Número 149 - Mayo de 2019
 
REPORTAJES
 
   
     
“ES LEGÍTIMO QUE ALEMANIA QUIERA POTENCIAR LOS GLOBAL PLAYERS EUROPEOS”  
       
 
     
     
     
DANIEL DETTLING, PRESIDENTE DEL THINK-TANK ZUKUNFTSPOLITIK DE BERLÍN
 

A SOLO UNOS DÍAS DE QUE SE RECONFIGURE EL PARLAMENTO EUROPEO DANIEL DETTLING SEÑALA LA IMPORTANCIA DE QUE EUROPA ALEJE EL RIESGO POPULISTA Y DEFIENDA SU POSICIONAMIENTO POLÍTICO Y ECONÓMICO EN EL NUEVO ESCENARIO MUNDIAL: “EUROPA TIENE TODAS LAS RAZONES PARA DEFENDER SU MODELO DE ECONOMÍA SOCIAL DE MERCADO, TAMBIÉN EN LA DIGITALIZACIÓN. NO OLVIDEMOS QUE SOMOS EL MODELO PARA PAÍSES COMO INDIA, PARA ÁFRICA Y ASIA”.

   
    Foto: Archivo RC  

TEXTO: LIDIA CONDE (Fráncfort)

Usted es un experto en prospectiva, en el futuro. Según sus investigaciones, ¿qué deberíamos temer más del futuro?

Los miedos no ayudan. En general, los investigadores de futuro son optimistas críticos y posibilistas, y optan por la negociación con los adversarios políticos. Nos preguntamos por lo posible y por las alternativas. Trastornos y crisis son para nosotros alteraciones importantes que exigen reflexionar. Según un estudio, la mayoría de la gente en todo el mundo está preocupada por el cambio climático. En segundo lugar figura el terrorismo. Ambos miedos se basan en megatendencias como la globalización, la migración y la digitalización.

Pronto el mundo será otro. ¿Cuáles deberían ser las prioridades políticas, teniendo en cuenta la división derecha-izquierda y la pulverización del centro?

Las coaliciones suelen estar casi siempre en “modo crisis”. Porque la política debe atender en primer lugar las crisis y los retos. En este momento todo está interrelacionado. La globalización significa comercio abierto, libertad de movimientos para el capital y para los ciudadanos. Todo esto lleva a más emigración y a nuevos retos sociales. Hasta no hace mucho la globalización era un concepto econonómico abstracto para la mayoría de la población. Con la crisis de refugiados el concepto obtiene rostro y ha generado mucha inseguridad. Los populistas, tanto de derechas como de izquierdas, se han aprovechado porque apuestan por un modelo de homogeneidad y aislamiento. Y a su vez argumentan que la globalización es un proyecto de las élites urbanas. Por su parte, los grandes partidos tratan de responder prometiendo seguridad y más control y asegurando que la globalización beneficiará y será positiva. Esa necesidad de responder a las crisis lleva a los partidos a volver a sus raíces. A la CDU, a la derecha. Al SPD, a la izquierda. Interesante que, ante esta situación, en Alemania se beneficien políticamente sobre todo Los Verdes. Son los que con mayor credibilidad rechazan a los populistas.

Uno de los grandes temas es la pobreza en la jubilación. Uno de cada cuatro trabajos es precario. ¿Qué futuro les espera a los jubilados alemanes y europeos?

Hasta ahora la pobreza en Alemania era joven y femenina. Afecta sobre todo a las mujeres solas con hijos que no trabajan o trabajan poco. Creo que esto cambiará. Cada vez menos población alcanza la edad de jubilación en circunstancias hasta ahora habituales; es decir, trabajando toda la vida a tiempo completo, con un buen sueldo y durante más de 40 años sin interrupción. Que la pobreza entre los jubilados europeos sea un fenómeno de masas dependerá sobre todo de la formación, la cualificación y el aprendizaje continuo. Y claro, del sueldo en la vida laboral. Lo seguro es que estar bien formado y tener trabajo determinará los recursos que tengan en la tercera edad.

La otra gran preocupación es que en el futuro la revolución digital divida todavía más a la sociedad y aumente la desigualdad...

Sí, pero hasta ahora las revoluciones tecnológicas han llevado también a avances sociales. La primera revolución industrial condujo a la creación del Estado social y a la fundación de los sindicatos. ¿Pasará lo mismo en el futuro? Para ello en Europa debemos configurar social y políticamente la revolución digital. China y Rusia han optado por un Estado autoritario. Por su parte, EEUU apuesta por la “platform economics” de los monopolistas (la economía de plataformas digitales como Google, Apple, Facebook, Amazon), que apenas pagan impuestos y usan los datos de sus usuarios. Por lo que Europa debe encontrar su propia vía, un equilibrio entre el capitalismo de los datos, industria, trabajadores y usuarios. Los primeros pasos ya están dados. Por ejemplo, el reglamento general de protección de datos, RGPD, y la reforma del derecho de la propiedad intelectual. Tras las elecciones europeas, el nuevo Parlamento y la nueva Comisión Europea habrán de avanzar en esa configuración europea de la revolución digital. Yo entiendo que el modelo europeo del futuro solo puede ser una Economía Social de Mercado en la era digital.

La controvertida respuesta del actual ministro de Economía, Peter Altmaier, es incrementar la cuota de la industria en la economía alemana y europea.

Las posibilidades de la política y del Estado de imponer más industria son limitadas. No obstante, Altmaier ha tocado un punto importante. La realidad es que tanto China como Rusia y EEUU apuestan por una política industrial estatal. Sin el Pentágono no habría un Silicon Valley. La cuestión es que haya reglas correctas para todos; es decir que se protejan las patentes, se respete la propiedad, y que se pueda acceder a los mercados. También se trata de un “level playing field”, igualdad de condiciones de partida. Sobre todo China y EE UU invierten miles de millones en inteligencia artificial y en automatización y preparan, así, la adquisición de empresas competidoras. Por lo que, teniendo en cuenta esa desigualdad de condiciones de partida entre Europa y el resto, sería una ingenuidad por nuestra parte apostar solo por la competencia y la libre economía. La idea de Altmaier es una política de “fortalecer y proteger”. ¿Qué?, pues los sectores clave, en los que también está en juego la seguridad nacional. Eso es legítimo. Y para mí también es legítimo que Altmaier quiera potenciar empresas europeas líderes en el mundo con su nueva estrategia industrial. Si Europa quiere tener un papel en la economía global del XXI, necesitará numerosas grandes empresas globales. Global players que operen internacionalmente.

¿Cómo interpreta los aranceles de Trump? ¿No son un pretexto para debilitar a China y defender la posición de EEUU en el mundo?

En primer lugar, las sanciones son solo una amenaza. Trump quiere una mejor relación comercial y exportar más a China e importar menos. Probablemente se equilibrarán un poco esas diferencias. Pero con límites. Las posibilidades del Estado de intervenir en las relaciones comerciales son limitadas. Y, por último, el proteccionismo y el aislamiento perjudicarían definitivamente a la economía estadounidense.

EE UU y China compiten por el liderazgo tecnológico mundial. ¿Quién liderará más efectivamente la inteligencia artificial?

No hay duda, el siglo XXI será asiático. Tanto desde el punto de vista de la tecnología de la inteligencia artificial como del económico. Muchos estudios pronostican que EE UU perderá su hegemonía económica y militar y seguirá una política más proteccionista. En el futuro, la competencia entre sistemas se registrará entre China y Europa. Todavía no sabemos qué tipo de juego será. Dependerá de cómo evolucione la política interior china. En inteligencia artificial podrá posicionarse Europa en cabeza si conseguimos conectar la industria y la IA de manera que se cree una nueva fórmula de generar valor. La primera ronda de la digitalización la ha ganado EE UU. Esa primera etapa se trata de bases de datos del consumidor B2C, (business-to-customer). En la etapa de bases de datos económicos B2B (business to business) Europa es más fuerte, pero China está adelantando.

Uno de los grandes dilemas de la economía y de las finanzas del Estado social lo vemos ahora en el actual Gobierno. ¿Se puede ser más social –como pide el SPD– y ser justo con quienes lo financian?

Tanto la globalización como la digitalización recuestionan lo social. Sobre todo surge la pregunta de qué será de aquellos que no puedan adaptarse a los nuevos tiempos. El modelo social europeo apuesta por un equilibrio entre competencia, mercado, solidaridad y seguridad. Eso supone que, si los trabajadores tienen la sensación de que su esfuerzo y su trabajo no valen la pena, pierde aceptación aquel modelo. A partir de ese momento se votan partidos populistas. Se consideran incorrectos tanto los sueldos y los patrimonios demasiados elevados como los sueldos y los ingresos demasiado bajos. En Europa cada país debería determinar esos límites, una convergencia entre bienestar y seguridad.

 

 

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
“ESPAÑA ES UN PAÍS DONDE NO SE HA NOTADO LA PRESENCIA DE ACCIONISTAS ACTIVISTAS”
 
CARLOS SÁEZ GALLEGO, DIRECTOR GENERAL DE GEORGESON ESPAÑA
Nº 151 de 7 / 2019

DIRIGE AQUÍ EL MÁS ANTIGUO (1935) DE LOS TRES PROXY SOLICITORS GLOBALES, LOS ENCARGADOS DE BUSCAR VOTOS QUE RESPALDEN LAS PROPUESTAS DEL CONSEJO EN LAS JUNTAS DE ACCIONISTAS. POR ESO “RECOMENDAMOS A LAS COTIZADAS ESPAÑOLAS ALCANZAR LOS ESTÁNDARES INTERNACIONALES DE GOBIERNO CORPORATIVO... EL 47% DE SUS ACCIONES ESTÁN EN CARTERAS INSTITUCIONALES INTERNACIONALES. ESO, QUE ES BUENO, SEÑAL DE CONFIANZA, SUPONE MÁS PRESIÓN PARA CUMPLIR ESOS ESTÁNDARES”.

 
“EN ITALIA HAY FONDOS ESPECIALIZADOS EN PYMES CON VENTAJAS FISCALES EXCEPCIONALES PARA EL AHORRADOR. ALGO ASÍ SERÍA DESEABLE EN ESPAÑA”
 
CARLOS TUSQUETS , PRESIDENTE DE TREA Y CONSEJERO DE BANCA MEDIOLANUM SPA
Nº 151 de 7 / 2019

“EL CLIENTE HA DE TENER CLARO SU HORIZONTE TEMPORAL Y ACTUAR EN CONSECUENCIA. DEBE IGNORAR LAS PREVISIONES Y LAS ADIVINANZAS SOBRE LO QUE HARÁ O NO LA ECONOMÍA O EL MERCADO EN EL CORTO PLAZO. OLVIDÉMONOS DE LOS GURÚS, QUE NORMALMENTE SON PARTE INTERESADA... LO QUE NO PUEDE SER ES QUE A FINALES DEL AÑO PASADO MUCHOS AHORRADORES QUE SEGURAMENTE TENÍAN UN HORIZONTE TEMPORAL DE INVERSIÓN DE LARGO PLAZO SALIESEN DEL MERCADO CONSOLIDANDO UNAS PÉRDIDAS Y PERDIENDO LA REMONTADA DE PRINCIPIOS DE ESTE AÑO. UN BUEN ASESORAMIENTO HUBIERA EVITADO ESO”.

 
“LA GRAN APUESTA DE BOLSONARO, VA A SER LA BANCA PÚBLICA”
 
ESTHER SOLANO, SOCIÓLOGA, PROFESORA DE LA UNIVERSIDAD FEDERAL DE SAO PAULO
Nº 150 de 6 / 2019

“BOLSONARO ESTÁ CHOCANDO MUCHO CON ALGUNOS DE SUS MINISTROS MILITARES QUE ESTÁN MÁS POR EL PROTECCIONISMO, Y QUE DICEN SÍ A LA PRIVATIZACIÓN, PERO NO AL ENTREGUISMO AL CAPITAL EXTRANJERO... EL MINISTRO DE MINAS Y ENERGÍA, POR EJEMPLO, QUE ES ALMIRANTE, YA LE HA ADVERTIDO QUE PUEDE PRIVATIZAR ALGUNAS PARTES DE PETROBRAS O ELECTROBRAS PERO CON LÍMITES. PUEDE HABER MUCHOS CHOQUES ENTRE EL ÁREA DE ECONOMÍA MÁS LIBERAL Y LA CÚPULA MILITAR, MÁS PROTECCIONISTA”.

 
“NADIE INVERTIRÁ EN EMPRESAS CON UNAS DIFERENCIAS SALARIALES INJUSTIFICABLES”
 
LAURA GONZÁLEZ MOLERO, CONSEJERA DE ACERINOX, BANKIA, EZENTIS Y VISCOFÁN
Nº 150 de 6 / 2019

“EN LAS EMPRESAS, EN OCASIONES, LOS VALORES PARECEN TODOS IGUALES, PARECE QUE HAN PAGADO AL MISMO CONSULTOR Y HAN COLGADO LOS MISMOS CARTELES. LA GRAN DIFERENCIA ESTÁ EN VIVIRLOS, NO SOLO EN ENUNCIARLOS; QUE ESTÉN SIEMPRE PRESENTES EN EL MOMENTO DE RESOLVER CONFLICTOS Y DE TOMAR DECISIONES. HONESTIDAD, INTEGRIDAD, TRANSPARENCIA… SER ÉTICO ES PODER TOMAR UNA DECISIÓN Y PODER EXPLICARLA A CUALQUIERA CON LA CONCIENCIA MUY TRANQUILA”.

 
“EL 70% DE LAS TIENDAS, EN ESPAÑA, NO ESTÁN AUTOMATIZADAS, Y ESO ES GRAVE”
 
ANTONIO CANTALAPIEDRA, CEO DE WOONIVERS
Nº 149 de 5 / 2019

“LO QUE FALTA EN EUROPA ES UN SENTIDO DE URGENCIA. MANTENER UNA ARQUITECTURA DE VALORES EUROPEOS NO ES GRATIS, HAY QUE DOTARLA. EUROPA TIENE QUE SER COMPETITIVA, GENERAR RIQUEZA. LUEGO YA VEREMOS CÓMO LA REPARTIMOS, PERO HAY QUE BAJAR A LOS NÚMEROS Y, EN ESE SENTIDO, CREO QUE EUROPA ES NAIF”, OPINA EL FUNDADOR DE MYTAXI, QUE AHORA ESTÁ EN PLENA RONDA DE FINANCIACIÓN PARA POSICIONAR WOONIVERS, UNA APP QUE COMBINA INTELIGENCIA ARTIFICIAL, BLOCKCHAIN Y FINTECH.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715