Número 131 - Octubre de 2017
 
REPORTAJES
 
   
     
EL ESTADO DE LA UNIÓN, EN CLAVE CRÍTICA      
       
 
  Foto: Archivo RC  
   
   
LUIS MARTÍ, EX DIRECTOR DEL BANCO MUNDIAL
 

JUNCKER SEÑALA UNA "DIRECCIÓN DE FUTURO" PARA LA UNIÓN MIENTRAS MACRON LANZA UN ÓRDAGO A LOS PAÍSES FUNDADORES PARA QUE RENUNCIEN A "SU" COMISARIO COMO "SU REPRESENTANTE".

 
   

Después de septiembre de 2017 nadie podrá lamentarse de que faltan ideas para recuperar el dinamismo institucional europeo, o -si nos dejamos llevar por cierto entusiasmo proustiano- para “recuperar el tiempo perdido” por una Francia que abandonó la primera línea de acción europea hace muchos años. Tampoco podrá asombrarse de que la reaparición animosa del socio francés en la figura de su actual presidente venga asociada -junto con alguna sugerencia muy positiva- a viejas pretensiones de reforzamiento supranacional a las que, por supuesto, la Comisión Europea (CE) se adhiere con entusiasmo. Vamos a intentar imprimir algún orden a los datos disponibles a primeros de octubre.

Bruselas, a la ofensiva. En junio de 2015 apareció la llamada Carta de los cinco presidentes -de la Comisión, Consejo, Eurogrupo, Parlamento y BCE- proponiendo algunas medidas para completar la unión económica y monetaria. Un período intermedio debiera permitir impulsar decididamente el proceso de convergencia y abrir paso a una “UEM profunda y genuina” 10 años más tarde. Entretanto, la Comisión presentaría en primavera 2017 un Libro Blanco valorando la marcha del proceso y proponiendo pasos concretos para continuarlo.

Efectivamente, en marzo 2017 los europeos recibimos un Libro Blanco. Se trataba de una interesante propuesta de reconsideración de las funciones asignadas a la Comisión Europea. Cinco escenarios operativos especificaban distintas combinaciones de objetivos que podrían quedar encomendados a la CE o recuperarse por los gobiernos. En alguna de las opciones, aparecía una CE más concentrada en unos pocos temas y menos dada a la dispersión que provoca el actual equipo de casi 30 comisarios: una CE mucho menos diversificada, pero con las funciones y los medios necesarios para hacer progresar objetivos comunes bien definidos. Las reacciones a este documento debieran servir al presidente Juncker para dar forma a su discurso sobre el futuro de Europa -el “Estado de la Unión”- en septiembre. Una iniciativa bienvenida y necesaria, al margen de que este Libro Blanco apareciese inesperadamente por libre sin nada que lo asociase al contenido de la carta de los cinco presidentes.

En mayo, la Comisión circula un interesante “Documento de reflexión” sobre la UEM, presentado por dos comisarios, uno de ellos Moscovici, que complementa con bastante detalle la carta de los presidentes de dos años antes. Es un excelente análisis, pero con un marcadísimo sesgo político pro-CE en detrimento del actual Eurogrupo. Un comisario pasaría a ser “Ministro de Hacienda” de la UE y compatibilizaría sus funciones con la presidencia del Ecofin y del Eurogrupo. Sería responsable de la “función de estabilización macro”, que los presidentes sugirieron y este documento propone razonadamente (con la incógnita de su financiación). El actual MEDE se convertiría en un fondo monetario europeo, y, de paso, perdería su estatus actual para integrarse en el marco legal de la UE.

Y por fin, 13 de septiembre, el presidente Juncker detalla ante el Parlamento Europeo su visión acerca del “Estado de la Unión”. ¿Tiene algo que ver con la propuesta de escenarios del Libro Blanco? De hecho, la rememora al comentar la “dirección de futuro” para Europa. Juncker recuerda los cinco escenarios como "lo que podría ser Europa en 2025”. Hay aquí una deriva inaceptable. El documento sobre escenarios proponía un debate intraeuropeo sobre alternativas para redefinir el papel y objetivos de la institución “Comisión Europa”, desde una CE todopoderosa, hasta interesantes combinaciones de funciones entre CE y gobiernos. ¿Tuvo lugar este debate? ¿Se han publicado sus resultados? El presidente se congratula del debate, pero no aporta la menor información. Lo que hace, sorprendentemente, es añadir su propio “sexto escenario”, en parte etéreo -Europa de los valores-, en parte concretísimo- retoma las aspiraciones del “Documento de Reflexión” y reclama mayor poder para la CE, vía la integración legal del MEDE vía la elevación de un Comisario a nivel de Ministro de Hacienda y a la presidencia del eurogrupo, y el nombramiento del presidente de la CE como presidente del Consejo. Supone Juncker que el conjunto de la UE, salvo países con derogación expresa, ha adoptado la moneda única. Juncker se pronunció descaradamente pro domo sua, abundante en exhortación a la democracia, pero con un mínimo insignificante de concesiones autocríticas a la propia Comisión que él preside.

Protagonismo francés. Francia ha elegido un presidente indiscutiblemente europeísta, dispuesto a revitalizar -en colaboración con Alemania- la capacidad de iniciativa que su país ejerció durante muchos años en las instituciones. La inspiración de sus dos recientes discursos -en Atenas y en La Sorbona- revela un élan político medido pero entusiasta.

Las aspiraciones francesas no son novedad. A título personal las viene enunciando el comisario francés Moscovici desde hace tiempo: muy recientemente, ante el Foro Ambrosetti a comienzos de septiembre. Sus puntos fuertes son sustanciales y no van a repetirse ahora: son prácticamente los mismos enunciados por Juncker y, por tanto, los mismos que leíamos en el llamado “Documento de Reflexión”. En La Sorbona, Macron apoyó incluso la idea de un fuerte ministro de economía para toda el área. Pero Moscovici se permitió una brevísima pincelada emocional de la que sin duda puede arrepentirse: la falta de democracia en la operativa del Eurogrupo. El ejemplo de la negociación con Grecia lo califica rotundamente como un “escándalo democrático”.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
CÓMO LAS APIS CONVERTIRÁN A LOS BANCOS EN PLATAFORMAS TECNOLÓGICAS
 
ELENA YNDURÁIN, PROFESORA EN EL IE Y ASESORA EN TECNOLOGÍAS EMERGENTES
Nº 132 de 11 / 2017

"PARA UN SECTOR MADURO COMO EL FINANCIERO, QUE ACUSA VARIOS PROBLEMAS DESDE LA CRISIS, SON HERRAMIENTAS PERFECTAS PARA IMPULSAR LA INNOVACIÓN Y ABRIRSE AL MUNDO"

 
CARTAS CRUZADAS
 
LUIS MARTÍ, EX DIRECTOR DEL BANCO MUNDIAL
Nº 132 de 11 / 2017

ACADÉMICOS ALEMANES Y FRANCESES –CONTESTADOS DESDE ITALIA– PROPONEN VÍAS DE ENTENDIMIENTO PRÁCTICO PARA REVITALIZAR EL EJE BERLÍN-PARÍS Y, CON ÉL, LA UNIÓN EUROPEA

 
ABSENTISMO LABORAL Y COMPROMISO DE LOS TRABAJADORES
 
GIOVANNI GRILLO, DIRECTOR GENERAL DE LA REGIÓN SUR EN AYMING
Nº 131 de 10 / 2017

LA ASOCIACIÓN DE MUTUAS CALCULA QUE EL ABSENTISMO, QUE AUMENTA CON LA RECUPERACIÓN, DETRAE UNOS 5.500 M DE EUROS A LA S.S. Y UNOS 4.800 M A LAS EMPRESAS

 
CÓMO LOS NUEVOS TURISTAS MODIFICAN LA INDUSTRIA HOTELERA
 
MERAL CANET, CONSULTORA DE ASUNTOS INTERNACIONALES EN EQUIPO ECONÓMICO
Nº 130 de 9 / 2017

EL NÚMERO DE TURISTAS NO DEJA DE AUMENTAR, HASTA LA “TURISMOFOBIA”, PERO LA INDUSTRIA HOTELERA NO ES CAPAZ DE ATRAER TODO ESE CRECIMIENTO Y LAS P2P GANAN TERRENO

 
LOS VAIVENES DEL DÓLAR
 
JUAN PEDRO MARÍN ARRESE, ECONOMISTA
Nº 130 de 9 / 2017

EMBARRANCADO EN TODOS LOS FRENTES, TRUMP PARECE VOLVER UNA Y OTRA VEZ A LA CASILLA DE SALIDA. EN POLÍTICA ECONÓMICA, CUNDE EL DESCONCIERTO Y LA ACTIVIDAD SE RESIENTE

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715