Número 137 - Abril de 2018
 
REPORTAJES
 

“Que Rajoy no haya hecho política para ofrecer una alternativa a los 2 millones de votantes separatistas es la mayor crítica de la prensa alemana”

 
     
ALEMANIA NO ES INDEPENDENTISTA  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

NI EL GOBIERNO NI LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN HAN COMPRADO EL RELATO DEL SECESIONISMO CATALÁN. BERLÍN TIENE ENTRE MANOS, PRECISAMENTE, LA ESTRATEGIA CONTRARIA: AVANZAR EN LA INTEGRACIÓN EUROPEA.

   
   

TEXTO: LIDIA CONDE (FRÁNCFORT)

¿Es Alemania independentista? No, no lo es, a pesar de que la propaganda separatista opera inteligentemente – con Puigdemont en su papel de víctima de una España opresiva y antidemocrática, en cabeza- y a pesar del lío desatado tras la decisión del Tribunal Regional Superior de Schleswig-Holstein de no extraditar a España a Carles Puigdemont por el delito de rebelión y, sobre todo, tras las declaraciones de la ministra de Justicia, la socialdemócrata Katarina Barley, quien calificó el fallo como “absolutamente correcto.” No, no lo es, pero los medios de comunicación alemanes entienden que “el separatismo catalán se alimenta de emociones y de la percepción de una Cataluña siempre maltratada por Madrid”, expresa Thomas Urban, el corresponsal en Madrid del Süddeutsche Zeitung. Por lo que Urban exige “gestos políticos para desmontar la imagen de víctimas que tienen y ofrecen los catalanes de sí mismos y contrarrestar la radicalización de los separatistas.” Para Ulrich Ladurner, comentarista del semanario socioliberal Die Zeit, Puigdemont es un populista nacionalista y “su proyecto está diametralmente en contra de la unificación europea”, pero la decisión de Schleswig obliga indirectamente a entender que “el conflicto entre separatistas y Madrid es de naturaleza política”. ¿Tiene España un proyecto para Cataluña?, preguntó Puigdemont en su rueda de prensa en Berlín. Que Rajoy no haya dado ningún paso político para ofrecer una alternativa a los dos millones de electores separatistas es la mayor crítica que se le hace a Madrid desde Alemania. Tampoco se acepta que Puigdemont pusiera siempre la independencia como condición previa para el diálogo. Pero ahora para dialogar se necesita un Gobierno catalán con el que negociar.

Este es el análisis más generalizado en la prensa germana. Lo que no quiere decir que haya que interpretarlo como una absolución. Ladurner: “Puigdemont no es ni un héroe ni un perseguido político. No solo ha atentado contra la Constitución española sino contra el Estatut autonómico y ha dividido a los catalanes porque su separatismo es una apuesta por la provocación permanente y su huida de España forma parte de su estrategia de escalación del conflicto”. Concluye: Puigdemont no es un mártir y los catalanes tampoco son un pueblo oprimido. Lo mismo opina Sandra Louven, corresponsal en Madrid del Handelsblatt: “Puigdemont no es un perseguido político, sino que ha violado la ley conscientemente.” Y añade: “España no persigue a ningún político por reclamar la independencia. Los separatistas catalanes se sientan como diputados en el Parlamento catalán y hacen política desde hace años por la independencia de Cataluña”.

Cuestionado

Por ahora, su huida de España le ha valido la pena. “Tras su liberación está intentando tergiversar las cosas desde Berlín”, como le acusa Sandra Louven. Pero, “Puigdemont no es el presidente legítimo de Cataluña como él afirma, ni Bruselas su exilio; tampoco Cataluña carece de Gobierno porque se lo impida España, sino porque los candidatos propuestos no son viables; tampoco es verdad que las Naciones Unidas hayan propuesto a Jordi Sànchez como presidente; y tampoco que haya presos políticos, pues los separatistas catalanes pudieron exigir siempre la independencia mientras lo hicieran en el marco de la Constitución. Quien atenta contra la tradición democrática es Puigdemont, quien con su política ignora al 52% de la población que no quiere separarse”.

Además Alemania no sería independentista por dos cuestiones, por solidaridad entre las regiones, por un lado; y por el respeto a la Constitución, por otro. Si Cataluña se independizara para autogobernarse y para decidir por sí misma qué hacer con el dinero que recauda, ¿por qué debería seguir Alemania en la UE y financiar a los Estados más pobres de la Eurozona? Y ello en un momento de predisposición de Francia y Alemania a avanzar en el proyecto europeo; lo que significaría pagar más. Alemania, claro. Porque se lo puede permitir. ¿No es una incongruencia que por un lado se quiera avanzar en la integración europea y que por otro se busque la división? Hace un par de meses, Friedrich Heinemann, jefe de investigación de finanzas públicas del Centro Europeo de Investigación Económica de Mannheim ZEW, declaraba a Consejeros: “El centralismo no es bueno ni es malo. En Europa tiene sentido delegar determinados ámbitos como la defensa y la política de inmigración, aunque ello implique incrementar el presupuesto, pero el centralismo europeo genera suspicacias cuando Bruselas y los Estados más pobres se unen contra los más ricos para exigir el reparto de mayores recursos”. El catedrático añadía: “El hecho de que los ciudadanos de una región se distancien de su Estado responde a un amplio abanico de razones culturales, políticas y sociales. Pero el asunto fiscal es importantísimo. Es lo que observamos siempre que aparecen movimientos de secesión, desde Escocia a Cataluña. Las cargas fiscales elevadas y prolongadas unilateralmente sobre una región son un riesgo para la federación o la unión existente.”

El procés evidenciaría, según la tesis de Heinemann, lo que no debe hacer Europa. Cuando el avance no está sustentado por el consenso, provoca una reacción contraria a la deseada. Pero Alemania es pro-europea y la ambición europea de la gran coalición germana entre los conservadores de la jefe de Gobierno y los socialdemócratas permitirá avanzar para fortalecer la Unión Europea. Se espera que la Gran Coalición, de conservadores (CDU/CSU) y socialdemócratas en torno a Merkel favorecerá el avance europeo que propone Macron y dará luz verde a una mayor contribución presupuestaria y políticas que refuercen la zona euro, como un ministro de Finanzas europeo. No obstante, Alemania se encuentra presa entre varios frentes. Y aunque el nuevo ministro de Exteriores, el socialdemócrata Heiko Maas, apueste por una “nueva dinámica alemano-francesa”, su recién iniciada política proeuropea y reformista ya sufre críticas. Topa con un escepticismo no solo entre los eurófobos y entre los países duros en torno a Holanda. También por las divisiones en la propia coalición democristiana CDU/CSU de Merkel. Existe un grado de consenso limitado sobre la reforma de la Eurozona. División profunda. Pulso entre europeístas y euroescépticos. E incluso entre los primeros no hay consenso sobre los siguientes pasos a dar. “Es el final de la ingenuidad”, dice Friedrich Heinemann, director de investigación del instituto económico ZEW. “La victoria de los populistas en Italia evidencia que la Eurozona deberá inmunizarse frente al chantaje de los políticos”. Heinemann se refiere a las promesas populistas e irresponsables del movimiento Cinco Estrellas. “¿Por qué debería Europa rescatar Italia, socializando así las decisiones irresponsables de su Gobierno? Los ciudadanos europeos rescatarían los bancos italianos a través del seguro de depósitos europeo, transferirían dinero al Estado italiano a través del presupuesto especial de la Eurozona; y el Fondo Monetario Europeo daría crédito avalado por Europa.”

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: ESPERANDO EL IMPEACHMENT
Nº 142 de 10 / 2018

Oiremos hablar mucho del voto de no confianza a Trump antes de las elecciones de noviembre, pero la opción de impeachment es remota: su respaldo entre los votantes republicanos es del 90%, más que a Reagan.

 
RUSIA: OLVIDAR EL DÓLAR, CABALGAR EN EL PETRÓLEO
Nº 142 de 10 / 2018

MUY TOCADA POR LAS SANCIONES ESTADOUNIDENSES, RUSIA SE HA EMBARCADO EN UN PLAN DE DESDOLARIZACIÓN HASTA 2024 Y NO DESCARTA PAGAR EN EUROS A LOS SOCIOS DE LA UE. PERO LA VOLATILIDAD DEL RUBLO EMPAÑA LA HOJA DE RUTA.

 
REINO UNIDO: EL BIG BANG DE LA VIVIENDA SOCIAL
Nº 142 de 10 / 2018

EN UN INTENTO DE MOSTRAR CONFIANZA ECONÓMICA, THERESA MAY PERMITIRÁ A LOS AYUNTAMIENTOS ENDEUDARSE MÁS PARA CONSTRUIR VIVIENDAS. AUNQUE LOS INVERSORES AÚN NO TIENEN CLARO SI COMPARTEN ESA DULCE VISIÓN POST-BREXIT.

 
ALEMANIA: EL CRASH, ¿CUÁNDO?
Nº 142 de 10 / 2018

EXPERTOS ALEMANES REPUTADOS COMO DIRK MÜLLER NO DUDAN DE QUE SE AVECINA UNA NUEVA CRISIS, MUCHO MÁS PROFUNDA QUE LA ANTERIOR. EN VEZ DE ALIMENTAR LA DEUDA APUNTAN A UNA GLOBALIZACIÓN SOSTENIBLE... Y CONTENIDA.

 
UNIÓN EUROPEA: MAKE THE EURO GREAT (AGAIN?)
Nº 142 de 10 / 2018

JUNCKER SE DESPIDIÓ CON UN DISCURSO CENTRADO EN FORTALECER LA MONEDA ÚNICA -YA QUE NO HA LOGRADO FINIQUITAR TEMAS COMO LA UNIÓN DEL MERCADO DE CAPITALES-, ALGO QUE EN SEGUNDA DERIVADA BENEFICIA A PUTIN.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715