Número 140 - Julio de 2018
 
REPORTAJES
 
   
     
EUROPA AL PAIRO      
       
 
  Foto: Archivo RC  
   
   
JUAN PEDRO MARÍN ARRESE, , ECONOMISTA
 

HOLANDA HA LIDERADO UNA FRONDA HANSEÁTICA PARA DEJAR EN VÍA MUERTA LAS PROPUESTAS DE REFORMA DE LA EUROZONA ACORDADAS POR MERKEL Y MACRON.

 
   

Cuando más necesitaba Europa cerrar la brecha abierta por el Brexit, defenderse frente al proteccionismo de EE UU y superar el abandono por este país de su liderazgo entre las democracias occidentales, sus divisiones internas le paralizan. Al estado de práctica rebelión frente a los valores esenciales de la Unión en que se instalan algunos países del Este se ha unido la peligrosa deriva demagógica de un pilar como Italia. Para colmo, la presión migratoria ha sembrado la disensión en el gobierno alemán, debilitando seriamente a Angela Merkel en un momento en que tanto está en juego en el Viejo Continente. Se ha evitado in extremis una crisis de alcance a costa de congelar proyectos y ambiciones clave en el futuro europeo. El rescate de la Canciller se ha cobrado un elevado precio. Abandonando su inveterado papel de fiel escudero de Alemania, Holanda ha liderado una fronda hanseática para dejar en vía muerta las propuestas de reforma de la eurozona acordadas por Merkel y Macron. A menos que en próximas Cumbres se consiga enderezar el rumbo, Europa corre el riesgo de perder un inaplazable tren para levantar cortafuegos antes de que su economía pierda fuelle, lo que ineludiblemente ocurrirá antes o temprano. Los actuales vientos de cola otorgan la falsa impresión de poder posponer sine die el debate sobre el necesario arsenal para afrontar una coyuntura desfavorable. Un ejercicio de alto riesgo cuando retumban los tambores de una guerra comercial susceptible de enconarse de improviso y la economía italiana amenaza con ofrecer una saga de sucesivos disgustos.

Para afrontar este delicado panorama, tan solo se registran tímidos avances en el perfeccionamiento de la Unión Bancaria, de alcance meramente cosmético. De hecho, en la reciente Cumbre de finales del pasado mes, solo se ha acordado arbitrar en el seno del MEDE un backstop que sirva de soporte al Fondo Único de Resolución. Un auténtico brindis al sol pues ningún país que se precie se avendrá a recurrir a este instrumento ante las draconianas condiciones impuestas para su movilización. Antes que aceptar significativas quitas en la deuda senior de las entidades en apuros, preferirán tapar los agujeros con dinero público o rescates a cargo de bancos de primera línea. Todo menos poner en entredicho la solvencia de títulos privilegiados y el riesgo de contagio al resto del sistema que tal maniobra comportaría. No cabe engañarse. El backstop nunca se activará, ni debería movilizarse, ante el serio peligro de desencadenar una ola de desconfianza que inflija más daño colectivo que la quiebra aislada de una entidad.

Tampoco cabe augurar recorrido en la práctica al tan cacareado Fondo Europeo de Garantía de Depósitos. De entrada, porque un escenario donde ni tan siquiera pudiesen cubrirse los depósitos de un banco en ruina, supondría un terremoto de cuyos efectos últimos resultan difíciles de imaginar. Si las dificultades para afrontar el pago de la abultada deuda por algún país llevaron al euro en su día a bordear su implosión, la incapacidad para asegurar los primeros cien mil euros depositados en una entidad conducirían a la quiebra soberana y, de paso, al resquebrajamiento de la moneda común. Eso sin contar con el absoluto descrédito que arrojaría sobre el sistema de supervisión europeo un vaciamiento de tales dimensiones del balance de una entidad. La mera propuesta de un Fondo Europeo implica elevadas dosis de desconfianza en la solidez y solvencia de cómo mínimo algunos de los miembros del club, al presuponer su necesidad de apoyo externo para hacer frente a sus compromisos. Aunque se trate de un riesgo de muy baja intensidad, en la práctica casi inexistente, su mutualización despierta el lógico recelo de quienes asumen la responsabilidad de responder de pasivos ajenos, por hipotéticos que resulten. De ahí que exijan garantías reforzadas para evitar que pueda materializarse este escenario de fin de mundo. Para empezar, supeditando la puesta en funcionamiento del Fondo a la limpieza a fondo de los balances bancarios. Un requisito que solo puede añadir presión a aquellos sistemas en peor estado, restando margen de maniobra para enderezarlos con cierta calma y sosiego. Como se observa, se trata de una iniciativa en el mejor de los casos bastante inútil, pero capaz de erosionar la confianza en el camino. Una idea en suma con limitado valor añadido pues ni se aplicaría cuando más se necesita ni rinde servicio alguno cuando no resulta necesaria.

Entretenida en estos menesteres de cortos vuelos, Europa se olvida de lo esencial. Si de verdad desea evitar la repetición de crisis bancarias, debe aplicarse a asegurar un elevado y sostenido crecimiento, amén de instaurar sólidos colchones de fondos propios para los tiempos de vacas flacas y una más eficiente supervisión preventiva. Resulta difícil de concebir que se dediquen tantos esfuerzos a arbitrar mecanismos de último recurso mientras deambulan a su aire entidades con serias deficiencias que superan tests de stress para sucumbir poco después. Ya se sabe que la supervisión siempre elude actuar con energía por miedo a acelerar la muerte del paciente. Pero los episodios se encadenan, en una coyuntura favorable, sin que se encuentre la forma de atajarlos a tiempo. ¿Qué cabe esperar si vienen mal dadas?

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
¿QUÉ ESPERAR DE LA GUERRA COMERCIAL ENTRE EE UU Y CHINA?
 
ALICIA GARCÍA HERRERO, ECONOMISTA JEFE PARA ASIA PACÍFICO DE NATIXIS E INVESTIGADORA EN BRUEGEL
Nº 143 de 11 / 2018

EEUU REVELÓ SUS PREFERENCIAS: CONTENER A CHINA COMO COMPETIDOR TECNOLÓGICO EN PRODUCTOS DE ALTA GAMA. VISTO LO CUAL, CHINA MODIFICÓ SU PROPIA LISTA DE REPRESALIAS.

 
LOS MÁRGENES DE LA POLÍTICA ECONÓMICA SE ESTRECHAN
 
JUAN PEDRO MARÍN ARRESE, , ECONOMISTA
Nº 143 de 11 / 2018

EN UN ESCENARIO DE DESACELERACIÓN RESULTARÁ OBLIGADO PREVER UNA CONTRIBUCIÓN MÁS ACTIVA DE LA POLÍTICA FISCAL. ESO EXIGE PONER ANTES LA CASA EN ORDEN, REDUCIR DEUDA.

 
UN REPASO A LA TEMPORADA DE JUNTAS 2018 EN EL IBEX-35
 
EDUARDO SANCHO, CONSULTOR DE GOBIERNO CORPORATIVO DE MORROW SODALI
Nº 142 de 10 / 2018

A TENOR DE LO VISTO EN LAS JUNTAS, PARECE HABER UN BUEN ALINEAMIENTO ENTRE ACCIONISTAS Y CONSEJOS: TODAS SUS PROPUESTAS –EL 99,6% DE LAS 553 VOTADAS– SE APROBARON.

 
ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE EL IMPUESTO SOBRE EL PATRIMONIO
 
LUIS ITURBE, EX PRESIDENTE DEL INSTITUTO ESPAÑOL DE ANALISTAS FINANCIEROS
Nº 142 de 10 / 2018

ES UN IMPUESTO INJUSTO, TÉCNICAMENTE DEFICIENTE –Y ELUDIBLE POR ALGUNAS GRANDES FORTUNAS–, QUE LOS EXPERTOS RECOMENDARON SUSTITUIR POR UN IBI MÁS AJUSTADO A LAS VALORACIONES REALES.

 
CONSEJOS Y CONSULTORÍA PARA HACER MÁS RENTABLES LAS EMPRESAS
 
CARLOS ARTAL DE LARA, DIRECTOR GENERAL DE AYMING ESPAÑA
Nº 141 de 9 / 2018

Y EVITAR POR EJEMPLO QUE SE TRIBUTE INCORRECTAMENTE EL IAE (EL 80% DE LAS EMPRESAS) O QUE UNA MALA ACTUALIZACIÓN DEL VALOR CATASTRAL ELEVE HASTA MEDIA DOCENA DE IMPUESTOS.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715