Número 137 - Abril de 2018
 
REPORTAJES
 

“La quiebra de esta juguetería es más que anecdótica: evidencia tendencias a largo plazo en EEUU como el impacto del fin del crédito ‘gratis”

 
     
ESTADOS UNIDOS: TOYS “R” US COMO SÍNTOMA  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

LA MÍTICA CADENA DE JUGUETERÍAS ECHA EL CIERRE, PONIENDO DE MANIFIESTO NO SOLO EL PODER DE AMAZON FRENTE AL RETAIL ESTADOUNIDENSE, SINO TAMBIÉN EL FIN DEL HISTÓRICO ‘MALL’ Y EL IMPACTO DE LA NORMALIZACIÓN MONETARIA.

   
   

TEXTO: PABLO PARDO (WASHINGTON)

A veces, una empresa puede ser un ejemplo de la situación de una economía. O, al menos, de una parte de ella. Toys “R” Us ha desaparecido. El 15 de marzo, después de casi seis meses en suspensión de pagos (lo que en EEUU no tiene las connotaciones dramáticas de la Vieja Europa, y a menudo se trata simplemente de una renegociación de la deuda), la compañía anunció que cierra sus 735 tiendas en EEUU y las más de 1.000 en el resto del mundo, aunque en algunos países – por ejemplo, Canadá – los establecimientos podrían seguir operando.

Tras 70 años de existencia, esto apunta a muchas tendencias de la economía de Estados Unidos, y del resto del mundo desarrollado. La más obvia: la crisis del comercio minorista. Y, dentro de ella, de una de las instituciones más idiosincráticas de EEUU: el centro comercial. El último se construyó en 2007. En los 51 años precedentes, se habían construido unos 1.500. Y a partir de ahí empezó la gran extinción. En julio del año pasado, quedaban alrededor de 1.100. Entonces, Credit Suisse predijo que en 2022 no habrá más de 850.

Barriendo el mercado

La explicación más habitual suele reducirse a una palabra: Amazon. El gigante del comercio online ha triturado a sus competidores “de toda la vida”. Eso, a su vez, ha dañado a las inmobiliarias que gestionan centros comerciales.

Pero esta tesis es incompleta. También se evidencian cambios en la sociedad de EEUU. Los ‘malls’ nacieron y se expandieron en una era en la que los centros urbanos se convirtieron en inhabitables debido a la decisión de integrar las razas en los colegios a finales de los 50. Los blancos se fueron a los suburbios, y los centros de las ciudades quedaron para los pobres. A continuación llegaron los disturbios raciales, la delincuencia de los ochenta y noventa, la epidemia de sida. Hasta finales de los 90, los centros urbanos en EEUU eran inhabitables. Entonces, todo cambió. Comenzó la ‘gentrificación’ (de ‘gentry’, es decir, ‘nobleza’) de los centros urbanos, y la clase media y alta regresó. Los pobres y las minorías fueron expulsados, vía burbuja inmobiliaria, a la periferia, donde estaban los malls.

La quiebra de Toys “R” Us puede ser un anticipo de lo que se avecina. La empresa no ha resistido al primer embate de la ‘normalización’ de la política monetaria. Ha bastado con que la Reserva Federal haya dejado de reinvertir el principal de su inmensa cartera de bonos, y que los tipos de interés oficiales se situaran en el 1,51% (su tasa en marzo, según la Fed) para que la empresa se viniera abajo.

El colapso de Toys “R” Us podría ser lo que les espera a muchas empresas que fueron compradas por fondos de private equity antes de la crisis de las hipotecas-basura. Los fondos las sobrecargaron con deuda, como hicieron Bain Capital, KKR – los supervivientes más famosos de la era de las OPAs hostiles de los 80 y Vornado Realty Trust – cuando compraron Toys “R” Us hace 13 años por 7.500 millones de dólares (6.000 millones de euros), que en su inmensa mayor parte cargaron a las cuentas de la compañía adquirida hace 13 años. Aunque después invirtieron 1.300 millones de dólares más (unos 1.040 millones de euros) no pudieran sacar a la empresa del agujero en el que ellos mismos la habían metido. La mejor muestra es que Toys “R” Us, una compañía con ventas de 11.500 millones de dólares y un pasivo de 5.000 millones, ha desaparecido debido a su incapacidad para pagar o refinanciar un vencimiento de deuda de 400 millones de dólares.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
CHINA ELUDE LA GUERRA COMERCIAL CON EEUU
Nº 137 de 4 / 2018

SI REALMENTE PEKÍN HUBIERA QUERIDO UNA BATALLA TOTAL, HABRÍA SUBIDO SUS ARANCELES A LA SOJA ESTADOUNIDENSE (CHINA REPRESENTA EL 60% DEL MERCADO). AUNQUE LAS FRICCIONES ENTRE AMBOS PAÍSES SON INCONTESTABLES.

 
REINO UNIDO: LA CITY A TODA MÁQUINA
Nº 137 de 4 / 2018

EL MERCADO DE EUROBONOS NO DA SÍNTOMAS DE DEBILIDAD, Y EN EL PRIMER TRIMESTRE LAS EMISIONES DE BONOS DE ALTO RENDIMIENTO, POR 20.500 MILLONES DE EUROS, ROZARON LAS DEL 1T DEL AÑO PASADO, QUE FUE RÉCORD.

 
ALEMANIA NO ES INDEPENDENTISTA
Nº 137 de 4 / 2018

NI EL GOBIERNO NI LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN HAN COMPRADO EL RELATO DEL SECESIONISMO CATALÁN. BERLÍN TIENE ENTRE MANOS, PRECISAMENTE, LA ESTRATEGIA CONTRARIA: AVANZAR EN LA INTEGRACIÓN EUROPEA.

 
UNIÓN EUROPEA: LOS AGUJEROS DE LA VIGILANCIA BANCARIA
Nº 137 de 4 / 2018

“NO SOMOS CAPACES DE CONFIRMAR LA EFICIENCIA OPERACIONAL DEL BCE EN LA GESTIÓN DE LA CRISIS”, SEÑALA EL INFORME DE LA CORTE EUROPEA DE AUDITORES. FRANKFORT SE RESISTE A QUE SU DIVISIÓN DE SUPERVISIÓN BANCARIA SEA AUDITADA.

 
ESPAÑA: LA PRIMAVERA NO HA ENTRADO CON BUEN PIE
Nº 137 de 4 / 2018

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). LOS PRESUPUESTOS YA ESTÁN LISTOS Y LA ECONOMÍA PINTA BIEN, PERO LA CRISIS CATALANA LO EMPAÑA TODO: EL PNV PROBABLEMENTE BLOQUEE LAS CUENTAS Y LA CONFIANZA DEL CONSUMIDOR ESTÁ YA POR DEBAJO DE LA MEDIA DE 2017.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715