenido que afrontar Bridgewater, uno de los cuales afectó a nada menos que Greg Jensen, uno de los sucesores designados por Dalio.

Pero el éxito de Bridgewater está fuera de cuestión. Si, como dice el refrán,“algo tendrá el agua cuando la bendicen”, Dalio no es que tenga algo, sino 18.600 millones de dólares.

En su libro“Principios”, afirma que toda organización corre el peligro de convertirse en una autocracia. ¿Ha tenido usted miedo de convertirse en un autócrata en Bridgewater?

¿Yo? Nunca. Yo necesito que todo el mundo me cuestione. Necesito que la gente sepa que no está de acuerdo conmigo y me desafíe. Yo he sido un revolucionario, he tenido una mentalidad meritocrática. Crecí en un entorno que no era convencional, como el anuncio de Apple con Steve Jobs de“Piensa las cosas de manera diferente”. Yo no era un miembro del establishment, y el mercado siempre me dejó claro cuándo estaba en lo cierto y cuándo no. No puedo respetar a gente que esté de acuerdo conmigo en todo, porque en ese caso tengo que hacer micromanagement con ellos.

En el libro también lamenta lo que se ha dicho de Bridgewater, sobre todo cuando se califica al hedge fund como una secta.

Eso no se ha producido en los dos últimos años. Bridgewater no fue comprendido durante mucho tiempo, en parte porque traté de mantenerlo bajo el radar de los medios y la opinión pública, pero cuando se convirtió en el mayor hedge fund del mundo, y se desarrolló esta cultura, que no es una cultura para todo el mundo, fue caracterizado de una manera imprecisa... Y esas imprecisiones me molestaban, de modo que yo tenía que responder a ellas. Eso ya no se produce, tal vez debido al libro.

Los últimos años no han sido buenos para los hedge funds...

Lo primero de todo, no creo que la media de ningún sector pueda producir alfa. Así que no todos los hedge funds pueden producir alfa. Por definición, alfa es un juego de suma cero. No es como la Bolsa. No puedes decir:“Este ha sido un año bueno porque los beneficios han subido y los tipos han bajado”. No lo sé. Tal vez tenga que ver con el hecho de que un número limitado de activos, y me estoy refiriendo a los tecnológicos, han evolucionado muy bien en comparación con el resto del mercado... Tal vez tenga que ver con el hecho de que hemos tenido primero volatilidad muy baja y después muy alta... No estoy seguro de que tenga una respuesta.

Usted ha dicho que el modelo actual para valorar las prestaciones de los hedge funds, basado en poner a todos los fondos juntos y compararlos entre sí, no es el adecuado, porque implica juntar a muchas instituciones financieras muy diferentes.

Sí, en los hedge funds hay muchas estrategias muy diferentes. A menos que se separen las categorías y las estrategias, no tiene mucho sentido compararlos entre sí.

En Davos, en 2018, afirmó que tener dinero en cash era una tontería…

Sí. Dije que había mucho dinero fuera del mercado. Y que con todo ese dinero buscando oportunidades de inversión, más el estímulo económico derivado de los recortes de los impuestos a las empresas en EEUU, iba a ver un rally en el mercado, que iba a ser como un subidón de glucosa y que, por tanto, iba a provocar una caída de la Bolsa en posiblemente la segunda mitad del año.

¿Significa eso una recesión en 2019, una vez que el subidón de azúcar pase?

Si analizamos 2019 y 2020 juntos, hay un cincuenta por ciento de posibilidades de recesión antes de que el próximo presidente sea elegido. Ciertamente, va a haber menos crecimiento y más riesgo. La bajada de impuestos ha llegado en un momento de relativamente alta utilización de la capacidad de la economía. Al mismo tiempo, se está produciendo el endurecimiento de la política monetaria y la emisión de más deuda por el Estado.

Usted ha sido muy crítico con los resultados que la economía de libre mercado está generando para gran parte de la sociedad.

La desigualdad de hoy en día es mayor que la de las últimas nueve décadas. Hay que remontarse a los años treinta para encontrar una desigualdad mayor. Si se produce una desaceleración de la actividad económica, no hay mucho margen de actuación. Hemos tenido más éxito a la hora de lograr un entorno económico estable y con poca inflación que un entorno con crecimiento estable.

Ésa es una respuesta bastante clara acerca de dónde cree usted que debe estar la política monetaria.

Si los bancos centrales endurecen la política monetaria más de lo que ha descontado el mercado, va a afectar a los precios de todos los activos. Porque todos los activos compiten entre sí y, también, porque el tipo de interés es la tasa de descuento para calcular el valor presente de un activo. Una inversión es un pago ahora por un flujo de caja futuro menos esa tasa de descuento. Si subes los tipos, incrementas ese descuento, y eso afecta a todos los activos. Casi se puede medir lo que va a cambiar el precio de los activos si se multiplica el número de años de duración de los activos por el cambio en los tipos de interés.

Su libro recuerda mucho a los post-estoicos, como Epicteto o Marco Aurelio. ¿Los ha leído?

No.

Usted nunca habla de sus influencia intelectuales. ¿Hay algún filósofo que pueda citar como una fuente de inspiración?

No. Soy un autodidacta. Me gusta leer Historia y otras cosas. Me gusta mirar a las cosas desde perspectivas diferentes. Mi perspectiva se basa en la experiencia y en la curiosidad. Me gusta viajar por el mundo, vivir experiencias y reflexionar acerca de ellas con otra gente. Me gusta la Historia. He leído muchísima Historia, y a través de ella he aprendido cómo son las coas, y me he empezado a dar cuenta de que las cosas pasan una y otra vez, de que se repiten. Del estoicismo no sé nada, pero lo poco que he oído sonaba bien. Pero a mí me gusta más aspirar a hacer mi vida lo mejor posible, y no me importa caerme cuantas veces sean en el camino para lograrlo. Creo que dolor más reflexión es igual a progreso. Y pienso que lo he internalizado. Cada vez que algo va mal, me pregunto qué he hecho mal, y si logro llegar a la respuesta, es una verdadera gema la que tengo. He asociado errores con aprendizaje.

Así que necesita fracasar para aprender…

¡Sí! Ese es uno de los grandes temas del libro. El otro es saber lo que no se sabe.

Aceptar la naturaleza.

Creo que el error más grave de la gente es aferrarse a ideas que han demostrado ser equivocadas. Ser consciente de no saber lo que se sabe es más importante que lo que se sabe.

¿Se repite la Historia?

Sí.

Pero no de forma idéntica. Ser lo contrario, sería demasiado fácil. Sobre todo en el mercado.

De acuerdo, no de forma idéntica. Pero la relación causa–efecto, sí. Y la razón por la que la gente no lo ve es doble. Hay cosas que se repiten pero que no suceden con la frecuencia necesaria en la vida de una persona para que la gente se dé cuenta. Son cosas que se repiten porque todo lo que pasa obedece a causas que hacen que eso pase.

¿Hay una relación causa-efecto clara?

He escrito un libro sobre la deuda en el que explico cómo todas las grandes crisis de deuda –en total, 48 – que hemos sufrido en los últimos cien años son iguales. Es como una enfermedad. Imaginemos un cáncer. No es que todos los cánceres sean iguales, pero si eres un médico y los ves con frecuencia, verás que actúan de forma similar. La gente no ve eso.

¿Por qué?

Porque la gente no piensa en principios. La gente no reflexiona:“¿En qué tipo de situación estoy? ¿Y qué principios puedo aplicar para afrontar esta situación?”Hay una enorme experiencia humana acumulada que nos permite afrontar cada situación, pero no lo hacemos.

Entonces, el problema es pensar:“Esta vez es diferente”, por citar el título precisamente del libro sobre la deuda escrito por el ex economista jefe del FMI, Kenneth Rogoff, y su ayudante de la Universidad de Harvard, Carmen Reinhart.

El gran error es no comprender las relaciones causales. Y la gran tragedia es ver cosas que pasan una y otra vez sin examinar cómo las relaciones causa-efecto se repiten. Puede haber cosas diferentes, porque las causas han cambiado y, por tanto, los resultados son diferentes. Las crisis de deuda son en buena medida parecidas. Si se examinan las 48 crisis de deuda de los últimos cien años como si fueran enfermedades, y se toma la crisis media y se examinan las relaciones causa-efecto, se puede ver cuándo éstas se repiten y cuándo no.

Algunos –en especial Nassim Nicholas Taleb– dicen que los seres humanos tendemos a buscar relaciones en cosas que no están relacionadas. ¿Su línea de pensamiento no corre el peligro de caer en ese error, en el caso de que Taleb esté en lo cierto y ese error exista?

En su libro“Fooled by Randomness”, Taleb trata esta cuestión: creer que porque algo pase diez veces seguidas, va a suceder una undécima, es no entender las relaciones causa–efecto que han hecho que suceda esas diez veces. Las personas tendemos a elegir las opciones que han dado buenos resultados en el pasado. Pero eso es porque no entendemos distribuciones, cómo trabajan los números. Ahí nacen las supersticiones.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
“LAS FUSIONES EMPEZARÁN POR LAS DOMÉSTICAS EN MERCADOS COMO ALEMANIA E ITALIA”
 
WIM MIJS
Nº 153 de 10 / 2019

“NO ESTAMOS VIENDO LAS FUSIONES TRANSFRONTERIZAS QUE MUCHOS SUPERVISORES PIDEN PÚBLICAMENTE PORQUE NO SON TAN FÁCILES. PRIMERO, PORQUE, DESAFORTUNADAMENTE, SI ERES GRANDE Y DOBLAS TU TAMAÑO PUEDE SUPONER UN COSTE EN TU CAPITAL. DESPUÉS, PORQUE VA A AFECTAR RÁPIDAMENTE A TRABAJADORES Y OFICINAS –LO VIMOS EN LA OPERACIÓN DEUTSCHE BANK –COMMERZBANK, QUE ARROJABA CIFRAS BASTANTE IMPRESIONANTES– Y PORQUE UNA FUSIÓN SUPONE TRES AÑOS MIRANDO HACIA ADENTRO EN UN CONTEXTO DE CAMBIOS PROFUNDOS DEL MERCADO”.

 
“EN ESPAÑA TODAVÍA CUESTA VALORAR COMPAÑÍAS CON UNA INVERSIÓN INTENSIVA EN I+D”
 
IGNASI BIOSCA REIG
Nº 152 de 9 / 2019

“NOSOTROS SALIMOS A BOLSA POR UNA FUSIÓN INVERSA CON NATRACEUTICAL: REIG JOFRE, UNA COMPAÑÍA 100% PRIVADA, SE FUSIONÓ CON NATRACEUTICAL, COTIZADA, QUE ERA MÁS PEQUEÑA, PARA CREAR UN GRUPO MAYOR, DEL QUE LOS ANTIGUOS ACCIONISTA DE REIG TENÍAN EL 74%.. Y COMO LO HICIMOS DE ESA FORMA NUNCA LLEGAMOS A HACER UN ROAD SHOW NI A EXPLICAR EL PROYECTO FORMALMENTE. POR ESO TAMBIÉN NOS INTERESABA HACER ESTA AMPLIACIÓN DE CAPITAL” QUE HA REDUCIDO AL 62% LA PARTICIPACIÓN FAMILIAR Y HA PERMITIDO LA COMPRA DE UNA CARTERA DE PRODUCTOS A BIOIBÉRICA.

 
“PODRÍAMOS VOLVER A DAR DIVIDENDO CON CARGO A LOS RESULTADOS DE ESTE AÑO”
 
ELOI PLANES
Nº 151 de 7 / 2019

EN UN MUNDO CON 16 MILLONES DE PISCINAS RESIDENCIALES (49% EN EEUU Y 30% EN EUROPA) SE HAN HECHO CON EL 18% DEL MERCADO “QUE CRECE AL 4-5%, NOSOTROS ESPERAMOS CRECER AL 6% (...) Y VOLVER A REPARTIR DIVIDENDO: EN EL MOMENTO DE LA FUSIÓN –CON ZODIAC– PACTAMOS QUE A PARTIR DEL NIVEL DE DESAPALANCAMIENTO DE 2,8 VECES EBITDA PODRÍAMOS DAR DIVIDENDO. PREVEMOS ESTAR ESTE AÑO EN 2,6 Y ESTE DIFERENCIAL PODRÍA DISTRIBUIRSE COMO DIVIDENDO CON CARGO A LOS RESULTADOS DE 2019”.

 
“ESOS CINCO GIGANTES DE SILICON VALLEY EJERCEN UN OLIGOPOLIO, RECUERDAN A LA STANDARD OIL DE PRINCIPIOS DEL XX”
 
EDMUND PHELPS
Nº 150 de 6 / 2019

“ERA PRECISO ROMPER AQUELLO. AHORA ES MUCHO MÁS COMPLICADO PORQUE NO SE TRATA DE UNO, SINO DE CINCO GIGANTES. NO SE QUE VA A PASAR, PERO ALGO HAY QUE HACER PARA ABRIR ESA ENORME INDUSTRIA A NUEVOS COMPETIDORES Y PARA ROMPER ALGUNAS DE SUS PRÁCTICAS MONOPOLÍSTICAS. ESO SERÍA FANTÁSTICO PARA LA ECONOMÍA. VERÍAMOS UNA CIERTA VUELTA A LA INNOVACIÓN, CREO” DICE PHELPS, QUE ACUDIÓ AL NOBEL PRIZE DIALOGUE ORGANIZADO EN MADRID.

 
“ALEMANIA NO QUIERE LA UNIÓN BANCARIA Y CEDER EL CONTROL SOBRE SU SISTEMA FINANCIERO”
 
NGAIRE WOODS
Nº 149 de 5 / 2019

"EN LOS PAÍSES DEL EURO NO ESTÁN CLAMANDO POR UNA MAYOR INTEGRACIÓN Y ESO HACE QUE LA UNIÓN FISCAL Y BANCARIA SEA POCO MENOS QUE IMPOSIBLE. ADEMÁS, ALEMANIA NO QUIERE ESA UNIÓN PORQUE LE OBLIGARÍA A CEDER EL CONTROL SOBRE SU SISTEMA FINANCIERO. Y SIN INTEGRACIÓN FISCAL Y BANCARIA SE NECESITARÁN UNA REGULACIÓN BANCARIA MÁS ESTRICTA Y TRANSFERENCIAS DE LOS PAÍSES DEL NORTE A LOS PAÍSES EN CRISIS".

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715