Número 145 - Enero de 2019
 
REPORTAJES
 
   
     
“LO QUE NECESITAMOS EN ESPAÑA ES UN GOBIERNO FUERTE”  
       
 
     
     
     
JOSEP PIQUÉ
 

“EL PROYECTO POLÍTICO EUROPEO PASA POR UNA CRISIS DE IDENTIDAD”, ASEGURA QUIEN FUERA MINISTRO ESPAÑOL DE ASUNTOS EXTERIORES. “SI EUROPA PIERDE LA SOLIDARIDAD, DESAPARECE COMO SUJETO POLÍTICO. ESTAMOS EN ESA ENCRUCIJADA. NO FALTAN IDEAS, FALTAN LIDERAZGO Y CAPACIDAD POLÍTICA PARA IMPLEMENTARLAS. EN LAS INSTITUCIONES EUROPEAS Y EN LOS GOBIERNOS DE LOS ESTADOS MIEMBRO MÁS IMPORTANTES. HOY POR HOY TENEMOS QUE ESPERAR. CUANDO ESO SE PUEDA REVERTIR, PODREMOS VOLVER A HABLAR DEL RELANZAMIENTO DEL PROYECTO EUROPEO”

   
    Foto: Jesús Umbría

TEXTO: ANA FUENTES

Recientemente entrevistamos en estas mismas páginas a Nassim Taleb. Sostiene que muchos negocios en España se mantienen por la opacidad y la captura de rentas por un lado o por el otro, que no se basan en la creación de valor. Usted que ha estado y está en la empresa, y en la Administración, que ha sido ministro de Industria. ¿cree que tiene razón?

Yo creo que la hubiera tenido más si lo hubiera dicho hace unos años. Esos modelos de negocio basados en el control de la información y una cierta opacidad cada vez tienen menos posibilidades de supervivencia en un mundo global en el que la información fluye de una manera completamente tangible y en tiempo real. Pienso que es una aproximación a la estructura productiva española propia del pasado. La estructura productiva española es muchísimo más que eso. Y además hay que hacer una defensa de la misma porque los españoles somos muy propensos a autoflagelarnos. Tenemos un déficit de autoestima muy considerable. No es una casualidad que los españoles opinamos mucho peor de nosotros mismos que el resto del mundo. España es mucho más que el ladrillo o el turismo de sol y playa como a veces se ha dicho. Durante toda la crisis y antes y después de la misma ha aumentado su cuota en el montante global de exportaciones y eso solo es posible si tienes un tejido productivo competitivo. Hemos hecho los deberes mucho mejor de lo que la mayoría de la gente se imagina.

Hoy, en España ¿Qué cree que le falta al mundo de los Consejos?

Sigue habiendo déficits de buena gobernanza pero también creo que se está avanzando muy rápidamente. Hace poco se consideraba que ser miembro de un Consejo de administración era algo así como un privilegio. En estos momentos cualquier consejero sabe que asume una enorme responsabilidad que puede tener consecuencias en caso de incumplimientos o negligencias que pueden ser incluso penales. Hay una asunción de la responsabilidad que va asociada a formar parte de un Consejo de administración y del papel cada vez más creciente que tiene el Consejo en la buena marcha de una compañía.

¿Eso qué implica?

Que los consejeros independientes lo sean de verdad, que funcionen adecuadamente las comisiones de los Consejos, particularmente la de auditoría, pero también la de retribuciones y nombramientos, que se eviten y delimiten bien los conflictos de interés; que todo lo relacionado con el cumplimiento normativo y la gestión de riesgos esté directamente ligado al Consejo y no al management... Creo que estamos aprendiendo mucho y muy rápidamente. Que se delimiten las funciones del chairman respecto del consejero delegado... Hay que profundizar en esa vía porque todos los problemas empresariales al final de una forma u otra tropiezan con un problema de gobernanza.

Los códigos de buen gobierno no son vinculantes. ¿Deberían reenfocarse?

Cada compañía puede gestionarse como tenga por conveniente, pero en el caso de las cotizadas hay una serie de obligaciones que deben cumplirse y unas recomendaciones que se pueden seguir o no, pero que normalmente es conveniente que se sigan. Hay que buscar un equilibrio, pero creo que lo más importante es que cuando se aprueba un código de buenas conductas o una política anticorrupción no sea solo un compromiso formal y de cara a la galería, sino que sea real y efectivo, desde el Consejo de administración al último trabajador de la empresa.

Ya que hablamos de buen gobierno... ¿Cómo es posible que el empresariado catalán permitiera, alimentara el tema del independentismo hasta un punto para luego dejarlo caer y marcharse?

Yo que tengo, por edad y trayectoria profesional, la doble experiencia del sector público y privado, lo que le puedo decir es que no hay que responsabilizar a las empresas de aquello que corresponde al poder político.

Los fondos para hacer muchas cosas salieron entre otros de las grandes empresas...

Las empresas, la sociedad civil, las instituciones de todo tipo... Yo a veces veo que hay una excesiva crítica al empresariado de Cataluña en relación al proceso. Y digo excesivo porque lo que no se le puede pedir al mundo empresarial es que sustituya a la responsabilidad de los políticos y ahí lo que ha fallado fundamentalmente es la responsabilidad de la clase política.

Pero al final forman parte del mismo ecosistema de convivencia política y empresa. En privado algunos empresarios lo reconocen. Le pido esa franqueza.

Si hay algo criticable es que ha habido una disonancia entre lo que se expresa en privado y lo que se ha expresado en público. Pero normalmente el empresario lo que busca es estabilidad, seguridad jurídica y relaciones no conflictivas con el poder político porque lo que quiere es desarrollar con tranquilidad su actividad. Y ahí ciertamente ha podido haber una cierta dejación de responsabilidades por parte de algunos, porque algunos dirigentes empresariales muy importantes de Cataluña han mantenido posiciones muy nítidas al respecto. Por eso creo que la generalización es injusta.

¿Echa de menos la política?

Para nada. Porque la política no me ha dejado. Yo creo que es como un virus que te inoculan desde pequeñito y no hay antídoto. Pero una cosa es la atención constante a la cosa pública y por tanto a la política en el sentido más noble y más amplio del término y la otra es la actividad política. Y sobre esa sí que no tengo ninguna añoranza.

En esa atención constante a la cosa pública ha escrito usted un libro - ‘El mundo que nos viene’– en el que describe un mundo post occidental ¿Qué le preocupa más ahora? ¿Una Europa sin Merkel?

Me preocupa una Europa sin el compromiso europeo de Alemania. Evidentemente Merkel representaba ese compromiso, y lo sigue representando, pero ha anunciado ya su retirada de la política alemana. Ha sido una garantía de la construcción europea. Lo que más me preocupa es cuál puede ser la posición de Alemania en la época post Merkel.

¿Cree que Macron tiene el empaque para coger el timón?

No hablaría en términos personales, sino de los países. Y Francia es el segundo país más importante de la Unión Europea, pero no tiene fuerza por sí mismo para impulsar el proyecto político europeo que en estos momentos pasa por una crisis de identidad. Eso solo se puede hacer con Alemania. Y Alemania y Francia además necesitan a otros países que les complementen en ese esfuerzo. Y ahora el panorama no es precisamente alentador porque por una parte tenemos los llamados países de Visegrado, que son absolutamente reticentes a ceder soberanía una vez la han recuperado después de siglos sin tenerla, o teniéndola limitada. Tenemos un grupo muy importante de países euroescépticos, los nórdicos tradicionalmente, pero se han añadido otros que eran tradicionalmente europeístas como Holanda, Austria o Irlanda. Y tenemos a un país fundador de la Unión, Italia, que está adoptando posiciones claramente eurófobas y contrarias a la profundización del proyecto político de la construcción europea. España a partir de ahí debería desempeñar un papel fundamental.

Seguimos siendo un país muy europeísta

Sí, lo que necesitamos es un gobierno fuerte como para poder acompañar las iniciativas de Francia y Alemania cuando sean posibles. Hoy por hoy tenemos una obligación. Se suele decir que lo más urgente es esperar. Pues nuestra obligación es esperar al resultado de las elecciones al Parlamento Europeo, más vitales que nunca. Porque por primera vez podría ser que no hubiera una nítida mayoría europeísta en el Parlamento.

Para reforzar el proyecto europeo se apunta a cooperar más en política exterior y defensa, en asilo y en comercio. Pero en cuanto se empieza a hablar de repartos todo se desmorona una y otra vez. Y ya no hablemos del meollo: unión fiscal, presupuesto de la eurozona...

Es muy importante partir de una idea: no es la primera vez que hay intentos de unificar Europa. Los ha habido en el pasado, pero siempre a través de la fuerza, de la potencia que se consideraba hegemónica en cada momento. Es la primera vez que la construcción europea se hace desde un proyecto de paz y de solidaridad, de igualdad entre los distintos estados miembro. Lo que está fallando es la solidaridad y por eso no hay ausencia de ideas, hay ausencia de capacidad política para implementarlas y ausencia de solidaridad a la hora del reparto equitativo de los esfuerzos. Y si Europa pierde la solidaridad va a desaparecer como sujeto político. Estamos precisamente en esa encrucijada. Pero ideas no faltan: sabemos perfectamente cómo reforzar la gobernanza del euro. Y cómo implementar una unión fiscal, una unión bancaria, un presupuesto europeo o incluso un ministro de Finanzas a nivel europeo. También hay muchas ideas sobre cómo implementar la Europa de la seguridad y de la defensa, y cómo desarrollar una política exterior común que incluya la seguridad y la defensa. El principal problema es que en estos momentos no hay liderazgo ni capacidad política. Ni en las instituciones europeas ni en los gobiernos de los estados miembro más importantes. Cuando eso se pueda revertir podremos volver a hablar del relanzamiento del proyecto europeo.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
“PODRÍAMOS VOLVER A DAR DIVIDENDO CON CARGO A LOS RESULTADOS DE ESTE AÑO”
 
ELOI PLANES
Nº 151 de 7 / 2019

EN UN MUNDO CON 16 MILLONES DE PISCINAS RESIDENCIALES (49% EN EEUU Y 30% EN EUROPA) SE HAN HECHO CON EL 18% DEL MERCADO “QUE CRECE AL 4-5%, NOSOTROS ESPERAMOS CRECER AL 6% (...) Y VOLVER A REPARTIR DIVIDENDO: EN EL MOMENTO DE LA FUSIÓN –CON ZODIAC– PACTAMOS QUE A PARTIR DEL NIVEL DE DESAPALANCAMIENTO DE 2,8 VECES EBITDA PODRÍAMOS DAR DIVIDENDO. PREVEMOS ESTAR ESTE AÑO EN 2,6 Y ESTE DIFERENCIAL PODRÍA DISTRIBUIRSE COMO DIVIDENDO CON CARGO A LOS RESULTADOS DE 2019”.

 
“ESOS CINCO GIGANTES DE SILICON VALLEY EJERCEN UN OLIGOPOLIO, RECUERDAN A LA STANDARD OIL DE PRINCIPIOS DEL XX”
 
EDMUND PHELPS
Nº 150 de 6 / 2019

“ERA PRECISO ROMPER AQUELLO. AHORA ES MUCHO MÁS COMPLICADO PORQUE NO SE TRATA DE UNO, SINO DE CINCO GIGANTES. NO SE QUE VA A PASAR, PERO ALGO HAY QUE HACER PARA ABRIR ESA ENORME INDUSTRIA A NUEVOS COMPETIDORES Y PARA ROMPER ALGUNAS DE SUS PRÁCTICAS MONOPOLÍSTICAS. ESO SERÍA FANTÁSTICO PARA LA ECONOMÍA. VERÍAMOS UNA CIERTA VUELTA A LA INNOVACIÓN, CREO” DICE PHELPS, QUE ACUDIÓ AL NOBEL PRIZE DIALOGUE ORGANIZADO EN MADRID.

 
“ALEMANIA NO QUIERE LA UNIÓN BANCARIA Y CEDER EL CONTROL SOBRE SU SISTEMA FINANCIERO”
 
NGAIRE WOODS
Nº 149 de 5 / 2019

"EN LOS PAÍSES DEL EURO NO ESTÁN CLAMANDO POR UNA MAYOR INTEGRACIÓN Y ESO HACE QUE LA UNIÓN FISCAL Y BANCARIA SEA POCO MENOS QUE IMPOSIBLE. ADEMÁS, ALEMANIA NO QUIERE ESA UNIÓN PORQUE LE OBLIGARÍA A CEDER EL CONTROL SOBRE SU SISTEMA FINANCIERO. Y SIN INTEGRACIÓN FISCAL Y BANCARIA SE NECESITARÁN UNA REGULACIÓN BANCARIA MÁS ESTRICTA Y TRANSFERENCIAS DE LOS PAÍSES DEL NORTE A LOS PAÍSES EN CRISIS".

 
“EL 70% DE LA ENERGÍA FRANCESA SE ALIMENTA DEL URANIO DE NÍGER, QUE SUBVENCIONA ESE KW DE UNA U OTRA FORMA”
 
IBRAHIM H. MAYAKI
Nº 148 de 4 / 2019

“SE HA INVERTIDO MUCHO EN AYUDA AL DESARROLLO Y EL IMPACTO SOBRE LA REDUCCIÓN DE LA POBREZA NO HA SIDO EL ESPERADO. ESO PASA FACTURA EN LA OPINIÓN PÚBLICA Y HA GENERADO UNA INDUSTRIA DE LA AYUDA QUE IMPIDE A LOS PAÍSES REFLEXIONAR. ES IMPORTANTE ACABAR CON ESO Y AYUDAR A LOS PAÍSES A MOVILIZAR MEJOR SUS RECURSOS”, EXPLICA EL RESPONSABLE DE LA AGENCIA PARA EL DESARROLLO DE LA UNIÓN AFRICANA, QUE VISITÓ ESPAÑA INVITADO POR FORO DE FOROS.

 
"NO CREO QUE LA MEDIA DE NINGÚN SECTOR PUEDA PRODUCIR ALFA"
 
RAY DALIO
Nº 147 de 3 / 2019

MUCHOS CONSIDERAN QUE SU HEDGE FUND, BRIDGEWATER, ES UNA SECTA. UNA SECTA EN LA QUE EL GURÚ ES EL FUNDADOR, RAY DALIO. AHORA ESTÁ PARCIALMENTE RETIRADO DE LA PRIMERA LÍNEA DE LA GESTIÓN DEL FONDO Y SE DEDICA A DIFUNDIR SUS IDEAS SOBRE EL MUNDO, LA VIDA Y LOS MERCADOS. UNAS IDEAS QUE PLASMA, CON TOQUES AUTOBIOGRÁFICOS, EN LAS 608 PÁGINAS DE SU BEST-SELLER "PRINCIPIOS". AFIRMA TAJANTEMENTE QUE NO ES FÁCIL COMPARAR UN HEDGE FUND CON OTRO, YA QUE NO TODOS ESTOS PRODUCTOS PUEDEN "PRODUCIR ALFA", ES DECIR, LOGRAR UNA RENTABILIDAD SUPERIOR A LA DE SU ÍNDICE DE REFERENCIA. Y OPINA QUE, ANALIZANDO EN CONJUNTO 2019 Y 2020, HAY UN CINCUENTA POR CIENTO DE POSIBILIDADES DE RECESIÓN.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715