Número 143 - Noviembre de 2018
 
REPORTAJES
 
   
     
“NADIE CREE YA EN LA RONDA DE DOHA, EL PROCESO DE NEGOCIACIÓN MULTILATERAL EN LA OMC SE HA TERMINADO”  
       
 
     
     
     
J. ROBERT BASEDOW, PROFESOR DE ECONOMÍA POLÍTICA INTERNACIONAL EN LA LSE
 

“TAL VEZ LA SOLUCIÓN SEA TENER UNOS 40 O 50 ESTADOS ACORDANDO, POR EJEMPLO, REGLAS COMUNES SOBRE EL COMERCIO ELECTRÓNICO. Y QUE TODOS LOS INTERESADOS PUEDAN SUMARSE. A DIFERENCIA DE LOS ACUERDOS COMERCIALES, A LOS QUE NO SE PUEDE OPTAR COMO PARTE INTERESADA –O SEA, SI LA UE CONCLUYE UN TLC CON CANADÁ, ISRAEL NO PUEDE DECIDIR SER PARTE”, EXPLICA BASEDOW, INVITADO A MADRID POR LA FUNDACIÓN RAMÓN ARECES.

   
    Foto: Jesús Umbría  

TEXTO: ANA FUENTES

¿Se habría imaginado hace 10 años que un presidente estadounidense llegaría a calificar a la OMC de organismo inútil? ¿O que un líder chino podría ser la estrella del Foro de Davos?

Es difícil reconstruir lo que pensaron los legisladores estadounidenses cuando presionaron notablemente por la adhesión de China a la OMC, a principios de la década de 2000. No creo que predijeran un crecimiento tan rápido de la economía china y también tenían la esperanza de que el país, una vez que se desarrollara y se abriera al mundo, se pareciera más a Europa o Estados Unidos: una sociedad liberal que jugara bajo las mismas reglas democráticas. Sin embargo, China se ha abierto, se ha desarrollado de forma masiva y desempeña un papel importante en la economía mundial, pero se adhiere a su modelo autoritario.

Sí, para Pekín el modelo sería más bien el de Singapur... En cualquier caso, la foto mundial está cambiando: la Ronda de Doha se ha ido al traste a pesar de los esfuerzos; el mecanismo de solución de diferencias está paralizado; los estados invierten cada vez menos en comités de negociación. ¿Cuál es el sentido de la OMC hoy? ¿Necesita un replanteamiento?

La OMC se enfrenta a dos tipos de críticas. Por un lado, de quienes están muy preocupados por la globalización en general y por su efecto en nuestros estados de bienestar, y sobre los empleos en Europa... Las ONG, los ciudadanos, etc. Y luego están los políticos que piensan que la OMC no sirve por completo a sus intereses. Por ejemplo, los estadounidenses son muy críticos con este mecanismo de solución de controversias, que para ellos va demasiado lejos. Ambos grupos tienen diferentes demandas con respecto a las reformas o si la OMC debería existir en el futuro.

¿Y usted cómo lo ve?

Mi opinión personal es que tenemos que ser realistas y que los viejos tiempos en que la Organización Mundial de Comercio fue el foco del comercio mundial probablemente hayan terminado porque el bilateralismo y el regionalismo están en alza. Sin embargo, ahora la pregunta es cómo podemos convertir la OMC en algo que aún añada valor a nuestra gobernanza. Creo que sería bueno pensar en ella como una plataforma para discutir iniciativas regionales, plurilaterales, para comparar experiencias y desarrollar también algunas directrices sobre cómo participar en la integración regional que no perjudique a otros miembros de la organización. Básicamente, que fuera un think tank y una plataforma de discusión en lugar de un foro de negociación con un mecanismo de solución de diferencias.

Estados Unidos está apostando por acuerdos bilaterales. ¿Debería la UE hacer lo propio para no quedar en desventaja?

Lo lleva haciendo durante décadas. A principios de 2000, la Unión Europea decidió negociar una nueva ola de acuerdos y desde entonces ha sido muy activa en acuerdos bilaterales. Primero, la UE pensó que esto aceleraría las negociaciones multilaterales, para preparar a los países para abrirse, y también con socios clave para definir ciertos entendimientos comunes, nuevos desafíos, como cómo regular el comercio electrónico. Todas estas cosas en las que puede ponerse de acuerdo bilateralmente y luego en la OMC lo promueven a nivel multilateral. Lo que está sucediendo ahora es que la ronda de Doha no está terminada oficialmente, pero de facto está rota. Ya nadie cree en ella. El proceso de negociación multilateral en la Organización Mundial de Comercio se ha terminado para las próximas dos décadas.

Se habla del plurilateralismo como alternativa. ¿Qué lo diferencia del multilateralismo?

Multilateral es tener a toda la economía mundial negociando reglas comunes. Por lo general, bilateral significa dos o tres partes, según cómo lo definas. Y ahora mucha gente dice que tal vez la solución a nuestro dilema sea tener unos 40 o 50 estados acordando reglas comunes, por ejemplo, sobre el comercio electrónico. La idea es que todos los interesados puedan optar por estos acuerdos. Es una gran diferencia porque en los acuerdos comerciales no se puede optar como parte interesada. Si la Unión Europea concluye un Tratado de Libre Comercio con Canadá, Israel no puede decidir ser parte de él.

Como subirse a un tren que pasa...

Exacto. Y en lo próximos años se va a poner cada vez más de moda. Uno de los problemas que tiene la OMC hoy y tal vez lleva a un interés cada vez menor de algunos Estados miembros es que muchas de sus reglas se escribieron en los años 80. Y el mundo hoy es diferente. Por eso quizás los acuerdos plurilaterales puedan usarse para definir mejor los nuevos problemas.

Viene de la pág.37

Estados Unidos ha bloqueado varias operaciones de inversión de compañías chinas alegando que necesita proteger su seguridad nacional.

Vamos a crear algún mecanismo de selección de IED. Ha estado en discusión durante varios años a nivel europeo, mucho antes de llegar al debate público. Pero es un tema muy difícil. Piense en Grecia ahora mismo. El país está muy necesitado de capital extranjero. Imagine que un inversor chino viene y quiere comprar esto y aquello...

Bueno, ya ha ocurrido: Cosco tiene el puerto del Pireo.

Sí, ¿pero acaso es un activo estatégico?

Dígamelo usted, porque ni en el Parlamento Europeo se ponen de acuerdo…

La mayoría de los puertos los llevan empresas privadas. Y ese es exactamente el debate. Un eurodiputado británico o muchos escandinavos u holandeses argumentarían que un puerto es esencialmente una instalación que es poco probable que sea una amenaza real para la seguridad pública. Entonces, ¿por qué este tipo de IED debe ser evaluado? No es una tecnología de vanguardia que fluiría hacia China y ello nos haría perder nuestra ventaja competitiva. Quizás desde una perspectiva española o francesa esto puede parecer un activo muy importante. Este es el problema que tenemos a nivel europeo: todos estamos de acuerdo en que deberíamos tener algún tipo de mecanismo de detección para enfrentar este problema, pero nuestra noción de lo que realmente es un activo crítico difiere significativamente. Y creo que este será un largo debate en Bruselas.

Hablemos de conflictos inversor-Estado. Usted ha dicho que el sistema actual, que se basa en los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI), está anticuado y necesita urgentemente una reforma. ¿En qué sentido?

Creo que casi todo el mundo en Europa reconoce que están desequilibrados y otorgan demasiada influencia a los intereses comerciales. Y puede recortar indebidamente el derecho de los países a regular el interés público. Tenemos que reequilibrar este régimen.

¿Tiene sentido este tipo de procedimientos para proteger a los inversores en estados de derecho, garantistas?

Ese es un debate interesante. Países de Europa, Estados Unidos... son países con tribunales muy fiables. Podemos asumir que un juicio será justo y también que la calidad del proceso normativo es alta, por lo que no habrá muchos problemas. Así que deberíamos preguntarnos si necesitamos esas provisiones. Quizás solo sea necesario tener acuerdos con países que realmente carecen de un estado de derecho. Y luego debemos sopesar los pros y los contras. Si pensamos que, como europeos, es bueno dar seguridad jurídica a nuestros inversores en estas jurisdicciones, está bien, pero también debemos ver cómo de probable es que un inversor de este país utilice este sistema para demandarnos.

Tenemos algunos altos tribunales independientes en Europa, como el Tribunal de Derechos Humanos en La Haya. ¿Debería haber uno para los acuerdos de inversión internacional para preservar el interés público? Eso eliminaría el factor de un mecanismo demasiado inclinado hacia las empresas y no el interés público de los Estados que mencionaba.

Sí, eso forma parte del plan de la UE. La Comisión está presionando para que se establezca un tribunal multilateral de inversiones en el marco de Uncitral [Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional]. La UE está decidida a convencer a la comunidad mundial para que cree algo como el tribunal de justicia para las inversiones o algo así como el mecanismo de liquidación de la OMC solo para la inversión. Esa es la ambición de Bruselas. Sin embargo, en este momento no estoy seguro de cuán realista será esto por varias razones. En primer lugar, no solo Europa tiene que inscribirse en este tribunal. Estados Unidos no está en absoluto por la labor. A los japoneses no les interesa. Muy pocos países han dicho que lo tomarían en serio. Y mientras Estados Unidos y China no se impliquen...

En el contexto actual, ¿tiene sentido que la Unión Europea sea más abierta o más proteccionista?

Esto va más allá del tema del comercio. La UE no tiene un poder duro: no tiene un ejército, no tiene todos los activos de un estado, solo poder blando. El poder de liderar, a base de ideas y buen comportamiento, básicamente. Enfrentarse a este ímpetu de Trump por cerrar nuestras economías es positivo porque el proteccionismo tiende a crear problemas. La hiperglobalización tampoco es buena, pero tenemos que encontrar el equilibrio adecuado. No debemos olvidar que si cerramos nuestras economías ahora los primeros perjudicados seremos nosotros, ya que la mayor parte de la producción hoy forma parte de las cadenas de valor globales. Muchos componentes de automóviles, por ejemplo, provienen de fuera del mercado europeo. Si ahora aumentamos los aranceles de importación, aumentaremos los costos para los productores de automóviles europeos, y limitaremos su competitividad.

¿Cuándo le parece que la UE es un jugador más fuerte y cuándo más débil?

Siempre depende del contexto. En general, la UE tiende a ser muy poderosa en temas de comercio porque cuenta con el mercado único más grande del mundo, al menos en términos de PIB. Y el tamaño del mercado es lo que determina el poder en la economía mundial. Sin embargo, varía la forma en que la UE puede influir en otros países, en función de lo grande sea el otro país. Obviamente la UE no es tan poderosa con respecto a China o los Estados Unidos como lo es con respecto a Suiza o pronto el Reino Unido. Y además de eso hay otras preguntas: ¿Está la UE a favor de mantener el status quo o quiere cambiarlo? ¿La UE hace que otros países acuerden un cierto conjunto de reglas o compromisos? Y en general, la UE es poderosa para defender el status quo cuando hay unanimidad en la toma de decisiones dentro de la Unión Europea. Porque entonces los estados más conservadores solo pueden decir: No lo aceptamos. Y entonces la UE puede decir: tal estado miembro no acepta esto.

Si nos fijamos en el interés ofensivo, la UE tiende a ser poderosa si la toma de decisiones en la UE, por ejemplo, pasa a la mayoría cualificada y no a través de la votación por unanimidad. Porque si una mayoría significativa de los estados miembros más el Parlamento Europeo está a favor de un acuerdo comercial o de ciertas demandas en una negociación de acuerdo comercial, entonces la Comisión puede exigir esto de manera muy creíble al otro país porque el otro país sabe que la UE va en serio y no va a funcionar el divide y vencerás.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
“LA ECONOMÍA SOCIAL DE MERCADO PODRÁ FUNCIONAR, PERO NECESITA ACTUALIZARSE”
 
ACHIM WAMBACH, PRESIDENTE DEL ZEW DE MANNHEIM
Nº 145 de 1 / 2019

“NO DEBERÍA CENTRALIZARSE TODO AQUELLO QUE NO TENGA SENTIDO. ES DECIR, LO QUE NO DISFRUTE DE NINGUNA VENTAJA CLARA POR SU EVENTUAL CENTRALIZACIÓN EUROPEA. EN MI OPINIÓN, HABRÍA QUE REDUCIR LA PARTIDA CORRESPONDIENTE A LAS POLÍTICAS AGRARIAS. POR EL CONTRARIO, LA UNIÓN BANCARIA, CUYO OBJETIVO ES GARANTIZAR QUE EL SECTOR BANCARIO SEA SEGURO Y FIABLE, TIENE SENTIDO; POR LO QUE SE DEBERÍA AVANZAR EN ELLA”, ASEGURA WAMBACH.

 
“SE CARGAN ALTAS COMISIONES EN PRODUCTOS QUE, EN REALIDAD, ESTÁN REFERENCIADOS A UN ÍNDICE”
 
ÁNGEL FRESNILLO, DIRECTOR DE RENTA VARIABLE DE MUTUACTIVOS
Nº 145 de 1 / 2019

“ES MUY IMPORTANTE LA ALINEACIÓN DE INTERESES, QUE LA MUTUA SEA TAMBIÉN INVERSOR A TRAVÉS DE LOS MISMOS FONDOS. LAS BAJAS COMISIONES SON UN REFLEJO DE ESTA ALINEACIÓN, Y CON BAJAS COMISIONES EL POTENCIAL DE RENTABILIDAD ES MAYOR”, EXPLICA FRESNILLO, QUE A 10 DÍAS DE CERRAR EL AÑO GESTIONA EL FONDO DE BOLSA ESPAÑOLA CON MEJOR RENDIMIENTO: -2,99% (A TRES AÑOS OFRECE UN 3% ANUALIZADO) EN UN 2018 QUE HA RESULTADO NEFASTO PARA LA INVERSIÓN COLECTIVA.

 
“CRECEMOS AL 10% ANUAL, CON ORDEN Y CONTROL, SIN DEUDA, REINVIRTIENDO SIEMPRE”
 
JUAN MIGUEL MARTÍNEZ GABALDÓN, CONSEJERO Y DIRECTOR GENERAL DE GALLETAS GULLÓN
Nº 144 de 12 / 2018

CUBA AÚN ERA COLONIA ESPAÑOLA CUANDO COMENZARON A FABRICAR GALLETAS, EN 1892, CON AQUEL AZÚCAR QUE LLEGABA DE ULTRAMAR. HOY SIGUEN EN ELLO, ALLÍ DONDE NACIERON, EN AGUILAR DE CAMPOO, AL NORTE DE PALENCIA, CON UNA FACTURACIÓN QUE ESTE AÑO RONDARÁ LOS 350 MILLONES DE EUROS. MÁS DE UN TERCIO VENDIDO EN EL EXTERIOR, EN 120 PAÍSES, “EL PRODUCTO, CON VIDA ÚTIL DE MÁS DE UN AÑO Y UNA LOGÍSTICA SENCILLA, LO PERMITE”.

 
“PIDO PROTECCIÓN CONTRA LOS POLÍTICOS, QUE YA QUEBRARON LAS CAJAS"
 
JUAN MARÍA AGUIRRE GONZALO, CONSEJERO DE MERLIN PROPERTIES Y SACYR
Nº 144 de 12 / 2018

“LA ACTITUD POLÍTICA PARA CONSEGUIR VOTOS ES ‘CASTIGAR A LA BANCA PARA PROTEGER A LOS CIUDADANOS’. PUES YO SOY UN DEFENSOR DEL SECTOR Y LO QUE PIDO ES PROTECCIÓN CONTRA LOS POLÍTICOS”. ASÍ DE CLARO, Y DE INDEPENDIENTE RESPECTO A LA TENDENCIA MÁS EN AUGE, SE MUESTRA JUAN MARÍA AGUIRRE GONZALO. "ELLOS FUERON LOS QUE ESTUVIERON A PUNTO DE QUEBRAR EL SECTOR POR SU NEFASTA Y DESLEAL ADMINISTRACIÓN DE LAS CAJAS DE AHORROS, CUYO SANEAMIENTO HA COSTADO TANTO DINERO".

 
“EN REINO UNIDO TENEMOS UN GOBIERNO INCOMPETENTE, INCAPAZ DE CONSTRUIR CONSENSOS EN UN PAÍS TAN DIVIDIDO”
 
AFUA HIRSCH, AUTORA DE ‘BRIT(ISH): ON RACE, IDENTITY AND BELONGING’
Nº 143 de 11 / 2018

“POR PRIMERA VEZ HAY UNA VERDADERA POSIBILIDAD DE UN SEGUNDO REFERÉNDUM PORQUE NADIE SABÍA REALMENTE POR LO QUE ESTABA VOTANDO EN EL PRIMERO. LA MAYORÍA ELIGIÓ SALIR DE LA UE, PERO NADIE SABE EN QUÉ TÉRMINOS, SI QUIEREN PERMANECER EN EL MERCADO ÚNICO, CONSEGUIR UN ACUERDO SOBRE LA UNIÓN ADUANERA O SI REALMENTE ESTÁN DISPUESTOS A ABANDONAR LA UE SIN NINGÚN ACUERDO. YA SOLO ESO JUSTIFICA DAR UNA NUEVA OPORTUNIDAD A LA GENTE”.

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715