Número 130 - Septiembre de 2017
 
REPORTAJES
 
“El 2 de agosto Trump firmó un proyecto de nuevas sanciones a Rusia que produjo indignación en Europa, más aún en Alemania. Una vez más EEUU se permite legislar para propios y extraños"    
     
APUNTES PARA UN INICIO DE CURSO CON TODOS LOS FRENTES ABIERTOS  
       
 
     
     
     

PRESA DE ESTRATEGIAS CONTRADICTORIAS Y DE INTERESES CAMBIANTES, LA CASA BLANCA INICIA EL CURSO POLÍTICO CON MÚLTIPLES asuntos pendientes: DESDE UNA RUSIA QUE PODRÍA TERMINAR COMPROMETIENDO AL PRESIDENTE TRUMP Y A SU FAMILIA SI SE DEMUESTRA EL 'RUSIAGATE', A UNA CHINA CON LA QUE YA NO VIVE UN MOMENTO TAN DULCE COMO ANTES DEL DESAFÍO NORCOREANO. Y GOBERNAR A BASE DE SANCIONES NO AYUDA

   
     
    Foto: Archivo RC  

TEXTO: LUIS MARTÍ

Las relaciones de Occidente con Rusia se han complicado de tal modo que no resulta fácil resumir (inteligiblemente) la situación. En algún punto hay que empezar. Estados Unidos continúa teniendo fe en las políticas sancionadoras: para muchos, son de dudosa eficacia, (The Economist, 5 agosto, y FT 12-13 agosto, sobre la recuperación de la agricultura rusa precisamente a raíz de las sanciones). El Congreso de EEUU, dando por sentada la interferencia rusa en las últimas elecciones presidenciales, elevó a su presidente un proyecto de nuevas sanciones que Trump decidió firmar -2 de agosto-, ya que las mayorías alcanzadas en cada cámara presagiaban la inutilidad del posible veto presidencial. El presidente señaló, a modo de desahogo personal, que el proyecto le parecía seriamente defectuoso y, por si esto no fuese bastante, totalmente inconstitucional. Lamentó que las relaciones con Rusia se encontrasen a un nivel sumamente bajo, añadiendo para información de sus seguidores en Twitter: “Pueden agradecérselo al Congreso”. La lectura del documento produjo indignación en Europa. Especialmente en Alemania. No por el empleo de sanciones, sino porque, una vez más, EEUU se permita legislar para propios y extraños. En palabras del responsable del dossier Rusia en el gobierno de Berlín, “cualquier [forma de] cooperación ruso-europea en materia energética [podría] ser sancionada” (Der Spiegel, 29 julio), en particular, las grandes conducciones gasísticas en curso o en proyecto -Nord-Stream 1 (vía terrestre por Alemania) y 2 (por el Báltico y Alemania), o el Blue Stream (vía Turquía). El gobierno alemán aspira a que la respuesta política frente a EEUU se consensue dentro de la UE. Dado el interés de la industria gasística norteamericana por suministrar gas licuado a Europa -recuérdese la oferta que deslizó Trump durante su estancia en Varsovia-, y la desconfianza de Europa Oriental ante la dependencia respecto del gas ruso, es de suponer que el debate en Bruselas pueda resultar difícil. De hecho, Lituania ha recibido ya un embarque de LNG procedente de EEUU. Pero Alemania tiene su propio contencioso con Rusia a causa de las ya famosas turbinas Siemens vendidas a una filial de la corporación estatal Rostec allá por 2014-15, con destino a una planta generadora tan próxima a Crimea, que resultaba evidente el intento de eludir el embargo occidental provocado por la anexión de la península. Siemens se autoconvenció (probablemente sin mayores cábalas) de que el sustancioso contrato estaba en orden, y el gobierno alemán tampoco parece haber practicado algunas prudentes diligencias. Conversaciones directas entre gobiernos no han podido encontrar una salida airosa a este asunto: la relación personal Merkel-Putin hace tiempo que se malogró y hoy carece de eficacia. Caso poco edificante, que -para las autoridades norteamericanas- es prueba de que también Berlín interpreta a su modo un acuerdo internacional de sanciones. La presencia del antiguo canciller Schröder en el consejo del gigante petrolero Rosneft sirve para acumular dudas acerca de la verdadera posición alemana respecto a Rusia.

China y Corea del Norte

El estandarte aislacionista de America First pierde muchos de sus colores cuando no ya países aliados como Corea del Sur o Japón, sino la geografía de EEUU aparece expuesta a la amenaza nuclear procedente de un pequeño país asiático, y se comprende que Trump y su administración sufran ataques de nervios cada vez que sus sistemas de alerta captan un nuevo lanzamiento. Dejando a un lado sus invectivas a la RPC como ‘currency manipulator’, el presidente Trump inició una aproximación personal al presidente Xi que se ha enfriado tan pronto como EEUU ha recabado sin éxito una intervención enérgica para frenar las ambiciones nucleares de Corea del Norte.

Fue notable, de todos modos, que a los pocos días de la última prueba de un misil intercontinental (28 de julio), EEUU consiguiera reunir al Consejo de Seguridad y acordar el establecimiento de sanciones (5 agosto). El efecto práctico de diversos paquetes sancionadores sobre Corea del Norte – desde su primera prueba nuclear (2006)- aconseja una buena dosis de escepticismo, y más en esta ocasión, en que EEUU tuvo que renunciar a medidas contundentes, como la suspensión de suministros de crudo, resignándose a los mínimos que la República Popular China (y Rusia) quisieran aceptar, ya veremos si también aplicar. De todos modos, EEUU actuó correctamente dentro del buen orden internacional.

‘Whatever it takes’

Pero la prudencia de EEUU quedó limitada a la sala de reuniones. La embajadora norteamericana declaró inmediatamente que EEUU hará “lo que sea necesario” (whatever it takes) para frenar el belicismo norcoreano (idéntica frase en boca de Draghi calmó los mercados europeos en 2012, en boca de Nikki Haley ha añadido agitación en un entorno ya sobreexcitado). Sus palabras estaban en línea con frecuentes manifestaciones beligerantes de la cúpula militar, y respaldadas por la instalación en Corea del Sur de las primeras lanzaderas del sistema de defensa anti-misil (THAAD). Atronadores cruces verbales entre ambos presidentes han servido para alimentar la ansiedad en un área estratégicamente inestable, y de paso para dañar la credibilidad de EEUU cuando su presidente participa en una bochornosa escalada de amenazas. El alarde de Trump afirmando que “ya era hora de que un presidente diese la cara por su país (stuck up for his country)”, invita a preguntarse, junto con la población de Seúl, si ese digno gesto de sacrificio personal tiene en cuenta los millones de individuos que viven al alcance de las baterías norcoreanas y serían las primeras víctimas de un conflicto. Las declaraciones escuchadas a los asesores militares parecen ignorar este riesgo, que pasaría a ser otro inevitable daño colateral. Coincidir con un asesor de Trump y conocido activista de la alt-right es siempre preocupante, pero en este caso debe reconocerse que Steve Bannon rechazó la estrategia basada en el ataque preventivo argumentando, precisamente, la vulnerabilidad de la capital surcoreana: “No hay solución militar” (The American Prospect, 16 agosto). Sus declaraciones, sobre éste y otros asuntos dejaban claro que la “columna conservadora” de la Casa Blanca se encontraba incómoda y su despido fue fulminante.

Virtudes del status quo

La autoconvicción en la supremacía militar hace olvidar en EEUU un dato clave de geopolítica: la RPC prefiere el tenso status quo actual a cualquier alternativa que suponga reforzamiento de la presencia norteamericana en la península, y no digamos a la remotísima posibilidad de una posible reunificación de las dos Coreas. Por idéntico motivo, tiene empeño en contener el tono de las provocaciones norcoreanas, a fin de evitar que, en algún punto, desborden el límite de tolerancia de la administración de EEUU y desencadenen un verdadero conflicto armado. La aparición de tropas norteamericanas al otro lado del río Yalu es una gruesa línea roja para la RPC. La instalación del sistema anti-misil ha sido rechazada categóricamente por las autoridades chinas. Su reacción hasta ahora se ha limitado a castigar a Corea del Sur con diversas represalias comerciales –las ventas de automóviles han caído casi a la mitad; el turismo organizado, un 66% (FT, 21 agosto). Solamente gestiones diplomáticas podrán calmar la tensión, como señala -suponemos que con el nihil obstat de la Casa Blanca- el Secretario de Defensa en sus rondas por bases militares, pero sus palabras contrastan con el empeño obsesivo en mantener las maniobras anuales con el ejército surcoreano. Acto innecesariamente provocador, cuya suspensión se hubiera interpretado como positiva oferta de tregua en la escalada del furor verbal.

La RPC, por su parte, interlocutor indispensable en torno a cualquier mesa negociadora, se mantiene al margen de los cruces furiosos entre presidentes, recomienda –en interés propio– sensatez, y respeta con toda normalidad su prevista agenda con EEUU: recibirá oficialmente a los hijos de Trump en unos días, y al propio presidente, con toda probabilidad antes de fin de año.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
REORIENTACIÓN DE LA POLÍTICA DE EEUU EN AFGANISTÁN
Nº 131 de 10 / 2017

“TODOS LOS PAÍSES AVANZADOS OFRECEN AYUDA BILATERAL CON ARREGLO A CRITERIOS DE POLÍTICA EXTERIOR, PERO EEUU ES EL QUE CON MÁS CONVICCIÓN IDEOLÓGICA (Y RECURSOS) SE HA PROPUESTO COMO FIN LA DIFUSIÓN DE LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA..." EN AFGANISTÁN ESE ERA TAMBIÉN EL OBJETIVO, AL QUE TRUMP PARECE HABER RENUNCIADO.

 
LA DISCUTIBLE CREDIBILIDAD DE LOS BANCOS CENTRALES
Nº 131 de 10 / 2017

LA LIQUIDEZ HA IDO A INFLAR LOS MERCADOS Y LAS EXPECTATIVAS DE INFLACIÓN Y TIPOS DE INTERÉS SE HAN RETRASADO UNA Y OTRA VEZ, COMPROMETIENDO LA FIABILIDAD DE LOS BANCOS CENTRALES.

 
FRANCIA: CÓMO MANTENER EL FRANCO CFA
Nº 131 de 10 / 2017

“FRANCIA NO PUEDE PERMITIRSE QUE SUS ANTIGUAS COLONIAS CREEN SU PROPIA MONEDA Y TENGAN TOTAL CONTROL SOBRE SU BANCO CENTRAL. SERÍA UNA CATÁTROFE, Y ARRASTRARÍA A FRANCIA AL PUESTO 20 EN EL RANKING DE POTENCIAS ECONÓMICAS MUNDIALES. NI POR ASOMO SE PUEDE DEJAR A LAS EX COLONIAS FRANCESAS DE ÁFRICA TENER SUS PROPIAS DIVISAS” REPLICÓ SARKOZY A HOLLANDE -QUE YA NO SE PRESENTABA AL ELÍSEO- EN LA ÚLTIMA CAMPAÑA ELECTORAL, TRAS INTENTAR ÉSTE ABRIR UNA PUERTA AL POSIBLE FIN DEL FRANCO CFA (1EURO X 657FCFA): UNA MONEDA CREADA Y MANEJADA POR FRANCIA -DEVALUADA AL 50% EN 1994- CON LA QUE INTENTAN PROSPERAR 100 MILLONES DE AFRICANOS: EN10 DE LOS 14 PAÍSES QUE LO UTILIZAN, EL 90% DE LA POBLACIÓN VIVE EN LA MÁS ABSOLUTA POBREZA.

 
CRISIS: QUÉ HEMOS APRENDIDO EN ESTOS 10 AÑOS
Nº 130 de 9 / 2017

ESPAÑA SUPERA LA RENTA (NO EL EMPLEO) DE 2007, CUANDO DETONÓ UNA CRISIS QUE SE DA POR ACABADA PERO QUE DEJA EN TODO EL MUNDO UN REGUERO DE DESCONFIANZA REFLEJADO EN LOS TIPOS DE INTERÉS

 
REFLEXIONES SOBRE NUESTRO MERCADO LABORAL
Nº 130 de 9 / 2017

“DE LOS 6,2 MILLONES DE PARADOS REGISTRADOS EN EL PICO DE 2013 (26,9%) HEMOS PASADO A 3,9 MILLONES, UNA TASA DE PARO DEL 17,2% QUE SEGÚN BRUSELAS –FUNCAS, EL BDE...– ES LA TASA DE PARO ESTRUCTURAL (QUE NO ACELERA PRECIOS O SALARIOS, Y COMPATIBLE POR TANTO CON EL OBJETIVO DE INFLACIÓN) DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA”

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715