Número 139 - Junio de 2018
 
REPORTAJES
 

“Según la Comisión, favorecen la evasión los sistemas tributarios de Bélgica, Chipre, Hungría, Irlanda, Luxemburgo, Malta y Países Bajos”

 
     
UNIÓN EUROPEA: LA EVASIÓN FISCAL SIGUE AHÍ  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

LOS NEGOCIOS DIGITALES PAGAN EN LA UE UNA TASA EFECTIVA MEDIA DEL 9,5% FRENTE AL 23% DE LAS EMPRESASD TRADICIONALES. PERO NUEVAS MEDIDAS FISCALES –COMO EL IMPUESTO DIGITAL QUE PLANTEA ESPAÑA– PRECISAN UNANIMIDAD.

   
   

TEXTO: ALEXANDRE MATO (BRUSELAS)

Tasa Google en España o Tasa GAFA en la UE. De las iniciales de Google, Apple, Facebook y Amazon sale el nombre de un impuesto que poco a poco va aflorando en diferentes países de la UE para gravar el 3% de los ingresos generados en el continente por las empresas tecnológicas y de la economía digital. Un parche temporal contra la evasión fiscal que practican estas multinacionales. Cada año, las haciendas europeas pierden entre 50.000 y 70.000 millones de euros por la planificación fiscal agresiva de las grandes empresas. Una estimación prudente, según el Parlamento Europeo, que se triplicaría de incorporar prácticas tributarias como los acuerdos especiales o las ineficiencias de la recaudación. La evasión fiscal busca atajos legales pero está en el punto de mira desde que en noviembre de 2014 estalló el escándalo del LuxLeaks revelando acuerdos fiscales secretos, tax rulings, entre 343 grandes empresas y la Hacienda del Gran Ducado para canalizar allí miles de millones de euros en ingresos de, principalmente, sus filiales europeas.

Cuatro años después, el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, rechaza introducir la tasa Google en su país porque “debemos evitar las soluciones provisionales a corto plazo, ya que complican la adopción de decisiones permanentes”. Malta o Irlanda, también escrutadas por su baja fiscalidad y también protagonistas durante estos años por acoger a empresas que eluden sus impuestos, comparten el enfoque luxemburgués.

Consciente de que para introducir nuevas medidas de fiscalidad es necesaria la unanimidad de los Estados Miembros de la UE, la Comisión Europea propone introducir temporalmente la Tasa GAFA. La tasa del 3% a los ingresos generados de actividades digitales afectaría a todas las empresas con más de 750 millones de euros de facturación anual y siempre que sobrepasasen los 50 millones en la UE. En total, la facturación de entre 120 y 150 grandes compañías, por la venta de anuncios online y de datos recabados en buscadores o redes sociales o con la intermediación en transacciones entre usuarios. Actividades que escapan a las haciendas europeas. De media, los negocios digitales pagan en la UE una tasa efectiva del 9,5% frente al 23,2% de las empresas tradicionales, según la Comisión.

Francia la introducirá en 2019, y ya tiene en marcha la ‘Tasa Youtube’ del 2% a la facturación de los anuncios en las plataformas de reproducción online; España la incorpora a su proyecto presupuestario como una fuente de financiación extra para las pensiones, a la espera de saber si el nuevo gobierno Sánchez la mantiene; y el ejecutivo de coalición alemán deshoja su desarrollo. Su aplicación será temporal, pese a la ambición de recaudar hasta 5.000 millones de euros en toda la UE.

Este impuesto digital cesaría cuando exista un acuerdo entre los 28 países de la UE, o 27 a partir de 2019, para reformar y armonizar el Impuesto de Sociedades. Bruselas propone introducir que las empresas digitales tributen por su ‘presencia digital’ y no según su sede física en un Estado Miembro, siempre que obtengan más de 7 millones de euros anuales en ingresos en ese territorio o cuenten con más de 100.000 usuarios.

McDonald’s, la última gran evasora

Siete países europeos contemplan estructuras en sus sistemas tributarios que favorecen la evasión fiscal, según una denuncia reciente de la Comisión Europea. Son Bélgica, Chipre, Hungría, Irlanda, Luxemburgo, Malta y Países Bajos, que canalizan los royalties o los pagos de una filial a su matriz por usar activos intangibles como la marca, el empleo de patentes o los derechos de franquicia. Solo en Irlanda, los royalties de multinacionales supusieron de media el 23% del PIB anual entre 2010 y 2015.

McDonalds habría utilizado en Luxemburgo una ingeniería fiscal similar para eludir 1.000 millones de euros en impuestos no pagados en al menos doce países de la UE durante 2009-13. Es el último escándalo que ha estallado en Bruselas. Lo denuncia una coalición de sindicatos liderada por EPSU, que representa a los trabajadores públicos de las instituciones comunitarias, en el informe Unhappier Meal: la evasión fiscal todavía en el menú de McDonald’s, calificado por Moscovici “como un mal sabor de boca a los contribuyentes ordinarios”. Aprovechando el Brexit y ante las denuncias públicas, el gigante alimenticio ha trasladado a Reino Unido su base fiscal en Luxemburgo, donde además tenía el cuartel general que gestionaba sus franquicias en Europa.

El Departamento de Competencia de la Comisión, que dirige Margrethe Vestager, investiga las prácticas de McDonald’s desde 2015. Según fuentes de una de las partes implicadas, “Estados Unidos no está cooperando en el intercambio de información” y por eso es uno de los dosieres sobre posibles ayudas de estado ilegales más antiguos sobre la mesa de Vestager. “McDonald’s se fue de Luxemburgo, ¿en medio de la investigación?, se pregunta esta fuente, que apunta a Delaware, el Estado norteamericano, como destino de la nueva empresa para gestionar parte de los ingresos europeos. En Delaware los pagos por royalties están exentos de tributación y “si mueven las subsidiarias a Delaware o a las Islas Caimán también quedan fuera de la lista de paraísos fiscales de la UE”.

La ingeniería fiscal para eludir impuestos con los royalties ya fue declarada ayuda de estado ilegal en 2017 por la Comisión Europea en el tax ruling entre Amazon y Luxemburgo, donde se canalizaban los beneficios de todas las ventas en la UE. Hoy Amazon debe devolver 250 millones de euros por impuestos impagados en 2006-14.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: ¿SE AGOTARÁ LA RECUPERACIÓN?
Nº 143 de 11 / 2018

LA VICTORIA DEMÓCRATA PODRÍA LANZAR UN PLAN DE INFRAESTRUCTURAS QUE SOLUCIONE LO QUE EN EEUU ES UN PROBLEMA ESTRUCTURAL Y ESTIRE TODAVÍA MÁS UNA EXPANSIÓN QUE ESTÁ A PUNTO DE BATIR RÉCORDS DE DURACIÓN.

 
REINO UNIDO: EL MONSTRUO DE LA CITY
Nº 143 de 11 / 2018

EL MERCADO DE PRÉSTAMOS APALANCADOS HA LLEGADO AL BILLÓN DE EUROS, -SUPERA AL DE LAS SUBPRIME EN EEUU-, Y MÁS DEL 75% CARECE DE PROTECCIÓN. CUANDO CAMBIE EL CICLO, EL INVERSOR ESTARÁ MÁS DESNUDO QUE NUNCA.

 
ALEMANIA: MALAS NOTICIAS DESDE BERLÍN
Nº 143 de 11 / 2018

RESPONSABILIDAD Y SOLIDARIDAD SON LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA, DECÍA ANGELA MERKEL, QUE HA VISTO CÓMO SU PERFIL CONSECUENTE NO HA COTIZADO EN LAS URNAS. NO SE PRESENTARÁ DE NUEVO, Y EUROPA LO LAMENTARÁ.

 
UNIÓN EUROPEA: ITALIA Y LA MALA DIGESTIÓN DE EUROFONDOS
Nº 143 de 11 / 2018

ROMA Y BRUSELAS VIVEN UNA PERMANENTE DISPUTA POR LOS PRESUPUESTOS 2019, EXACERBADA POR LAS MENTIRAS DE LA COALICIÓN POPULISTA ITALIANA. LOS DIRIGENTES COMUNTARIOS CONTRAATACAN CON LAS CIFRAS EN LA MANO.

 
ESPAÑA: CUANDO EL SUPREMO AÑADE DESCONFIANZA
Nº 143 de 11 / 2018

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). ESPAÑA LLEVA CASI TRES AÑOS SIN UN GOBIERNO CON MAYORÍA PARLAMENTARIA. UN TIEMPO EN QUE LA CRISPACIÓN NO HA DEJADO DE CRECER. LA AUSENCIA DE UN GOBIERNO CON LA AUTORIDAD SUFICIENTE EMPIEZA A SER TÓXICA.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715