Número 145 - Enero de 2019
 
REPORTAJES
 

“¿Cuántos planetas necesitaríamos si todos viviéramos como los estadounidenses? Cinco. ¿Y si viviéramos como los alemanes? Tres”

 
     
ALEMANIA: SE ESPERA UN AÑO RÉCORD EN EMPLEO  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

EN 10 AÑOS EL PAÍS HA PASADO DE UN 8,6% DE PARO AL 3,1%, INCLUSO FALTA MANO DE OBRA CUALIFICADA. Y LOS CIUDADADANOS SE MUESTRAN MÁS CONTENTOS QUE NUNCA CON SU CALIDAD DE VIDA.

   
   

TEXTO: LIDIA CONDE (FRÁNCFORT)

Todo irá bien en 2019, titula el diario muniqués Süddeutsche Zeitung. Quizás. Por un lado, se registran miedos: Brexit, Trump, Europa... Por otro, el estado de la economía alemana actual es magnífico y le da la razón a los optimistas. Sobre todo las cifras del mercado de trabajo son brillantes. Y van a seguir así. Desde 2007 se ha pasado de 40,3 millones de personas con trabajo a 45,2 millones en 2019 (45,5 en 2020). Y el paro pasó, en el mismo periodo, del 8,6% a 3,1%. Hoy Alemania no podría ir mejor. Incluso faltan especialistas. Por eso cada vez surgen más iniciativas para atraer mano de obra extranjera. Eso sí, muy cualificada, pues en Alemania ya hay 1,6 millones de personas entre 20 y 30 años sin una formación profesional y, por tanto, apenas perspectivas laborales. Los ciudadanos se muestran más contentos que nunca con su calidad de vida. El 79% afirma que está bien o muy bien, según el instituto demoscópico Allensbach. Dos terceras partes afirman además que no hay mejor sistema que la economía social de mercado. Alemania confía en tener un año feliz, pero es muy consciente de su futuro incierto.

Una década creciendo

¿Qué le espera a Alemania? Según Ernst & Young, un año récord en empleo. Se crearán 440.000 nuevos puestos de trabajo, tras los 580.000 que se generaron en 2018. La economía alemana no ha dejado de crecer desde hace diez años. Pero la población no se deja cegar. En primer lugar porque se vive muy por encima de las posibilidades del planeta Tierra. Los alemanes son muy conscientes de ello y el partido de Los Verdes gobierna en el rico Baden-Wurtemberg y es socio de gobierno en muchos Estados federados. ¿Cuántos planetas necesitaríamos si todos los habitantes de la tierra vivieran como los estadounidenses? – Cinco. ¿Y cuántos si vivieran como los alemanes? – Tres. 2,9, si fueramos todos británicos. 2,8, si fueramos franceses. 2,2, si viviéramos como los chinos, según datos del Global Footprint Network National Footprint Accounts 2018. Contemplando todo el mundo hoy, ya necesitaríamos 1,7 planetas. Así no extrañan medidas como la de la ciudad de Stuttgart, que prohíbe desde el 1 de enero la circulación de vehículos con motores diésel que se encuadran en la norma de emisiones Euro 4 o en una categoría inferior. Pero además se temen otros retos como las políticas a la Donald Trump, el Brexit, y la digitalización. A pesar de la casi plena ocupación, preocupa que todos estos focos de crisis estrangulen la economía y el mercado laboral. Es también el miedo de la clase media – la mayoría de la población alemana- a perder nivel de vida. Y ello en un momento en el que los alemanes son cada vez menos y más viejos.

Los alemanes son de clase media. A la clase media alta pertenece el 16% de la población alemana. A la clase media baja, el 17%. Y a la propiamente clase media, el 48%. Pero no son ricos. La mediana (valor de la variable que deja por debajo de sí a la mitad de los datos, y por encima, la otra mitad) del patrimonio de los ciudadanos alemanes es de 61.000 euros. El de los franceses asciende a 113.000 euros, el de los italianos a 146.000, y el de los españoles a 160.000. La principal razón es que solo el 44% de los alemanes son propietarios de su vivienda, la mayoría vive de alquiler. Por otro lado, un 1% de la población tiene una tercera parte de todo el patrimonio. La principal razón de esta concentración del patrimonio, dice Marcel Fratscher, presidente del Instituto de economía DIW, es la estructura empresarial alemana, en la que la propiedad de muchas empresas está en manos familiares. El 99% son pequeñas y medianas empresas, que generan más de la mitad de la riqueza, ofrecen el 60% de los puestos de trabajo y el 82% de los puestos de formación profesional dual. Según Fratscher, asumen en general una mayor perspectiva de negocio a largo plazo que las empresas que cotizan en bolsa, en las que pesa más el interés cortoplacista de los accionistas.

Mantener la base

Este año Alemania seguirá debatiendo sobre su futuro económico en el mundo. El objetivo es crecer con dinamismo sin dejar de ser una economía social de mercado. Positivo es que el auge del empleo no haya supuesto una americanización del mercado laboral. “El boom no ha sido el resultado del empeoramiento de las condiciones laborales. Tampoco de la precarización del empleo”. Lo dice Georg Cremer, secretario general de Caritas desde 2000 hasta 2017 y autor del libro “Alemania es más justa de lo que pensamos” (Verlag C.H.Beck 2018). Cremer, profesor de Economía de Friburgo, está convencido de que la política alemana intenta asegurar el futuro del Estado Social. En febrero de 2005 había 5,3 millones de parados y solo 26,3 millones de puestos de trabajo que cotizaban a la seguridad social. Hoy, 32 millones. Es verdad que hay además mucho trabajo a tiempo parcial, pero en Alemania muchas mujeres entre los 20 y los 40 optan por esta fórmula popular para compatibilizar familia y trabajo. También están los minijobs por 450 euros mensuales, una opción por la que no se cotiza ni se pagan impuestos y que utilizan sobre todo las mujeres, los estudiantes y los jubilados. En muchos casos, el minijob es un segundo trabajo. Una actividad profesional secundaria realizada también por la clase media altamente cualificada y los jubilados. Muchos abogados, asesores fiscales y arquitectos siguen trabajando tras su jubilación. Los jubilados que trabajan suelen estar altamente cualificados. Muchos de ellos son funcionarios y profesores. Según Cremer, si no se reconoce el gran esfuerzo social que realiza el Estado, se corre el riesgo de dar la razón a las fuerzas populistas que critican que la política no se ocupa y preocupa del pueblo. El presupuesto social asciende a 900.000 millones de euros.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: CÓMO ALARGAR AÚN MÁS EL CICLO
Nº 148 de 4 / 2019

LA FED DICE QUE NO HABRÁ MÁS SUBIDAS ESTE AÑO Y CON ESA RED EL PRECIO DE LOS ACTIVOS PARECE GARANTIZADO, PERO YA SE VIO EN EL 4T18 –CUANDO CASI SE CERRÓ EL MERCADO DE BONOS HY– CÓMO PUEDEN TAMBALEARSE LOS MERCADOS.

 
REINO UNIDO: EL FIN DE LA LIBERTAD DE MOVIMIENTOS
Nº 148 de 4 / 2019

UNA DE CADA CINCO PYMES EMPLEA INMIGRANTES, Y DESDE EL REFERÉNDUM EL FLUJO MIGRATORIO HA MERMADO Y MUCHOS EUROPEOS DEL ESTE HAN INICIADO EL REGRESO. MIENTRAS, SE LANZAN LA “START UP VISA” Y LA “INNOVATION VISA”.

 
ALEMANIA: YA SE FABRICA EL COCHE DEL FUTURO
Nº 148 de 1 / 2019

DOS DE CADA CINCO COCHES QUE SE COMPRAN EN CHINA SON DE FABRICANTES ALEMANES. PERO CHINA LLEVA VENTAJA EN ELECTROMOVILIDAD Y LA PODEROSA INDUSTRIA DEL AUTOMÓVIL GERMANA DUDA SOBRE LA VELOCIDAD DEL CAMBIO.

 
UNIÓN EUROPEA: CHINA SILENCIA CON SU DINERO AL CONTINENTE
Nº 148 de 1 / 2019

BRUSELAS EXIGE OFICIALMENTE A PEKÍN RECIPROCIDAD EN LAS CONDICIONES DE INVERSIÓN Y COMERCIO, PERO CHINA SEGUIRÁ CREANDO DISTORSIONES EN LA UE, YA QUE SABE ADAPTARSE Y SATISFACER LAS NECESIDADES DE CADA PAÍS.

 
ESPAÑA: ESPERANDO AL PRÓXIMO GOBIERNO
Nº 148 de 4 / 2019

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). LAS ENCUESTAS DICEN QUE LA VICTORIA ELECTORAL SERÁ DE PEDRO SÁNCHEZ PERO, SEA DE QUIEN SEA, EL PRÓXIMO GOBIERNO DEBERÁ PACTAR Y ENFRENTARSE A LA DESACELERACIÓN ECONÓMICA SINCRONIZADA QUE PREVÉ EL FMI.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715