Número 145 - Enero de 2019
 
REPORTAJES
 

“En 2018 se crearon 545.000 empleos, y las previsiones hablan de 404.000 este año. Está muy bien. Pero el ambiente no es optimista, tampoco el internacional”

 
     
ESPAÑA: 2019, UN AÑO MUY INCIERTO  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). ¿INESTABILIDAD EN ESPAÑA, CON UN PANORAMA INTERNACIONAL INCIERTO... LO CIERTO ES QUE EL PARO EN LA UE CAE POR PRIMERA VEZ DESDE LA CRISIS POR DEBAJO DEL 8% Y QUE EN ESPAÑA EL NÚMERO DE AFILIADOS A LA SS RECOBRA LOS NIVELES PREVIOS A 2008.

   
   

Al empezar el 2019 los datos de la economía española son claramente positivos. El PIB ha tenido un crecimiento del 0,6% en el tercer trimestre del 2018 y se prevé el mismo ritmo para el último. El crecimiento anual del año pasado habrá sido pues del orden del 2,4% y la nueva previsión del Gobierno para este año, rebajada ya por la tendencia mundial a una cierta desaceleración, es del 2,2%. En el 2018 se crearon 545.000 empleos, un 3% más, y la previsión del último informe privado conocido, el de Manpower Group, es que este año se crearán 404.000, un 2,1% más. No solo no está nada mal. Está muy bien.

Pero no hay muchas sonrisas en las portadas de la prensa española. Tampoco de la internacional. El ambiente no es optimista. Por el miedo a que la ligera desaceleración mundial pueda acabar en una recesión -o incluso en una crisis-, porque el grave problema de la elevada deuda pública apenas ha mejorado pese a la salida de la crisis y porque la inestabilidad política podría impedir tomar las medidas adecuadas si la economía se torciera. Y porque aunque la economía siga bien hay días en los que la alta crispación lo nubla todo.

Impasse político

2019 es un año electoral. Lo seguro es que habrá elecciones municipales y europeas en mayo y también autonómicas en buena parte de España. Y las legislativas pueden caer en cualquier momento, lo más tarde en los primeros meses del 2020. Y un año electoral no es el momento más adecuado para poder tomar medidas económicas que, si fueran necesarias, no alegrarían al electorado.

Pero el panorama se complica porque el gobierno Sánchez no tiene mayoría y no se sabe todavía si logrará aprobar los presupuestos del 2019. Además, las encuestas apuntan a que es difícil que el impasse político (la falta de mayoría parlamentaria) pueda mejorar tras las elecciones. Y las posibles salidas que se vislumbran -continuidad del gobierno Sánchez apoyado más o menos por Podemos, el PNV y los secesionistas catalanes, o gobierno de la triple derecha (PP, C´s y Vox) como se está tanteando en Andalucía- generan inquietud y no incitan al optimismo.

Un contexto difícil

La consecuencia es que en los últimos meses ha habido una degradación de la confianza económica y política que no es nada positiva. Tras la investidura del nuevo gobierno Sánchez en junio, ambos índices (medidos mensualmente por el CIS y que oscilan entre 0 y 100) se movieron al alza. El de Confianza Económica mejoró del 41,9 en mayo al 42,8 y 42,9 en junio y julio, y el de confianza política rebotó más, del 30,6 al 37,3 y 37,6. Sin embargo tras el gran aumento de la crispación a la llegada del otoño ambos índices han vuelto a caer, al 38,9 y al 31,6 y estaban en diciembre un 9% y un 2% por debajo de los de hace un año. Y el Índice de Confianza del Consumidor, más relevante para la economía, ha tenido una media anual del 98,3, por debajo del 100 que marca la frontera del territorio positivo y un 4,5% por debajo del 2017.

Lo más preocupante es que la inestabilidad política no es un fenómeno solo español, sino que estamos algo menos mal que otros países europeos, como Italia con un gobierno de coalición entre el populismo de derechas de Salvini y el de izquierdas, o Gran Bretaña, donde no se sabe qué pasará con el Brexit. En este contexto las elecciones europeas de mayo son una grave incógnita y lo más probable es que los tres grupos parlamentarios tradicionales (popular o democristiano, socialista y liberal) se vean amenazados por un grupo populista de extrema derecha capitaneado por los italianos de Salvini y los franceses de Le Pen. Y tras las elecciones europeas se tiene que proceder a la elección del nuevo presidente del Consejo de Ministros (hoy el popular Donald Tusk) y del presidente de la Comisión Europea (Jean-Claude Juncker). ¿Quiénes les sustituirán? ¿La Unión Europea puede pasar, por la mayor influencia de los populismos nacionalistas, de la situación actual de dificultades para avanzar a una parálisis, o incluso un retroceso?

Por otra parte, Mario Draghi -que contribuyó decisivamente a salvar el euro en el 2012- acaba su mandato en la presidencia del BCE y deberá ser sustituido. El nombre del nuevo presidente del BCE es todavía una incógnita y el relativo debilitamiento del liderazgo de Angela Merkel en Alemania podría complicar la relación no siempre fácil entre los dos bancos centrales domiciliados en Fránkfort, el Bundesbank y el BCE.

Buenos datos

Además, la economía mundial tiene que superar la progresiva retirada de los medicamentos -inyecciones de liquidez y mínimos tipos de interés- que todos los bancos centrales dispensaron generosamente desde el 2008 para evitar que la grave crisis económica internacional -la peor desde 1929- tuviera las gravísimas consecuencias de aquella: paro masivo y gran pérdida del poder adquisitivo de la población, subida del nazismo al poder en Alemania y al final la guerra mundial.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
CHINA: FELIZ (NO TAN) PRÓSPERO AÑO DEL CERDO
Nº 146 de 2 / 2019

LA GUERRA COMERCIAL CON ESTADOS UNIDOS PUEDE RESTAR OCHO DÉCIMAS AL PIB CHINO EN 2019, PERO PEKÍN PIENSA A LARGO PLAZO Y SIGUE GANANDO MÚSCULO EN INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA PARA ASEGURARSE NICHOS CLAVE.

 
ESTADOS UNIDOS: DE PIZZAS EL PADRINO A LA FED
Nº 146 de 2 / 2019

COMO CANDIDATO AL CONSEJO DE LA RESERVA FEDERAL, DONALD TRUMP PODRÍA PRESENTAR A HERMAN CAIN, UN EMPRESARIO PINTORESCO QUE ACUMULA VARIOS ESCÁNDALOS Y UN MUY CUESTIONADO BAGAJE ECONÓMICO.

 
REINO UNIDO: LAS EMPRESAS APRIETAN EL BOTÓN DEL PÁNICO
Nº 146 de 2 / 2019

LA INCERTIDUMBRE DEL BREXIT SE PROLONGA Y NO PARECE PROBABLE UNA SOLUCIÓN ANTES DEL DÍA D. EL RIESGO YA SE HACE DEMASIADO INTENSO PARA MUCHAS COMPAÑÍAS, QUE HAN EMPEZADO A ACELERAR SUS PLANES DE CONTINGENCIA.

 
ALEMANIA: ALTMAIER QUIERE MÁS GERMANY FIRST
Nº 146 de 2 / 2019

EL MINISTRO DE ECONOMÍA ABOGA POR UNA POLÍTICA INDUSTRIAL MÁS AGRESIVA -NO APLAUDIDA POR TODOS- PARA NO PERDER EL TREN DE LA GUERRA TECNOLÓGICA GLOBAL Y BLINDAR A CIERTAS EMPRESAS ALEMANAS DE LA INVERSIÓN CHINA.

 
UNIÓN EUROPEA: LA INDUSTRIA GRIPA LA ACTIVIDAD
Nº 146 de 2 / 2019

EL SECTOR MANUFACTURERO EUROPEO SE DESANGRA: EL PARÓN DE LOS FABRICANTES DE AUTOMÓVILES EN ALEMANIA CONDICIONA A TODA LA UE, QUE TAMPOCO SABE AYUDARSE DEL CONOCIMIENTO QUE GENERA PARA CRECER.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715