Número 127 - Mayo de 2017
 
REPORTAJES
 

Europa siente que el euro llegó al dictado de Berlín. El fondo monetario europeo propuesto ahora es muy alemán. Falta consenso

 
     
ALEMANIA: ¿PEDIR PERDÓN POR EXPORTAR?  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

HAY QUIENES CONSIDERAN, COMO MACRON, QUE EL SUPERÁVIT COMERCIAL ALEMÁN (8,8%) PERJUDICA A LA ECONOMÍA DE LA ZONA EURO. “EXCESIVAMENTE ELEVADO, UN 4% PODRÍA JUSTIFICARSE; EL 8%, NO”, DICE CHRISTINE LAGARDE, JEFA DEL FMI

   
   

TEXTO: LIDIA CONDE (FRÁNCFORT)

Schäuble, el ministro alemán de Finanzas, lo tiene claro: “El Made in Germany tiene éxito mundial”. Esa es la razón del superávit germano. Él se niega a ver ese triunfo como un riesgo para otros países. ¿Es injusta esa extrema posición exportadora? No, Alemania no tiene la culpa, concluye Schäuble. “La política no puede cambiar cosas como la competitividad de los productos alemanes”.

Pero hay otras opiniones. Macron considera que el superávit comercial alemán, del 8,8%, perjudica la economía de la zona euro. “Un 4% podría justificarse; el 8%, no”, dice Christine Lagarde, jefa del FMI. Trump protesta porque Alemania y la UE se benefician de “un euro groseramente infravalorado”. El fuerte crecimiento del excedente de exportación alemán preocupa. Pero no solo se debe a la política de Berlín, sino a otros factores, como la competitividad de las empresas alemanas, el precio del euro, la favorable coyuntura internacional, el precio de las materias primas, los relativamente bajos sueldos y las insuficientes inversiones, pues el superávit refleja a su vez que muchas empresas invierten más en el exterior porque los costes salariales son más bajos fuera que en Alemania.

¿Habría que obligar a Alemania a ser menos competitiva? André Wolf, del instituto económico mundial HWWI, de Hamburgo, afirma que “la moderación salarial y las reformas laborales han fortalecido la competitividad de las empresas alemanas”. Otras razones de su competitividad son la cualificación, la calidad de infraestructuras y la capacidad de innovación de sus empresas. En cuanto a la debilidad del euro por la política del BCE, “si Alemania integrara la eurozona, contaría con una moneda nacional más fuerte, y sus países vecinos, podrían exportar más”, opina Catherine Hoffmann, del diario Süddeutsche Zeitung. Pero el BCE hace política para todos, por lo que los tipos son bajos y, el euro, barato. Por otro lado, solo el bajo precio del petróleo contribuyó a incrementar en un 2% el excedente comercial alemán en 2016.

Modelo económico

Nadie debe disculparse por sus exportaciones. “Todo lo contrario, es parte de nuestro modelo económico”, dice Marcel Fratzscher, presidente del instituto DIW. El problema no es que Alemania exporte mucho, sino que importa poco. E importa poco porque invierte poco. E invierte poco porque las condiciones son malas. Fratzscher señala: insuficientes infraestructuras y poca competencia en algunos sectores de servicios muy regulados, por lo que unos pocos obtienen grandes beneficios, pero no invierten suficientemente y presentan baja productividad y pagan sueldos bajos. Esta es una de las razones de la creciente desigualdad. La otra, el cambio tecnológico.

Desde Alemania se insiste en que España se está beneficiando de las reformas estructurales. Pero se critica a Italia y a Francia por no avanzar en los cambios pactados. Un primer paso podría ser que Alemania invirtiera más para reducir su excedente de la balanza comercial. Joschka Fischer, ex ministro de Exteriores, opina que Macron necesitará crecimiento económico para tener éxito y que Alemania debería ayudarle. Europa puede vivir sin Gran Bretaña, pero no sin Francia y Alemania. Tampoco la UE tiene futuro con solo el liderazgo alemán. Europa tiene la impresión que el euro llegó bajo condiciones impuestas por Berlín. También ahora la propuesta de Schäuble de un fondo monetario europeo es muy alemana. Falta consenso.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
CHINA ELUDE LA GUERRA COMERCIAL CON EEUU
Nº 137 de 4 / 2018

SI REALMENTE PEKÍN HUBIERA QUERIDO UNA BATALLA TOTAL, HABRÍA SUBIDO SUS ARANCELES A LA SOJA ESTADOUNIDENSE (CHINA REPRESENTA EL 60% DEL MERCADO). AUNQUE LAS FRICCIONES ENTRE AMBOS PAÍSES SON INCONTESTABLES.

 
ESTADOS UNIDOS: TOYS “R” US COMO SÍNTOMA
Nº 137 de 4 / 2018

LA MÍTICA CADENA DE JUGUETERÍAS ECHA EL CIERRE, PONIENDO DE MANIFIESTO NO SOLO EL PODER DE AMAZON FRENTE AL RETAIL ESTADOUNIDENSE, SINO TAMBIÉN EL FIN DEL HISTÓRICO ‘MALL’ Y EL IMPACTO DE LA NORMALIZACIÓN MONETARIA.

 
REINO UNIDO: LA CITY A TODA MÁQUINA
Nº 137 de 4 / 2018

EL MERCADO DE EUROBONOS NO DA SÍNTOMAS DE DEBILIDAD, Y EN EL PRIMER TRIMESTRE LAS EMISIONES DE BONOS DE ALTO RENDIMIENTO, POR 20.500 MILLONES DE EUROS, ROZARON LAS DEL 1T DEL AÑO PASADO, QUE FUE RÉCORD.

 
ALEMANIA NO ES INDEPENDENTISTA
Nº 137 de 4 / 2018

NI EL GOBIERNO NI LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN HAN COMPRADO EL RELATO DEL SECESIONISMO CATALÁN. BERLÍN TIENE ENTRE MANOS, PRECISAMENTE, LA ESTRATEGIA CONTRARIA: AVANZAR EN LA INTEGRACIÓN EUROPEA.

 
UNIÓN EUROPEA: LOS AGUJEROS DE LA VIGILANCIA BANCARIA
Nº 137 de 4 / 2018

“NO SOMOS CAPACES DE CONFIRMAR LA EFICIENCIA OPERACIONAL DEL BCE EN LA GESTIÓN DE LA CRISIS”, SEÑALA EL INFORME DE LA CORTE EUROPEA DE AUDITORES. FRANKFORT SE RESISTE A QUE SU DIVISIÓN DE SUPERVISIÓN BANCARIA SEA AUDITADA.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715