Número 145 - Enero de 2019
 
REPORTAJES
 
   
     
“LA ECONOMÍA SOCIAL DE MERCADO PODRÁ FUNCIONAR, PERO NECESITA ACTUALIZARSE”  
       
 
     
     
     
ACHIM WAMBACH, PRESIDENTE DEL ZEW DE MANNHEIM
 

“NO DEBERÍA CENTRALIZARSE TODO AQUELLO QUE NO TENGA SENTIDO. ES DECIR, LO QUE NO DISFRUTE DE NINGUNA VENTAJA CLARA POR SU EVENTUAL CENTRALIZACIÓN EUROPEA. EN MI OPINIÓN, HABRÍA QUE REDUCIR LA PARTIDA CORRESPONDIENTE A LAS POLÍTICAS AGRARIAS. POR EL CONTRARIO, LA UNIÓN BANCARIA, CUYO OBJETIVO ES GARANTIZAR QUE EL SECTOR BANCARIO SEA SEGURO Y FIABLE, TIENE SENTIDO; POR LO QUE SE DEBERÍA AVANZAR EN ELLA”, ASEGURA WAMBACH.

   
    Foto: Archivo RC  

TEXTO: LIDIA CONDE (Fráncfort)

Los ministros de Finanzas de la eurozona han alcanzado acuerdos para mejorar las defensas del euro: un mecanismo contra quiebras bancarias y una reforma del fondo de rescate. Europa se mueve. ¿Pero qué piensa usted de los argumentos en contra del proyecto francoalemán para Europa? ¿Y de los argumentos de los nacionalistas de que un exceso de centralismo impulsa la división (Brexit, Cataluña)? ¿Qué margen tienen Merkel y Macron para avanzar?

Tras el America first estadounidense, también en Europa se registra un auge de los movimientos nacionalistas. No obstante, no veo una relación directa entre centralismo y el deseo de división o separación. Lo importante es que el centralismo esté bien fundado y que esté claro cuál es la ventaja o el valor añadido que esa unión genera. De ahí que el político alemán Günther Oettinger, el comisario europeo de Programación Financiera y Presupuestos, titulara su propuesta de Presupuesto de la UE así: “European Added Value”. Por otro lado, no debería centralizarse todo aquello que no tenga sentido. Es decir, lo que no disfrute de ninguna ventaja clara por su eventual centralización europea. En mi opinión, habría que reducir la partida correspondiente a las políticas agrarias. Por el contrario, la unión bancaria, cuyo objetivo es garantizar que el sector bancario sea seguro y fiable, tiene sentido; por lo que se debería avanzar en la unión bancaria.

Alemania va bien hoy, pero ¿cómo está realmente?

Bien, si tenemos en cuenta los indicadores económicos y la evolución de su economía. Su PIB no ha dejado de crecer desde la crisis y seguirá creciendo el próximo año. Es el auge económico más largo en Alemania desde 1966. El paro de un 4,8% en noviembre es el más bajo desde la reunificación. También el empleo, con 45,2 millones de personas trabajando, registra un récord. Eso supone unos ingresos fabulosos por impuestos. Lo que ha permitido aprobar un presupuesto federal para 2019 de más de 356.000 millones de euros, 13.000 más que en 2018. Por sexto año consecutivo el Estado no ha tenido que endeudarse más.

¿Y de cara al futuro?

Los indicadores actuales de la coyuntura reflejan inseguridad y cierto enfriamiento de la economía alemana. Vemos por ejemplo que el PIB en el tercer trimestre de 2018 ha registrado un descenso en comparación con el mismo periodo del año anterior. ¿La razón? Sobre todo la caída de las exportaciones. Los pronósticos de nuestro instituto ZEW apuntan desde el pasado marzo un descenso importante (exceptuando un ligero ascenso en verano) en nuestro barómetro mensual de los mercados financieros. También ha empeorado mucho la percepción de la situación económica. En noviembre el mismo Gobierno revisó sus pronósticos de crecimiento para 2018, pasando de un 2,3% a un 1,8%. Todo tiene también que ver con las crecientes medidas proteccionistas de EE UU.

Y esto en un momento de grandes incógnitas... ¿Cuáles son los grandes retos a los que nos enfrentamos a corto plazo?

Los retos para Alemania son enormes. En primer lugar está la digitalización, la economía digital. Un proceso clave en el que a Alemania le queda muchísimo por hacer. Vamos con retraso en muchas cosas, como en la extensión del Internet más rápido, la digitalización del sector sanitario o en e-government. Y por supuesto también las empresas deben plantearse urgentemente cómo asumir las posibilidades digitales en sus modelos de negocio para fortalecerse y no resultar desplazadas en el mercado internacional por actores digitales de otros países. Otro reto crucial es el cambio energético, de los combustibles fósiles a las energías renovables. En los últimos años Alemania no ha avanzado como había previsto. No podrá cumplir los objetivos climáticos que se autoimpuso hasta 2020. Otro problema clave es el cambio demográfico, para el que todavía no se han encontrado todas las soluciones posibles. Se trata de reducir el impacto demográfico para la economía, como la falta de personal cualificado y la viabilidad de los sistemas sociales.

¿Cómo podremos mantener en el futuro el Estado social alemán y europeo, si la economía vive una de las mayores transformaciones desde la industrialización?

El Estado social alemán y sus instituciones ya se reforman continuamente para adaptarse a los cambios sociales. Así ha sido también en los últimos años. Un ejemplo claro es la medida introducida en 2012 para retrasar la edad de la jubilación de los 65 a los 67 años hasta 2029. Ahora el Gobierno ha pedido a la comisión de pensiones que desarrolle medidas para sostener el sistema a largo plazo y ello teniendo en cuenta la relación cambiante entre el número de personas que cotizan y el número de personas que cobran una pensión. Habrá que sensibilizar cada vez más a la población para que reconozca los planes privados como complemento a las prestaciones estatales.

¿Podrá entonces funcionar la economía social de mercado (vista en Alemania como avance social mediante la libre competencia) en la era digital? En la cumbre Europa digital organizada por el Süddeutsche Zeitung, usted declaró que también en la era digital la competencia seguirá siendo decisiva para innovar, premiar el rendimiento y garantizar la igualdad de oportunidades.

Sí, pero en primer lugar tengo que advertir que también en el concepto de la economía social de mercado la competencia no es completamente libre, sino que está sujeta a reglas. Por eso la política de competencia tiene una tarea central para procurar que funcione de una manera justa. Tenemos que encontrar vías para consolidar y fortalecer los instrumentos de control de abusos en el mercado. El derecho de la competencia y antimonopolio alemán determina qué es justo. Sanciona el abuso de poder en el mercado y analiza los efectos de las fusiones para la competencia. La Comisión Europea persigue lo mismo y en julio impuso a Google una multa récord por prácticas ilegales en relación con los dispositivos móviles Android para reforzar su posición dominante en los servicios de búsqueda de Google en internet. Desde 2011 Google había impuesto restricciones ilegales a los fabricantes de dispositivos Android para consolidar su posición dominante.

¿Persistirá entonces lo social en el futuro?

Creo que la economía social de mercado puede funcionar también en la era digital, pero necesita actualizarse. La política de competencia deberá modificar y ampliar sus instrumentos. Sobre todo teniendo en cuenta el aumento de las tendencias monopolistas que surgen con la digitalización y las nuevas formas de mercado, como por ejemplo el mercado de las plataformas de reserva online. El objetivo es que no se establezca solo un puñado de empresas en el mercado, para inconveniencia del consumidor. Si funciona bien la competencia, esta será también en el futuro la fuerza decisiva para innovaciones y para el bienestar económico y social.

Pero hay más riesgos..., ¿no? El presidente del consejo económico que asesora al Gobierno, Christoph Schmidt, dice que los riesgos a los que se enfrenta la economía son enormes. También el jefe del sindicato Verdi, Frank Bsirske, afirma que la situación ya es de alto riesgo. Y todo esto en una sociedad rica como la alemana.

Sí. Los riesgos coyunturales actuales tienen más que ver con la preocupación por la guerra comercial entre EE UU y China, la situación en Italia y la inseguridad generada por los acuerdos entre la UE y Gran Bretaña a raíz del Brexit. Por supuesto hay otros asuntos como el reto climático, el futuro de la jubilación y la pobreza, todos de gran importancia para el desarrollo económico, pero no son riesgos sino retos. Se convertirán en riesgos si no hacemos nada o no lo suficientemente o implementamos medidas políticas inefectivas. Además estoy convencido de que solo podremos enfrentarnos a todos esos retos (me refiero al clima, las pensiones y la pobreza), si preparamos bien nuestra economía para la digitalización y el cambio energético.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
“ESTARÍA BIEN QUE EL ICO FONDEARA ESPECÍFICAMENTE A LAS EMPRESAS DEL MAB”
 
SANTIAGO DE TORRES, PRESIDENTE DE ATRYS HEALTH
Nº 148 de 4 / 2019

“TAMBIÉN HARÍA FALTA CIERTA ARMONIZACIÓN FISCAL. SI SOY DE MADRID, POR INVERTIR 50.000 EUROS EN UNA EMPRESA DEL MAB PUEDO DESGRAVARME EL 20% EN EL IMPUESTO SOBRE LA RENTA, PERO SI SOY DE TOLEDO O VALENCIA, NO...” EXPLICA TORRES, QUIEN RECONOCE QUE AHORA -QUE ACABAN DE SER PREMIADOS POR LA COMISIÓN EUROPEA, DISTINGUIDOS POR EL FINANCIAL TIMES...– “TENEMOS MÁS DEMANDA DE ACCIONES QUE CAPACIDAD DE COLOCACIÓN DE PAPEL, NUESTRO PROBLEMA NO ES TENER MÁS INVERSORES INSTITUCIONALES”.

 
“EL PROBLEMA MÁS URGENTE ES EL PARO: HAY QUE BAJARLO AL 5%”
 
JOHN DE ZULUETA, PRESIDENTE DEL CÍRCULO DE EMPRESARIOS
Nº 148 de 4 / 2019

”ESA DEBERÍA SER LA PRIORIDAD PARA CUALQUIER GOBIERNO. ES UN OBJETIVO POSIBLE Y ES RAZONABLE. LIBERARÍAMOS 26.000 MILLONES DE EUROS ENTRE MENOS SUBSIDIOS Y MÁS COTIZACIONES, SIN CONTAR LOS EFECTOS EN EL CONSUMO Y EN LA RECAUDACIÓN POR IVA” (...) “TENEMOS DEMASIADOS CONTRATOS DE LUNES A VIERNES, CONTRATOS POBRES”. Y AL MISMO TIEMPO “135.000 PUESTOS TECNOLÓGICOS VACANTES PORQUE NO SE ENCUENTRA GENTE. LA UNIVERSIDAD NO ESTÁ PENSANDO EN EL MUNDO DEL TRABAJO”.

 
“NECESITAMOS EXPERTOS EN CONTABILIDAD QUE TENGAN CORAJE DE INCLUIR LOS INTANGIBLES EN LOS BALANCES”
 
KAREL VAN HULLE, CONSEJERO DEL BERMUDA MONETARY AUTHORITY Y PROFESOR EN LOVAINA Y EN GOETHE
Nº 147 de 3 / 2019

SEGÚN ESTE EXPERTO EN CONTABILIDAD, 30 AÑOS DE TRABAJO EN LA COMISION EUROPEA LE AVALAN, “LA CUESTIÓN ES QUE LOS ESTADOS FINANCIEROS DEBERÍAN CENTRARSE MÁS EN ASUNTOS QUE SON REALMENTE IMPORTANTES PARA LA SOCIEDAD ACTUAL. LAS COMPAÑÍAS QUE TENEMOS HOY SON DIFERENTES DE LAS COMPAÑÍAS QUE TENÍAMOS AYER (...) LAS COMPAÑÍAS DE HOY NO TIENEN ACTIVOS EN SUS BALANCES PORQUE TODO EL VALOR QUE POSEEN ES INTANGIBLE”

 
“NOS EMPEÑAMOS EN JUBILAR GENTE, UN DESPERDICIO, Y CADA VEZ NOS CUESTA MÁS COSTEARLO”
 
DAVID JIMÉNEZ-BLANCO, CONSEJERO COORDINADOR DE BME Y CONSEJERO DE ÁRIMA REAL ESTATE SOCIMI
Nº 147 de 3 / 2019

“Y CUANDO LLEGUE EL SIGUIENTE CICLO NEGATIVO EN EL CRÉDITO, O EN EL SECTOR INMOBILIARIO, QUE INEVITABLEMENTE LLEGARÁ, ¿A QUIÉN PREFERIRÍAMOS TENER A LOS MANDOS, A ALGUIEN QUE RECUERDA EL CICLO ANTERIOR O A ALGUIEN QUE TIENE QUE PASAR POR VEZ PRIMERA SU APRENDIZAJE CON FUEGO REAL? YO NO TENGO DUDAS”. DAVID JIMÉNEZ-BLANCO CONSIDERA QUE “ADEMÁS DE UNA INJUSTICIA, NO ES ECONÓMICAMENTE INTELIGENTE” MARGINAR A LOS PROFESIONALES DE CIERTA EDAD... O A LAS MUJERES QUE HAN INTERRUMPIDO SUS CARRERAS PARA CRIAR A SUS HIJOS.

 
“LO MÁS URGENTE ES TERMINAR REALMENTE LA UNIÓN BANCARIA PARA ROMPER EL BUCLE CON LA DEUDA SOBERANA”
 
KALYPSO NICOLAÏDIS, PROFESORA DE RELACIONES INTERNACIONALES EN OXFORD
Nº 146 de 2 / 2019

“EN ESPAÑA, EN GRECIA... TODO EL SUR DE EUROPA HA ASOCIADO EL EURO A DESEMPLEO Y AUSTERIDAD, A ALGO IMPUESTO DESDE ARRIBA” SIN EMBARGO, EXPLICA, “ES CURIOSO QUE EN ESOS PAÍSES DE LA EUROZONA QUE HAN SUFRIDO TANTO, LOS CIUDADANOS MÁS O MENOS CONTINÚAN APOYANDO TANTO EL EURO COMO LA UNIÓN MONETARIA, PORQUE SIENTEN QUE ESTÁ LIGADO A UNA ENTIDAD POLÍTICA MÁS FIABLE Y CREÍBLE QUE SUS PROPIOS GOBIERNOS NACIONALES”.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715