Número 143 - Noviembre de 2018
 
REPORTAJES
 

“La disputa por las cuentas públicas italianas 2019 ha roto la tradicional diplomacia bunker de los tecnócratas en Bruselas”

 
     
UNIÓN EUROPEA: ITALIA Y LA MALA DIGESTIÓN DE EUROFONDOS  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

ROMA Y BRUSELAS VIVEN UNA PERMANENTE DISPUTA POR LOS PRESUPUESTOS 2019, EXACERBADA POR LAS MENTIRAS DE LA COALICIÓN POPULISTA ITALIANA. LOS DIRIGENTES COMUNTARIOS CONTRAATACAN CON LAS CIFRAS EN LA MANO.

   
   

TEXTO: ALEXANDRE MATO (BRUSELAS)

El enfrentamiento entre la Comisión Europea y el gobierno italiano por su plan presupuestario para 2019 ha devenido en una cacofonía de insultos y reproches, la mayoría procedentes desde las filas de La Liga y especialmente de su líder, Matteo Salvini. Dice que solo “habla con gente sobria” para referirse al presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, calificado junto al Comisario de Economía, Pierre Moscovici, como “enemigos de Europa encerrados en su bunker de Bruselas” por traer “miedo e inseguridad laboral”.

La disputa por el borrador de cuentas públicas italianas para 2019, que incluyen una enorme discrepancia sobre las políticas de gasto público y tributarios, ocasionando “una desviación sin precedentes en la historia de la aplicación del Pacto de Estabilidad”, según la Comisión, ha resquebrajado la tradicional diplomacia del bunker de los tecnócratas bruselenses. Ante los permanentes ataques, Moscovici no se ha callado, calificando al ministro de Interior italiano de “pequeño Mussolini” y “un líder de extrema derecha que limita con el nacionalismo y la xenofobia”. Ambos se han remangado para bajar a la arena política, dispuestos a dar la batalla ideológica que subyace en las rechazadas cuentas italianas del próximo año.

El escritor Thomas Fazi, autor de ‘The Battle for Europe’ (La batalla por Europa) sobre la reciente crisis económica y el papel de las élites políticas durante su gestación y a la hora de afrontarla, señala que “desde 2007-2009 el PIB de Italia ha caído masivamente un 10%, retrocediendo a los niveles de hace una década” y que en términos de renta per cápita “la situación todavía es más impactante” porque Italia “ha regresado a los niveles de hace veinte años, antes de que el país se convirtiese en un miembro fundador de la moneda única”.

Esta visión enfrentada en torno a los beneficios de la eurozona y de pertenecer al club comunitario, sobre el rol de Italia como potencia continental y su peso económico, subyace detrás de la disputa entre la coalición gobernante en Italia y la Comisión Europea por los presupuestos de 2019. Bruselas ganó la primera batalla al conseguir que Paolo Savona, economista crítico con el euro y defensor de la lira, no ocupase la cartera de Economía y Finanzas. Pero en estos tiempos de fake news, y como en toda guerra, las mentiras y las falsas acusaciones son parte de la estrategia.

La caída del puente de Génova el pasado verano sirvió para que Salvini acusase a la UE de imponer una política fiscal y presupuestaria que impedía a Italia invertir en sus infraestructuras productivas. Algo se removió en Bruselas, que respondió que Roma recibe durante periodo 2014-2020 alrededor de 2.500 millones de los fondos estructurales para invertir en redes como carreteras y vías de ferrocarril. Además, recientemente había aprobado un plan de inversiones de 8.500 millones de euros destinadas a infraestructuras italianas.

La UE sí ha ayudado a Italia

Entre 2014 y 2020 Italia recibirá casi 43.000 millones de euros en Fondos europeos Estructurales y de Inversión, según datos de la propia Comisión. La contribución del país a estos proyectos alcanza los 30.000 millones de euros, por lo que casi duplica el importe final destinado a 75 grandes programas estatales y regionales que buscan más empleo y crecimiento, con especial énfasis en la investigación e innovación y la protección del medioambiente.

Frente a las críticas de los economistas y políticos pertenecientes al gobierno de coalición italiano sobre una zona euro sometida a unas reglas económicas y monetarias que han resultado más beneficiosas para Alemania, varios dirigentes comunitarios contraponen el flujo de fondos comunitarios. Su nacionalidad, curiosamente, es alemana, y están al frente de importantes instituciones europeas “Hay transferencias desde los países ricos a los pobres desde la creación en 1957 del presupuesto de la UE, porque los ricos contribuyen más al presupuesto de lo que obtienen”, replica Klaus Regling, Director General del Mecanismo de Estabilidad financiera, “y los pobres pagan menos de lo que reciben”.

Al repartir fondos sociales, estructurales, agrícolas y rurales o programas de empleo juvenil, núcleo de la artillería financiera de Bruselas, Italia sigue divida en tres por su renta per cápita. El norte, hasta Roma, es de las regiones más desarrolladas de la UE, con una renta per cápita superior o igual al 90% de la media comunitaria. Cerdeña y una pequeña zona en el centro de la costa adriática tienen una renta entre el 75 y el 90% de la media comunitaria. Y el tercio sur de la península itálica más Sicilia siguen siendo regiones menos desarrolladas, con una renta per cápita inferior al 75% de la media en la UE a 27. Es la tercera economía del euro y la cuarta de la UE, pero de esa fractura económica sale el importe de fondos comunitarios que obtiene.

Italia, España, Grecia, Irlanda o Portugal “han recibido de media entre un 3-4% de su PIB en transferencias anuales desde el presupuesto europeo” frente a otros como Alemania, Suecia, Holanda o Dinamarca. “Algunos obviamente han hecho un mejor uso de esas transferencias”, sonríe Regling. “Cuando Irlanda se unió a la UE era uno de los más pobres, las recibieron y hoy son un contribuyente neto” al presupuesto europeo.

Cuando arrecian las críticas de Roma contra el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de Bruselas y el euro como orígenes de todos los males económicos italianos, la reflexión del político alemán sobre las transferencias durante décadas toma distancia, abandonando el periodo desde la creación de la unión monetaria, y muestra la incapacidad de Italia, país al que no menciona, para potenciar su modelo económico.

Desperdiciando fondos

“Algunas partes de la entonces comunidad económica europea se beneficiaron en gran manera del desarrollo del Plan Marshall, otras no”, explica Werner Hoyer, presidente del Banco Europeo de Inversiones, “para esas regiones se fundó el BEI”.

El BEI comenzó a operar en los 60 dentro de la Comunidad Económica Europea surgida del Tratado de Roma, con el objetivo de impulsar el crecimiento y la cohesión entre las regiones europeas. Ante un grupo de periodistas en Luxemburgo, Hoyer explica que “si miramos a uno de esos grandes Estados Miembros, donde la cohesión era muy dispar en aquellos tiempos, hablo de Italia y el Mezzogiorno, hoy la situación es todavía igual”. Tras seis décadas de millonarias inyecciones de fondos europeos, “la división entre Norte y Sur en términos de riqueza, productividad o actividad económica es enorme. Ese trabajo no está concluido”, señala Hoyer sobre la labor del banco que preside. Un poso de autocrítica que, de nuevo, también muestra las vergüenzas italianas.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: ¿SE AGOTARÁ LA RECUPERACIÓN?
Nº 143 de 11 / 2018

LA VICTORIA DEMÓCRATA PODRÍA LANZAR UN PLAN DE INFRAESTRUCTURAS QUE SOLUCIONE LO QUE EN EEUU ES UN PROBLEMA ESTRUCTURAL Y ESTIRE TODAVÍA MÁS UNA EXPANSIÓN QUE ESTÁ A PUNTO DE BATIR RÉCORDS DE DURACIÓN.

 
REINO UNIDO: EL MONSTRUO DE LA CITY
Nº 143 de 11 / 2018

EL MERCADO DE PRÉSTAMOS APALANCADOS HA LLEGADO AL BILLÓN DE EUROS, -SUPERA AL DE LAS SUBPRIME EN EEUU-, Y MÁS DEL 75% CARECE DE PROTECCIÓN. CUANDO CAMBIE EL CICLO, EL INVERSOR ESTARÁ MÁS DESNUDO QUE NUNCA.

 
ALEMANIA: MALAS NOTICIAS DESDE BERLÍN
Nº 143 de 11 / 2018

RESPONSABILIDAD Y SOLIDARIDAD SON LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA, DECÍA ANGELA MERKEL, QUE HA VISTO CÓMO SU PERFIL CONSECUENTE NO HA COTIZADO EN LAS URNAS. NO SE PRESENTARÁ DE NUEVO, Y EUROPA LO LAMENTARÁ.

 
ESPAÑA: CUANDO EL SUPREMO AÑADE DESCONFIANZA
Nº 143 de 11 / 2018

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). ESPAÑA LLEVA CASI TRES AÑOS SIN UN GOBIERNO CON MAYORÍA PARLAMENTARIA. UN TIEMPO EN QUE LA CRISPACIÓN NO HA DEJADO DE CRECER. LA AUSENCIA DE UN GOBIERNO CON LA AUTORIDAD SUFICIENTE EMPIEZA A SER TÓXICA.

 
ESTADOS UNIDOS: ESPERANDO EL IMPEACHMENT
Nº 142 de 10 / 2018

Oiremos hablar mucho del voto de no confianza a Trump antes de las elecciones de noviembre, pero la opción de impeachment es remota: su respaldo entre los votantes republicanos es del 90%, más que a Reagan.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715