Número 131 - Octubre de 2017
 
REPORTAJES
 

“La compensación de los directivos del sector utiliza como métrica fundamental la producción de crudo, no beneficios o cotización”

 
     
ESTADOS UNIDOS: EXCESOS ‘NO CONVENCIONALES’  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

EL PETRÓLEO NO CONVENCIONAL HA LOGRADO MANTENER EL PULSO Y AUMENTAR INCLUSO SU PRODUCCIÓN EN EEUU, AYUDADO POR UNA POLÍTICA ULTRA LAXA DE LA FED QUE PARECE LLEGAR A SU FIN, Y QUE HA PROPICIADO UN SINFÍN DE BURBUJAS.

   
   

TEXTO: PABLO PARDO (WASHINGTON)

¿Por qué Estados Unidos ha seguido bombeando petróleo ‘no convencional’ hasta el punto de que parece casi seguro que este será el año en el que bata su récord de producción, que databa de hace casi medio siglo, del año 1970, antes de la primera crisis del petróleo?

Hay muchas explicaciones. La primera, que los productores apretaron las clavijas a los proveedores, en particular a los de arena, que es un elemento fundamental a la hora de inyectar el fluido que rompe las rocas para obtener gas natural y petróleo por medio del ‘fracking’. Después, claro, que se aplicaron a sí mismos la austeridad.

De ese modo, el ‘fracking’ fue capaz de mantener la rentabilidad a los 60 y, según algunos, incluso a los 50 dólares por barril, cuando hace apenas cinco años necesitaban un crudo a 80 dólares para lograr break-even. De hecho, las arenas bituminosas de Alberta, en Canadá, que llevan siendo explotadas mucho más tiempo que los yacimientos de Estados Unidos, y por métodos que tampoco son convencionales, están quedando fuera del mercado después de que la OPEP desplomara el precio del crudo en 2014. Prodigios de la tecnología de Estados Unidos, la libre competencia y la economía de mercado.

Con el dinero del principal

Y, también, claro está, de un pequeño matiz que ha recibido muy poca publicidad: en el sector del ‘fracking’, la compensación de los directivos del sector utiliza como métrica fundamental la producción de crudo, no los beneficios ni, por supuesto, el precio de la acción. Es un criterio que parecería más propio de la Unión Soviética, cuando se hacía lo que hiciera falta para cumplir con los planes quinquenales, más que con el libre mercado.

Que un sector que se precia de innovación tecnológica y de que sus únicos problemas sean, precisamente, las regulaciones, haya sido capaz de salirse con la suya con tan atrabiliario sistema de compensación de sus directivos es para echarse las manos a la cabeza. Como también lo es que los grandes fondos de todo tipo que han financiado el ‘fracking’ nunca hayan tenido el menor reparo en aceptar esa situación. Es todo un ejemplo de los manidos problemas del problema del principal y del agente. Ya se sabe que el agente toma decisiones a cargo del principal. En este caso, con el dinero del principal.

Burbuja del ‘Yo’

También es –nadie podrá negarlo– una excelente muestra del grado de enloquecimiento al que ha llegado la economía de Estados Unidos con la expansión monetaria de la Reserva Federal de los últimos 10 años. Las burbujas han florecido como los pozos de ‘fracking’. Las más famosas son, evidentemente, las de Silicon Valley, donde tradicionalmente se ha llevado la palma ‘Yo’, una app para teléfonos inteligentes (lo que no está claro es que si los usuarios de esos teléfonos son, al menos, tan inteligentes como sus aparatos) que solo permite hacer una cosa: enviar la palabra “Yo”, que significa algo así como “Qué pasa” en la jerga de los jóvenes afroamericanos. Solo esa palabra: “Yo”. “Qué pasa”.

Ahora, sin embargo, la economía del “Yo” podría estar empezando a llegar a su fin a medida que la Reserva Federal endurece la política monetaria para, precisamente, no tanto luchar contra una inflación que no acaba de aparecer, sino para tratar de pinchar burbujas. Así es como los fondos han recuperado la memoria, y han recordado que tienen un compromiso fiduciario con sus partícipes.

Invesco, por ejemplo, ha enviado cartas a varios productores de petróleo urgiéndoles a que dejen de vincular la retribución de sus principales directivos al bombeo de crudo. Todd Heltman, manager de la gestora de banca privada Neruberger Berman, ha ido más lejos, al declarar a la agencia de noticias Reuters que “los equipos de gestores han sido premiados durante demasiado tiempo por destruir valor”. Lo que Heltman no ha explicado con claridad es a partir de qué momento un directivo debe dejar de ser premiado por destruir valor.

La consecuencia más directa de esa surrealísticamente nefasta política de incentivos es que la producción de petróleo de EEUU por medio de ‘fracking’ ha crecido en aproximadamente 1,6 millones de barriles diarios en 12 meses, hasta alcanzar los 6,1 millones, lo que significa, aproximadamente, el 63% de la producción de petróleo estadounidense.

Pero inundar el mercado no es lo único que ha sucedido. La destrucción de valor ha sido, en algunos casos, literal. De modo que para maximizar la producción en el corto plazo ha habido algunas empresas que no han dudado en reducir la vida útil de los yacimientos.

Más allá del corto plazo...

Según el análisis de la consultora Wood Mackenzie, la producción de la formación Permian (pérmico, un periodo geológico), en Texas, puede llegar a su máximo en 2025, con 4,9 millones de barriles diarios, o en 2021, con 4,4 millones. Todo depende de que las petroleras sigan empleando, o no, los métodos de extracción actuales, destinados a maximizar el bombeo en el corto plazo.

El atraco a los inversores ha sido memorable. Según Reuters, los diez mayores productores de petróleo no convencional estadounidenses han visto una revalorización de sus acciones del 1,7% en la última década. En ese periodo, han pagado a sus directivos 2.200 millones de dólares (casi 2.100 millones de euros), según la consultora Evercore ISI.

Como contraste, las majors del petróleo, que tienen una presencia mucho menor en el sector del crudo y del gas no convencionales, han pagado apenas 600 millones de dólares (564 millones de euros) y han visto sus títulos apreciarse apenas un 3,5%. Encima, los gigantes del sector han tenido que congelar sus planes de inversión para mantener su política de dividendos, lo que, paradójicamente, ha dado alas al ‘fracking’, porque, a menos producción de las majors, más caro va a estar el petróleo.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: ¿SE AGOTARÁ LA RECUPERACIÓN?
Nº 143 de 11 / 2018

LA VICTORIA DEMÓCRATA PODRÍA LANZAR UN PLAN DE INFRAESTRUCTURAS QUE SOLUCIONE LO QUE EN EEUU ES UN PROBLEMA ESTRUCTURAL Y ESTIRE TODAVÍA MÁS UNA EXPANSIÓN QUE ESTÁ A PUNTO DE BATIR RÉCORDS DE DURACIÓN.

 
REINO UNIDO: EL MONSTRUO DE LA CITY
Nº 143 de 11 / 2018

EL MERCADO DE PRÉSTAMOS APALANCADOS HA LLEGADO AL BILLÓN DE EUROS, -SUPERA AL DE LAS SUBPRIME EN EEUU-, Y MÁS DEL 75% CARECE DE PROTECCIÓN. CUANDO CAMBIE EL CICLO, EL INVERSOR ESTARÁ MÁS DESNUDO QUE NUNCA.

 
ALEMANIA: MALAS NOTICIAS DESDE BERLÍN
Nº 143 de 11 / 2018

RESPONSABILIDAD Y SOLIDARIDAD SON LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA, DECÍA ANGELA MERKEL, QUE HA VISTO CÓMO SU PERFIL CONSECUENTE NO HA COTIZADO EN LAS URNAS. NO SE PRESENTARÁ DE NUEVO, Y EUROPA LO LAMENTARÁ.

 
UNIÓN EUROPEA: ITALIA Y LA MALA DIGESTIÓN DE EUROFONDOS
Nº 143 de 11 / 2018

ROMA Y BRUSELAS VIVEN UNA PERMANENTE DISPUTA POR LOS PRESUPUESTOS 2019, EXACERBADA POR LAS MENTIRAS DE LA COALICIÓN POPULISTA ITALIANA. LOS DIRIGENTES COMUNTARIOS CONTRAATACAN CON LAS CIFRAS EN LA MANO.

 
ESPAÑA: CUANDO EL SUPREMO AÑADE DESCONFIANZA
Nº 143 de 11 / 2018

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). ESPAÑA LLEVA CASI TRES AÑOS SIN UN GOBIERNO CON MAYORÍA PARLAMENTARIA. UN TIEMPO EN QUE LA CRISPACIÓN NO HA DEJADO DE CRECER. LA AUSENCIA DE UN GOBIERNO CON LA AUTORIDAD SUFICIENTE EMPIEZA A SER TÓXICA.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715