Número 126 - Abril de 2017
 
REPORTAJES
 
Renegociación del NAFTA    
     
MÉXICO: PROBLEMAS EN EL VECINDARIO  
       
 
     
     
     

EL ÚLTIMO INFORME DEL FMI SOBRE LA GESTIÓN MACRO MEXICANA ESTIMULA LA CONSOLIDACIÓN FISCAL A FIN DE MANTENER LA DEUDA BAJO CONTROL -EL PRESUPUESTO FEDERAL SE CIERRA HABITUALMENTE EN ROJO- Y REITERA LA IMPORTANCIA DE TRANSFORMAR PEMEX EN UNA ORGANIZACIÓN RENTABLE. LA POLÍTICA MONETARIA DEL BANCO CENTRAL DE MÉXICO ES PRUDENTE Y SE ADAPTA CON FLEXIBILIDAD A LOS MERCADOS. MERECE -CON JUSTICIA- LA APROBACIÓN DEL FMI

   
     
    Foto: Archivo RC  

TEXTO: LUIS MARTÍ

Es México un país que resiste al análisis bajo criterios convencionales. De mayores dimensiones y población que ningún país europeo –Rusia exceptuada–, presenta muchos contrastes propios de una sociedad en proceso de desarrollo. Capas de profesionales especializados, formados en magníficos centros universitarios, junto con un sistema educativo infradotado para el grueso de la población; incapacidad para ofrecer empleo a millones de ciudadanos desplazados de la agricultura y forzados a la emigración, al tiempo que consolida una amplia base industrial de técnica avanzada; nivel de pobreza (más del 40%) semejante al que impera en América Latina; coeficientes de ingresos fiscales y de gasto público muy bajos en relación al PIB –característica también común en el continente–, lo que limita el papel del sector público ante las enormes necesidades sociales; áreas de criminalidad autofinanciadas, verdaderos mini-Estados en colisión (o colusión) con unos poderes públicos incapaces de controlarlas y de definir estrategias que, en todo caso, son inoperantes si el país vecino no imprime un giro radical a su planteamiento del problema de la droga (hay unanimidad en que un muro de 3.200 km no sirve).

México es miembro del acuerdo NAFTA de libre comercio –en vigor desde 1994–, que ha favorecido fuertes inversiones directas norteamericanas y de terceros países, al mismo tiempo que ha generado una fuerte dependencia respecto de la exportación agrícola de EEUU. México, país originario del Zea Mays, referente de sus antiguas culturas, y hoy base del consumo popular, importó en 2016 casi el 25% de la cosecha de maíz norteamericana, unos USD 2.600 m. A través de una red de acuerdos, incluido el vigente con la Unión Europea, opera en régimen de libre comercio con más de cuarenta países. Qué lejos se ve la época en que la política mexicana creía en el aislamiento comercial mediante barreras proteccionistas de todo tipo y color.

La gestión macro de la economía mexicana se analiza en los informes del FMI (el llamado Artículo IV anual), básicamente con el mismo estilo a base de clichés técnicos prefabricados que estamos acostumbrados a leer en informes de países europeos. El informe último, noviembre 2016, elogia la calidad del marco general de política económica y su ejecución, estimula el mantenimiento de principios de consolidación fiscal a fin de mantener la deuda bajo control -el presupuesto federal se cierra habitualmente en rojo-, y reitera la importancia de transformar PEMEX en una organización rentable. La política monetaria del Banco Central de México está en manos de buenos expertos, es prudente y sabe adaptarse con flexibilidad a las variaciones experimentadas en los mercados financieros y cambiarios, de modo que merece -con justicia- la aprobación del FMI.

Un par de observaciones

Ante todo, sobre la tasa de crecimiento de su economía, muy irregular entre 2008-2012, y que en los últimos años ha llegado a bajar al 1,4% (2013) oscilando luego entre 2 y 2,5%. Son cifras poco ambiciosas para un país con el potencial económico y las necesidades sociales de México: es significativo recordar el conformismo del FMI, en un Artículo IV anterior, cuando subrayaba que el previsto crecimiento del 3,9% es “muy próximo a la tasa de crecimiento potencial a largo plazo (de la economía mexicana)”. El país sigue muy lejos de acercarse a este objetivo. El mismo Fondo asigna valores bajísimos a la actual brecha de producto (output gap), y solamente aventura que reformas estructurales ya realizadas podrían elevar el crecimiento potencial –otra cosa sería el real hasta 2,75% “a medio plazo”–. El FMI está siempre más comprometido con problemas inmediatos de estabilidad aquí y ahora, y raras veces mira hacia atrás para reexaminar críticamente el fundamento de sus ejercicios (equivocados) de previsión.

En segundo lugar, es evidente que el entorno geopolítico de México, léase, una insólita reconfiguración del lenguaje y de los planes de los dirigentes de EEUU, está generando incertidumbres que un Artículo IV no puede explicar, desde luego, pero que tampoco debiera desconocer. El FMI se refugia tras un lenguaje de máxima prudencia. La documentación que ahora comento, coincidente en el tiempo con la campaña electoral de EEUU y publicada solo días más tarde del resultado, tenía que referirse necesariamente a los posibles shocks externos que podrían provocar las mil y una amenazas –indirectas, o directísimas–, vertidas contra México por el entonces candidato presidencial.

El FMI se limita a apuntar el riesgo para la economía mexicana de un creciente proteccionismo “dados los fuertes vínculos comerciales y financieros con el resto del mundo”. Discúlpese al lector cierta perplejidad. Que se sepa, la amenaza que se cierne sobre México no deriva ciertamente del “descontento con la globalización” (por usar la expresión de Stiglitz): es un país que ha sabido industrializarse inteligentemente gracias a las oportunidades brindadas por el paso del super-proteccionismo al aperturismo comercial. El peligro para México son las amenazas públicas, concretas y reiteradas, que continúa pronunciando el hoy presidente de EEUU. El formalismo seudo-diplomático que exhibe el lenguaje del FMI deja en nebulosa las graves distorsiones sociales y económicas que pueden provocarse en México desde un país vecino –que es, al mismo tiempo, el país con mayor peso absoluto, y sobre todo, relativo– en la institución internacional.

Potencia automovilística

México ocupa el cuarto puesto entre los exportadores de vehículos automóviles, inmediatamente después de las tres grandes potencias, Alemania, Japón y EEUU (datos de 2015, International Trade Center; España figura novena, con cifras algo inferiores a las del Reino Unido).

Para quienes piensen en un México como simple exportador de servicios turísticos de calidad, o de magníficas artesanías, esta información quizá sorprenda. Datos de 2015 daban una producción de vehículos de casi 3,5 millones, frente a los 17,4 millones de EEUU. México cuenta con el 21% de la capacidad de producción de los países NAFTA, y vende a sus socios entre el 70 y el 80% de la propia producción. Más de la mitad son exportaciones realizadas por las tres grandes marcas estadounidenses establecidas en el país.

El esfuerzo de México ha sido notable: este renglón productivo, intenso en capital y exigente en equipos laborales bien preparados, se ha integrado perfectamente en la cadena de valor automovilística creada por las grandes marcas de países avanzados. Hoy cuenta con cinco centros de investigación público-privada orientada hacia el sector automóvil. Y los resultados bien positivos: Nuevo León, y otros estados del norte, han elevado ostensiblemente su nivel de vida gracias al desarrollo industrial del sector automóvil.

 
 
OTROS REPORTAJES
 
LOS FUNDAMENTALES, OLVIDADOS EN ESTA RECUPERACIÓN
Nº 126 de 4 / 2017

SI EL RENACIMIENTO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA PROMETIDO POR TRUMP SE ESFUMA, LAS BOLSAS SE VOLVERÁN MÁS PELIGROSAS Y LA FED PODRÍA VERSE OBLIGADA A SUAVIZAR SU CALENDARIO DE SUBIDAS

 
LA ECONOMÍA GLOBAL ACELERA EL PASO AL 3,4% EN 2017 VS 3,1% EN 2016
Nº 126 de 4 / 2017

ENRIC FERNÁNDEZ (ECONOMISTA JEFE DE CAIXABANK) | “LA MEJORA SE HARÁ EXTENSIVA TANTO A LAS ECONOMÍAS AVANZADAS (+2%) COMO A LAS EMERGENTES (+4,5%). IMPULSARÁN ESTA ACELERACIÓN LA CONTINUIDAD DE UNAS POLÍTICAS MONETARIAS LAXAS, PESE A LAS SUBIDAS DE TIPOS EN EEUU, Y UNOS PRECIOS DEL CRUDO Y OTRAS MATERIAS PRIMAS QUE REPRESENTAN UN BUEN PUNTO DE EQUILIBRIO”

 
COMPLETANDO BASILEA III
Nº 125 de 3 / 2017

"LOS AGENTES IMPLICADOS ESTÁN DE ACUERDO: EL CAPÍTULO DE BASILEA III DEBE DARSE POR CERRADO. NO SE PUEDE VIVIR PERMANENTEMENTE EN UN PROCESO DE CAMBIO REGULATORIO; EL ACTUAL, QUE LLEVA ABIERTO POR MÁS DE UN LUSTRO, EMPEZÓ CUANDO AÚN NO SE HABÍA COMPLETADO EL PRECEDENTE. Y NO DEBEN AUMENTAR MÁS LAS EXIGENCIAS DE CAPITAL. POR DESGRACIA EL PROCESO TODAVÍA NO HA TERMINADO, Y AUNQUE LO QUE QUEDA POR HACER NO SE PROPONGA ENDURECER LAS REGLAS DE SOLVENCIA, ALGUNA EXIGENCIA ADICIONAL SERÁ INEVITABLE”

 
DÓNDE PUEDE LLEGAR EL POPULISMO
Nº 125 de 3 / 2017

YA HA HINCADO SUS DIENTES EN REINO UNIDO Y EEUU, Y AHORA AMENAZA CON APODERARSE DE EUROPA. DIFÍCIL DE DEFINIR, EL POPULISMO PUEDE SER UN REVOLCÓN MÁS QUE RELEVANTE AL ORDEN LEGAL VIGENTE MÁS O MENOS DEMOCRÁTICO Y LIBERAL-ECONÓMICO

 
TRUMP Y SU CURVA DE APRENDIZAJE
Nº 125 de 3 / 2017

“ES DIFÍCIL IMAGINAR CÓMO PRETENDE LA NUEVA ADMINISTRACIÓN DE EEUU ORDENAR SUS ASUNTOS Y APRENDER DE LOS ERRORES PROPIOS. CRÍTICOS DEL PRESIDENTE APUNTAN QUE DECISIONES COMO LA OE 13769, PARA PROTEGER AMÉRICA DE POSIBLES ATAQUES DE EXTRANJEROS LEGALMENTE AUTORIZADOS, HUBIERA EXIGIDO MAYOR FORMALIDAD Y REPOSO”

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715