Número 143 - Noviembre de 2018
 
REPORTAJES
 

“Abrir las puertas a más de un millón de refugiados en 2015 y ser la única en la UE que vetó la venta de armas a Riad han hundido políticamente a Merkel”

 
     
ALEMANIA: MALAS NOTICIAS DESDE BERLÍN  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

RESPONSABILIDAD Y SOLIDARIDAD SON LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA, DECÍA ANGELA MERKEL, QUE HA VISTO CÓMO SU PERFIL CONSECUENTE NO HA COTIZADO EN LAS URNAS. NO SE PRESENTARÁ DE NUEVO, Y EUROPA LO LAMENTARÁ.

   
   

TEXTO: LIDIA CONDE (FRÁNCFORT)

Hay buenas y muy malas noticias desde Berlín. El buen ritmo del mercado laboral alemán, que permitió a la primera economía europea superar en septiembre por primera vez en la historia la barrera de los 45 millones de ocupados. Lo que significa, además, que el paro continúa en mínimos desde la reunificación del año 1989. Esto permite a los ciudadanos una percepción optimista de su vida personal, aunque el entorno político interno y externo, la debilidad del Gobierno de la canciller Angela Merkel y las convulsiones políticas y económicas en Europa y en el mundo inviten al más absoluto pesimismo. También positivo en la vida cotidiana de los ciudadanos alemanes es, hasta ahora (veremos en diciembre cuando la CDU elija a su nuevo líder en el congreso federal de Hamburgo), el consenso político, económico y social para afrontar los retos futuros y competir en el mundo global con el menor impacto social negativo posible. La economía alemana crecerá tanto en 2018 como en 2019: solo un 1,9%. La razón es Trump. La agresiva política comercial del presidente estadounidense impide a Alemania crecer más. No obstante, Alemania es el tercer país más competitivo del mundo, tras EE UU y Singapur; y es líder mundial en innovación, lo que demuestra la estabilidad de su economía, con una amplia base de empresas grandes y medianas. Una economía preparada para dar el salto al futuro de la Industria 4.0, la digitalización de todos los procesos productivos.

Avance xenófobo

Y ahora la mala noticia: la retirada de la canciller de la presidencia de la CDU el próximo diciembre. Tras 18 años al frente del poder, el anuncio simboliza la crisis política germana, que se expresa en los retrocesos electorales de los dos grandes partidos tradicionales, el de la CDU – de centroderecha- y los socialdemócratas del SPD, y en el fuerte avance de formaciones hasta ahora más pequeñas, como Los Verdes y el xenófobo Alternativa por Alemania (AfD). Sobre todo el alarmante auge de este último partido populista y neonacionalista, que tiene ya representación en todos los parlamentos regionales y lidera la oposición al Gobierno central, explica tanto el deterioro electoral de los dos grandes partidos como el desgaste de Merkel y supone un fuerte golpe para Europa. Y ello en un mal momento. Una Europa débil, en la que Merkel era la garantía de la política del sentido común. Ese perfil consecuente con sus convicciones políticas – aunque no haya cotizado en las urnas, todo lo contrario- se evidenció en dos momentos clave: al abrir las puertas de Alemania a más de un millón de refugiados en 2015 y, ahora, al ser la única mandataria europea que vetó la venta de armas a Arabia Saudí tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. Pero fue ese primer gesto en la crisis de refugiados el que la hundió políticamente. La figura política conservadora más poderosa del continente no es conservadora sino europeísta, progresista socialdemocratizada. La canciller dice que quiere mantener la presidencia del Ejecutivo y seguir hasta el final del mandato en 2021. Pero se duda de que pueda hacerlo y su salida permitirá entrar a perfiles políticos más conservadores para encabezar la CDU en el tablero político germano. La Unión Demócrata Cristiana (CDU) podría volver a la derecha tradicional y dejar a los socialdemócratas defender a solas su posición política clásica de izquierdas.

El final de Merkel coge a Europa en un momento de retos mayúsculos que precisan líderes demócratas y europeístas capaces de ilusionar sin apoyarse en discursos que apelen al miedo y las soluciones fáciles. Los retos son conocidos: el Brexit, el auge de los populismos, Italia, la emigración. Y el más grave: la ola nacionalpopulista que amenaza con arrasarlo todo. Por eso asusta mucho la Europa sin Merkel. ¿Estamos ante un cambio de paradigma? ¿Significa la caída de Merkel el avance de la Internacional nacionalista impulsada por Donald Trump y sus correligionarios? ¿Implica el fracaso de Merkel el éxito político de figuras eurófobas y autoritarias como Viktor Orbán, en Hungría; Matteo Salvini, en Italia; y Jaroslaw Kaczynski, el líder en la sombra del Gobierno polaco? Como dice Javier Solana en El País, en común todos ellos tienen su nula “ambición de implicarse en la resolución de nuestros problemas comunes”.

Mientras para Merkel la cooperación europea e internacional son las herramientas de progreso, AfD recupera el eslógan: ¡Alemania para los alemanes, extranjeros fuera! Como dice Solana, “el interés cortoplacista de ciertos dirigentes, revestido de ´interés nacional´ es uno de los factores que están sumiendo a las relaciones internacionales en su periodo más convulso desde la Guerra Fría”. La cuestión es que los populismos nacionalistas no son la causa sino la consecuencia de las fracturas que llevan tiempo gestándose. Una razón es la falta de perspectivas para muchos. Aunque la globalización haya reducido la pobreza en el mundo, genera “perdedores”. El nuevo populismo utiliza ese malestar y otros.

Volver a los orígenes

La CDU de Merkel elegirá a su nuevo líder en Hamburgo en su congreso de diciembre. Un criterio será sin duda volver a sus raíces de centroderecha y estrangular a la extrema derecha de Alternativa por Alemania (AfD), el partido antiinmigración y euroescéptico. En la carrera de la sucesión están Friedrich Merz, que representaría para la CDU una vuelta a sus orígenes; Jens Spahn, actual ministro de Sanidad, también de centroderecha y crítico con la política migratoria actual; y Annegret Kramp-Karrenbauer, que sería la política más próxima al perfil de Merkel. Según Spahn, la migración es “un elefante blanco en la habitación” y Alemania recibe “una migración desordenada masculina anual del tamaño de una ciudad como Kassel o Rostock”.

Alemania seguirá actuando de locomotora económica europea. Es su función natural por su capacidad económica para innovar y crear fórmulas válidas a los retos de la globalización, la digitalización y la llamada Industria 4.0. Pero sin el apoyo de Alemania a la idea europea, Europa se quedará coja. Que Alemania haya defendido la llamada austeridad en la crisis se debe a su convencimiento de que no se podía salir de una crisis de deudas con mayores deudas. Que Alemania haya rechazado siempre cualquier plan que implicara la conmutación de la deudas soberanas de los Estados europeos se debe también a su convencimiento de la falta de sentido de financiar siempre y para siempre a los Estados más pobres y a la ausencia de consenso en Alemania y en Europa para ello.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: ¿SE AGOTARÁ LA RECUPERACIÓN?
Nº 143 de 11 / 2018

LA VICTORIA DEMÓCRATA PODRÍA LANZAR UN PLAN DE INFRAESTRUCTURAS QUE SOLUCIONE LO QUE EN EEUU ES UN PROBLEMA ESTRUCTURAL Y ESTIRE TODAVÍA MÁS UNA EXPANSIÓN QUE ESTÁ A PUNTO DE BATIR RÉCORDS DE DURACIÓN.

 
REINO UNIDO: EL MONSTRUO DE LA CITY
Nº 143 de 11 / 2018

EL MERCADO DE PRÉSTAMOS APALANCADOS HA LLEGADO AL BILLÓN DE EUROS, -SUPERA AL DE LAS SUBPRIME EN EEUU-, Y MÁS DEL 75% CARECE DE PROTECCIÓN. CUANDO CAMBIE EL CICLO, EL INVERSOR ESTARÁ MÁS DESNUDO QUE NUNCA.

 
UNIÓN EUROPEA: ITALIA Y LA MALA DIGESTIÓN DE EUROFONDOS
Nº 143 de 11 / 2018

ROMA Y BRUSELAS VIVEN UNA PERMANENTE DISPUTA POR LOS PRESUPUESTOS 2019, EXACERBADA POR LAS MENTIRAS DE LA COALICIÓN POPULISTA ITALIANA. LOS DIRIGENTES COMUNTARIOS CONTRAATACAN CON LAS CIFRAS EN LA MANO.

 
ESPAÑA: CUANDO EL SUPREMO AÑADE DESCONFIANZA
Nº 143 de 11 / 2018

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). ESPAÑA LLEVA CASI TRES AÑOS SIN UN GOBIERNO CON MAYORÍA PARLAMENTARIA. UN TIEMPO EN QUE LA CRISPACIÓN NO HA DEJADO DE CRECER. LA AUSENCIA DE UN GOBIERNO CON LA AUTORIDAD SUFICIENTE EMPIEZA A SER TÓXICA.

 
ESTADOS UNIDOS: ESPERANDO EL IMPEACHMENT
Nº 142 de 10 / 2018

Oiremos hablar mucho del voto de no confianza a Trump antes de las elecciones de noviembre, pero la opción de impeachment es remota: su respaldo entre los votantes republicanos es del 90%, más que a Reagan.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715