Número 126 - Abril de 2017
 
REPORTAJES
 

“La devaluación de la libra ha impulsado el PIB británico, pero los sueldos están estancados y han subido los precios. Hace falta más consumo”

 
     
REINO UNIDO: LO QUE CUESTA DECIR ADIÓS  
           
FACEBOOKLINKEDINTWITTER    
  Foto: Archivo RC  
   
   

LOS EUROESCÉPTICOS INSISTEN EN QUE NADIE SALDRÁ GANANDO SI BRUSELAS DA PRIORIDAD AL PROYECTO EUROPEO SOBRE LA URGENCIA DE IMPEDIR UNA RECESIÓN EN RU. ESTÁ POR VER HASTA QUÉ PUNTO VA A PODER CULPARSE DE ESO A LA COMISIÓN

   
   

TEXTO: VÍCTOR JIMÉNEZ (LONDRES)

“Dejamos la Unión Europea, pero no abandonamos Europa”, se lee en la carta que la primera ministra británica, Theresa May, firmaba el día 29 de marzo dirigida a Donald Tusk. Entre otras amables perogrulladas, May también instaba a la Comisión y el Parlamento Europeos a “trabajar juntos de manera constructiva y respectuosa”, a “minimizar la ruptura” y a proteger “nuestros valores comunes”.

Pero apenas hubo pasado el fin de semana, uno de los barones de su partido ya se paseaba por los platós al grito de “¡guerra contra España!”, a propósito de Gibraltar. Era el lord conservador Michael Howard, quien recordaba a Bruselas que Reino Unido ya venció a “otra nación hispanohablante” cuando se puso en tela de juicio el control sobre uno de los territorios de ultramar de Gran Bretaña –las islas Malvinas–. Howard fue ministro y secretario de Estado con Thatcher, pero no llegó a vivir la Guerra de las Malvinas desde Downing Street. En 1982, con 41 años, todavía no era ni diputado raso.

La anécdota no es representativa del ánimo con el que se vive la salida del país de la Unión Europea, ni en el gobierno ni tampoco en las calles. Pero sí de la situación en la que el Reino Unido y la UE se encuentran: inaudita, proclive a la farsa y abierta a factores y actores fuera de control.

Se discutirá sobre Gibraltar, mientras Londres debate con Edinburgo y con Belfast sobre el referéndum de independencia escocés y la integración de Irlanda del Norte con el resto de la isla, de la misma manera que se argumenta sobre la supuesta ventaja del Reino Unido mientras se exhorta a los miembros de la Unión a que hagan de contrapeso para que la Comisión no castigue a la pérfida Albión.

El economista Andrew Lilico explicaba a primeros de abril que “el 72% de los economistas que predijeron que el Brexit provocaría una recesión al comenzar el nuevo año, a mucho tardar, se equivocaron. Incluso el Banco de Inglaterra recortó los tipos. No era la amenaza de unos cuantos, sino la conclusión firme de que tendríamos problemas económicos en cuanto se supo el resultado de la votación”. Según Lilico, lo que ha ocurrido es que la devaluación de la libra ha traído el crecimiento más rápido del PIB británico de los últimos 12 meses, un 0,7%. El déficit de cuenta corriente, según datos del 3T2016, ha caído hasta el 2,4% del PIB, el dato más bajo desde 2011. Y el comercio neto se halla en máximos desde 2014.

El diputado Owen Paterson, ex secretario de Estado con David Cameron y otra de las voces dominantes del Euroescepticismo, defiende: “Es importante que los gobiernos de la UE persuadan al equipo negociador de la Comisión de que nadie saldría ganando si se da prioridad al proyecto europeo sobre la urgencia de impedir una recesión”.

Queda por ver hasta qué punto se podrá culpar a la Comisión de esa posible recesión. Tras la activación del artículo 50, el BoE señaló que la expansión de la economía se había conseguido, entre otros, por el endeudamiento de los hogares. En 2008, cuando estalló la crisis financiera, este representaba el 160% de los ingresos nacionales. Desde entonces, no solo no ha bajado del 140%, sino que ha vuelto a aumentar.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
ESTADOS UNIDOS: EL MISTERIO DE LA INFLACIÓN
Nº 129 de 7 / 2017

LA CURVA DE PHILLIPS, QUE ESTABLECE LA RELACIÓN ENTRE INFLACIÓN Y EMPLEO, PARECE QUE NO FUNCIONA. LA ACTIVIDAD NO TIRA DE LOS PRECIOS, LO QUE SUPONE UN PROBLEMA TREMENDO PARA LA POLÍTICA MONETARIA Y LA FED.

 
REINO UNIDO: HASTA QUE EL BREXIT NOS SEPARE
Nº 129 de 7 / 2017

UNA A UNA, LAS CIFRAS VAN DANDO LA ESPALDA A LA ECONOMÍA BRITÁNICA. LA ÚNICA EXPLICACIÓN ES EL BREXIT, ASÍ QUE EL MUNDO EMPRESARIAL Y FINANCIERO EMPIEZA A URNIRSE PARA ROGARLE AL GOBIERNO QUE LO APLIQUE LO MÁS TARDE POSIBLE.

 
ALEMANIA: EL MILAGRO ECONÓMICO NO BASTA
Nº 129 de 7 / 2017

EL EUROBONO NO CONVENCE A BERLÍN. LA APUESTA MAYORITARIA AQUÍ SON LOS “BONOS EUROPEOS DE SEGURIDAD”: UNA AGENCIA EUROPEA DE DEUDA COMPRARÍA DEUDAS SOBERANAS, HASTA UN LÍMITE, Y PARA ELLO EMITIRÍA DOS TIPOS DE INSTRUMENTOS.

 
UNIÓN EUROPEA: CUANDO EL REY SOL ABRIÓ LOS CAJONES
Nº 129 de 7 / 2017

LAS PROPUESTAS DE MACRON -UN MINISTRO DE FINANZAS EUROPEO Y UN PRESUPUESTO PARA LA ZONA EURO- SON LAS MISMAS QUE HACE CINCO AÑOS FORMULÓ HOLLANDE, PERO AHORA ALEMANIA SÍ ACEPTA ESTUDIARLAS.

 
ESPAÑA: EL RIESGO DE PEDIR PERAS AL OLMO
Nº 129 de 7 / 2017

TEXTO: JOAN TAPIA (BARCELONA). BAJAR IMPUESTOS CON UNA DEUDA DEL 99% DEL PIB, UN AGUJERO EN LA SEGURIDAD SOCIAL Y PERSPECTIVAS DE QUE EL BCE SUBA LOS TIPOS ES UNA IRRESPONSABILIDAD: SE LANZA EL MENSAJE DE QUE PODEMOS PERMITÍRNOSLO

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715