Número 159 - Abril de 2020
 
REPORTAJES
 
CAIXAFORUM MADRID    
     
VAMPIROS DE HOY EN DÍA      
       
 
    Foto: Archivo RC  
     
     

HASTA EL 7 DE JUNIO, CAIXAFORUM MADRID REDESCUBRE LA INFLUENCIA DE ESTE PERSONAJE, ANSIOSO DE SANGRE, EN EL ARTE; SOBRE TODO EN EL CINE.

   
   

Del ilustrador Gustav Doré al actor James Dean. Del artista pop Andy Warhol al cineasta Francis Ford Coppola’… Todos tienen en común la fascinación por la figura, siempre enigmática, del vampiro. “Los nosferatus (o no muertos) salen de su ataúd o de su cripta cuando ya se ha puesto el sol con el fin de escudriñar a los humanos, mezclarse con ellos, hipnotizarlos, morderlos, chuparles la sangre y convertirlos en vampiros a su vez”. Así los describe Matthieu Orléan, comisario de la exposición que organiza la Fundación La Caixa en su centro Caixaforum de Madrid hasta el 7 de junio –confiamos que no dure tanto el confinamiento– con el lema ‘Vampiros. La evolución del mito’.

Para rastrear en los orígenes de este siniestro personaje habría que remontarse a las supersticiones de la Antigua Grecia y de los escritos árabes. En la Edad Media, cobró fuerza el mito del vampiro en Europa Central, como protagonista de leyendas ambientadas en los cementerios de los países destrozados por las guerras y las epidemias. Más adelante, en el siglo XIX, encontró, gracias al Romanticismo, un caldo de cultivo especial, de la mano entre otros de Lord Byron, por esa fascinación hacia lo tenebroso, los escenarios en ruinas, los castillos encantados… Y esa atracción por el personaje no solo llegó a la literatura, con obras cumbre como ‘Drácula’ de Bram Stoker (1897). Poco después pasó a la gran pantalla, donde tantos nombres han hecho su especial interpretación del mito: Dreyer, Browning, Tourneur, Polanski, Herzog, Coppola, Burton, Bigelow y Weerasethakul. Los hemos tenido en versión masculina y femenina, capaces de convertirse en animales como el murciélago o el lobo.

En el recorrido por la exposición también nos apercibimos de que Drácula se ha colado en todas las culturas, que ha sucumbido a producciones -de serie B muchas, también otras taquilleras- de todas partes: Hollywood, Europa, México, Filipinas, Nigeria, Hong Kong… Estamos, pues, ante un icono o fenómeno global.

Siempre, la inmortalidad

“Aunque resulte paradójico, Drácula está ligado al ciclo de la vida: encarna su lado sombrío, pero simboliza una necesidad insaciable de fertilizar. Obsesionados por la idea de reproducirse, los vampiros llevan a cabo una contaminación compulsiva, de una fecundidad paroxística,”, escribe el comisario en el catálogo de la muestra. Y justo esos mordiscos en el cuello sustituyen al coito como su particular técnica para perpetuar su especie. “¿Y qué es el arte sino la posibilidad reafirmada de la inmortalidad? De la misma manera que el artista o el cineasta, Drácula vive en una perpetua transcendencia que es al mismo tiempo su prisión y su angustia, lo que contagia la atmósfera de toda la película”, subraya el comisario.

En ese recorrido por la muestra encontramos cómo el vampiro va acomodándose a la estética o personalidad de cada artista, según le conviene. Es distinguido cuando lo encarna Christopher Lee en el Londres ‘hippie’ de la versión de Drácula de Alan Gibson (1972) y también en la piel de Brad Pitt y Tom Cruise, en su caso en ‘Entrevista con el vampiro’ (1994) de Neil Jordan. O también en manos de David Bowie y Catherine Deneuve, en la cinta ‘El ansia’ (1983) de Tony Scott. Aunque el cine ejerza en esta exposición de eje narrativo que va recorriendo todas las salas, también hay múltiples referencias artísticas más allá de la literatura y el séptimo arte. Tal es el caso de los collages surrealistas de Max Ernst, de algunos de los grabados incluidos en la serie Los Caprichos de Goya, de pinturas del artista contemporáneo Wes Lang o de la reinterpretación de Andy Warhol en ‘The Kiss’ de la icónica imagen del Drácula del terrorífico Bela Lugosi.

La muestra se articula en diferentes estancias que permiten pasar de los vampiros históricos a los vampiros políticos (que también los ha habido y los sigue habiendo), para llegar después a los poéticos, a los eróticos y a los pop.A

 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
FUNDACIÓN SEUR
 
Nº 162 de 7 / 2020
 
MÁS QUE TAPONES DE PLÁSTICO

LA FUNDACIÓN SEUR HA CONSEGUIDO QUE 171 CHICOS Y CHICAS ENFERMOS TUVIERAN ACCESO A TRATAMIENTOS PARA SALVAR O MEJORAR SU VIDA.

 
FUNDACIÓN TELEFÓNICA
 
Nº 161 de 6 / 2020
 
TELEFÓNICA FRENTE AL COVID-19

A LOS 25 MILLONES DONADOS PARA COMPRAR MATERIAL DE PROTECCIÓN Y RESPIRADORES SE SUMA UN SINFÍN DE COLABORACIONES CON OTRAS INSTITUCIONES.

 
VARIAS FUNDACIONES
 
Nº 160 de 5 / 2020
 
TODOS CONTRA LA PANDEMIA

LA CRISIS SANITARIA HA ENCENDIDO EL MOTOR DE LA SOLIDARIDAD ENTRE LAS FUNDACIONES Y LAS GRANDES COMPAÑÍAS; Y LAS NO TAN GRANDES.

 
FUNDACIÓN MAPFRE
 
Nº 158 de 3 / 2020
 
EL ARTE DE LA REPETICIÓN

LA FUNDACIÓN MAPFRE ENFRENTA A RODIN Y GIACOMETTI PARA DESCUBRIR SUS NUMEROSOS PUNTOS EN COMÚN, INCLUÍDO EL DE LA REPETICIÓN DE LAS OBRAS.

 
FUNDACIÓN CANAL
 
Nº 157 de 2 / 2020
 
GAME ON: DIVERTIR ES UN ARTE

LA FUNDACIÓN CANAL PRESENTA EN MADRID, CON EL BARBICAN CENTER DE LONDRES, LA MAYOR MUESTRA SOBRE LA HISTORIA DE ESTE ENTRETENIMIENTO INTERACTIVO.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - C/ San Hermenegildo 31 - 2º Dch. 28015 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715