Número 131 - Octubre de 2017
 
REPORTAJES
 

“El movimiento anti globalización ruso patrocinará la tercera cumbre de separatistas en cuatro años”

 
     
MOSCÚ: ¿HAY PESCA EN EL RÍO REVUELTO CATALÁN?  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

MOSCÚ –QUE BUSCÓ RECONOCIMIENTO PARA EL REFERÉNDUM DE CRIMEA– HA PERCIBIDO EL SECESIONISMO CATALÁN COMO OTRO VEHÍCULO MÁS PARA INTENTAR DIVIDIR Y DEBILITAR A LA UNIÓN EUROPEA, O SEA, A OCCIDENTE.

   
   

TEXTO: XAVIER COLÁS (MOSCÚ)

Rusia está harta de que le culpen de todo, pero al mismo tiempo contenta de que el mundo entienda que, igual que le pasa a EEUU, nada de lo que suceda en el planeta le es ajeno. El Brexit y la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca han debilitado al bloque Occidental. Le Pen no resultó, pero la victoria amarga de Merkel deja abiertas nuevas posibilidades. Y de nuevo la gran partida ha vuelto a jugarse en un referéndum: el de Cataluña. El vicecanciller ruso Alexei Meshkov ha asegurado que las soluciones a la cuestión catalana “deben decidirse dentro del marco constitucional español”. Sin embargo hace años que Moscú financia a través del Movimiento contra la Globalización de Rusia congresos internacionales de separatistas de países de Occidente. Representantes de movimientos independentistas de todo el mundo –también catalanes– se reunieron por última vez hace un año en Moscú bajo el título ‘Diálogo de las naciones’. Los gastos corrieron a cargo parcialmente del gobierno ruso. El organizador fue Alexander Ionov, miembro de Rodina, un partido de corte nacionalista y ultraortodoxo, fundado por el viceprimer ministro ruso Dimitri Rogozin: “He tenido contactos con separatistas catalanes y con la Generalitat durante el último año, pero no voy a hacer públicas sus identidades para que no vayan a por ellos”, responde Ionov cuando se le pregunta hasta qué punto ayudó al ‘procés’. Durante la próxima primavera habrá una nueva cumbre de separatistas, será la tercera en cuatro años.

Diarios como Le Monde, The Financial Times y El País han señalado la supuesta injerencia rusa. The Washington Post ha denunciado que Moscú “movilizó a sus medios de comunicación y bots en redes sociales en apoyo de los separatistas”. Por Moscú circula un chiste según el cual los resultados del referéndum fueron los siguientes: independencia, 47%; seguir con España, 2%; Rusia Unida (el partido del presidente Putin), 51%. Lo cierto es que Cataluña y Reino Unido celebraron dos referéndums, y Rusia ganó los dos. Sergei Markov, comentarista político pro-Kremlin y ex legislador del partido gobernante, asegura que Moscú considera que la interferencia sería “contraproducente”. Además “las acusaciones de Estados Unidos son ya demasiado, Rusia está literalmente siendo perseguida”, agrega. Moscú percibe el secesionismo catalán como otro vehículo para dividir y debilitar a Occidente, pero España no es su peor enemigo dentro de la UE. Greg Bikov, analista político ruso, cree que Moscú “está actuando con la cautela de quien tiene también territorios secesionistas dentro del país”, pero al mismo tiempo con un aire de revancha después de llevar años recibiendo “lecciones sobre derechos humanos”. Rusia pesca razones en el río revuelto catalán, pero sin decidirse de momento a cambiar de bando.

Kosovo como precedente

Aunque se perciba una postura agresiva en lo que llega desde esos medios rusos concebidos para influir en el extranjero (RT o Sputnik), la realidad es que sucede otra cosa muy distinta con el mensaje interno: la prensa en Rusia ha seguido la crisis catalana con moderación, aunque tratando de llevar el debate a su territorio. Algunos medios rusos compararon el referéndum con la votación que Rusia orquestó en la Crimea ocupada durante su anexión militar de la península ucraniana en 2014. Para Moscú el reconocimiento de ese referéndum es una asignatura pendiente con Europa: hay pocas posibilidades de que se acepte esa votación de 2014, pero el reconocimiento de una separación de Cataluña facilitaría una aceptación tácita de otro hecho consumado anterior consistente en la anexión de lo que era una península ucraniana. Si para Moscú la separación de Kosovo justificó la anexión de Crimea, la independencia de Cataluña sería la confirmación de que lo que se hizo en 2014 fue correcto.

Durante los últimos días algunos medios rusos especularon que fue Bruselas la que “ordenó” a Madrid llevar a cabo una “acción represiva” para cortar el referéndum. A diario vierten críticas a la UE y el contraste de su “silencio” sobre la violencia en España con las reacciones a los acontecimientos en Ucrania, donde los líderes occidentales pidieron en 2014 al gobierno prorruso de Kiev no usar la fuerza contra los manifestantes. El aprovechamiento del referéndum es tangencial. De hecho Moscú no ha movilizado la trama de ONG a las que recurre para promover su ‘poder blando’ en torno a causas de “interés nacional”, como cuando envió a “observadores” -el propio Ionov fue uno de ellos- al “referéndum” en Crimea o en Donbás.

El temor es hasta qué punto Rusia es capaz de conformarse con las palabras cuando EEUU fue capaz de pasar a los hechos. El último descubrimiento de la prensa apunta a que Moscú utilizó perfiles falsos de YouTube para, a través de artistas inventados, insultar a Hillary Clinton. Según la revista The Daily Beast se abrieron cuentas como por ejemplo “Williams & Kalvin”, en la que se acusaba a Clinton de racismo. El canal que tenía esa cuenta en Facebook fue bloqueado en agosto de 2016 al considerarse propaganda rusa. También Google detectó numerosas publicaciones de corte político procedentes de Rusia con las que habría intentado interferir en las elecciones estadounidenses de 2016, como también ocurrió con Facebook y Twitter. En esta red social Moscú pagó también al sistema de anuncios para que sus publicaciones llegasen a más usuarios. El Gobierno ruso rechaza las acusaciones y niega haber influido en la campaña electoral, pero Facebook ya ha entregado al Congreso estadounidense unos 3.000 anuncios supuestamente relacionados con Rusia. Una evidencia muy grande para ser escondida debajo de la alfombra diplomática.

El llamado referéndum

En el caso de España, la Guardia Civil ha apuntado a un grupo de hackers situados en Rusia y sus países satélite como los responsables de haber estado creando permanentemente enlaces nuevos de las páginas del referéndum para tener tantas copias el día 1 de la votación que a la policía española le fuese imposible mantenerla cerrada. Se da la circunstancia de que el propio Ionov es el abogado de dos hackers rusos detenidos en España: a Piotr Levashov lo reclama EEUU por su supuesta implicación en el ciberespionaje de la campaña electoral que dio la victoria a Donald Trump. Levashov fue detenido en abril en Barcelona, donde cayó otro hacker, Stanislav Lisov, acusado de estafa.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
CHINA: LOS ETERNOS ‘FRENEMIES’
Nº 132 de 11 / 2017

XI JINPING Y DONALD TRUMP ENCARNAN DOS MODELOS DE LIDERAZGO OPUESTOS (VERBORREICO FRENTE A DISTANTE) QUE SE SABEN CONDENADOS A ENTENDERSE POR LA INTERDEPENDENCIA MUTUA Y SUMAMENTE COMPLEJA DE SUS PAÍSES.

 
ESTADOS UNIDOS: VACANTES PELIGROSAS
Nº 132 de 11 / 2017

EL IDEÓLOGO DE TRUMP, STEVEN BANNON, APUESTA POR “DESMONTAR EL ESTADO ADMINISTRATIVO”, AGUANDO LA REGULACIÓN. ESA ES UNA DE LAS ÁREAS EN LAS QUE EL PRESIDENTE ESTÁ TENIENDO MÁS ÉXITO, PERO QUE PUEDE PASARLE FACTURA.

 
REINO UNIDO: ESTOS LOCOS POLÍTICOS DEL BREXIT
Nº 132 de 11 / 2017

CONTRA PRONÓSTICO, LA ECONOMÍA CRECE Y LA CONFIANZA INVERSORA SE MANTIENE MIENTRAS TODOS HABLAN DE LO NEGATIVO DEL BREXIT, AL QUE THERESA MAY YA HA PUESTO UNA FECHA, EL 29 DE MARZO DE 2019.

 
ALEMANIA: NO SERÁ POR DINERO
Nº 132 de 1 / 2017

EN UNA ECONOMÍA BOYANTE, EL NUEVO GOBIERNO DE COALICIÓN TENDRÁ DINERO PARA GASTAR (28.000 M. DE SUPERÁVIT FISCAL EN 2017) PERO LOS 4 PARTIDOS NO TERMINAN DE ACORDAR EN QUÉ; NI EN CÓMO VEN EL FUTURO DE SU PAÍS EN EUROPA.

 
BRUSELAS: APUNTALAR LA INTEGRACIÓN
Nº 132 de 1 / 2017

EN OCHO MESES LA UE TIENE QUE COMPLETAR SU UNIÓN BANCARIA CON UNA GARATÍA DE DEPÓSITOS Y UN FONDO COMÚN PARA RESOLVER ENTIDADES, PASAR DEL MEDE A UN FONDO MONETARIO EUROPEO... AHORA SOLO FALTA UN CONSENSO.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715