Número 155 - Diciembre de 2019
 
REPORTAJES
 
   
     
EUROPA VS SOBERANÍA: LA INCÓMODA GESTIÓN DEL INMENSO AHORRO ALEMÁN      
       
 
  Foto: Archivo RC  
   
   
MIGUEL NAVASCUÉS, ECONOMISTA
 

HABRÁ QUE PREPARARSE PARA NUEVAS CRISIS DEL EURO, PUESTO QUE ALEMANIA SE EMPEÑA EN AUMENTAR SU AHORRO Y EN QUE EL RESTO DE LA EUROZONA HAGA LO MISMO.

 
   

Alemania se ha convertido desde hace años en el país más ahorrador de mundo, a una tasa anual del 8% del PIB – que es el superávit exterior por cuenta corriente o, lo que es idéntico contablemente, el ahorro sobre la inversión interna. En la gráfica podemos ver la comparación con otros países de la UE. Hay otros, como Holanda, que superan ese requisito en términos de PIB, pero si tenemos en cuenta la diferencia abismal de volumen de PIB entre ambos países, comprendemos que el impacto de Alemania sobre el resto del mundo es muy significativo. ¿Cuál es ese impacto? Todo país que tiene un superávit alto y persistente frente a los demás está contrayendo la demanda potencial de éstos, por lo que tienen que elegir entre aceptar un déficit exterior para lograr sus objetivos de PIB y empleo internos, o bien tienen, si quieren cerrar ese déficit, que contraer su demanda interna y aceptar una tasa de ahorro sobre PIB similar a la de Alemania. Obviamente, esto implica una contracción de la demanda mundial. En el artículo del mes pasado vimos como EEUU había elegido sus propios objetivos internos de mínima tasa de paro a costa de un déficit exterior importante, que financia sin grandes problemas gracias a la apetencia mundial de dólares. Pero había un argumento entre medias, de tipo de cambio: la apetencia de dólares y la confianza en EE.UU. imponían una sobre valoración del dólar que determinaba la tendencia al déficit. El tipo de cambio juega, entonces, un papel importante en la corrección de los excesos de los países de ahorro o desahorro. Un país con sobre abundancia de ahorro debería ver apreciarse su tipo de cambio frente a los demás, hasta que el encarecimiento de las exportaciones y el abaratamiento de las importaciones reduzca a una cantidad razonable ese execedente exterior o ahorro neto.

Como Alemania pertenece al euro, no puede apreciarse, al menos frente a los países del euro. Por ello, Alemania, con su preferencia por el ahorro muy por encima de la inversión, impone a los demás países, especialmente a los miembros de euro, un obstáculo para que éstos alcancen sus objetivos de PIB y empleo potencial (es decir, mínima tasa de paro sin inflación). Nos encontramos, pues, con un conflicto de intereses entre países europeos difícil de solucionar si el país llamado Alemania no reduce su desequilibrio entre ahorro e inversión, pues está contrayendo su demanda interna cuando precisamente el estado de nula inflación, casi deflación, le concede un margen para invertir más y crear empleo. Aparte de eso, crearía más demanda para importaciones que ayudarían a los demás países a aproximarse al PIB potencial. Además, ello redundaría en una reducción de los desequilibrios acumulados de activos netos exteriores, que son amplios, como se puede ver en el gráfico: Como vemos, tantos años de ahorro excesivo han producido en Alemania y otros países del norte una posición de inversión neta exterior (activos – pasivos exteriores % PIB) sobreabundante, a costa de la posición negativa de otros países, como España y Portugal, por ejemplo.

Y qué responde a esto Alemania? Para Berlín hay dos respuestas redundantes: que no puede hacer nada, pero que el ahorro es además recomendable, y los demás países deberían hacer lo mismo, es decir contraer su demanda interna hasta provocar un ahorro mayor que la inversión. Si todos los países de la UME se comportaran así, con ese virtuosismo modelo Alemania, los resultados serían un superávit exterior (enorme) de todos contra el resto del mundo, y – esta vez inevitablemente – una apreciación del euro frente al resto de monedas, especialmente el dólar, lo que no sería bueno para nadie, pues comerciamos con el resto del mundo. Esto es lo que sigue recetando Alemania para todos los países de la zona euro, mientras el BCE y otros organismos europeos han renunciado a esa falacia y piden cada vez más abiertamente que Alemania y otros eleven su demanda interna y reduzcan su ahorro - y el ritmo de aumento de su posición neta exterior -. Petición que viene a caer en saco más o menos roto, aunque Alemania esté en recesión y deflación, y le viniera muy bien aumentar la demanda interna.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
GOBERNAR NO RESULTARÁ TAN DIFÍCIL
 
JUAN PEDRO MARÍN ARRESE, ECONOMISTA
Nº 156 de 1 / 2020

"SE TRASPASAN LAS LÍNEAS ROJAS TRAZADAS POR EL PROPIO SÁNCHEZ, Y EL APOYO DE ERC CONLLEVA CONTRAPARTIDAS DIFÍCILES DE DIGERIR, PERO EL ACOSO PERMANENTE LLEVARÁ A UN CIERRE DE FILAS".

 
ALARMISMO DIGITAL... O NO
 
ENRIQUE BADÍA Y LIBERAL, ENSAYISTA
Nº 155 de 12 / 2019

"CHINA Y EEUU PONEN EN JUEGO MODELOS OPUESTOS PARA EL DISEÑO Y LA GOBERNANZA DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL ¿DESARROLLO LIBRE, TELEDIRIGIDO O CONDICIONADO? TAL ES LA CUESTIÓN".

 
BUEN GOBIERNO CON ATRICIÓN Y SIN CONTRICIÓN
 
FERNANDO GONZÁLEZ URBANEJA , DIRECTOR DE CONSEJEROS
Nº 155 de 12 / 2019

"HAY PALABRAS, GESTOS PERO EL COMPROMISO ÉTICO PASA POR LA EJEMPLARIDAD Y EN ESO EL RECORRIDO ES CORTO. EL CASO VILLAREJO ES UN EJEMPLO DECEPCIONANTE DE IMPOTENCIA Y OPACIDAD".

 
LA CLASE MEDIA EUROPEA SE MUDA AL ESTE
 
CARLOS BALADO, DIRECTOR GENERAL DE EUROCOFIN
Nº 154 de 11 / 2019

UNA EMPRESA QUE NO CONECTE CON LA CLASE MEDIA NI SERÁ DIGITAL NI SERÁ SOSTENIBLE, POR MUCHO QUE TODO ELLO SE FORMULE ASÍ EN UN DISCURSO VOLUNTARISTA.

 
BIENVENIDOS AL MUNDO DE LA INVERSIÓN PINBALL
 
FABIANA FEDELI, RESPONSABLE GLOBAL DE ACTIVOS FUNDAMENTALES DE ROBECO
Nº 154 de 11 / 2019

NI VALUE, NI MOMENTUM. LAS BOLSAS VAN DE UN LADO A OTRO A GOLPE DE TWEET. PERO SI EL DESENLACE DE LA GUERRA COMERCIAL Y EL BREXIT ES POSITIVO, LA DINÁMICA DEL MERCADO ESTARÁ LISTA PARA UN REPUNTE RADICAL.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715