Número 144 - Diciembre de 2018
 
REPORTAJES
 

“EE UU lleva creciendo 114 meses consecutivos. Está a solo seis meses de batir el récord de la expansión que comenzó en 1991 y acabó 10 años después”

 
     
ESTADOS UNIDOS: VIENEN CURVAS  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

POR SI LA INCERTIDUMBRE BURSÁTIL NO FUERA SUFICIENTE, SE HA SUMADO LA ANGUSTIA EN TORNO A LA RENTA FIJA. DESDE EL VERANO, LA CURVA DE TIPOS ESTÁ APLANÁNDOSE, EN LO QUE PARECE SER LA SEÑAL MÁS CLARA DE UNA RECESIÓN.

   
   

TEXTO: PABLO PARDO (WASHINGTON)

Dicen que la Bolsa es un excelente indicador adelantado de la evolución futura de la economía. Si ese es el caso, Estados Unidos no está en buena forma. Cierto, la primera potencia económica mundial lleva creciendo 114 meses consecutivos. Y solo está a seis meses de batir el record de la expansión más larga, que comenzó en 1991 y acabó exactamente 10 años más tarde, según el NBER (National Bureau of Economic Research), un curioso think tank que en realidad no investiga, sino que financia investigaciones de otros, y que tiene la misión oficiosa de ‘certificar’, conforme a sus propios criterios, cuándo empiezan y cuándo acaban los ciclos expansivos y recesivos estadounidenses.

Si la Bolsa predice las recesiones, mal vamos. Wall Street lleva todo el año con una configuración de dientes de sierra. Aunque ha marcado dos máximos históricos (en enero y en septiembre), el año que concluye se ha caracterizado por los bandazos del mercado, que hacen que la diferencia de los máximos y mínimos del Standard and Poor’s 500 hayan llegado a ser de 11 puntos porcentuales. De hecho, en las 10 semanas transcurridas entre finales de septiembre y principios de diciembre, el Standard and Poor’s cayó un 10%. Peor fueron dos semanas entre enero y febrero, cuando ese mismo desplome se produjo en solo dos semanas. En otras palabras: en los once primeros meses de este año Wall Street ha vivido dos récords históricos y dos correcciones. Y, a falta de poco más de dos semanas para que concluya el ejercicio, todo eso se ha plasmado en una Bolsa que está un 2,3% más baja que el 2 de enero.

Pero, por si la incertidumbre bursátil no fuera suficiente, ahora se ha sumado al coro de angustia la renta fija. Desde el verano, la curva de tipos está aplanándose, en lo que parece ser la señal más clara de una recesión en ciernes. Y en diciembre, se dio la vuelta. Es decir: la deuda a largo pasó a tener un rendimiento menor que la deuda a corto. O, al menos, eso es lo que vendieron las Casandras del mercado, que en estos últimos tiempos están muy crecidas.

La curva no se invirtió

Pero la cuestión es que, pese a todos los titulares, la curva de tipos no se invirtió. Al menos, si se emplea la definición estándar de lo que es una “inversión” de este tipo. Es cierto que los bonos a dos y tres años se han puesto por encima de los bonos a cinco. Pero los diferenciales entre esos tipos de activos no son indicadores de una recesión.

La posibilidad de que haya una recesión es función del diferencial entre los rendimientos del Tesoro a corto y largo plazo. Y los bonos a cinco años no son considerados deuda a largo. La clave está en el diferencial de deuda a 2 y a 10 años. Ese diferencial sigue siendo positivo… pero por la mínima. El 7 de diciembre llegó a estrecharse hasta los 12 puntos básicos, la cifra más baja desde mayo de 2007, cuando Estados Unidos estaba ya sumido en la recesión de las hipotecas basura. Eso indica que no estamos a las puertas de una recesión. Pero sí en serio peligro de caer en una.

Acaso una medición más fiable que la del bono a 2 años contra el bono a 10 sea la empleada por el Banco de la Reserva Federal de Cleveland, que mide el diferencial entre el bono a 3 meses y el de a 10 años para luego construir un modelo que evalúa las posibilidades de recesión. Según ese indicador, Estados Unidos tiene un 20% de posibilidades de caer en una contracción económica en 2019. No parece, a primera vista, mucho. Pero, si se pone el porcentaje en un contexto histórico, la cosa cambia. Las ‘chances’ de recesión nunca habían estado tan altas desde 2007.

Pero también existe otra forma de evaluar el diferencial: at face value. Es decir, por lo que es, y no más. Que los rendimientos de la deuda sean mayores a dos años que a cinco implica, simplemente, que el mercado cree que la Reserva Federal no va a subir los tipos de interés desde ahora hasta los próximos dos o cinco años. Descontada la subida de tipos de diciembre, que el mercado espera de manera unánime, eso indica que los tipos ya han alcanzado, virtualmente, su nivel de equilibrio.

Esa es una percepción que muchos operadores tienen. Y que se basa en el discurso que el presidente de la Reserva Federal, Jay Powell, dio en el Economic Club de Nueva York el 28 de noviembre, en el que anunció que el tipo de interés (es decir, aquel que ni acelera ni frena la economía) está “justo por debajo” de su nivel neutral (es decir, aquel que ni acelera ni frena la economía). Si ese es el caso, efectivamente, la Fed está a punto de dejar de apretar el acelerador sobre los tipos de interés.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
RUSIA: TURBULENCIAS EN LA TRANSICIÓN PENDIENTE
Nº 145 de 1 / 2019

PUTIN NECESITA AGUAS TRANQUILAS PARA HACER UNA TRANSICIÓN QUE NADIE ES CAPAZ DE IMAGINAR TRAS SUS DOS DÉCADAS EN EL PODER. PERO LA DEMOCRACIA, INTERVENIDA POR EL ASFIXIANTE APARATO ESTATAL NO ENCUENTRA ALTERNATIVA.

 
REINO UNIDO: PREPARATIVOS EN EL CASO DE BREXIT DURO
Nº 145 de 1 / 2019

REINO UNIDO SE PREPARA PARA UNA SALIDA DE LA UNIÓN EUROPEA SIN ACUERDO CON LOS VEINTISIETE. UNA PERSPECTIVA QUE ATERRA A LAS EMPRESAS, QUE APOYAN EL ACUERDO NEGOCIADO POR LA PRIMERA MINISTRA THERESA MAY.

 
ALEMANIA: SE ESPERA UN AÑO RÉCORD EN EMPLEO
Nº 145 de 1 / 2019

EN 10 AÑOS EL PAÍS HA PASADO DE UN 8,6% DE PARO AL 3,1%, INCLUSO FALTA MANO DE OBRA CUALIFICADA. Y LOS CIUDADADANOS SE MUESTRAN MÁS CONTENTOS QUE NUNCA CON SU CALIDAD DE VIDA.

 
UNIÓN EUROPEA: 2019, AÑO CERO
Nº 145 de 1 / 2019

BRUSELAS SE JUEGA MUCHO EN LAS ELECCIONES DE MAYO. LAS NEGOCIACIONES DEL BREXIT HAN ENSEÑADO A LOS EUROESCÉPTICOS QUE ES MEJOR NO MARCHARSE DE LA UE, SINO PARASITARLA. TOCA CONTENERLOS Y ACOMODAR AL RESTO.

 
ESPAÑA: 2019, UN AÑO MUY INCIERTO
Nº 145 de 1 / 2019

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). ¿INESTABILIDAD EN ESPAÑA, CON UN PANORAMA INTERNACIONAL INCIERTO... LO CIERTO ES QUE EL PARO EN LA UE CAE POR PRIMERA VEZ DESDE LA CRISIS POR DEBAJO DEL 8% Y QUE EN ESPAÑA EL NÚMERO DE AFILIADOS A LA SS RECOBRA LOS NIVELES PREVIOS A 2008.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715