Número 156 - Enero de 2020
 
REPORTAJES
 
   
     
GOBERNAR NO RESULTARÁ TAN DIFÍCIL      
       
 
  Foto: Archivo RC  
   
   
JUAN PEDRO MARÍN ARRESE, ECONOMISTA
 

"SE TRASPASAN LAS LÍNEAS ROJAS TRAZADAS POR EL PROPIO SÁNCHEZ, Y EL APOYO DE ERC CONLLEVA CONTRAPARTIDAS DIFÍCILES DE DIGERIR, PERO EL ACOSO PERMANENTE LLEVARÁ A UN CIERRE DE FILAS".

 
   

Al fin tenemos Gobierno, tras largos meses de interinidad. Refleja la única composición factible a la vista del mapa político surgido de las últimas elecciones. No resultaba verosímil un apoyo de la Oposición a un Ejecutivo en solitario, una vez reducido Ciudadanos a la irrelevancia. Ni el Partido Popular podía facilitar una investidura sin experimentar una sangría de votos a favor de Vox, ni el candidato podía aceptar este báculo sin un previsible desgaste por su izquierda. Con todo, el coste de la operación ha resultado más elevado de lo deseable, al traspasar líneas rojas trazadas por el propio Pedro Sánchez en la campaña electoral y en el frustrado intento previo de alcanzar la presidencia. El realismo político exige con frecuencia abandonar promesas formuladas en el fragor de la contienda. Pero, casa mal el inmediato deseo de acercamiento con quien vetó en gesto inusualmente destemplado meses atrás. Por no hablar del insomnio que predijo para la ciudadanía ante la eventualidad de que Podemos accediera a puestos ministeriales. Más aún. El apoyo que hubiera recibido de ERC con aparente gratuidad en julio y septiembre, se ha convertido ahora en un pesado lastre de contrapartidas difíciles de digerir. No se entiende la arriesgada apuesta de concurrir a las urnas contando sólo con una lejana opción de obtener un resultado marginalmente mejor. Pasado el mal trago de una bronca investidura, gobernar no resultará tan difícil como algunos imaginan. Aunque agotar la legislatura apoyado en arenas tan movedizas constituya empeño nada aconsejable.

Es cierto que el nuevo Gabinete no gozará de margen alguno de respiro. Pero este permanente acoso contribuirá a un cierre de filas de los socios de coalición reforzando su cohesión interna. ¿Evitará la espontánea solidaridad de quienes sufren asedio la tentación latente en Podemos de entender la gobernación como un ejercicio de geometría variable? Posiblemente no, aunque el margen para circular por libre se antoje bastante más estrecho de lo que se piensa. Pronto comprobarán los titulares de carteras moradas la imposibilidad de trasladar sus propuestas al BOE, sin antes pasar por los múltiples y finos cedazos de la Administración, con Hacienda y Economía ejerciendo de fieles guardianes de una mínima ortodoxia. Por no hablar de la guillotina que aplicará Bruselas para poner coto a los más flagrantes excesos y ocurrencias. Tarde o temprano, surgirán tensiones y desencuentros al descubrir Podemos la sucesión de insalvables obstáculos para traducir en logros concretos sus ansias de imprimir un giro radical a las políticas propias y ajenas. Un desgaste que le pasará factura ante un electorado como el suyo, tan proclive a la utopía. Aunque el poder amortigua siempre las frustraciones, no cabe descartar que se produzcan defecciones que debiliten al heterogéneo grupo parlamentario de esta formación.

Por su parte, el riesgo de deriva independentista resulta menos fiero de lo que se pinta. Ante todo porque desactivar un conflicto tan enconado y emocional se antoja tarea imposible. Ni el Gobierno puede aceptar el principio de autodeterminación, ni ERC contentarse con una mera reforma estatutaria, por cargada que venga de dádivas y ventajas. La mesa de diálogo y la promesa de una futura consulta carente de concreción ofrecen la posibilidad de marear la perdiz evitando, al menos de momento, una abierta confrontación. A ojos de ERC estas concesiones constituyen valiosa munición para ganar las próximas elecciones catalanas, su objetivo primordial a corto. Trata así de ganar tiempo, reconociendo la manifiesta incapacidad para forzar una intentona separatista en el presente, en la confianza de que caerá como fruta madura en un futuro más o menos lejano. Pero cuesta creer que su pragmática estrategia se traduzca en réditos tangibles para asegurar el deseado sorpasso a las huestes de Puigdemont. En un clima de ánimos tan exacerbados y actitudes irredentas siempre vencen los más extremistas y exaltados. Más cuando se carece de la habilidad para hacer caja que caracteriza al PNV, auténtico ganador de esta revuelta identitaria. Por eso, no sería de extrañar que ERC rompa la baraja si hacen agua sus expectativas electorales, dejando sin soporte parlamentario al Ejecutivo.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
CUANDO EN REALIDAD NADIE QUIERE IR A ABILENE
 
CARLOS BALADO, DIRECTOR GENERAL DE EUROCOFIN
Nº 162 de 7 / 2020
LA INCLINACIÓN A NO IR CONTRA LA TENDENCIA DEL GRUPO ES UNA REGLA, Y NO UNA EXCEPCIÓN, CUANDO EL GRUPO DEBE DECIDIR DE FORMA COLEGIADA. Y LOS CONSEJEROS DEBEN SER CONSCIENTES
 
SALIR DEL HOYO
 
ENRIQUE BADÍA Y LIBERAL, ENSAYISTA
Nº 162 de 7 / 2020
"SE PERCIBE LA TENTACIÓN DE FIJAR OBJETIVOS GRANDILOCUENTES, DE REDISEÑAR EL PAÍS, EN VEZ DE PRIORIZAR LA PRESERVACIÓN Y LA RÁPIDA RECUPERACIÓN DE LA VELOCIDAD DE CRUCERO PERDIDA"
 
FALTA UN PLAN ESTRUCTURADO DE ESTÍMULOS A LA ACTIVIDAD
 
JUAN PEDRO MARÍN ARRESE, ECONOMISTA
Nº 162 de 7 / 2020
PRECISAMOS UNA HOJA DE RUTA. NOS ESPERAN MESES DE TRAVESÍA DEL DESIERTO Y TODO SE FÍA AL MANÁ DE BRUSELAS, MIENTRAS LOS SINDICATOS PIDEN UNA REINDUSTRIALIZACIÓN A GOLPE DE BOE
 
5G: ¿OPORTUNIDADES DE INVERSIÓN REALES O EXAGERADAS?
 
ANDY BUDDEN, DIRECTOR DE INVERSIONES DE CAPITAL GROUP
Nº 161 de 6 / 2020

LOS PROVEEDORES DE REDES DEBERÁN REALIZAR UNA ENORME INVERSIÓN, ASÍ QUE EMPRESAS COMO ASML, SAMSUNG O EQUINIX PARECEN MEJOR POSICIONADAS PARA BENEFICIARSE DE LA MAYOR CONCECTIVIDAD DEL 5G

 
LA RECONSTRUCCIÓN DE LA ECONOMÍA
 
JUAN PEDRO MARÍN ARRESE, ECONOMISTA
Nº 161 de 6 / 2020

"FRENTE AL IMPACTO SOCIAL DE LA CRISIS, EL MEJOR ANTÍDOTO ES EL EMPLEO, QUE DEPENDERÁ DE LA CAPACIDAD DE LAS EMPRESAS PARA CAPEARLA. Y AHÍ LOS PASOS HAN SIDO BIEN MODESTOS"

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - C/ San Hermenegildo 31 - 2º Dch. 28015 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715